_Fútbol femenino

Último tren a la Eurocopa

Este domingo arranca la concentración de la Selección española para preparar la Eurocopa femenina de Inglaterra (6-31 Julio), con una semana única de entrenamientos en Las Rozas y dos amistosos ante Australia e Italia. Jorge Vilda llamó a 28 futbolistas para estas fechas, pero solo 23 de ellas estarán en la lista definitiva. ¿Quiénes serán los cinco descartes?

Por lo pronto, vamos a enumerar a las jugadoras a las que consideramos fijas salvo lesión de última hora: las tres porteras (Paños, Gallardo y Misa), las zagueras Paredes, Mapi, Leila, Pereira, Ivana, Batlle y Laia, las centrocampistas Putellas, Aitana, Patri, Eizagirre y Mariona; y las delanteras Jenni Hermoso, Lucía García, Esther, Amaiur, Athenea y Pina. Si cualquiera de estos nombres no acaba en la convocatoria final, será una sorpresa, ya sea por su estabilidad en el grupo, sus méritos o por contar con un perfil necesario en la Selección.

Así pues, quedan dos plazas y siete futbolistas. Como dijo el propio seleccionador, “cualquiera tiene posibilidades de estar en la lista final de 23”, así que estas dos semanas se han convertido en una auténtica carrera de fondo, en una prueba para demostrar que pueden tener un hueco de cara a un torneo ilusionante y que puede ser histórico para la Roja. Toca reivindicarse.

Olga Carmona. Probablemente, la gran favorita a estar en la lista. La jugadora del Real Madrid ha sido una de las figuras del club blanco en el último tramo de la temporada, siendo decisiva en la clasificación para la Champions. Habitual en las convocatorias de la absoluta desde hace más de un año, Vilda la conoce muy bien de paso por categorías inferiores, donde todavía actuaba de extremo (con él ganó el Europeo sub-19 de 2018). Su polivalencia para actuar de lateral izquierdo o carrilera, donde se ha desempeñado en el Madrid, le puede abrir las puertas de par en par.

Sheila García. Su temporada en el Atlético ha sido la de su consagración definitiva. Si en el Rayo ya era una jugadora deslumbrante, en Alcalá ha demostrado en poco tiempo que no se habían equivocado con su fichaje. ¿Su baza para estar en la Euro? Puede jugar en las dos bandas y es desequilibrio puro. ¿En contra? Será difícil que Jorge lleve tanto a Olga como a Sheila, ambas extremos reconvertidas a laterales. Pero la yunquerana ha demostrado siempre un gran nivel y está contando con muchos minutos en la Roja (ha disputado 315’ de los últimos 360). Tiene 14 días para demostrar que merece estar en Inglaterra.

Ainhoa Moraza. Desde su debut en 2020 en la She Believes Cup ha alternado convocatorias y ausencias casi a partes iguales. La lateral izquierdo destaca por ofrecer siempre rendimiento inmediato y máxima regularidad, algo que le ha caracterizado en sus siete años vistiendo la camiseta del Athletic, club del que se ha despedido este mismo verano para recalar en el Atlético. La dura competencia en esa posición le pone muy difícil estar en la lista definitiva.

Irene Guerrero. Otra futbolista con muchas papeletas para estar en la Euro. Las lesiones le habían privado de cierta continuidad en la Selección, pero esta temporada ha sido la de su consolidación en el grupo, siendo habitual en las convocatorias (se cayó de la última ante Brasil y Escocia por lesión de última hora). Centrocampista muy completa (conducción, disparo desde media distancia, equilibrio), su rol es secundario por lo indiscutible del tridente Patri-Aitana-Alexia, pero cumple su papel a la perfección y sin hacer ruido. A sus 25 años y recién fichada por el Atlético tras su notable temporada en el Levante (nueve asistencias), sería su primera participación en un gran torneo con la Roja.

