_Tenis

Federer y Wimbledon 2021, se acaba el sueño

Alejandro Pérez @aperezgom 08-07-2021

Este miércoles siete de junio de 2021 se ha acabado el gran reto de Roger Federer para 2021. El suizo ha cedido en los cuartos de final de su torneo, Wimbledon, ante el polaco Hubert Hurkacz en tres mangas (6-3 7-6 6-0). Es un mal día para todo amante del tenis. Independientemente de gustos o preferencias, ver a Federer perder en el All England Lawn Tennis and Croquet Club, no es un trago amable.

Vamos a poner el contexto. El genio de Basilea cumplirá las 40 primaveras en un mes (8 de agosto). 40 años. Alcanzó su 20º Grand Slam y último gran éxito en enero de 2018, defendiendo con éxito el título conseguido un año antes en Melbourne. Su única necesidad de seguir dándose las palizas que supone el tenis al máximo nivel es un amor infinito por su deporte.

Tras un 2020 donde solo jugó el Abierto de Australia previo a la pandemia y perdió en semifinales ante Djokovic, el suizo no reanudó con el circuito con el objetivo de preparar un 2021 centrado en su gran escenario: The Championships.

En marzo en Doha jugó dos partidos. En mayo en Ginebra disputó uno. Reapareció en un Grand Slam en París con la intención de ganar minutos en pista, competitividad y sensaciones. Tras tres triunfos, el último el más sufrido, decidió retirarse antes de los 1/8 ya que el objetivo real siempre estaba en Londres.

En su casa, en su jardín, en su pista, Roger Federer volvía para tratar de conseguir un casi imposible: el noveno Wimbledon y el 21º Grand Slam. Bajo un prisma realista, ver a Federer levantando el título era casi utópico. Quizás no tanto por lo que el propio Roger pudiera ofrecer sino por lo que podía tener enfrente, empezando con un Novak Djokovic al que nadie parece ser capaz de hacerle sombra.

Mannarino, Gasquet, Norrie, Sonego y Hurkacz. han sido los cinco rivales de Federer en Wimbledon 2021. En primera ronda se vio dos sets a uno abajo y accedió a segunda ronda por la retirada del francés al comenzar el quinto set. Richard en segunda no pudo sumar ningún set. Cameron Norrie le puso algo de emoción ganando el tercero y Lorenzo Sonego se fue a casa en sets corridos.

En los cuartos de final, Federer se medía a Hubert Hurkacz, verdugo de Medvedev el día anterior en un partido que se jugó en dos tandas por la lluvia. Con menos de 24 horas de descanso, el polaco volvía a salir a pista para, ahora, meterse en su partido más importante consiguiendo su victoria de mayor prestigio.

El triunfo de Hurkacz o la derrota de Federer tienen dos puntos que entran en la historia: el 6-0 del tercer set es la primera vez que el suizo encaja un marcador así en el torneo. La derrota en tres mangas es la tercera vez que ocurre con Federer y Wimbledon: Hurkacz en cuartos de final en 2021, Kafelnikov en primera ronda en 2000 y Ancic también en primera ronda en 2002.

Roger Federer ha sido, probablemente, el mejor tenista de la historia. Con un par de nombres o a su altura o muy cerca. Pero es ley de vida que todo lo que empieza acaba. Acabará. Pero el mérito es que se mantenga durante 15 años. Wimbledon no se entiende sin Federer ni Federer sin Wimbledon. Al igual que sus dos competidores en la carrera de la historia en sus respectivos escenarios de dominación. Ahí radica el éxito. Llegar, darlo todo, conquistar, mantenerse y trascender. Roger Federer es de los pocos nombres universales que dices en una isla desierta y lo reconocen.

El 21º, si llega, no será en Wimbledon 2021. ¿Llegará? La lógica dice que es más improbable cada Grand Slam que pasa. Pero lo mismo pensaban muchos en 2017 y en 13 meses pasó de 17 a 20 títulos. Honores máximos. 40 años.

