_Tenis

Entrevista a Dani Caverzaschi: «La meta es el camino y el día a día»

Alejandro Pérez @aperezgom 21-06-2018

etiquetas:

Le llaman el Nadal del tenis en
silla. Le gusta, si el apodo viene de dentro del circuito y quien lo dice ve
similitudes entre él y el tenista balear. Dani Caverzaschi (Madrid, 1993) lleva
varios años haciendo historia en el deporte. Está asentado entre los 15 mejores
del mundo en un circuito extraordinariamente exigente a nivel económico y donde
los apoyos no sobran.

Aprovechando el principal torneo
tenístico en España, el Mutua Madrid Open, nos sentamos con Caverzaschi para
hablar largo y tendido. Tenis en silla, circuito, objetivos, viajes, problemas
con los vuelos mente y equipo. Primera parte.

Pregunta. Dentro del circuito de tenis en silla, hay torneos que se
juegan junto al circuito ATP, ¿es una ventaja?

Respuesta. “Me encanta jugar los torneos que se combina con ATP
porque creo que es el futuro del tenis de silla. En Roma, por ejemplo, desde
hace años se hace, aunque también en algunos países el tenis em silla ha cogido
peso por sí solo y se organizan tremendos torneos de tenis en silla. Pero a mí
me encanta. Roma es de mis ciudades favoritas. La gente, la rivalidad Italia-España,
hablo algo de italiano, tengo una silla fabricada en Italia. Tengo mucha
relación con el país”.

P. Para el tenista en silla, a la hora de viajar, la seguridad de su
principal herramienta de trabajo, la silla de ruedas, debe ser prioritaria,
¿Son habituales los problemas?

R. “Estoy harto con el tema de las aerolíneas. Es algo que llevo
mucho tiempo pendiente. Tengo un objetivo de crear un protocolo para que las
personas con discapacidad viajen tranquilas. No puede ser que cada viaje sea
una odisea, estar rezando para que en cada viaje la silla de ruedas me llegue
en condiciones. Para que le tenga que llorar a la azafata para que me suba la
silla a la puerta del avión cuando llego a destino. No puede ser que la
asistencia sea un drama a veces, tardan dos horas en venir. Me traen una silla
de ruedas del hospital porque no me han traído la silla y esté inútil sin poder
moverme en una conexión de cuatro horas. Vamos avanzando en muchos aspectos,
pero una discapacidad es un problema como cualquier otro, te adaptas y puedes
llevar una vida completamente normal. Pero el tema de las aerolíneas me enfada
mucho porque la única vez que me he sentido discapacitado y humillado en los
últimos años ha sido con las aerolíneas en los aeropuertos”.

P. Este año camino a Israel vivió una situación extrema

R. Me han ocurrido demasiadas anécdotas y lo que colmó el vaso fue
que de camino a Israel en con una aerolínea rumana llamada Tarom Airlines. Mi
silla de tenis incluye una caja que es una obra maestra para transportarla.
Fácil de llevar, con ruedas, la silla se desmonta en dos piezas y está
recubierta de aluminio para que no la rompan. Me dijeron que no la podía
facturar porque pesaba más de 32kg, lo permitido para equipaje. Pero es que no
es equipaje, es una silla de ruedas. Hay sillas que pesan más de 100kilos. Me
he leído el reglamento europeo porque ya tengo un poco de experiencia. Al final
no me dejaron. Monté la silla en el último momento, la facturé y me la acabaron
rompiendo, que era mi mayor pesadilla. Jugué todo el torneo haciendo apaños,
agonizando y la silla se partió por la mitad en la final. Martín (De la Puente,
compañero gallego de tenis en silla) estaba animándome por allí y me la dejó.
Bravo por él, súper agradecido. Pero es como si alguien en el circuito ATP
juega con tacones. Ni siquiera con otra raqueta. Alguien con un 42 jugando con
un 46. Sentí rabia e impotencia. Nos tenemos que sentar en algún momento con
las empresas para crear un protocolo internacional que se cumpla en todos
sitios”.

