_Fórmula 1

Carlos Sainz, una nueva esperanza

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 18-05-2020

La Fórmula 1 española lleva muchos años en decadencia. La última vez que un piloto español luchó por ganar un título fue en 2012. Fernando Alonso llegó al último Gran Premio de aquella temporada con alguna remota opción de arrebatarle el título a Sebastian Vettel. Tras una carrera en la que tuvo opciones de llevarse el título durante el transcurso de la misma, se tuvo que volver de Brasil sin el tricampeonato, algo que el alemán sí se llevó de Interlagos. A partir de este instante, la Fórmula 1 fue poco a poco decayendo en España.

Atrás quedaron esos años de pasión del aficionado español por ver las carreras. Ese levantarse a las seis de la mañana para ver el Gran Premio de Australia o de Japón. Y quedaron atrás porque Fernando Alonso ya no luchaba por ganar. Su huida de Ferrari a McLaren en búsqueda de un proyecto ganador terminó trayendo la decepción a millares de hogares en España. Poco tenía que hacer con los de Maranello, pues ese proyecto estaba roto. Lo que no se podía imaginar es que el proyecto de McLaren Honda fuera muchísimo peor. Poco o nada bueno salió de él.

Con la decepción de este proyecto, llegó la desilusión por la categoría a muchos hogares, haciendo que dejaran de ver la Fórmula 1 y que ya solo algunos, que no pocos, quedásemos delante de la pantalla todos los domingos para ver las carreras. No somos ni mejor ni peor que los que dejaron de ver las carreras cuando Fernando Alonso se quedó sin opciones de ganar. Unos, además de la pasión por ver a un compatriota suyo ganar Grandes Premios, hemos seguido con el veneno de las carreras dentro de las venas, a otros se les fue cuando su bicampeón ya no podía ganar.

Sea como fuere, nace una nueva esperanza en España. Los que siempre hemos visto la Fórmula 1, seguiremos ahí en 2021. Pero esta vez estaremos más acompañados. Se unirán a nosotros muchos aficionados que volverán a ilusionarse con las carreras al volver a ver a otro español en Ferrari. La llegada de Carlos Sainz a Maranello hará que muchos de los que se fueron, vuelvan. Y puede que otros muchos que nunca hayan visto las carreras, se unan en esta nueva etapa. Los de siempre, por supuesto, estaremos aquí.

Toda persona, siga o no la Fórmula 1, sabe lo que significa Ferrari. Es sinónimo de ganar, incluso aunque llevemos seis años de dominio de Mercedes en la categoría. Ese color rojo tiene algo especial y es algo que se nota, se siga o no la categoría. Y a ese sitio va Carlos Sainz.

Y lo hace por méritos propios. No por apellido. El que diga que el madrileño va a Ferrari por su apellido seguramente lleve muchos años sin ver una carrera de Fórmula 1. Y, si de verdad la ha seguido durante este tiempo, no valora al piloto lo mismo que han hecho en Ferrari. Los italianos podían elegir a casi cualquier piloto de la parrilla, y se han decidido por él. Todos quieren pilotar para la Scuderia y muy pocos pueden hacerlo. Sainz tendrá la oportunidad porque se lo ha ganado, además de por ser rápido en la pista, por dos características: es muy trabajador y no es problemático.

Estos son los motivos que han hecho que Ferrari se decante por él. Lo que desencadenará en que muchas personas volverán o verán la Fórmula 1 por primera vez. Este fichaje renueva de esperanza la Fórmula 1 española. Entrar en el debate del puritanismo sobre qué seguidor de la categoría es mejor es estéril. Tanto el que la ha seguido toda la vida, como el que se sube al carro con este fichaje, aportan importantes cosas a que el automovilismo tenga mayor influencia en España. Esto, al final, es lo que importa.

Por ello, alegrémonos del fichaje de Sainz por Ferrari. Eso sí, que la ilusión no nos aparte de la realidad. No va como primer piloto a la Scuderia como lo hizo Alonso en 2010. Maranello es territorio Leclerc y Sainz llega como piloto de equipo. Piloto de equipo, que no es lo mismo que escudero.

En el equipo saben perfectamente que el rol de segundo piloto no lo asumiría nunca un piloto como Carlos Sainz. No tendrá este papel. Por supuesto, Charles Leclerc seguirá siendo el líder del equipo, pero su nuevo compañero tendrá la posibilidad de demostrar su valía. Y esto es algo muy necesario en Ferrari, ya que necesitan el máximo de sus dos pilotos para tener opciones de luchar por el mundial de constructores.

Con todo esto, 2021 será el año en el que renazca la esperanza por la Fórmula 1 en nuestro país. Volveremos a tener a un piloto vestido de rojo Ferrari. Lo más seguro es que podamos verlo en lo más alto del podio. Habrá discusiones sobre si se favorece más a Leclerc o a Sainz. Se debatirá sobre si en Maranello no saben evolucionar bien el coche. Habrá mil discusiones. Pero lo más importante será que se hablará de un piloto español que pelea por ser campeón del mundo de Fórmula 1. Y esto, al final, es lo que importa.

