_Tenis

Nueva York triplica el Golden Slam

El Gloden Slam (Slam de Oro) es uno de los retos de mayor dificultad en el tenis profesional. Implica ganar los cuatro torneos del Grand Slam en la misma temporada y añadirle el oro en unos Juegos Olímpicos o Paralímpicos. Es decir, solo puede darse cada cuatro años.

Implica tener y mantener durante un año un extraordinario estado de forma en todas las condiciones y superficies, y que la temporada coincida con año Olímpico o Paralímpico.

Por ello, en la historia del tenis, la lista de campeones o campeonas del Golden Slam, tenía un único nombre: la alemana Steffi Graf en el año 1988. Melbourne, París, Londres, Nueva York y Seúl. Hasta ahora era, literalmente, un logro único. Nadie más, en ninguna modalidad podía presumir de ello.

Y en Flushing Meadows 2021, la privilegiada lista de ganadores del Golden Slam se ha triplicado. Diede de Groot (Países Bajos, 1996) en la modalidad de tenis en silla de ruedas femenino individual y Dylan Alcott (Australia, 1990) en silla de ruedas quad masculino individual han sido los nombres protagonistas del segundo y el tercer Golden Slam confirmados de la historia del tenis.

Los dos, como detalle, lo han conseguido en la primera oportunidad disponible en sus respectivas modalidades. El tenis en silla y tenis en quad se han incorporado progresivamente a los cuatro Grand Slams desde principios del siglo XXI. Este año 2021 ha sido el primer año Paralímpico donde se han jugado los cuatro Grand Slam en silla y quad.

Cronológicamente, la primera en añadirse a la lista fue la neerlandesa Diede de Groot. La carrera comenzó en Melbourne donde cedió dos sets en tres partidos. En la final ante la segunda tenista de la clasificación, Yui Kamiji, necesitó el desempate del tercer set.

En París el camino fue más sencillo: tres victorias en dos sets, la final de nuevo ante Kamiji y doblete por segunda vez en su carrera. En Londres la ruta fue similar en cuanto a resultados a la de París, aunque con rivales diferentes y cediendo cinco juegos más (14). La única final que no ha sido ante Kamiji. Ya era un récord. Nadie, nunca, en silla individual femenino había ganado los tres primeros Majors (Wimbledon es el quinto año que lo organiza).

Turno para Tokio. El lugar que daba sentido a todo lo demás. Y, por primera vez, organizado en un año con los cuatro Grand Slams en disputa. La neerlandesa, primera favorita, llegó hasta las semifinales sin problemas, cediendo solo ocho juegos en tres partidos. En semifinales superó a la británica Whiley para citarse por tercera vez con Yui Kamiji en la final, a la que superó en dos mangas. Oro paralímpico (ocho de ocho para Países Bajos en silla femenina).

De Tokio a Nueva York sin solución de continuidad (nueve días de diferencia entre las dos finales). En Flushing Meadows, las tres estaciones hacia el título han sido las más asequibles de todo el año: sin ceder un set y perdiendo ocho juegos. Un balance perfecto de 14-0 para el primer Golden Slam del tenis en silla.

Imagen: US Open

Tras la final entre De Groot y Kamiji en la pista Louis Armstrong, llegó el turno del segundo intento de asalto al Golden Slam. Turno para el australiano Dylan Alcott. Lo que concluyó el domingo 12 de septiembre había empezado mucho antes: en febrero y en casa, en Melbourne.

Por séptima temporada consecutiva, Dylan conquistó el título en Melbourne Park. Siete de 14 para él. Estratosférico. Turno de París. Tercera edición del cuadro quad en la tierra francesa y tercer título de Dylan. Además, tercer año consecutivo de doblete Melbourne-París.

Wimbledon, tras la cancelación de 2020, ha celebrado el cuadro de quad por segunda temporada en su historia. Repitiendo los rivales de París y casi los resultados, Alcott revalidaba el triplete. Lo ha ganado las dos veces que se ha disputado.

La siguiente parada era el bonus extra: Tokio. Cuatro partidos al oro. En semifinales perdió el primer set de esta carrera particular. El partido por el oro enfrentó a los dos mejores tenistas: Alcott frente a Schröder. Un 7-6 6-1 para el segundo oro paralímpico para Alcott y, ahora, con la opción de ganar los cuatro Grand Slam.

El cuatro de septiembre Dylan Alcott se alzaba con el doblete paralímpico. Ocho días después, el 12 de septiembre, el australiano disputaba la final en Nueva York. A tres partidos de la historia. No cedió un set y solo en la final necesitó un 7-5 en la primera manga. Cerró el círculo dorado: un balance 14-0 con un solo set perdido para entrar en el club del Golden Slam.

Imagen: US Open

Un club que, desde ahora, tiene tres integrantes: la alemana Steffi Graf desde 1988 en el cuadro femenino individual, la neerlandesa Diede de Groot desde 2021 en el cuadro de silla femenino individual y el australiano Dylan Alcott desde 2021 en el cuadro silla quad masculino individual.