P. ¿Cuántas sillas le han roto viajando?

R. Me han roto muchas sillas. Dos veces me tuve que comprar otra
silla de ruedas. Tres con ésta. Y otras dos o tres que he hecho apaños y
soldaduras. Ya es grave que rompan o pierdan maletas, pero ¿sillas de ruedas?
Son nuestras piernas”

P. ¿El problema que ponen las aerolíneas cuál es?

R. Hay varios para personas con discapacidad en general. Para mí,
cuando voy con silla de ruedas tengo por ley derecho a facturar dos sillas, dos
equipos de movilidad. Muchas veces me tengo que pelear con la aerolínea porque
me quieren cobrar. Por ley puedo facturar dos gratuitamente. Muchas veces no lo
saben y te intentan cobrar. Ya tengo experiencia en ello y me las sé todas. No
me las cuelan. Es una odisea. Me pongo en el papel de gente que no puede
caminar como yo o que no tiene un patrocinador que le hace una silla de ruedas
en 24 horas, que eso no existe y le arruinas la vida durante dos meses. No
puede ser”.

P. ¿Cuánto cuesta la silla de ruedas de competición?

R. “Entre 6.000 y 9.000 euros. Y la silla de calle unos 5.000
euros”

P. ¿Cuánto tiempo le tardan en hacer una nueva silla?

R. “En día y medio, fue una pasada. Mis patrocinadores son otro
nivel. Van a revolucionar el mundo de las sillas de ruedas de tenis”.

P. Cambiando de tercio. Lleva un año y medio con su nuevo equipo. En
particular, Ana Salas, su entrenadora. ¿Cómo es?

R. “Nos conocíamos de hace mucho tiempo. De la Federación de Tenis
de Madrid (FTM). Ella era directora técnica de la Federación y yo entrenaba
allí. Entre los 16 y los 18 años. Siempre hemos sido muy amigos, siempre ha
habido conexión y me ayudaba cuando podía, pero no podía dedicarse al completo
a mí. Pero soy muy pesado y finalmente lo conseguí tras Río de Janeiro”.

P. Hablemos de 2018 ¿Cómo va la temporada?

R. “Pues hice una pretemporada espectacular, entrenando como nunca,
fuerte físicamente. Hemos mejorado todos los aspectos. Me esperaba más del
inicio de temporada, pero soy de los que les cuesta coger el ritmo de
competición y llevaba 10 semanas sin competir. Estábamos a tope y con vistas de
conseguir grandes cosas y seguir mejorando. Esto es un camino a largo plazo y
mi equipo con gente ayudándome creemos que podemos llegar muy lejos, ojalá
arriba del todo. En abril empecé a sentirme a un nivel competitivo alto”.

P. Qué objetivos a nivel de sensaciones, juego y ranking. ¿Cómo le
gustaría verse a final de año?

R. “Me gustaría verme que he asentado todos los matices trabajados
y que estoy aplicando en competición. Que he entrenado mentalmente y no me voy
de mi esquema y de mi orden que creo que es mi punto fuerte. Tenemos que
trabajar de forma constante, como Rafa, que es la referencia más clara en esto
del esfuerzo mental y tener un nivel de concentración en competición durante
mucho tiempo. Físicamente mejoramos mucho, técnicamente estoy en mi mejor
momento. Tenemos que mejorar y acotar en detalles buscando mejores maneras de
hacer las cosas. Lo que estoy haciendo, hacerlo consistentemente. Nadal es un
ejemplo de cómo ha ido, con su esquema de juego, entrenándolo día a día
consistente y rigurosamente hasta convertirse en el mejor con su estilo. Ese es
mi objetivo. El día a día es muy importante. La meta es el camino y el día a
día entrenarlo y mejorar el esquema. Cada vez pegar más fuerte, meterme más
dentro, moverme más rápido. Y hasta que sea el mejor haciendo eso. Queda mucho
camino, intentarlo hacerlo cada día. Me ayuda mucho meditar cada mañana. Tengo
tres hojas que leo con mis cosas, mis convicciones. También tengo una hoja con
mi tenis condensado. Me lo leo cada mañana para recordarme porqué estoy aquí,
porque hago esto todos los días, porqué he hecho tantos sacrificios en mi vida.
Porque tenemos esta meta y este día a día que lo hago con mucha alegría”.

P. ¿Cómo trabaja mentalmente?

R. “Medito, trabajo la respiración, sintetizar la información. Me
llevo una libreta a los entrenamientos y los partidos y en los descansos apunto
mis emociones y mis sensaciones. Lo que tengo en la cabeza. Lo sintetizo y me
ayuda mucho a ver dónde tengo que mejorar, cómo ordenarme. El tenis es
simplificar. Tengo una CPU que está todo el rato dando vueltas. Un trabajo en
el que estoy insistiendo mucho con Ana es simplificar información. En el día a
día trabajas rutinas también. Por suerte Ana sigue compitiendo y siendo número
1 de más de 40 años y lo tiene muy presente y ahí tengo una ventaja”.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Le llaman el Nadal del tenis en
silla. Le gusta, si el apodo viene de dentro del circuito y quien lo dice ve
similitudes entre él y el tenista balear. Dani Caverzaschi (Madrid, 1993) lleva
varios años haciendo historia en el deporte. Está asentado entre los 15 mejores
del mundo en un circuito extraordinariamente exigente a nivel económico y donde
los apoyos no sobran.

