_Destacado

Cuando el Manchester City andaba por los infiernos y Oasis dominaba la Tierra

José Miguel Arcos @JMArcosRuiz7 14-02-2020

Podríamos seguir discutiendo sobre el cambio de década, o no, pero hoy venimos a rememorar una época dorada para la sociedad británica. Si en pleno 2020 han triunfado los conservadores, Brexit mediante, proceso con el cual Reino Unido ha entrado en una fase de desintegración de la Unión Europea, la década de los 90 fue todo lo contrario.

A partir de 1989, la sociedad británica impulsó una ruptura sociopolítica y dio lugar a una nueva generación que irrumpió con mucha fuerza. Si tuviéramos que establecer las bases de esta subcultura, sería tal que así: los jóvenes británicos tenían un sentimiento liberal post-Thatcher, el entusiasmo y optimismo frente al grunge, el sentimiento de pertenencia a la clase humilde, sentimiento de nacionalismo; los acompañaba el hooliganismo y los diferenciaba un estilo casual-sport-revival que fue un clásico instantáneo. Formaban parte de un movimiento que impulsaba a una nación que revivía su mejor época.

¿A qué subcultura nos referimos? Hablamos del Britpop, fenómeno que revitalizó la música pop británica frente a los yankis de la mano de uno de los protagonistas de la historia de hoy: Oasis. El Britpop se situaba dentro del movimiento britart y de la Cool Britannia que impulsó al país. Fue la política laborista de Tony Blair, el mundo de la música con el Britpop, en el cine con el lema ‘Elige tu futuro. Elige tu vida’ y el trasfondo de la película independiente ‘Trainspotting’.

Los muchachos de Oasis, los queridos y odiados entre ellos hermanos Gallagher, eligieron un amor, el Manchester City, que le iba a dar más pena que gloria cuando ellos rozaban el cielo con la punta de los dedos e, incluso, parecían flotar sobre el cielo skyblue.

Noel Gallagher (1967), guitarrista y principal compositor de la banda, y Liam Gallagher (1972), frontman y voz del mítico grupo británico, tuvieron la mala suerte de no vivir directamente la época dorada del club de Manchester en su etapa pre City Football Group. La década de 1970 los vio conseguir un doblete histórico compuesto por la extinta Copa de la UEFA y una League Cup, además de otro título y subcampeonato de League Cup y fichajes millonarios históricos para aquella época.

Desde aquel título de Copa de la Liga en el año 1976, el Manchester City no tocó metal hasta la memorable temporada 2011/12. Sí, la liga del gol de Agüero y el triunfo en FA Cup. Son 36 años de sequía, una larga travesía que dio lugar hasta a una estancia por la Division Two a finales de los 90.

Oasis como cultura del fútbol patrio

Aunque el club quedase relegado a escalones de menor nivel dentro del fútbol inglés, Maine Road acogió uno de los históricos conciertos de Oasis. Los Gallagher, que eran hijos pródigos del Manchester de finales de siglo que estuvo repleto de movimientos musicales, superaron las expectativas propias de un grupo que debutó con ‘Definitely Maybe’ tan solo dos años antes y jugaron como locales en las noches del 27 y 28 de abril de 1996. Sin duda, gigs que, si preguntas a un fan de los mancunianos, siempre va a recordar.

Tras encontrar, nunca mejor dicho, un oasis tras su travesía por el desierto, Oasis sigue siendo parte de la lista de canciones y ha sido protagonista de sus celebraciones. Sin duda, tras una década de triunfos y cambios radicales en la historia del club, los Gallagher se han consolidado. Tanto es así, que Noel Gallagher fue parte de la celebración de la última Premier League conseguida en mayo de 2019.

Los ex miembros de Oasis suelen dejarse ver por las gradas del Etihad Stadium, la nueva casa del Manchester City tras dejar atrás Maine Road. Sus letras no se quedan en Manchester, sino que han acompañado algunos momentos del fútbol y de la sociedad británica en los últimos tiempos. Si nos centramos en la propia Manchester, Liam Gallagher puso voz y sentimiento tras el ataque suicida que sacudió a toda la ciudad.

Si salimos de la ciudad, y en un contexto plenamente futbolístico, las letras de Noel sirvieron para que los playoffs de ascenso a Premier League entre el Leeds de Bielsa y el Derby County de entonces Frank Lampard llegaran a un punto entre lo surrealista e ingenioso muy curioso. Tras confirmarse que el equipo de Bielsa espiaba a sus rivales de manera habitual, Frank Lampard se quejó. Los aficionados del Leeds dedicaron una canción de Oasis al ex jugador del Chelsea en la eliminatoria que, a pesar de todo, se llevó el bueno de Frankie.

Recientemente lo hemos visto con dos dioses de La Media Inglesa. El bueno de Billy Sharp se empeñó en anunciar el fichaje del Sheffied United en el deadline day con la canción que los propios fans habían ideado para la nueva estrella noruega Sander Burge. He’s Norwegian… de nuevo, con un tema de Oasis. También Liam Gallagher sorprendió con el videoclip de Once protagonizado por Éric Cantona, al que categorizó con el honor de ser el último futbolista rock and roll.

View this post on Instagram

LG x . . @charlielightening

A post shared by Liam Gallagher (@liamgallagher) on

Este ha sido un pequeño repaso sobre un mítico grupo británico y su relación tanto con el Manchester City como con el fútbol británico en general. Sin duda, Oasis conserva una gran conexión con el deporte rey que perdura hasta hoy día.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Podríamos seguir discutiendo sobre el cambio de década, o no, pero hoy venimos a rememorar una época dorada para la sociedad británica. Si en pleno 2020 han triunfado los conservadores, Brexit mediante, proceso con el cual Reino Unido ha entrado en una fase de desintegración de la Unión Europea, la década de los 90 fue todo lo contrario.