Teresa Abelleira. 22 años y un futuro más que prometedor. Tras su excelente carta de presentación en el Deportivo, en estos dos años en el Real Madrid ha crecido y madurado como futbolista, siendo indiscutible para Toril esta temporada (no se pierde una titularidad desde mediados de marzo) y ganándole la partida en esta lista a compañeras de la talla de Claudia Zornoza o Maite Oroz. Su candidatura tiene menos fuerza que la de Guerrero, pero cuenta con el favor de un Jorge Vilda con quien también ganó (junto a Carmona) aquel Europeo sub-19 de 2018. 

Marta Cardona. Si no fuera por las lesiones sufridas en el último año, estaríamos hablando no solo de una jugadora fija en la Selección, sino también en el once. En la 20-21 dio un salto de calidad tal que muchos la consideraron la MVP del Real Madrid, subcampeón de Primera Iberdrola, y en la Roja se había ganado un hueco en las alineaciones por su desequilibrio y su capacidad para decidir partidos. Sin embargo, el calvario vivido esta temporada (teniendo incluso que pasar por quirófano) la alejó demasiado tiempo de los terrenos de juego. Cuando regresó necesitaba minutos para recuperar la frescura, pero Toril (con un once ya fijo y con el objetivo de la Champions a contrarreloj) no se los dio. Vilda aseguró que lleva más de un mes entrenando bien y que “físicamente está perfectamente”, así que si conseguimos ver estos días un poco de su mejor versión, la aragonesa tiene que estar en la Euro sí o sí.

Salma Paralluelo. Es una de las joyas del fútbol femenino español y Jorge Vilda no ha desaprovechado la oportunidad para convocarla. La delantera del Villarreal tuvo que superar una rotura de ligamento cruzado, pero hace un par de meses que vuelve a brillar con luz propia, recuperando esa potencia y electricidad que le caracteriza, y mostrándose de nuevo al mundo con golazos como el que firmó ante el Barça. A sus 18 años, y con el atletismo como su otra gran pasión, afronta dos semanas muy importantes para ella, para su crecimiento y para su futuro. Tiene difícil ir a la Euro, pero esta llamada puede ser el principio de una carrera más que ilusionante en la Selección absoluta.

Imagen de cabecera: RFEF

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Este domingo arranca la concentración de la Selección española para preparar la Eurocopa femenina de Inglaterra (6-31 Julio), con una semana única de entrenamientos en Las Rozas y dos amistosos ante Australia e Italia. Jorge Vilda llamó a 28 futbolistas para estas fechas, pero solo 23 de ellas estarán en la lista definitiva. ¿Quiénes serán los cinco descartes?

Por lo pronto, vamos a enumerar a las jugadoras a las que consideramos fijas salvo lesión de última hora: las tres porteras (Paños, Gallardo y Misa), las zagueras Paredes, Mapi, Leila, Pereira, Ivana, Batlle y Laia, las centrocampistas Putellas, Aitana, Patri, Eizagirre y Mariona; y las delanteras Jenni Hermoso, Lucía García, Esther, Amaiur, Athenea y Pina. Si cualquiera de estos nombres no acaba en la convocatoria final, será una sorpresa, ya sea por su estabilidad en el grupo, sus méritos o por contar con un perfil necesario en la Selección.

Así pues, quedan dos plazas y siete futbolistas. Como dijo el propio seleccionador, “cualquiera tiene posibilidades de estar en la lista final de 23”, así que estas dos semanas se han convertido en una auténtica carrera de fondo, en una prueba para demostrar que pueden tener un hueco de cara a un torneo ilusionante y que puede ser histórico para la Roja. Toca reivindicarse.

Olga Carmona. Probablemente, la gran favorita a estar en la lista. La jugadora del Real Madrid ha sido una de las figuras del club blanco en el último tramo de la temporada, siendo decisiva en la clasificación para la Champions. Habitual en las convocatorias de la absoluta desde hace más de un año, Vilda la conoce muy bien de paso por categorías inferiores, donde todavía actuaba de extremo (con él ganó el Europeo sub-19 de 2018). Su polivalencia para actuar de lateral izquierdo o carrilera, donde se ha desempeñado en el Madrid, le puede abrir las puertas de par en par.