Imagen de cabecera: Dylan Alcott (@DylanAlcott)

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El Gloden Slam (Slam de Oro) es uno de los retos de mayor dificultad en el tenis profesional. Implica ganar los cuatro torneos del Grand Slam en la misma temporada y añadirle el oro en unos Juegos Olímpicos o Paralímpicos. Es decir, solo puede darse cada cuatro años.

Implica tener y mantener durante un año un extraordinario estado de forma en todas las condiciones y superficies, y que la temporada coincida con año Olímpico o Paralímpico.

Por ello, en la historia del tenis, la lista de campeones o campeonas del Golden Slam, tenía un único nombre: la alemana Steffi Graf en el año 1988. Melbourne, París, Londres, Nueva York y Seúl. Hasta ahora era, literalmente, un logro único. Nadie más, en ninguna modalidad podía presumir de ello.

Y en Flushing Meadows 2021, la privilegiada lista de ganadores del Golden Slam se ha triplicado. Diede de Groot (Países Bajos, 1996) en la modalidad de tenis en silla de ruedas femenino individual y Dylan Alcott (Australia, 1990) en silla de ruedas quad masculino individual han sido los nombres protagonistas del segundo y el tercer Golden Slam confirmados de la historia del tenis.

Los dos, como detalle, lo han conseguido en la primera oportunidad disponible en sus respectivas modalidades. El tenis en silla y tenis en quad se han incorporado progresivamente a los cuatro Grand Slams desde principios del siglo XXI. Este año 2021 ha sido el primer año Paralímpico donde se han jugado los cuatro Grand Slam en silla y quad.

Cronológicamente, la primera en añadirse a la lista fue la neerlandesa Diede de Groot. La carrera comenzó en Melbourne donde cedió dos sets en tres partidos. En la final ante la segunda tenista de la clasificación, Yui Kamiji, necesitó el desempate del tercer set.

En París el camino fue más sencillo: tres victorias en dos sets, la final de nuevo ante Kamiji y doblete por segunda vez en su carrera. En Londres la ruta fue similar en cuanto a resultados a la de París, aunque con rivales diferentes y cediendo cinco juegos más (14). La única final que no ha sido ante Kamiji. Ya era un récord. Nadie, nunca, en silla individual femenino había ganado los tres primeros Majors (Wimbledon es el quinto año que lo organiza).

Turno para Tokio. El lugar que daba sentido a todo lo demás. Y, por primera vez, organizado en un año con los cuatro Grand Slams en disputa. La neerlandesa, primera favorita, llegó hasta las semifinales sin problemas, cediendo solo ocho juegos en tres partidos. En semifinales superó a la británica Whiley para citarse por tercera vez con Yui Kamiji en la final, a la que superó en dos mangas. Oro paralímpico (ocho de ocho para Países Bajos en silla femenina).

De Tokio a Nueva York sin solución de continuidad (nueve días de diferencia entre las dos finales). En Flushing Meadows, las tres estaciones hacia el título han sido las más asequibles de todo el año: sin ceder un set y perdiendo ocho juegos. Un balance perfecto de 14-0 para el primer Golden Slam del tenis en silla.

Imagen: US Open

Tras la final entre De Groot y Kamiji en la pista Louis Armstrong, llegó el turno del segundo intento de asalto al Golden Slam. Turno para el australiano Dylan Alcott. Lo que concluyó el domingo 12 de septiembre había empezado mucho antes: en febrero y en casa, en Melbourne.

Por séptima temporada consecutiva, Dylan conquistó el título en Melbourne Park. Siete de 14 para él. Estratosférico. Turno de París. Tercera edición del cuadro quad en la tierra francesa y tercer título de Dylan. Además, tercer año consecutivo de doblete Melbourne-París.

Wimbledon, tras la cancelación de 2020, ha celebrado el cuadro de quad por segunda temporada en su historia. Repitiendo los rivales de París y casi los resultados, Alcott revalidaba el triplete. Lo ha ganado las dos veces que se ha disputado.

La siguiente parada era el bonus extra: Tokio. Cuatro partidos al oro. En semifinales perdió el primer set de esta carrera particular. El partido por el oro enfrentó a los dos mejores tenistas: Alcott frente a Schröder. Un 7-6 6-1 para el segundo oro paralímpico para Alcott y, ahora, con la opción de ganar los cuatro Grand Slam.

El cuatro de septiembre Dylan Alcott se alzaba con el doblete paralímpico. Ocho días después, el 12 de septiembre, el australiano disputaba la final en Nueva York. A tres partidos de la historia. No cedió un set y solo en la final necesitó un 7-5 en la primera manga. Cerró el círculo dorado: un balance 14-0 con un solo set perdido para entrar en el club del Golden Slam.

Imagen: US Open

Un club que, desde ahora, tiene tres integrantes: la alemana Steffi Graf desde 1988 en el cuadro femenino individual, la neerlandesa Diede de Groot desde 2021 en el cuadro de silla femenino individual y el australiano Dylan Alcott desde 2021 en el cuadro silla quad masculino individual.

Imagen de cabecera: Dylan Alcott (@DylanAlcott)