_Selección

Amarilla es

David Orenes @david_lrl 18-11-2019

En una Selección de constantes cambios, donde la búsqueda de una identidad que nos guíe en la Eurocopa apunta a ser larga, Robert Moreno ha decidido en las dos últimas convocatorias contar con un grupo de jugadores atípicos que quizá con otro en su lugar nunca habrían vestido la camiseta de ‘La Roja’, o no al menos en este momento.

Es el caso de Dani Olmo, un joven que se gana la vida en Croacia, cuya liga ocupa el 18º lugar entre los coeficientes UEFA, por detrás de países como Escocia, Chipre, Austria o República Checa. Pero sobre todo es el caso del club que más futbolistas aporta, con diferencia, a las listas del técnico catalán, bastante por encima de Real Madrid (2) y Barcelona (1). Se trata nada menos que del Villarreal.

Vive el Submarino una situación parecida a la de España. En fase de encontrarse a sí mismo tras rozar lo que habría sido un sorprendente descenso, el cuadro de Javi Calleja ha mejorado una barbaridad su rendimiento respecto a la pasada temporada -algo que no era difícil-, pero tampoco se encuentra entre los mejores de la Liga. El Villarreal es undécimo, a seis puntos de puestos de Liga de Campeones, ha sumado solo uno de los últimos nueve y su defensa es la quinta que más encaja del campeonato.

Este último dato es el que más contradice a Robert Moreno, que cuenta en la lista con los dos centrales titulares del conjunto groguet: Raúl Albiol, campeón de Europa en 2008 y curtido en mil batallas y Pau Torres, que se está desmarcando como uno de los zagueros del futuro en un inicio de temporada muy revelador. Que la defensa de uno de los equipos más goleados de la Liga sea internacional habla muy claro sobre el mayor déficit de esta Selección. La retirada de Piqué ha dejado a Sergio Ramos sin un acompañante de garantías y de momento ninguno de los candidatos ha tomado la delantera de cara a la Eurocopa. 

Si bien Albiol ha sido titular en los tres últimos partidos, la lista de jugadores utilizados empieza a ser larga: Mario Hermoso, Íñigo Martínez, Diego Llorente, Nacho… y ahora Pau Torres, que llegó y besó el santo con un gol al minuto de pisar el terreno de juego. El joven zaguero, natural de Villarreal y toda la vida en el club amarillo salvo su cesión en Málaga el pasado curso, ocupa ahora mismo un lugar privilegiado en la Selección, dejando para el olvido la remesa de centrales que hace poco estaban llamados a ‘jubilar’ a Ramos y compañía (Vallejo y Jorge Meré como más destacados). Y si Pau tiene su juventud como mayor baza, la de Albiol es la experiencia, importantísima en una plantilla en constante renovación. Sus seis años en Serie A son un máster que ningún defensa español en activo puede igualar. En los últimos partidos ha sorprendido por su solvencia y también su liderazgo, con o sin Ramos en el campo. Si bien no compartieron centro de la zaga en el Real Madrid -el año que más jugó el valenciano fue junto a Pepe con Sergio de lateral derecho-, la complicidad es evidente tras varios años juntos. Suplente de Puyol y Marchena en la Euro 2008… ¿logrará la titularidad en la de 2020?

Puede haber alguna duda con los dos centrales, pero con los otros dos integrantes amarillos no queda más que aplaudir. Sobre todo con Santi Cazorla, que vive una segunda juventud y ha pasado de “casi dejar de andar” a ser internacional y estar en serias condiciones de ser titular con España en la próxima Eurocopa. Todos coinciden: el menudo futbolista asturiano brilla con luz propia y hace mejores a sus compañeros tanto en el Villarreal como en ‘La Roja, donde poco a poco se convierte en un pilar fundamental. Y el próximo mes cumple 35, oigan. Los dos años de tortura que pasó en el dique seco y saltando de operación en operación trata de olvidarlos a base de fútbol de muchos quilates. Y el espectador, aficionado o rival, lo reconoce con una ovación en cada partido.

El otro es Gerard Moreno. Se pedía a gritos su llamada a la Selección en el Espanyol, donde se convirtió en poco tiempo en jugador franquicia. La llamada nunca llegó con Lopetegui y su vuelta al Villarreal no pudo ser más negativa. Sin embargo, en este primer tramo de campaña no solo le ha dado la vuelta: con ocho goles es el segundo máximo goleador de la Liga y ha sido titular en los dos últimos partidos de la Selección. Ante Malta hizo un gol y dio otros dos, reivindicándose en otra lucha, la del ‘9’, más ganable que nunca: solo Morata, que ha marcado en siete partidos consecutivos, puede hacerle sombra.

El Villarreal, un equipo de ciudad pequeña pero con corazón de gigante, no atraviesa el mejor momento de su historia -ha sido semifinalista de Champions y subcampeón de Liga, por ejemplo-, pero sus jugadores, como Marcos Senna o Joan Capdevila en su momento, pueden seguir dejando huella y logrando éxitos que antes parecían inalcanzables. A dejar el pabellón bien alto.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En una Selección de constantes cambios, donde la búsqueda de una identidad que nos guíe en la Eurocopa apunta a ser larga, Robert Moreno ha decidido en las dos últimas convocatorias contar con un grupo de jugadores atípicos que quizá con otro en su lugar nunca habrían vestido la camiseta de ‘La Roja’, o no al menos en este momento.

