_Tokyo 2020

Juegos Olímpicos, 106 años de Londres 1908

Borja Pardo @Borja_Pardo 02-05-2014

etiquetas:

Fernando ARRECHEA La fundación del Comité Olímpico Español del marqués de Cabriñana del Monte en 1905 fue un mero espejismo que en nada modificó el desinterés generalizado hacia el olimpismo en España. Pasaron los Juegos de Atenas 1906 y se acercaban los de Londres 1908 sin que nadie hiciera el intento de llevar a un pequeño grupo de deportistas españoles a los JJOO. La inactividad de Cabriñana le pasaría factura unos meses después de los juegos de Londres.

Aunque lo cierto es que en Londres 1908 (JJOO cuyas competiciones deportivas empezaron un 27 de abril, el domingo hizo 106 años) compitieron dos deportistas que tuvieron nacionalidad española al nacer…

Louis Segura Bretons y Antoine Costa Sevilla compitieron en 1908 con la delegación francesa. Louis Segura (en ocasiones escrito Ségura) había nacido en Sidi Bel Abbes (departamento de Orán, Argelia francesa) el 23 de julio de 1889 y fue inscrito como espagnol en su partida de nacimiento. En Londres ganó una medalla de bronce y en Estocolmo 1912 una plata. Antoine Costa nació en Orán el 23 de octubre de 1884, también compitió en 1912. En su partida de nacimiento también figura la anotación espagnol. Así mismo era de origen español el también gimnasta Robert Díaz.


Costa, Torres y Segura | Archivo

Orán y su comarca (el Oranesado) es la zona más occidental de Argelia y sus vínculos con España eran abrumadores, de hecho la ciudad es una creación española y bajo su soberanía estuvo entre 1509-1708 y de 1732-1791. En 1830 fueron los franceses quienes ocuparon Argelia, pero a raíz de esa colonización los españoles regresaron a Orán, regresaron a casa. Oleadas de hombres y mujeres, procedentes de Almería, de Murcia, de Alicante, de Baleares, inundaron todas las ciudades y pueblos de la región convirtiéndose en la absoluta mayoría de los mismos e impregnando de su forma de vida ese rincón africano.

Las autoridades coloniales francesas se vieron desbordadas e incapaces de imponer el uso de la lengua francesa (el castellano y el catalán en sus diferentes variantes eran los idiomas habituales, aunque se acabó creando una lengua franca mezcla de ambas, árabe y francés que servía para comunicarse) y todos los visitantes de la zona a finales del siglo XIX o principios del XX describen Orán como una ciudad española más. La reivindicación del Oranesado sería una constante de los gobiernos españoles desde Cánovas del Castillo (“Argelia es nuestra Alsacia-Lorena”) hasta Franco (formó parte de sus demandas a Hitler).


Certificado de inscripción de Louis Segura Bretons | Archivo

Para intentar asimilar a estos escargots “caracoles” (nombre despectivo que dieron a los españoles de Orán porque llegaban al puerto “con la casa a cuestas”) se aplicaron leyes de naturalización generosas: en 1851 una de doble ius solis, es decir que un extranjero nacido en tierra francesa cuyo padre o madre también hubiera nacido en tierra francesa, era francés y en 1889 una de ius solis simple, un extranjero nacido en tierra francesa podía escoger a los 21 años entre la nacionalidad de sus padres o la francesa. Esta política de nacionalización permitió asimilar a esos miles de españoles del Oranesado y obtener numerosos soldados, funcionarios…o deportistas de élite.

Entre los españoles de Orán y otras localidades cercanas, el deporte rey era la gimnasia, los éxitos de uno de ellos (Joseph Martínez, séptimo en París 1900) animaron a muchos otros “caracoles” a practicar este deporte y apuntarse a clubs como L´Oranaise donde llegaron a ser mayoría.

Joseph Martínez fue campeón del mundo en 1903 y otro alumno aventajado suyo, Marcos Torres Candela (olímpico en 1912 y 1920), lo fue en 1909 y 1913.

