_NBA

“Estamos hablando de entrenar, tío”

César Martín @CesarMrtn 22-06-2018

etiquetas:

¿Nunca os ha pasado que de tanto
repetir una palabra, esta acaba careciendo de sentido? Pues eso pasó el 8 de
mayo de 2002 con el término “practice”. El responsable fue Allen Iverson en la
que tal vez sea la rueda de prensa más famosa (cuanto menos, la más
surrealista) de la historia de la NBA. El legendario jugador de los 76ers
repitió esa palabra hasta veinticuatro veces y media. A todo el mundo le quedó
claro de qué estaba hablando.

Los Sixers, que el año anterior
habían sido subcampeones de la NBA, acaban de caer en la primera ronda de los
Playoffs de 2002 ante los Celtics. Tras la eliminación, Larry Brown criticó a
su jugador franquicia, sobre todo el hecho de haberse saltado algún
entrenamiento que otro. Pocos días más tarde se celebró la famosa comparecencia
de The Answer.

Un periodista fue al grano: “¿Puedes ser claro sobre tus hábitos de
entrenamiento?
” A.I. sabía por dónde iban los tiros. “Si el entrenador dice que no fui a entrenar, eso es todo. […] Si
alguien dice que no he ido a entrenar, puede ser un entrenamiento. De todos los
que hay, es suficiente
”, señaló. El reportero insistió en si había hablado
del tema con Brown. Y ahí fue cuando Iverson pronunció esas palabras
inolvidables. “Que no fui a entrenar, que
no fui a entrenar.
[…] Estamos aquí sentados, se supone que soy el
jugador franquicia y estamos aquí hablando de entrenar. Escucha, estamos
hablando de entrenar. No de un partido, no de un partido. Estamos hablando de
entrenar, tío
”.

Ese “We’re talking about practice”, que repitió una decena de veces en
menos de minuto y medio, se convirtió en la frase más famosa del genial
base-escolta de los 76ers. Si de aquella hubiese habido redes sociales, sería
un fenómeno viral. Una quote que hizo
(y sigue haciendo) correr ríos de tinta.

Sobre esa rueda de prensa se han
dicho muchas cosas. Por ejemplo, el periodista Kent Babb aseguró en su libro Not A Game que Iverson fue un pelín bebido
a esa sala. Precisamente el alcohol jugó un papel importante en lo que originó
toda la historia. En el verano de 2013, Gary Payton fue invitado a un programa
de deportes de la Fox para hablar sobre el legado de A.I. Siempre se rumoreó
que The Glove tuvo algo que ver con
las ausencias de Iverson de los entrenamientos. El exbase de los SuperSonics
confirmó que era culpable.

Estábamos pasándolo bien. Habíamos bebido unas cuantas copas y me
preguntó
‘¿Cómo haces para estar siempre en forma y no lesionarte jugando
tanto?’. Y yo le dije la verdad, que mi
entrenador, George Karl, no me dejaba entrenar y le dije
‘Tienes que dejar
de entrenar’”. Iverson siguió el consejo al pie de la letra y Payton se llevó
una reprimenda de Larry Brown la primera vez que se encontraron. “¿Has visto lo que has provocado?”, le
dijo el técnico de los Sixers.

Iverson, una vez retirado, se
convirtió en miembro del Salón de la Fama del Baloncesto. Once elecciones para
el All-Star, cuatro veces máximo anotador, MVP de la liga en 2001… su legado es
incontestable en la cancha y fuera de ella. Porque dieciséis años después,
seguimos hablando de entrenar.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

¿Nunca os ha pasado que de tanto
repetir una palabra, esta acaba careciendo de sentido? Pues eso pasó el 8 de
mayo de 2002 con el término “practice”. El responsable fue Allen Iverson en la
que tal vez sea la rueda de prensa más famosa (cuanto menos, la más
surrealista) de la historia de la NBA. El legendario jugador de los 76ers
repitió esa palabra hasta veinticuatro veces y media. A todo el mundo le quedó
claro de qué estaba hablando.

Los Sixers, que el año anterior
habían sido subcampeones de la NBA, acaban de caer en la primera ronda de los
Playoffs de 2002 ante los Celtics. Tras la eliminación, Larry Brown criticó a
su jugador franquicia, sobre todo el hecho de haberse saltado algún
entrenamiento que otro. Pocos días más tarde se celebró la famosa comparecencia
de The Answer.

Un periodista fue al grano: “¿Puedes ser claro sobre tus hábitos de
entrenamiento?
” A.I. sabía por dónde iban los tiros. “Si el entrenador dice que no fui a entrenar, eso es todo. […] Si
alguien dice que no he ido a entrenar, puede ser un entrenamiento. De todos los
que hay, es suficiente
”, señaló. El reportero insistió en si había hablado
del tema con Brown. Y ahí fue cuando Iverson pronunció esas palabras
inolvidables. “Que no fui a entrenar, que
no fui a entrenar.
[…] Estamos aquí sentados, se supone que soy el
jugador franquicia y estamos aquí hablando de entrenar. Escucha, estamos
hablando de entrenar. No de un partido, no de un partido. Estamos hablando de
entrenar, tío
”.

Ese “We’re talking about practice”, que repitió una decena de veces en
menos de minuto y medio, se convirtió en la frase más famosa del genial
base-escolta de los 76ers. Si de aquella hubiese habido redes sociales, sería
un fenómeno viral. Una quote que hizo
(y sigue haciendo) correr ríos de tinta.

Sobre esa rueda de prensa se han
dicho muchas cosas. Por ejemplo, el periodista Kent Babb aseguró en su libro Not A Game que Iverson fue un pelín bebido
a esa sala. Precisamente el alcohol jugó un papel importante en lo que originó
toda la historia. En el verano de 2013, Gary Payton fue invitado a un programa
de deportes de la Fox para hablar sobre el legado de A.I. Siempre se rumoreó
que The Glove tuvo algo que ver con
las ausencias de Iverson de los entrenamientos. El exbase de los SuperSonics
confirmó que era culpable.

Estábamos pasándolo bien. Habíamos bebido unas cuantas copas y me
preguntó
‘¿Cómo haces para estar siempre en forma y no lesionarte jugando
tanto?’. Y yo le dije la verdad, que mi
entrenador, George Karl, no me dejaba entrenar y le dije
‘Tienes que dejar
de entrenar’”. Iverson siguió el consejo al pie de la letra y Payton se llevó
una reprimenda de Larry Brown la primera vez que se encontraron. “¿Has visto lo que has provocado?”, le
dijo el técnico de los Sixers.

Iverson, una vez retirado, se
convirtió en miembro del Salón de la Fama del Baloncesto. Once elecciones para
el All-Star, cuatro veces máximo anotador, MVP de la liga en 2001… su legado es
incontestable en la cancha y fuera de ella. Porque dieciséis años después,
seguimos hablando de entrenar.

etiquetas:

_NBA

Los Grizzlies siguen a lo suyo

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
18-01-2022

_NBA

Curry, en el Olimpo del triple

Juan Díaz @JuandiRgz
15-12-2021