_NBA

Premios NBA 20/21, ¿quién los merece?

Juan Díaz @JuandiRgz 19-05-2021

etiquetas:

MVP NBA Nikola Jokic

La temporada regular más inusual de la historia ha terminado y toca hacer balance de quienes han sido los mejores en este intenso año antes de que la magnitud de los playoffs nos borre la memoria. Inmersos en el play-in que se está disputando esta semana, desde Sphera Sports opinamos sobre quienes se deberían de llevar los galardones en cada uno de los premios de la regular season. ¿Estás de acuerdo?, ¿quién te falta, quién te sobra? 

MVP: Nikola Jokić

A mitad de temporada todo apuntaba a que la carrera por el MVP sería larga y competida, sin embargo, en los últimos meses de competición el camino se ha allanado para que Jokić se haga con el preciado distintivo. Ya no es solo su superioridad en las estadísticas y estadísticas avanzadas, es que es el candidato más regular y el que más partidos ha jugado durante la temporada.

Gran parte del mérito del MVP se lo ha ganado gracias a cómo ha mantenido a flote a unos Nuggets más que mermados por las lesiones de Jamal Murray, Will Barton y Monte Morris. Sin la colaboración de la segunda estrella del equipo -Murray-, Nikola ha aumentado el porcentaje de victorias de los de Denver (73%). Ha sido diferencial en los momentos más difíciles, no solo aumentando estadísticas, sino también sumando triunfos.


Jugador defensivo del año: Ben Simmons

Fue la pieza angular en la defensa de los Sixers, uno de los mejores equipos de la temporada. Su versatilidad para poder defender con éxito a casi cualquier jugador, independientemente de su tamaño, es su gran valuarte. Quizás no ha sido tan intimidante como Gobert o como su compañero de equipo Joel Embiid, sin embargo, ha otorgado un plus energético defensivo a su equipo y desconectado del partido a algunos de los mejores bases de la liga.


Rookie del año: LaMelo Ball

A estas alturas solo quedan dos nombres propios en el debate por el rookie del año: LaMelo Ball y Anthony Edwards. Los dos jugadores han hecho méritos suficientes para llevarse el galardón pero quizás sea el pequeño de los Ball el que más haya destacado dentro de la pista. LaMelo ha crecido con el paso de la temporada, ha contribuido positivamente a un equipo como los Hornets, con mucho en juego desde el primer día. Ha sido el mejor tirador, creador de juego y reboteador que su principal rival por el premio. Su talón de aquiles puede ser el tiempo jugado, Edwards lo supera por más de 800 minutos.


Entrenador del año: Tom Thibodeau

Me va a tener que perdonar Monty Williams, uno de los nombres propios de la temporada, pero lo que ha hecho Thibodeau con los Knicks se puede catalogar de auténtico milagro. El entrenador de la franquicia neoyorquina culminó la metamorfosis de un equipo acostumbrado a la derrota en la revelación del año. 

Terminó la temporada con un récord que nadie esperaba (41-31), consiguió ventaja de campo en primera ronda de los playoffs, ha convertido a un jugador irregular en un All-NBA -Julius Randle- y lo más importante, ha conseguido que los aficionados vuelvan a sentirse identificados con el equipo. Una temporada para enmarcar. 


Sexto hombre del año: Jordan Clarkson

El máximo anotador de la temporada desde el banquillo y, lo más importante, ha terminado la temporada en su mejor momento. Ante los Warriors firmó la mejor actuación de la temporada de un suplente: 41 puntos. Es cierto que no aporta gran cosa en defensa, pero es capaz de sostener ofensivamente a todo unos Jazz. Los de Utah no habrían podido conseguir el mejor récord de victorias de la temporada sin Clarkson como sexto hombre, no hay más que hablar.


Jugador más mejorado: Julius Randle

Randle ha encontrado la estabilidad necesaria en Nueva York y ha firmado los mejores números de su carrera. La madurez en su juego es ya una evidencia y, lo más importante, ha transformado sus grandes actuaciones en victorias. Toma la decisión correcta en casi todas las jugadas y se está demostrando en sus estadísticas, reparte seis asistencias por partido, el doble de la media de su carrera. Por dar una razón más, se ha convertido en un jugador más que efectivo en el plano defensivo, algo que siempre había sido su punto débil. Su mejora es casi proporcional a la de su equipo.