Que 2020 sea un muy buen año con McLaren y que, a partir de 2021, podamos disfrutar de muchos éxitos de Sainz en Ferrari. A los que lleguen nuevos, bienvenidos. A los que vuelvan, bienvenidos de nuevo. Y a los que siempre hemos estado ahí, a disfrutar de esta nueva aventura sin entrar en peleas estériles que no llevan a nada. En definitiva, disfrutemos.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La Fórmula 1 española lleva muchos años en decadencia. La última vez que un piloto español luchó por ganar un título fue en 2012. Fernando Alonso llegó al último Gran Premio de aquella temporada con alguna remota opción de arrebatarle el título a Sebastian Vettel. Tras una carrera en la que tuvo opciones de llevarse el título durante el transcurso de la misma, se tuvo que volver de Brasil sin el tricampeonato, algo que el alemán sí se llevó de Interlagos. A partir de este instante, la Fórmula 1 fue poco a poco decayendo en España.

Atrás quedaron esos años de pasión del aficionado español por ver las carreras. Ese levantarse a las seis de la mañana para ver el Gran Premio de Australia o de Japón. Y quedaron atrás porque Fernando Alonso ya no luchaba por ganar. Su huida de Ferrari a McLaren en búsqueda de un proyecto ganador terminó trayendo la decepción a millares de hogares en España. Poco tenía que hacer con los de Maranello, pues ese proyecto estaba roto. Lo que no se podía imaginar es que el proyecto de McLaren Honda fuera muchísimo peor. Poco o nada bueno salió de él.

Con la decepción de este proyecto, llegó la desilusión por la categoría a muchos hogares, haciendo que dejaran de ver la Fórmula 1 y que ya solo algunos, que no pocos, quedásemos delante de la pantalla todos los domingos para ver las carreras. No somos ni mejor ni peor que los que dejaron de ver las carreras cuando Fernando Alonso se quedó sin opciones de ganar. Unos, además de la pasión por ver a un compatriota suyo ganar Grandes Premios, hemos seguido con el veneno de las carreras dentro de las venas, a otros se les fue cuando su bicampeón ya no podía ganar.

Sea como fuere, nace una nueva esperanza en España. Los que siempre hemos visto la Fórmula 1, seguiremos ahí en 2021. Pero esta vez estaremos más acompañados. Se unirán a nosotros muchos aficionados que volverán a ilusionarse con las carreras al volver a ver a otro español en Ferrari. La llegada de Carlos Sainz a Maranello hará que muchos de los que se fueron, vuelvan. Y puede que otros muchos que nunca hayan visto las carreras, se unan en esta nueva etapa. Los de siempre, por supuesto, estaremos aquí.

Toda persona, siga o no la Fórmula 1, sabe lo que significa Ferrari. Es sinónimo de ganar, incluso aunque llevemos seis años de dominio de Mercedes en la categoría. Ese color rojo tiene algo especial y es algo que se nota, se siga o no la categoría. Y a ese sitio va Carlos Sainz.

Y lo hace por méritos propios. No por apellido. El que diga que el madrileño va a Ferrari por su apellido seguramente lleve muchos años sin ver una carrera de Fórmula 1. Y, si de verdad la ha seguido durante este tiempo, no valora al piloto lo mismo que han hecho en Ferrari. Los italianos podían elegir a casi cualquier piloto de la parrilla, y se han decidido por él. Todos quieren pilotar para la Scuderia y muy pocos pueden hacerlo. Sainz tendrá la oportunidad porque se lo ha ganado, además de por ser rápido en la pista, por dos características: es muy trabajador y no es problemático.

Estos son los motivos que han hecho que Ferrari se decante por él. Lo que desencadenará en que muchas personas volverán o verán la Fórmula 1 por primera vez. Este fichaje renueva de esperanza la Fórmula 1 española. Entrar en el debate del puritanismo sobre qué seguidor de la categoría es mejor es estéril. Tanto el que la ha seguido toda la vida, como el que se sube al carro con este fichaje, aportan importantes cosas a que el automovilismo tenga mayor influencia en España. Esto, al final, es lo que importa.

Por ello, alegrémonos del fichaje de Sainz por Ferrari. Eso sí, que la ilusión no nos aparte de la realidad. No va como primer piloto a la Scuderia como lo hizo Alonso en 2010. Maranello es territorio Leclerc y Sainz llega como piloto de equipo. Piloto de equipo, que no es lo mismo que escudero.

En el equipo saben perfectamente que el rol de segundo piloto no lo asumiría nunca un piloto como Carlos Sainz. No tendrá este papel. Por supuesto, Charles Leclerc seguirá siendo el líder del equipo, pero su nuevo compañero tendrá la posibilidad de demostrar su valía. Y esto es algo muy necesario en Ferrari, ya que necesitan el máximo de sus dos pilotos para tener opciones de luchar por el mundial de constructores.

Con todo esto, 2021 será el año en el que renazca la esperanza por la Fórmula 1 en nuestro país. Volveremos a tener a un piloto vestido de rojo Ferrari. Lo más seguro es que podamos verlo en lo más alto del podio. Habrá discusiones sobre si se favorece más a Leclerc o a Sainz. Se debatirá sobre si en Maranello no saben evolucionar bien el coche. Habrá mil discusiones. Pero lo más importante será que se hablará de un piloto español que pelea por ser campeón del mundo de Fórmula 1. Y esto, al final, es lo que importa.

Que 2020 sea un muy buen año con McLaren y que, a partir de 2021, podamos disfrutar de muchos éxitos de Sainz en Ferrari. A los que lleguen nuevos, bienvenidos. A los que vuelvan, bienvenidos de nuevo. Y a los que siempre hemos estado ahí, a disfrutar de esta nueva aventura sin entrar en peleas estériles que no llevan a nada. En definitiva, disfrutemos.

_Fórmula 1

Las opciones de Fernando Alonso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
25-05-2020

_Fórmula 1

Carlos Sainz, una nueva esperanza

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
18-05-2020