Es el caso de Dani Olmo, un joven que se gana la vida en Croacia, cuya liga ocupa el 18º lugar entre los coeficientes UEFA, por detrás de países como Escocia, Chipre, Austria o República Checa. Pero sobre todo es el caso del club que más futbolistas aporta, con diferencia, a las listas del técnico catalán, bastante por encima de Real Madrid (2) y Barcelona (1). Se trata nada menos que del Villarreal.

Vive el Submarino una situación parecida a la de España. En fase de encontrarse a sí mismo tras rozar lo que habría sido un sorprendente descenso, el cuadro de Javi Calleja ha mejorado una barbaridad su rendimiento respecto a la pasada temporada -algo que no era difícil-, pero tampoco se encuentra entre los mejores de la Liga. El Villarreal es undécimo, a seis puntos de puestos de Liga de Campeones, ha sumado solo uno de los últimos nueve y su defensa es la quinta que más encaja del campeonato.

Este último dato es el que más contradice a Robert Moreno, que cuenta en la lista con los dos centrales titulares del conjunto groguet: Raúl Albiol, campeón de Europa en 2008 y curtido en mil batallas y Pau Torres, que se está desmarcando como uno de los zagueros del futuro en un inicio de temporada muy revelador. Que la defensa de uno de los equipos más goleados de la Liga sea internacional habla muy claro sobre el mayor déficit de esta Selección. La retirada de Piqué ha dejado a Sergio Ramos sin un acompañante de garantías y de momento ninguno de los candidatos ha tomado la delantera de cara a la Eurocopa. 

Si bien Albiol ha sido titular en los tres últimos partidos, la lista de jugadores utilizados empieza a ser larga: Mario Hermoso, Íñigo Martínez, Diego Llorente, Nacho… y ahora Pau Torres, que llegó y besó el santo con un gol al minuto de pisar el terreno de juego. El joven zaguero, natural de Villarreal y toda la vida en el club amarillo salvo su cesión en Málaga el pasado curso, ocupa ahora mismo un lugar privilegiado en la Selección, dejando para el olvido la remesa de centrales que hace poco estaban llamados a ‘jubilar’ a Ramos y compañía (Vallejo y Jorge Meré como más destacados). Y si Pau tiene su juventud como mayor baza, la de Albiol es la experiencia, importantísima en una plantilla en constante renovación. Sus seis años en Serie A son un máster que ningún defensa español en activo puede igualar. En los últimos partidos ha sorprendido por su solvencia y también su liderazgo, con o sin Ramos en el campo. Si bien no compartieron centro de la zaga en el Real Madrid -el año que más jugó el valenciano fue junto a Pepe con Sergio de lateral derecho-, la complicidad es evidente tras varios años juntos. Suplente de Puyol y Marchena en la Euro 2008… ¿logrará la titularidad en la de 2020?

Puede haber alguna duda con los dos centrales, pero con los otros dos integrantes amarillos no queda más que aplaudir. Sobre todo con Santi Cazorla, que vive una segunda juventud y ha pasado de “casi dejar de andar” a ser internacional y estar en serias condiciones de ser titular con España en la próxima Eurocopa. Todos coinciden: el menudo futbolista asturiano brilla con luz propia y hace mejores a sus compañeros tanto en el Villarreal como en ‘La Roja, donde poco a poco se convierte en un pilar fundamental. Y el próximo mes cumple 35, oigan. Los dos años de tortura que pasó en el dique seco y saltando de operación en operación trata de olvidarlos a base de fútbol de muchos quilates. Y el espectador, aficionado o rival, lo reconoce con una ovación en cada partido.

El otro es Gerard Moreno. Se pedía a gritos su llamada a la Selección en el Espanyol, donde se convirtió en poco tiempo en jugador franquicia. La llamada nunca llegó con Lopetegui y su vuelta al Villarreal no pudo ser más negativa. Sin embargo, en este primer tramo de campaña no solo le ha dado la vuelta: con ocho goles es el segundo máximo goleador de la Liga y ha sido titular en los dos últimos partidos de la Selección. Ante Malta hizo un gol y dio otros dos, reivindicándose en otra lucha, la del ‘9’, más ganable que nunca: solo Morata, que ha marcado en siete partidos consecutivos, puede hacerle sombra.

El Villarreal, un equipo de ciudad pequeña pero con corazón de gigante, no atraviesa el mejor momento de su historia -ha sido semifinalista de Champions y subcampeón de Liga, por ejemplo-, pero sus jugadores, como Marcos Senna o Joan Capdevila en su momento, pueden seguir dejando huella y logrando éxitos que antes parecían inalcanzables. A dejar el pabellón bien alto.

_Selección

Amarilla es

David Orenes @david_lrl
18-11-2019

_Selección

Un as bajo la manga

Joel Sierra @_JoeLSierra_
18-11-2019