Aprovechando el principal torneo
tenístico en España, el Mutua Madrid Open, nos sentamos con Caverzaschi para
hablar largo y tendido. Tenis en silla, circuito, objetivos, viajes, problemas
con los vuelos mente y equipo. Primera parte.

Pregunta. Dentro del circuito de tenis en silla, hay torneos que se
juegan junto al circuito ATP, ¿es una ventaja?

Respuesta. “Me encanta jugar los torneos que se combina con ATP
porque creo que es el futuro del tenis de silla. En Roma, por ejemplo, desde
hace años se hace, aunque también en algunos países el tenis em silla ha cogido
peso por sí solo y se organizan tremendos torneos de tenis en silla. Pero a mí
me encanta. Roma es de mis ciudades favoritas. La gente, la rivalidad Italia-España,
hablo algo de italiano, tengo una silla fabricada en Italia. Tengo mucha
relación con el país”.

P. Para el tenista en silla, a la hora de viajar, la seguridad de su
principal herramienta de trabajo, la silla de ruedas, debe ser prioritaria,
¿Son habituales los problemas?

R. “Estoy harto con el tema de las aerolíneas. Es algo que llevo
mucho tiempo pendiente. Tengo un objetivo de crear un protocolo para que las
personas con discapacidad viajen tranquilas. No puede ser que cada viaje sea
una odisea, estar rezando para que en cada viaje la silla de ruedas me llegue
en condiciones. Para que le tenga que llorar a la azafata para que me suba la
silla a la puerta del avión cuando llego a destino. No puede ser que la
asistencia sea un drama a veces, tardan dos horas en venir. Me traen una silla
de ruedas del hospital porque no me han traído la silla y esté inútil sin poder
moverme en una conexión de cuatro horas. Vamos avanzando en muchos aspectos,
pero una discapacidad es un problema como cualquier otro, te adaptas y puedes
llevar una vida completamente normal. Pero el tema de las aerolíneas me enfada
mucho porque la única vez que me he sentido discapacitado y humillado en los
últimos años ha sido con las aerolíneas en los aeropuertos”.

P. Este año camino a Israel vivió una situación extrema

R. Me han ocurrido demasiadas anécdotas y lo que colmó el vaso fue
que de camino a Israel en con una aerolínea rumana llamada Tarom Airlines. Mi
silla de tenis incluye una caja que es una obra maestra para transportarla.
Fácil de llevar, con ruedas, la silla se desmonta en dos piezas y está
recubierta de aluminio para que no la rompan. Me dijeron que no la podía
facturar porque pesaba más de 32kg, lo permitido para equipaje. Pero es que no
es equipaje, es una silla de ruedas. Hay sillas que pesan más de 100kilos. Me
he leído el reglamento europeo porque ya tengo un poco de experiencia. Al final
no me dejaron. Monté la silla en el último momento, la facturé y me la acabaron
rompiendo, que era mi mayor pesadilla. Jugué todo el torneo haciendo apaños,
agonizando y la silla se partió por la mitad en la final. Martín (De la Puente,
compañero gallego de tenis en silla) estaba animándome por allí y me la dejó.
Bravo por él, súper agradecido. Pero es como si alguien en el circuito ATP
juega con tacones. Ni siquiera con otra raqueta. Alguien con un 42 jugando con
un 46. Sentí rabia e impotencia. Nos tenemos que sentar en algún momento con
las empresas para crear un protocolo internacional que se cumpla en todos
sitios”.

P. ¿Cuántas sillas le han roto viajando?

R. Me han roto muchas sillas. Dos veces me tuve que comprar otra
silla de ruedas. Tres con ésta. Y otras dos o tres que he hecho apaños y
soldaduras. Ya es grave que rompan o pierdan maletas, pero ¿sillas de ruedas?
Son nuestras piernas”

P. ¿El problema que ponen las aerolíneas cuál es?

R. Hay varios para personas con discapacidad en general. Para mí,
cuando voy con silla de ruedas tengo por ley derecho a facturar dos sillas, dos
equipos de movilidad. Muchas veces me tengo que pelear con la aerolínea porque
me quieren cobrar. Por ley puedo facturar dos gratuitamente. Muchas veces no lo
saben y te intentan cobrar. Ya tengo experiencia en ello y me las sé todas. No
me las cuelan. Es una odisea. Me pongo en el papel de gente que no puede
caminar como yo o que no tiene un patrocinador que le hace una silla de ruedas
en 24 horas, que eso no existe y le arruinas la vida durante dos meses. No
puede ser”.