Imagen de cabecera: Imago

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La temporada regular más inusual de la historia ha terminado y toca hacer balance de quienes han sido los mejores en este intenso año antes de que la magnitud de los playoffs nos borre la memoria. Inmersos en el play-in que se está disputando esta semana, desde Sphera Sports opinamos sobre quienes se deberían de llevar los galardones en cada uno de los premios de la regular season. ¿Estás de acuerdo?, ¿quién te falta, quién te sobra? 

MVP: Nikola Jokić

A mitad de temporada todo apuntaba a que la carrera por el MVP sería larga y competida, sin embargo, en los últimos meses de competición el camino se ha allanado para que Jokić se haga con el preciado distintivo. Ya no es solo su superioridad en las estadísticas y estadísticas avanzadas, es que es el candidato más regular y el que más partidos ha jugado durante la temporada.

Gran parte del mérito del MVP se lo ha ganado gracias a cómo ha mantenido a flote a unos Nuggets más que mermados por las lesiones de Jamal Murray, Will Barton y Monte Morris. Sin la colaboración de la segunda estrella del equipo -Murray-, Nikola ha aumentado el porcentaje de victorias de los de Denver (73%). Ha sido diferencial en los momentos más difíciles, no solo aumentando estadísticas, sino también sumando triunfos.


Jugador defensivo del año: Ben Simmons

Fue la pieza angular en la defensa de los Sixers, uno de los mejores equipos de la temporada. Su versatilidad para poder defender con éxito a casi cualquier jugador, independientemente de su tamaño, es su gran valuarte. Quizás no ha sido tan intimidante como Gobert o como su compañero de equipo Joel Embiid, sin embargo, ha otorgado un plus energético defensivo a su equipo y desconectado del partido a algunos de los mejores bases de la liga.


Rookie del año: LaMelo Ball

A estas alturas solo quedan dos nombres propios en el debate por el rookie del año: LaMelo Ball y Anthony Edwards. Los dos jugadores han hecho méritos suficientes para llevarse el galardón pero quizás sea el pequeño de los Ball el que más haya destacado dentro de la pista. LaMelo ha crecido con el paso de la temporada, ha contribuido positivamente a un equipo como los Hornets, con mucho en juego desde el primer día. Ha sido el mejor tirador, creador de juego y reboteador que su principal rival por el premio. Su talón de aquiles puede ser el tiempo jugado, Edwards lo supera por más de 800 minutos.


Entrenador del año: Tom Thibodeau

Me va a tener que perdonar Monty Williams, uno de los nombres propios de la temporada, pero lo que ha hecho Thibodeau con los Knicks se puede catalogar de auténtico milagro. El entrenador de la franquicia neoyorquina culminó la metamorfosis de un equipo acostumbrado a la derrota en la revelación del año. 

Terminó la temporada con un récord que nadie esperaba (41-31), consiguió ventaja de campo en primera ronda de los playoffs, ha convertido a un jugador irregular en un All-NBA -Julius Randle- y lo más importante, ha conseguido que los aficionados vuelvan a sentirse identificados con el equipo. Una temporada para enmarcar. 


Sexto hombre del año: Jordan Clarkson

El máximo anotador de la temporada desde el banquillo y, lo más importante, ha terminado la temporada en su mejor momento. Ante los Warriors firmó la mejor actuación de la temporada de un suplente: 41 puntos. Es cierto que no aporta gran cosa en defensa, pero es capaz de sostener ofensivamente a todo unos Jazz. Los de Utah no habrían podido conseguir el mejor récord de victorias de la temporada sin Clarkson como sexto hombre, no hay más que hablar.


Jugador más mejorado: Julius Randle

Randle ha encontrado la estabilidad necesaria en Nueva York y ha firmado los mejores números de su carrera. La madurez en su juego es ya una evidencia y, lo más importante, ha transformado sus grandes actuaciones en victorias. Toma la decisión correcta en casi todas las jugadas y se está demostrando en sus estadísticas, reparte seis asistencias por partido, el doble de la media de su carrera. Por dar una razón más, se ha convertido en un jugador más que efectivo en el plano defensivo, algo que siempre había sido su punto débil. Su mejora es casi proporcional a la de su equipo.

Imagen de cabecera: Imago

etiquetas:

MVP NBA Nikola Jokic

_NBA

Los Grizzlies siguen a lo suyo

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
18-01-2022