_Tokyo 2020

Camino al Olimpo

Rubén Baez @Superbabel 22-07-2021

Llega la cita cumbre del deporte, esa con la que muchos niños sueñan y donde, a veces, esos sueños se convierten en realidad. Un evento de tal magnitud está plagado de historias maravillosas e hitos que se pueden cumplir.

Tokio 2020 tiene dos claros protagonistas en lo que a baloncesto se refiere: Pau Gasol y Luis Scola. Los eternos de España y Argentina, respectivamente. Ambos son nacidos en 1980 y ambos van a convertirse en ser los primeros jugadores que disputan el torneo olímpico con 41 años.

Pau Gasol busca el broche de oro, nunca mejor dicho, a una carrera que difícilmente va a igualar un compatriota (que no se apellide Gasol). Tras más de dos años lesionado, su vuelta a las pistas con el FC Barcelona sorprendió a todos los aficionados. En el final de la temporada de clubes ha mostrado un nivel muy alto, dadas las circunstancias, y llega a Japón listo para aportar en lo deportivo. Un primer puesto sería (casi) completar un palmarés único.

Las dos platas dejan un sabor agridulce. Son de un mérito increíble, pero tanto en 2008 como en 2012 queda la sensación de haber estado ‘cerca’. Sólo dos de las mejores selecciones de la historia de los Juegos Olímpicos apartaron a España del primer puesto. Aunque, tras la grave lesión, estar aquí ya es un éxito para Gasol y va a tener la despedida que buscaba: sobre el parquet. Si es con un ‘metal’, mejor.

El otro protagonista es Luis Scola. El alma de la ‘generación de oro’ de Argentina. El capitán de la albiceleste ha mostrado un compromiso con su selección que va más allá de lo normal. Y un nivel que también ha ido más allá de lo normal a su edad. Consiguió el oro olímpico en 2004 rodeado de jugadores como Ginóbili, Nocioni, Oberto o Pepe Sánchez y casi consigue el Mundial en 2019 rodeado de otros como Campazzo, Laprovittola o Deck.

El hecho de estar presentes en Tokio ya es un sueño cumplido tanto por Pau como por Scola. La posibilidad de ganar una medalla, un sueño por cumplir en las próximas dos semanas.

*Mención especial también para Rudy Fernández que, junto a los otros dos, va a ser uno de los tres jugadores que dispute sus quintos Juegos Olímpicos.

Imagen de cabecera: @spherasports

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Llega la cita cumbre del deporte, esa con la que muchos niños sueñan y donde, a veces, esos sueños se convierten en realidad. Un evento de tal magnitud está plagado de historias maravillosas e hitos que se pueden cumplir.

Tokio 2020 tiene dos claros protagonistas en lo que a baloncesto se refiere: Pau Gasol y Luis Scola. Los eternos de España y Argentina, respectivamente. Ambos son nacidos en 1980 y ambos van a convertirse en ser los primeros jugadores que disputan el torneo olímpico con 41 años.

Pau Gasol busca el broche de oro, nunca mejor dicho, a una carrera que difícilmente va a igualar un compatriota (que no se apellide Gasol). Tras más de dos años lesionado, su vuelta a las pistas con el FC Barcelona sorprendió a todos los aficionados. En el final de la temporada de clubes ha mostrado un nivel muy alto, dadas las circunstancias, y llega a Japón listo para aportar en lo deportivo. Un primer puesto sería (casi) completar un palmarés único.

Las dos platas dejan un sabor agridulce. Son de un mérito increíble, pero tanto en 2008 como en 2012 queda la sensación de haber estado ‘cerca’. Sólo dos de las mejores selecciones de la historia de los Juegos Olímpicos apartaron a España del primer puesto. Aunque, tras la grave lesión, estar aquí ya es un éxito para Gasol y va a tener la despedida que buscaba: sobre el parquet. Si es con un ‘metal’, mejor.

El otro protagonista es Luis Scola. El alma de la ‘generación de oro’ de Argentina. El capitán de la albiceleste ha mostrado un compromiso con su selección que va más allá de lo normal. Y un nivel que también ha ido más allá de lo normal a su edad. Consiguió el oro olímpico en 2004 rodeado de jugadores como Ginóbili, Nocioni, Oberto o Pepe Sánchez y casi consigue el Mundial en 2019 rodeado de otros como Campazzo, Laprovittola o Deck.

El hecho de estar presentes en Tokio ya es un sueño cumplido tanto por Pau como por Scola. La posibilidad de ganar una medalla, un sueño por cumplir en las próximas dos semanas.

*Mención especial también para Rudy Fernández que, junto a los otros dos, va a ser uno de los tres jugadores que dispute sus quintos Juegos Olímpicos.

Imagen de cabecera: @spherasports