P. ¿Cuánto cuesta la silla de ruedas de competición?

R. “Entre 6.000 y 9.000 euros. Y la silla de calle unos 5.000
euros”

P. ¿Cuánto tiempo le tardan en hacer una nueva silla?

R. “En día y medio, fue una pasada. Mis patrocinadores son otro
nivel. Van a revolucionar el mundo de las sillas de ruedas de tenis”.

P. Cambiando de tercio. Lleva un año y medio con su nuevo equipo. En
particular, Ana Salas, su entrenadora. ¿Cómo es?

R. “Nos conocíamos de hace mucho tiempo. De la Federación de Tenis
de Madrid (FTM). Ella era directora técnica de la Federación y yo entrenaba
allí. Entre los 16 y los 18 años. Siempre hemos sido muy amigos, siempre ha
habido conexión y me ayudaba cuando podía, pero no podía dedicarse al completo
a mí. Pero soy muy pesado y finalmente lo conseguí tras Río de Janeiro”.

P. Hablemos de 2018 ¿Cómo va la temporada?

R. “Pues hice una pretemporada espectacular, entrenando como nunca,
fuerte físicamente. Hemos mejorado todos los aspectos. Me esperaba más del
inicio de temporada, pero soy de los que les cuesta coger el ritmo de
competición y llevaba 10 semanas sin competir. Estábamos a tope y con vistas de
conseguir grandes cosas y seguir mejorando. Esto es un camino a largo plazo y
mi equipo con gente ayudándome creemos que podemos llegar muy lejos, ojalá
arriba del todo. En abril empecé a sentirme a un nivel competitivo alto”.

P. Qué objetivos a nivel de sensaciones, juego y ranking. ¿Cómo le
gustaría verse a final de año?

R. “Me gustaría verme que he asentado todos los matices trabajados
y que estoy aplicando en competición. Que he entrenado mentalmente y no me voy
de mi esquema y de mi orden que creo que es mi punto fuerte. Tenemos que
trabajar de forma constante, como Rafa, que es la referencia más clara en esto
del esfuerzo mental y tener un nivel de concentración en competición durante
mucho tiempo. Físicamente mejoramos mucho, técnicamente estoy en mi mejor
momento. Tenemos que mejorar y acotar en detalles buscando mejores maneras de
hacer las cosas. Lo que estoy haciendo, hacerlo consistentemente. Nadal es un
ejemplo de cómo ha ido, con su esquema de juego, entrenándolo día a día
consistente y rigurosamente hasta convertirse en el mejor con su estilo. Ese es
mi objetivo. El día a día es muy importante. La meta es el camino y el día a
día entrenarlo y mejorar el esquema. Cada vez pegar más fuerte, meterme más
dentro, moverme más rápido. Y hasta que sea el mejor haciendo eso. Queda mucho
camino, intentarlo hacerlo cada día. Me ayuda mucho meditar cada mañana. Tengo
tres hojas que leo con mis cosas, mis convicciones. También tengo una hoja con
mi tenis condensado. Me lo leo cada mañana para recordarme porqué estoy aquí,
porque hago esto todos los días, porqué he hecho tantos sacrificios en mi vida.
Porque tenemos esta meta y este día a día que lo hago con mucha alegría”.

P. ¿Cómo trabaja mentalmente?

R. “Medito, trabajo la respiración, sintetizar la información. Me
llevo una libreta a los entrenamientos y los partidos y en los descansos apunto
mis emociones y mis sensaciones. Lo que tengo en la cabeza. Lo sintetizo y me
ayuda mucho a ver dónde tengo que mejorar, cómo ordenarme. El tenis es
simplificar. Tengo una CPU que está todo el rato dando vueltas. Un trabajo en
el que estoy insistiendo mucho con Ana es simplificar información. En el día a
día trabajas rutinas también. Por suerte Ana sigue compitiendo y siendo número
1 de más de 40 años y lo tiene muy presente y ahí tengo una ventaja”.

etiquetas:

_Destacado

Una reflexión con la radiografía completa

Alejandro Pérez @aperezgom
02-12-2021

_Tenis

Un año histórico para Paula Badosa

Redacción @SpheraSports
30-11-2021