Imagen de cabecera: Wimbledon (@Wimbledon)

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Este miércoles siete de junio de 2021 se ha acabado el gran reto de Roger Federer para 2021. El suizo ha cedido en los cuartos de final de su torneo, Wimbledon, ante el polaco Hubert Hurkacz en tres mangas (6-3 7-6 6-0). Es un mal día para todo amante del tenis. Independientemente de gustos o preferencias, ver a Federer perder en el All England Lawn Tennis and Croquet Club, no es un trago amable.

Vamos a poner el contexto. El genio de Basilea cumplirá las 40 primaveras en un mes (8 de agosto). 40 años. Alcanzó su 20º Grand Slam y último gran éxito en enero de 2018, defendiendo con éxito el título conseguido un año antes en Melbourne. Su única necesidad de seguir dándose las palizas que supone el tenis al máximo nivel es un amor infinito por su deporte.

Tras un 2020 donde solo jugó el Abierto de Australia previo a la pandemia y perdió en semifinales ante Djokovic, el suizo no reanudó con el circuito con el objetivo de preparar un 2021 centrado en su gran escenario: The Championships.

En marzo en Doha jugó dos partidos. En mayo en Ginebra disputó uno. Reapareció en un Grand Slam en París con la intención de ganar minutos en pista, competitividad y sensaciones. Tras tres triunfos, el último el más sufrido, decidió retirarse antes de los 1/8 ya que el objetivo real siempre estaba en Londres.

En su casa, en su jardín, en su pista, Roger Federer volvía para tratar de conseguir un casi imposible: el noveno Wimbledon y el 21º Grand Slam. Bajo un prisma realista, ver a Federer levantando el título era casi utópico. Quizás no tanto por lo que el propio Roger pudiera ofrecer sino por lo que podía tener enfrente, empezando con un Novak Djokovic al que nadie parece ser capaz de hacerle sombra.

Mannarino, Gasquet, Norrie, Sonego y Hurkacz. han sido los cinco rivales de Federer en Wimbledon 2021. En primera ronda se vio dos sets a uno abajo y accedió a segunda ronda por la retirada del francés al comenzar el quinto set. Richard en segunda no pudo sumar ningún set. Cameron Norrie le puso algo de emoción ganando el tercero y Lorenzo Sonego se fue a casa en sets corridos.

En los cuartos de final, Federer se medía a Hubert Hurkacz, verdugo de Medvedev el día anterior en un partido que se jugó en dos tandas por la lluvia. Con menos de 24 horas de descanso, el polaco volvía a salir a pista para, ahora, meterse en su partido más importante consiguiendo su victoria de mayor prestigio.

El triunfo de Hurkacz o la derrota de Federer tienen dos puntos que entran en la historia: el 6-0 del tercer set es la primera vez que el suizo encaja un marcador así en el torneo. La derrota en tres mangas es la tercera vez que ocurre con Federer y Wimbledon: Hurkacz en cuartos de final en 2021, Kafelnikov en primera ronda en 2000 y Ancic también en primera ronda en 2002.

Roger Federer ha sido, probablemente, el mejor tenista de la historia. Con un par de nombres o a su altura o muy cerca. Pero es ley de vida que todo lo que empieza acaba. Acabará. Pero el mérito es que se mantenga durante 15 años. Wimbledon no se entiende sin Federer ni Federer sin Wimbledon. Al igual que sus dos competidores en la carrera de la historia en sus respectivos escenarios de dominación. Ahí radica el éxito. Llegar, darlo todo, conquistar, mantenerse y trascender. Roger Federer es de los pocos nombres universales que dices en una isla desierta y lo reconocen.

El 21º, si llega, no será en Wimbledon 2021. ¿Llegará? La lógica dice que es más improbable cada Grand Slam que pasa. Pero lo mismo pensaban muchos en 2017 y en 13 meses pasó de 17 a 20 títulos. Honores máximos. 40 años.

Imagen de cabecera: Wimbledon (@Wimbledon)

_Tenis

Nadal y una oportunidad inédita

David Sánchez @dasanchez__
20-01-2022

_Tenis

Responsabilidad

Alejandro Pérez @aperezgom
13-01-2022