_Fórmula 1

Parc Fermé: GP Silverstone

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 16-07-2019

etiquetas:

La Fórmula 1 celebró uno de sus Grandes Premios que siempre ha estado en el calendario: Gran Bretaña. La carrera fue un verdadero espectáculo y los aficionados pudieron vibrar con ella de principio a fin. Estas son las cinco reflexiones que nos deja el fin de semana.

Verstappen y Leclerc siguen con su lucha

Lo ocurrido en el Gran Premio de Austria solo fue la previa de la batalla entre ambos. Lucharon sin cesar durante la primera mitad de la carrera en Silverstone, ofreciendo un espectáculo de los que crean afición. Ver a dos monoplazas de dos equipos diferentes, con dos pilotos muy jóvenes y a la vez muy maduros, es una de las cosas que necesita la actual Fórmula 1. El recuerdo de Verstappen sacando de la pista a Leclerc en el Red Bull Ring estuvo muy presente e hizo que ambos pilotos se llevaran al límite, siempre respetándose. En esta ocasión, el piloto de Red Bull buscaba cualquier hueco para adelantar al de Ferrari. No pudo completar el adelantamiento en ninguno de ellos. Su lucha llegó hasta los boxes. Pararon en la misma vuelta y Red Bull le ganó la partida a Ferrari, haciendo que Max saliera por delante. El holandés cometió un error en los primeros metros y volvió a perder su posición. Finalmente, el Safety Car y la mejor lectura de carrera del equipo austriaco con la estrategia hicieron que Verstappen le ganara la posición a Leclerc. Ojalá haya más luchas entre ambos este año. El respeto siempre estuvo presente y, sin duda, tuvieron una batalla que será recordada como uno de los momentos de la temporada.

Vettel necesita encontrarse

El piloto de Ferrari parece que no estuvo presente en el Gran Premio. No encontró rendimiento en clasificación y en carrera cometió un error de los que se recuerdan durante mucho tiempo. Comenzó el domingo desde la sexta posición y el Safety Car le hizo pasar de quinto a tercero. Empezaba a soñar con el podio, pero Max Verstappen tenía mucho más ritmo que él y le pasó casi en la primera ocasión que tuvo. Lo que nadie se esperaba es que Sebastian intentara recuperar la posición como lo hizo. No se despegó del holandés y se lo llevó puesto en la siguiente curva en un accidente que recuerda mucho a Bakú 2018, pero en el que el piloto de Red Bull no tuvo ninguna culpa. Los dos se fueron a la grava y, a pesar de lo impactante que fue el golpe, pudieron seguir en carrera. Vettel apunta un palito más a su cuenta de errores y ya van muchos. El alemán necesita reencontrarse, por su bien y por el de la propia Fórmula 1. Está mostrando un rendimiento muy por debajo del que debe tener un tetracampeón del mundo. 

Mercedes vuelve a ganar

Llevan 9 de 10 victorias en lo que llevamos de temporada. El dominio mostrado en Silverstone demuestra que lo visto en Austria fue un espejismo. Lograron un doblete muy merecido porque fueron los más rápidos en los momentos claves. En carrera, no tuvieron rival. Tienen sentenciado el mundial de constructores en el ecuador de la temporada, ya que aventajan en 164 puntos a Ferrari. El título de pilotos será para Hamilton o Bottas. Sería bonito ver en la Fórmula 1 una lucha más reñida por los títulos, pero se merecen esta ventaja que tienen por su buen trabajo tanto en la fábrica como en la pista.

Sainz se consolida

No fue su mejor fin de semana, pero volvió a conseguir un resultado mejor que el que le corresponde a su MCL34. En clasificación estuvo algo perdido y no pudo pasar a Q3, como sí lo hizo su compañero de equipo. Volvió a realizar una estupenda salida, ganando dos posiciones en los primeros metros y comenzó su escalada hacia los puntos. La estrategia de esperar en pista le vino estupenda, ya que pudo aprovechar el Safety Car para cambiar gomas y perder menos tiempo que sus rivales, los cuales ya habían pasado por boxes. Esto colocó a Carlos séptimo, el puesto conocido como “el mejor del resto”. El accidente entre Verstappen y Vettel le hizo ganar otra posición, por lo que pudo cruzar la meta 6º. Es el tercer sexto puesto en cinco carreras, lo cual le consolida como séptimo en la tabla de pilotos. El español está completando un muy buen año.