Sheila García. Su temporada en el Atlético ha sido la de su consagración definitiva. Si en el Rayo ya era una jugadora deslumbrante, en Alcalá ha demostrado en poco tiempo que no se habían equivocado con su fichaje. ¿Su baza para estar en la Euro? Puede jugar en las dos bandas y es desequilibrio puro. ¿En contra? Será difícil que Jorge lleve tanto a Olga como a Sheila, ambas extremos reconvertidas a laterales. Pero la yunquerana ha demostrado siempre un gran nivel y está contando con muchos minutos en la Roja (ha disputado 315’ de los últimos 360). Tiene 14 días para demostrar que merece estar en Inglaterra.

Ainhoa Moraza. Desde su debut en 2020 en la She Believes Cup ha alternado convocatorias y ausencias casi a partes iguales. La lateral izquierdo destaca por ofrecer siempre rendimiento inmediato y máxima regularidad, algo que le ha caracterizado en sus siete años vistiendo la camiseta del Athletic, club del que se ha despedido este mismo verano para recalar en el Atlético. La dura competencia en esa posición le pone muy difícil estar en la lista definitiva.

Irene Guerrero. Otra futbolista con muchas papeletas para estar en la Euro. Las lesiones le habían privado de cierta continuidad en la Selección, pero esta temporada ha sido la de su consolidación en el grupo, siendo habitual en las convocatorias (se cayó de la última ante Brasil y Escocia por lesión de última hora). Centrocampista muy completa (conducción, disparo desde media distancia, equilibrio), su rol es secundario por lo indiscutible del tridente Patri-Aitana-Alexia, pero cumple su papel a la perfección y sin hacer ruido. A sus 25 años y recién fichada por el Atlético tras su notable temporada en el Levante (nueve asistencias), sería su primera participación en un gran torneo con la Roja.

Teresa Abelleira. 22 años y un futuro más que prometedor. Tras su excelente carta de presentación en el Deportivo, en estos dos años en el Real Madrid ha crecido y madurado como futbolista, siendo indiscutible para Toril esta temporada (no se pierde una titularidad desde mediados de marzo) y ganándole la partida en esta lista a compañeras de la talla de Claudia Zornoza o Maite Oroz. Su candidatura tiene menos fuerza que la de Guerrero, pero cuenta con el favor de un Jorge Vilda con quien también ganó (junto a Carmona) aquel Europeo sub-19 de 2018. 

Marta Cardona. Si no fuera por las lesiones sufridas en el último año, estaríamos hablando no solo de una jugadora fija en la Selección, sino también en el once. En la 20-21 dio un salto de calidad tal que muchos la consideraron la MVP del Real Madrid, subcampeón de Primera Iberdrola, y en la Roja se había ganado un hueco en las alineaciones por su desequilibrio y su capacidad para decidir partidos. Sin embargo, el calvario vivido esta temporada (teniendo incluso que pasar por quirófano) la alejó demasiado tiempo de los terrenos de juego. Cuando regresó necesitaba minutos para recuperar la frescura, pero Toril (con un once ya fijo y con el objetivo de la Champions a contrarreloj) no se los dio. Vilda aseguró que lleva más de un mes entrenando bien y que “físicamente está perfectamente”, así que si conseguimos ver estos días un poco de su mejor versión, la aragonesa tiene que estar en la Euro sí o sí.

Salma Paralluelo. Es una de las joyas del fútbol femenino español y Jorge Vilda no ha desaprovechado la oportunidad para convocarla. La delantera del Villarreal tuvo que superar una rotura de ligamento cruzado, pero hace un par de meses que vuelve a brillar con luz propia, recuperando esa potencia y electricidad que le caracteriza, y mostrándose de nuevo al mundo con golazos como el que firmó ante el Barça. A sus 18 años, y con el atletismo como su otra gran pasión, afronta dos semanas muy importantes para ella, para su crecimiento y para su futuro. Tiene difícil ir a la Euro, pero esta llamada puede ser el principio de una carrera más que ilusionante en la Selección absoluta.

Imagen de cabecera: RFEF