_Destacado

Nino, en el nombre del gol

José Miguel Capel @JCapCar 12-02-2020

Más de dos décadas poniendo nombre al gol, especialmente en la categoría de plata del fútbol español. Juan Francisco Martínez Modesto son los nombres y apellidos de un virtuoso del fútbol que no lo es tanto por sus cualidades técnicas como por su capacidad para convertir en oro todo lo que toca.

Una carrera futbolística convertida en un círculo. Uno que aún no ha terminado de cerrar, aunque el último trazo cada vez parezca más cercano. Y cuando llegue ese momento, es más que probable que el último balón al que acaricie rompa a llorar lágrimas de añoranza hacia aquél que le amó eternamente.

Nino pone nombre al gol, a ese que comenzó a conocer en el Martínez Valero a nivel profesional y al que dejará huérfano el día que decida colgar las botas, cuando abandone la pasión que ha dominado su vida. El futbolista almeriense es el máximo goleador de la historia del Elche CF. Sólo le faltaba un gol para serlo en solitario, pero fiel a su grandeza, anotó un doblete en el Anxo Carro que sirvió además para igualar un 2-0 en contra cuando el partido agonizaba. 132 goles con la franjiverde que le sirven para dejar atrás a ‘Pierita’, histórico delantero del conjunto ilicitano.

La evolución de Nino le ha permitido convertirse en un icono inolvidable, no sólo para su actual club, sino prácticamente para todos por los que pasó. En Tenerife, de hecho, dejó una alargadísima sombra que jamás ha llegado a desaparecer.

Un ratón del área que ha dominado y domina todos los registros que debe poseer un killer, y que sin embargo no ha llegado a consolidarse en la élite. Como si su hábitat natural estuviera envuelto en plata. Fue ahí donde sus registros se dispararon siempre. Con el paso de los años y los atributos físicos menguando paulatinamente, Nino ha pasado de ser un especialista a convertirse en un ‘todocampista’. Partiendo ahora desde la mediapunta, por detrás de la referencia, entiende el fútbol como nadie y genera manantiales de juego para el conjunto. Y aún así, no olvida el gol. Porque está en su sangre. Suspirar por la eternidad suele ser un deseo individual, aunque en el caso de Nino todos desearíamos que fuese eterno.

Foto: @elchechoficial

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Más de dos décadas poniendo nombre al gol, especialmente en la categoría de plata del fútbol español. Juan Francisco Martínez Modesto son los nombres y apellidos de un virtuoso del fútbol que no lo es tanto por sus cualidades técnicas como por su capacidad para convertir en oro todo lo que toca.

Una carrera futbolística convertida en un círculo. Uno que aún no ha terminado de cerrar, aunque el último trazo cada vez parezca más cercano. Y cuando llegue ese momento, es más que probable que el último balón al que acaricie rompa a llorar lágrimas de añoranza hacia aquél que le amó eternamente.

Nino pone nombre al gol, a ese que comenzó a conocer en el Martínez Valero a nivel profesional y al que dejará huérfano el día que decida colgar las botas, cuando abandone la pasión que ha dominado su vida. El futbolista almeriense es el máximo goleador de la historia del Elche CF. Sólo le faltaba un gol para serlo en solitario, pero fiel a su grandeza, anotó un doblete en el Anxo Carro que sirvió además para igualar un 2-0 en contra cuando el partido agonizaba. 132 goles con la franjiverde que le sirven para dejar atrás a ‘Pierita’, histórico delantero del conjunto ilicitano.

La evolución de Nino le ha permitido convertirse en un icono inolvidable, no sólo para su actual club, sino prácticamente para todos por los que pasó. En Tenerife, de hecho, dejó una alargadísima sombra que jamás ha llegado a desaparecer.

Un ratón del área que ha dominado y domina todos los registros que debe poseer un killer, y que sin embargo no ha llegado a consolidarse en la élite. Como si su hábitat natural estuviera envuelto en plata. Fue ahí donde sus registros se dispararon siempre. Con el paso de los años y los atributos físicos menguando paulatinamente, Nino ha pasado de ser un especialista a convertirse en un ‘todocampista’. Partiendo ahora desde la mediapunta, por detrás de la referencia, entiende el fútbol como nadie y genera manantiales de juego para el conjunto. Y aún así, no olvida el gol. Porque está en su sangre. Suspirar por la eternidad suele ser un deseo individual, aunque en el caso de Nino todos desearíamos que fuese eterno.

Foto: @elchechoficial

_Destacado

Saber acabar

Xavi Vallés @xavivalles14
14-07-2020

_Alemania

El regreso a la élite

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
14-07-2020