Guía para dar emoción a las carreras

La carrera fue de las mejores que se han visto en los últimos años. Hubo lucha por el liderato en las primeras vueltas, batallas cuerpo a cuerpo entre pilotos durante muchas vueltas, Safety Car y un accidente inesperado. Y lo mejor de todo, el espectáculo lo dio cabeza de carrera. El poder exprimir los neumáticos, el trazado de Silverstone y la igualdad entre Ferrari y Red Bull le dieron a la categoría la chispa que tanto andaba buscando. Fue una carrera espectacular, pero tampoco es para llegar al éxtasis con ella. Este es el camino que debe seguir la categoría y hay que seguir progresando en él. Fue una cita de la que se pueden sacar muchas conclusiones positivas para encontrar un rumbo en el que las carreras sean más emocionantes. Se necesita, además de lo visto en este Gran Premio, que el liderato esté en juego entre varios equipos, más luchas directas en pista y menos diferencia entre la cabeza y el resto de equipos. Silverstone fue un gran paso. Esperemos que no sea solo un espejismo.

Notas

-Mercedes (10): Hamilton (9,5), Bottas (9,5)

-Ferrari (8): Vettel (3), Leclerc (10)

-Red Bull (9): Verstappen (10), Gasly (7)

-Renault (8): Ricciardo (9), Hulkenberg (8)

-Haas (4): Magnussen (0), Grosjean (0)

-McLaren (8): Sainz (9), Norris (9)

-Racing Point (6): Pérez (6), Stroll (6) 

-Alfa Romeo (7): Raikkonen (9), Giovinazzi (5)

-Toro Rosso (7): Kvyat (6), Albon (8)

-Williams (4): Russell (5), Kubica (4)

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La Fórmula 1 celebró uno de sus Grandes Premios que siempre ha estado en el calendario: Gran Bretaña. La carrera fue un verdadero espectáculo y los aficionados pudieron vibrar con ella de principio a fin. Estas son las cinco reflexiones que nos deja el fin de semana.

Verstappen y Leclerc siguen con su lucha

Lo ocurrido en el Gran Premio de Austria solo fue la previa de la batalla entre ambos. Lucharon sin cesar durante la primera mitad de la carrera en Silverstone, ofreciendo un espectáculo de los que crean afición. Ver a dos monoplazas de dos equipos diferentes, con dos pilotos muy jóvenes y a la vez muy maduros, es una de las cosas que necesita la actual Fórmula 1. El recuerdo de Verstappen sacando de la pista a Leclerc en el Red Bull Ring estuvo muy presente e hizo que ambos pilotos se llevaran al límite, siempre respetándose. En esta ocasión, el piloto de Red Bull buscaba cualquier hueco para adelantar al de Ferrari. No pudo completar el adelantamiento en ninguno de ellos. Su lucha llegó hasta los boxes. Pararon en la misma vuelta y Red Bull le ganó la partida a Ferrari, haciendo que Max saliera por delante. El holandés cometió un error en los primeros metros y volvió a perder su posición. Finalmente, el Safety Car y la mejor lectura de carrera del equipo austriaco con la estrategia hicieron que Verstappen le ganara la posición a Leclerc. Ojalá haya más luchas entre ambos este año. El respeto siempre estuvo presente y, sin duda, tuvieron una batalla que será recordada como uno de los momentos de la temporada.