A partir de 1989, la sociedad británica impulsó una ruptura sociopolítica y dio lugar a una nueva generación que irrumpió con mucha fuerza. Si tuviéramos que establecer las bases de esta subcultura, sería tal que así: los jóvenes británicos tenían un sentimiento liberal post-Thatcher, el entusiasmo y optimismo frente al grunge, el sentimiento de pertenencia a la clase humilde, sentimiento de nacionalismo; los acompañaba el hooliganismo y los diferenciaba un estilo casual-sport-revival que fue un clásico instantáneo. Formaban parte de un movimiento que impulsaba a una nación que revivía su mejor época.

¿A qué subcultura nos referimos? Hablamos del Britpop, fenómeno que revitalizó la música pop británica frente a los yankis de la mano de uno de los protagonistas de la historia de hoy: Oasis. El Britpop se situaba dentro del movimiento britart y de la Cool Britannia que impulsó al país. Fue la política laborista de Tony Blair, el mundo de la música con el Britpop, en el cine con el lema ‘Elige tu futuro. Elige tu vida’ y el trasfondo de la película independiente ‘Trainspotting’.

Los muchachos de Oasis, los queridos y odiados entre ellos hermanos Gallagher, eligieron un amor, el Manchester City, que le iba a dar más pena que gloria cuando ellos rozaban el cielo con la punta de los dedos e, incluso, parecían flotar sobre el cielo skyblue.

Noel Gallagher (1967), guitarrista y principal compositor de la banda, y Liam Gallagher (1972), frontman y voz del mítico grupo británico, tuvieron la mala suerte de no vivir directamente la época dorada del club de Manchester en su etapa pre City Football Group. La década de 1970 los vio conseguir un doblete histórico compuesto por la extinta Copa de la UEFA y una League Cup, además de otro título y subcampeonato de League Cup y fichajes millonarios históricos para aquella época.

Desde aquel título de Copa de la Liga en el año 1976, el Manchester City no tocó metal hasta la memorable temporada 2011/12. Sí, la liga del gol de Agüero y el triunfo en FA Cup. Son 36 años de sequía, una larga travesía que dio lugar hasta a una estancia por la Division Two a finales de los 90.

Oasis como cultura del fútbol patrio

Aunque el club quedase relegado a escalones de menor nivel dentro del fútbol inglés, Maine Road acogió uno de los históricos conciertos de Oasis. Los Gallagher, que eran hijos pródigos del Manchester de finales de siglo que estuvo repleto de movimientos musicales, superaron las expectativas propias de un grupo que debutó con ‘Definitely Maybe’ tan solo dos años antes y jugaron como locales en las noches del 27 y 28 de abril de 1996. Sin duda, gigs que, si preguntas a un fan de los mancunianos, siempre va a recordar.

Tras encontrar, nunca mejor dicho, un oasis tras su travesía por el desierto, Oasis sigue siendo parte de la lista de canciones y ha sido protagonista de sus celebraciones. Sin duda, tras una década de triunfos y cambios radicales en la historia del club, los Gallagher se han consolidado. Tanto es así, que Noel Gallagher fue parte de la celebración de la última Premier League conseguida en mayo de 2019.

Los ex miembros de Oasis suelen dejarse ver por las gradas del Etihad Stadium, la nueva casa del Manchester City tras dejar atrás Maine Road. Sus letras no se quedan en Manchester, sino que han acompañado algunos momentos del fútbol y de la sociedad británica en los últimos tiempos. Si nos centramos en la propia Manchester, Liam Gallagher puso voz y sentimiento tras el ataque suicida que sacudió a toda la ciudad.

Si salimos de la ciudad, y en un contexto plenamente futbolístico, las letras de Noel sirvieron para que los playoffs de ascenso a Premier League entre el Leeds de Bielsa y el Derby County de entonces Frank Lampard llegaran a un punto entre lo surrealista e ingenioso muy curioso. Tras confirmarse que el equipo de Bielsa espiaba a sus rivales de manera habitual, Frank Lampard se quejó. Los aficionados del Leeds dedicaron una canción de Oasis al ex jugador del Chelsea en la eliminatoria que, a pesar de todo, se llevó el bueno de Frankie.

Recientemente lo hemos visto con dos dioses de La Media Inglesa. El bueno de Billy Sharp se empeñó en anunciar el fichaje del Sheffied United en el deadline day con la canción que los propios fans habían ideado para la nueva estrella noruega Sander Burge. He’s Norwegian… de nuevo, con un tema de Oasis. También Liam Gallagher sorprendió con el videoclip de Once protagonizado por Éric Cantona, al que categorizó con el honor de ser el último futbolista rock and roll.

View this post on Instagram

LG x . . @charlielightening

A post shared by Liam Gallagher (@liamgallagher) on

Este ha sido un pequeño repaso sobre un mítico grupo británico y su relación tanto con el Manchester City como con el fútbol británico en general. Sin duda, Oasis conserva una gran conexión con el deporte rey que perdura hasta hoy día.

_Destacado

Así era el Catania del Papu

Michele Tossani @MicheleTossani
21-02-2020

_Destacado

Peke se hace grande

David Orenes @david_lrl
21-02-2020