_Tokyo 2020

Tenis y Tokio: criterios para una medalla en los Juegos Olímpicos

Gonzalo de Melo @gonzalodemelo 14-05-2021

Tenis y Juegos Olímpicos. Los hemos vivido sobre tierra batida (poco habitual), hierba (algo extraordinario) y sobre pista rápida, la superficie sobre la que se juegan más torneos de los circuitos ATP y WTA. A eso se le suma un escenario de pandemia, único e incierto, y una última posibilidad de medalla para la mejor generación tenística de la historia.

Cuentas pendientes de Djokovic y Federer, que jamás han ganado un oro individual en una cita olímpica. Rafa sí lo hizo; tanto en individuales como en dobles. Roger en dobles, y Djokovic no ha disputado tan siquiera una final olímpica, con un bronce en Beijing 2008 que seguro le sabe a poco. Tokio es, sin duda, el escenario ideal para el serbio: pista rápida y condiciones muy similares a su Open de Australia. Quizás sea su última bala.

¿Y los criterios? ¿Qué deben hacer los tenistas para poder disputar unos Juegos Olímpicos? El día clave será justo de aquí a un mes: el 14 de Junio se otorgarán las plazas olímpicas a los 56 primeros clasificados de los rankings ATP y WTA. Parece matemático, pero no lo es.

El Comité Olímpico Internacional reserva a su vez ocho plazas continentales para los tenistas que han conseguido medallas en competiciones regionales, como los Juegos Panamericanos, los Juegos Asiáticos o los Juegos Africanos. No solo eso: los finalistas de estas competiciones (tanto el oro como la plata de esos Juegos) deberán además estar como mínimo en el Top 300 cuando las listas se cierren.

A eso se le suma que Japón como país organizador se reserva el derecho de una wild card olímpica local y que el COI puede invitar a un ex campeón olímpico. En este sentido, Andy Murray, campeón en Londres 2012 ante Federer, se perfila claramente como el invitado especial.

La pregunta clave es el número máximo de tenistas que puede llevar un país. El máximo fijado es de 4. Un bendito problema para países como España, Italia, Francia o Estados Unidos, que se verán obligados a elegir al tener a varios tenistas dentro del corte fijado por el COI. España tiene, por ejemplo, a 5 tenistas. Y ahí quedan fuera Feliciano López, Verdasco o Pablo Andújar. De hecho, España tiene a 11 tenistas dentro del top 100. Una auténtica barbaridad. Solo Francia iguala a España, y le siguen Estados Unidos, con 10, e Italia con 9 entre las 100 mejores raquetas de ATP.

Abriendo la carpeta de los que no quieren venir, sorprende la posible ausencia de Dominic Thiem, campeón en el US OPEN 2020 y con muchísimos problemas físicos y mentales desde finales de 2020, y las ya confirmadas de Dimitrov o Isner, que han optado por disputar un ATP 250 en Los Cabos.

Pero ninguno de ellos, ni tan siquiera el triunvirato de los Federer, Nadal y Djokovic, ha conseguido el hito alcanzado por André Agassi: ganar el oro olímpico, los 4 Grand Slams y la Copa de Maestros. El Career Super Slam es, de momento, propiedad en exclusiva de Agassi. Solo lo podrían igualar Federer o Djokovic, ya que Rafa sigue teniendo la cuenta pendiente de la Copa de Maestros.

Las respuestas las tendremos la última semana de Julio. Quién juega, quién gana y quién querrá compartir el trono con Agassi. Si es que no aparece la Mónica Puig de turno.

Imagen de cabecera: ImagoImages

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Tenis y Juegos Olímpicos. Los hemos vivido sobre tierra batida (poco habitual), hierba (algo extraordinario) y sobre pista rápida, la superficie sobre la que se juegan más torneos de los circuitos ATP y WTA. A eso se le suma un escenario de pandemia, único e incierto, y una última posibilidad de medalla para la mejor generación tenística de la historia.

Cuentas pendientes de Djokovic y Federer, que jamás han ganado un oro individual en una cita olímpica. Rafa sí lo hizo; tanto en individuales como en dobles. Roger en dobles, y Djokovic no ha disputado tan siquiera una final olímpica, con un bronce en Beijing 2008 que seguro le sabe a poco. Tokio es, sin duda, el escenario ideal para el serbio: pista rápida y condiciones muy similares a su Open de Australia. Quizás sea su última bala.

¿Y los criterios? ¿Qué deben hacer los tenistas para poder disputar unos Juegos Olímpicos? El día clave será justo de aquí a un mes: el 14 de Junio se otorgarán las plazas olímpicas a los 56 primeros clasificados de los rankings ATP y WTA. Parece matemático, pero no lo es.

El Comité Olímpico Internacional reserva a su vez ocho plazas continentales para los tenistas que han conseguido medallas en competiciones regionales, como los Juegos Panamericanos, los Juegos Asiáticos o los Juegos Africanos. No solo eso: los finalistas de estas competiciones (tanto el oro como la plata de esos Juegos) deberán además estar como mínimo en el Top 300 cuando las listas se cierren.

A eso se le suma que Japón como país organizador se reserva el derecho de una wild card olímpica local y que el COI puede invitar a un ex campeón olímpico. En este sentido, Andy Murray, campeón en Londres 2012 ante Federer, se perfila claramente como el invitado especial.

La pregunta clave es el número máximo de tenistas que puede llevar un país. El máximo fijado es de 4. Un bendito problema para países como España, Italia, Francia o Estados Unidos, que se verán obligados a elegir al tener a varios tenistas dentro del corte fijado por el COI. España tiene, por ejemplo, a 5 tenistas. Y ahí quedan fuera Feliciano López, Verdasco o Pablo Andújar. De hecho, España tiene a 11 tenistas dentro del top 100. Una auténtica barbaridad. Solo Francia iguala a España, y le siguen Estados Unidos, con 10, e Italia con 9 entre las 100 mejores raquetas de ATP.

Abriendo la carpeta de los que no quieren venir, sorprende la posible ausencia de Dominic Thiem, campeón en el US OPEN 2020 y con muchísimos problemas físicos y mentales desde finales de 2020, y las ya confirmadas de Dimitrov o Isner, que han optado por disputar un ATP 250 en Los Cabos.

Pero ninguno de ellos, ni tan siquiera el triunvirato de los Federer, Nadal y Djokovic, ha conseguido el hito alcanzado por André Agassi: ganar el oro olímpico, los 4 Grand Slams y la Copa de Maestros. El Career Super Slam es, de momento, propiedad en exclusiva de Agassi. Solo lo podrían igualar Federer o Djokovic, ya que Rafa sigue teniendo la cuenta pendiente de la Copa de Maestros.

Las respuestas las tendremos la última semana de Julio. Quién juega, quién gana y quién querrá compartir el trono con Agassi. Si es que no aparece la Mónica Puig de turno.

Imagen de cabecera: ImagoImages