_Destacado

Reina pionera

David Orenes @david_lrl 13-02-2020

etiquetas:

Copa de la Reina

La Copa que mola, la que todos alabamos ahora tras desembocar en unas semifinales inéditas, sin los cuatro equipos Champions y con un recién ascendido a Segunda, ha seguido el camino trazado por su homónima en el sector femenino. No se olviden: los experimentos fueron primero con las chicas, iniciando una Copa de la Reina con todos los partidos a eliminatoria única la pasada temporada dejando emoción y goles a raudales.

Sin embargo, tras ver los resultados en la actual Copa del Rey, con equipos modestos llegando lejos y rozando la épica contra gigantes, uno echa en falta más participación al otro lado, donde los 16 equipos de la Primera Iberdrola luchan por la corona. El campeón lo es tras ganar cuatro partidos. Athletic, Granada, Real Sociedad y Mirandés jugarán el doble (8) si quieren aspirar al trofeo.

¿Que todavía es pronto para meter equipos modestos de Segunda División en la Copa de la Reina? Según se mire. Si el Barça puede golear al vigente campeón de Copa por 1-10, ¿qué podría hacerle al Peluquería Mixta Friol? Ese puede ser el temor. Por otro lado, si hay cierta competitividad en la Primera B, como mínimo a los mejores del Grupo Norte y Sur se les debería dar una oportunidad, ¿no? Esta temporada nadie podía imaginar que el Deportivo, en su primer año en la máxima categoría, fuera a deslumbrar como lo está haciendo. Ojo a Éibar, Osasuna, Alavés, Granada o Villarreal porque cada vez tienen más que ofrecer.

Por lo demás, los octavos de final nos han dejado, como el curso pasado, resultados históricos y grandes sorpresas. Hablábamos del recién ascendido Deportivo, pues bien: le endosó un espectacular 7-2 al Valencia, que sigue sin encontrar rumbo (un día después presentó nuevo entrenador). Peke, una de las máximas goleadoras de la Primera Iberdrola, firmó cuatro de los siete tantos. Otra goleada sorprendente fue la del Sevilla, que ya eliminó al Levante la pasada campaña en la tanda de penaltis para meterse en semifinales. Esta vez, con las granotas luchando en serio por la segunda plaza y a priori con una estructura más sólida, encajaron un 3-0 antes de que se cumpliera la hora de partido.

El Athletic también goleó, pero lo hizo en la prórroga tras 90 minutos muy igualados frente al UDG Tenerife. Además, abrió el marcador desde el punto de penalti en una falta señalada fuera del área (un clásico esta temporada). Al injusto golpe del 1-0 le siguieron dos más en el 116’ y el 120’, evitando la tanda. Sí llegaron a los penaltis en dos de los partidos del miércoles, con dos equipos luchando por la permanencia en la Liga eliminando a los dos finalistas de la pasada edición. Atlético y Real Sociedad no aprovecharon sus ocasiones y se fueron a casa tras el punto fatídico. Sin palabras, menos todavía para un equipo rojiblanco que ha perdido tres títulos en menos de un mes.

Los únicos favoritos que no pasaron apuros fueron el Barça, que ganó con facilidad al Sporting de Huelva (0-4) y el EDF Logroño, que despachó en siete minutos al colista Espanyol con doblete de Carolina Marín. Esta Copa de la Reina, pionera y ejemplo a seguir un año después por la del Rey, le faltan dos cosas para ser un torneo que enganche para siempre: lo primero, más equipos, por modestos que sean. Lo segundo, que se acabe esa sensación de que absolutamente nadie puede ganar al todopoderoso Barça de Lluís Cortés. Ambos factores implican trabajo duro para que el fútbol femenino español siga creciendo en competitividad. Lo esperamos con ansia.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La Copa que mola, la que todos alabamos ahora tras desembocar en unas semifinales inéditas, sin los cuatro equipos Champions y con un recién ascendido a Segunda, ha seguido el camino trazado por su homónima en el sector femenino. No se olviden: los experimentos fueron primero con las chicas, iniciando una Copa de la Reina con todos los partidos a eliminatoria única la pasada temporada dejando emoción y goles a raudales.

Sin embargo, tras ver los resultados en la actual Copa del Rey, con equipos modestos llegando lejos y rozando la épica contra gigantes, uno echa en falta más participación al otro lado, donde los 16 equipos de la Primera Iberdrola luchan por la corona. El campeón lo es tras ganar cuatro partidos. Athletic, Granada, Real Sociedad y Mirandés jugarán el doble (8) si quieren aspirar al trofeo.

¿Que todavía es pronto para meter equipos modestos de Segunda División en la Copa de la Reina? Según se mire. Si el Barça puede golear al vigente campeón de Copa por 1-10, ¿qué podría hacerle al Peluquería Mixta Friol? Ese puede ser el temor. Por otro lado, si hay cierta competitividad en la Primera B, como mínimo a los mejores del Grupo Norte y Sur se les debería dar una oportunidad, ¿no? Esta temporada nadie podía imaginar que el Deportivo, en su primer año en la máxima categoría, fuera a deslumbrar como lo está haciendo. Ojo a Éibar, Osasuna, Alavés, Granada o Villarreal porque cada vez tienen más que ofrecer.

Por lo demás, los octavos de final nos han dejado, como el curso pasado, resultados históricos y grandes sorpresas. Hablábamos del recién ascendido Deportivo, pues bien: le endosó un espectacular 7-2 al Valencia, que sigue sin encontrar rumbo (un día después presentó nuevo entrenador). Peke, una de las máximas goleadoras de la Primera Iberdrola, firmó cuatro de los siete tantos. Otra goleada sorprendente fue la del Sevilla, que ya eliminó al Levante la pasada campaña en la tanda de penaltis para meterse en semifinales. Esta vez, con las granotas luchando en serio por la segunda plaza y a priori con una estructura más sólida, encajaron un 3-0 antes de que se cumpliera la hora de partido.

El Athletic también goleó, pero lo hizo en la prórroga tras 90 minutos muy igualados frente al UDG Tenerife. Además, abrió el marcador desde el punto de penalti en una falta señalada fuera del área (un clásico esta temporada). Al injusto golpe del 1-0 le siguieron dos más en el 116’ y el 120’, evitando la tanda. Sí llegaron a los penaltis en dos de los partidos del miércoles, con dos equipos luchando por la permanencia en la Liga eliminando a los dos finalistas de la pasada edición. Atlético y Real Sociedad no aprovecharon sus ocasiones y se fueron a casa tras el punto fatídico. Sin palabras, menos todavía para un equipo rojiblanco que ha perdido tres títulos en menos de un mes.

Los únicos favoritos que no pasaron apuros fueron el Barça, que ganó con facilidad al Sporting de Huelva (0-4) y el EDF Logroño, que despachó en siete minutos al colista Espanyol con doblete de Carolina Marín. Esta Copa de la Reina, pionera y ejemplo a seguir un año después por la del Rey, le faltan dos cosas para ser un torneo que enganche para siempre: lo primero, más equipos, por modestos que sean. Lo segundo, que se acabe esa sensación de que absolutamente nadie puede ganar al todopoderoso Barça de Lluís Cortés. Ambos factores implican trabajo duro para que el fútbol femenino español siga creciendo en competitividad. Lo esperamos con ansia.

etiquetas:

Copa de la Reina

_Destacado

Preparación para la acción

Abraham Marqués @F1abr
17-02-2020

_Destacado

Adaptación

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
14-02-2020