Vettel necesita encontrarse

El piloto de Ferrari parece que no estuvo presente en el Gran Premio. No encontró rendimiento en clasificación y en carrera cometió un error de los que se recuerdan durante mucho tiempo. Comenzó el domingo desde la sexta posición y el Safety Car le hizo pasar de quinto a tercero. Empezaba a soñar con el podio, pero Max Verstappen tenía mucho más ritmo que él y le pasó casi en la primera ocasión que tuvo. Lo que nadie se esperaba es que Sebastian intentara recuperar la posición como lo hizo. No se despegó del holandés y se lo llevó puesto en la siguiente curva en un accidente que recuerda mucho a Bakú 2018, pero en el que el piloto de Red Bull no tuvo ninguna culpa. Los dos se fueron a la grava y, a pesar de lo impactante que fue el golpe, pudieron seguir en carrera. Vettel apunta un palito más a su cuenta de errores y ya van muchos. El alemán necesita reencontrarse, por su bien y por el de la propia Fórmula 1. Está mostrando un rendimiento muy por debajo del que debe tener un tetracampeón del mundo. 

Mercedes vuelve a ganar

Llevan 9 de 10 victorias en lo que llevamos de temporada. El dominio mostrado en Silverstone demuestra que lo visto en Austria fue un espejismo. Lograron un doblete muy merecido porque fueron los más rápidos en los momentos claves. En carrera, no tuvieron rival. Tienen sentenciado el mundial de constructores en el ecuador de la temporada, ya que aventajan en 164 puntos a Ferrari. El título de pilotos será para Hamilton o Bottas. Sería bonito ver en la Fórmula 1 una lucha más reñida por los títulos, pero se merecen esta ventaja que tienen por su buen trabajo tanto en la fábrica como en la pista.

Sainz se consolida

No fue su mejor fin de semana, pero volvió a conseguir un resultado mejor que el que le corresponde a su MCL34. En clasificación estuvo algo perdido y no pudo pasar a Q3, como sí lo hizo su compañero de equipo. Volvió a realizar una estupenda salida, ganando dos posiciones en los primeros metros y comenzó su escalada hacia los puntos. La estrategia de esperar en pista le vino estupenda, ya que pudo aprovechar el Safety Car para cambiar gomas y perder menos tiempo que sus rivales, los cuales ya habían pasado por boxes. Esto colocó a Carlos séptimo, el puesto conocido como “el mejor del resto”. El accidente entre Verstappen y Vettel le hizo ganar otra posición, por lo que pudo cruzar la meta 6º. Es el tercer sexto puesto en cinco carreras, lo cual le consolida como séptimo en la tabla de pilotos. El español está completando un muy buen año.

Guía para dar emoción a las carreras

La carrera fue de las mejores que se han visto en los últimos años. Hubo lucha por el liderato en las primeras vueltas, batallas cuerpo a cuerpo entre pilotos durante muchas vueltas, Safety Car y un accidente inesperado. Y lo mejor de todo, el espectáculo lo dio cabeza de carrera. El poder exprimir los neumáticos, el trazado de Silverstone y la igualdad entre Ferrari y Red Bull le dieron a la categoría la chispa que tanto andaba buscando. Fue una carrera espectacular, pero tampoco es para llegar al éxtasis con ella. Este es el camino que debe seguir la categoría y hay que seguir progresando en él. Fue una cita de la que se pueden sacar muchas conclusiones positivas para encontrar un rumbo en el que las carreras sean más emocionantes. Se necesita, además de lo visto en este Gran Premio, que el liderato esté en juego entre varios equipos, más luchas directas en pista y menos diferencia entre la cabeza y el resto de equipos. Silverstone fue un gran paso. Esperemos que no sea solo un espejismo.

Notas

-Mercedes (10): Hamilton (9,5), Bottas (9,5)

-Ferrari (8): Vettel (3), Leclerc (10)

-Red Bull (9): Verstappen (10), Gasly (7)

-Renault (8): Ricciardo (9), Hulkenberg (8)

-Haas (4): Magnussen (0), Grosjean (0)

-McLaren (8): Sainz (9), Norris (9)

-Racing Point (6): Pérez (6), Stroll (6) 

-Alfa Romeo (7): Raikkonen (9), Giovinazzi (5)

-Toro Rosso (7): Kvyat (6), Albon (8)

-Williams (4): Russell (5), Kubica (4)

etiquetas:

_Fórmula 1

Sueño cumplido

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
17-01-2022

_Fórmula 1

El trabajador silencioso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
10-01-2022