El único deportista iberoamericano en estos JJOO de Londres 1908 fue el patinador sobre hielo argentino (aunque nacido en Brasil y residente en Inglaterra) Horatio Tertuliano Torromé. El patinador británico Herbert Ramon “Henry” Yglesias era de origen español.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Fernando ARRECHEA La fundación del Comité Olímpico Español del marqués de Cabriñana del Monte en 1905 fue un mero espejismo que en nada modificó el desinterés generalizado hacia el olimpismo en España. Pasaron los Juegos de Atenas 1906 y se acercaban los de Londres 1908 sin que nadie hiciera el intento de llevar a un pequeño grupo de deportistas españoles a los JJOO. La inactividad de Cabriñana le pasaría factura unos meses después de los juegos de Londres.

Aunque lo cierto es que en Londres 1908 (JJOO cuyas competiciones deportivas empezaron un 27 de abril, el domingo hizo 106 años) compitieron dos deportistas que tuvieron nacionalidad española al nacer…

Louis Segura Bretons y Antoine Costa Sevilla compitieron en 1908 con la delegación francesa. Louis Segura (en ocasiones escrito Ségura) había nacido en Sidi Bel Abbes (departamento de Orán, Argelia francesa) el 23 de julio de 1889 y fue inscrito como espagnol en su partida de nacimiento. En Londres ganó una medalla de bronce y en Estocolmo 1912 una plata. Antoine Costa nació en Orán el 23 de octubre de 1884, también compitió en 1912. En su partida de nacimiento también figura la anotación espagnol. Así mismo era de origen español el también gimnasta Robert Díaz.


Costa, Torres y Segura | Archivo

Orán y su comarca (el Oranesado) es la zona más occidental de Argelia y sus vínculos con España eran abrumadores, de hecho la ciudad es una creación española y bajo su soberanía estuvo entre 1509-1708 y de 1732-1791. En 1830 fueron los franceses quienes ocuparon Argelia, pero a raíz de esa colonización los españoles regresaron a Orán, regresaron a casa. Oleadas de hombres y mujeres, procedentes de Almería, de Murcia, de Alicante, de Baleares, inundaron todas las ciudades y pueblos de la región convirtiéndose en la absoluta mayoría de los mismos e impregnando de su forma de vida ese rincón africano.

Las autoridades coloniales francesas se vieron desbordadas e incapaces de imponer el uso de la lengua francesa (el castellano y el catalán en sus diferentes variantes eran los idiomas habituales, aunque se acabó creando una lengua franca mezcla de ambas, árabe y francés que servía para comunicarse) y todos los visitantes de la zona a finales del siglo XIX o principios del XX describen Orán como una ciudad española más. La reivindicación del Oranesado sería una constante de los gobiernos españoles desde Cánovas del Castillo (“Argelia es nuestra Alsacia-Lorena”) hasta Franco (formó parte de sus demandas a Hitler).


Certificado de inscripción de Louis Segura Bretons | Archivo

Para intentar asimilar a estos escargots “caracoles” (nombre despectivo que dieron a los españoles de Orán porque llegaban al puerto “con la casa a cuestas”) se aplicaron leyes de naturalización generosas: en 1851 una de doble ius solis, es decir que un extranjero nacido en tierra francesa cuyo padre o madre también hubiera nacido en tierra francesa, era francés y en 1889 una de ius solis simple, un extranjero nacido en tierra francesa podía escoger a los 21 años entre la nacionalidad de sus padres o la francesa. Esta política de nacionalización permitió asimilar a esos miles de españoles del Oranesado y obtener numerosos soldados, funcionarios…o deportistas de élite.

Entre los españoles de Orán y otras localidades cercanas, el deporte rey era la gimnasia, los éxitos de uno de ellos (Joseph Martínez, séptimo en París 1900) animaron a muchos otros “caracoles” a practicar este deporte y apuntarse a clubs como L´Oranaise donde llegaron a ser mayoría.

Joseph Martínez fue campeón del mundo en 1903 y otro alumno aventajado suyo, Marcos Torres Candela (olímpico en 1912 y 1920), lo fue en 1909 y 1913.

El único deportista iberoamericano en estos JJOO de Londres 1908 fue el patinador sobre hielo argentino (aunque nacido en Brasil y residente en Inglaterra) Horatio Tertuliano Torromé. El patinador británico Herbert Ramon “Henry” Yglesias era de origen español.

etiquetas: