_Fórmula 1

Parc fermé: GP Turquía

El Gran Premio de Turquía ha sido uno de los más impredecibles de los últimos años. Los organizadores decidieron reasfaltar la pista semanas antes de la llegada de la Fórmula 1 y convirtieron el trazado en una auténtica pista de hielo. A esto le tenemos que sumar que la meteorología era cambiante. Lewis Hamilton se proclamó heptacampeón ganando el Gran Premio tras realizar una carrera espectacular. Estas son las cinco reflexiones que hago sobre el fin de semana.

Hamilton demuestra su grandeza

Como todo piloto ganador, tiene su club de detractores. El principal argumento que se usa contra Hamilton para disminuir su grandeza es que pilota en el mejor monoplaza y sin rival. En parte, es cierto, pero en Turquía demostró que es uno de los mejores de la historia.

Mercedes no tenía ritmo en el resbaladizo asfalto del Istanbul Park. Lo pudimos ver el sábado, cuando firmaron su peor clasificación de toda la era híbrida. El domingo, Hamilton comenzó poco a poco una remontada que culminaría en la segunda mitad de la carrera.

La clave estuvo en la gestión de los neumáticos y en no cometer errores. Las carreras con clima cambiante las ganan normalmente los que menos cambios de gomas realizan. Cuando todos sus rivales, salvo Pérez, optaron por una segunda parada para montar otro juego de intermedios, él decidió mantenerse en pista. Aquí estuvo la mitad de la victoria.

La otra mitad estuvo en su ritmo a final de carrera y en que no cometió errores. Los dos pilotos de Red Bull, que mostraron en ocasiones ser los más rápidos en pista, cometieron fallos que condenaron sus neumáticos. Hamilton adelantó a Pérez cuando era líder y fue directo a por la victoria. Al final, aventajó en medio minuto a sus rivales.

La carrera de Hamilton en Turquía demuestra que la mayoría podrían ganar con este Mercedes, pero que muy pocos podrían ganar siempre con este Mercedes. Me atrevo a decir que ningún otro piloto de la actual parrilla, o solo alguno, habría colocado hoy a ese monoplaza 1º. Independientemente de los números, esta es la grandeza de Hamilton.

Racing Point dio la sorpresa

El equipo de Lawrence Stroll firmó un fin de semana realmente bueno. Stroll sorprendió a propios y a extraños consiguiendo una pole que todos pensaban que era para Verstappen. Pérez completó el gran sábado con un tercer puesto.

Durante la carrera, siguieron con el gran ritmo mostrado en clasificación y durante gran parte de la carrera un doblete de Racing Point fue una opción muy real. Pérez realizó una gestión magnífica de los neumáticos finalizando segundo la carrera, solo por detrás del intratable Hamilton. En cambio, Stroll se diluyó.

El canadiense lideró más de la mitad de la carrera, pero su ritmo empezó a desaparecer al final de la vida de sus primeros intermedios. El excelente rendimiento de Stroll se esfumó por completo cuando montó el segundo juego de gomas intermedias. Pasó de líder a líder a octavo en tan solo seis vueltas. Lo tenía todo de cara para conseguir un gran resultado, incluso la victoria, y finalmente solo pudo ser noveno.

Redención para Ferrari

Los italianos necesitaban un fin de semana como este. Han sido uno de los que mejor partido han sacado a las condiciones adversas de esta pista. La mayor prueba de ello es que son el equipo que más puntos han sumado.

Ninguno de sus dos monoplazas consiguió clasificarse entre los diez primeros. El domingo cambiaron las tornas y firmaron dos grandes remontadas. Vettel volvió a subir al podio tras arrebatarle a Leclerc el tercer puesto en las últimas curvas de la carrera. El monegasco luchaba por ser segundo y terminó siendo cuarto. Los italianos tuvieron, por unos instantes, a uno de sus monoplazas en segunda posición.

Salir de Turquía con un tercer y cuarto puesto es una perfecta inyección de moral. Además, le permite a Vettel salir de Ferrari con buen sabor de boca tras una temporada para olvidar. Tras muchos fines de semana de agobio, pueden disfrutar de un buen resultado en Maranello.

Sainz se hizo grande el domingo

Durante la clasificación pudimos ver cómo los McLaren no tenían ritmo en el Istanbul Park. Ambos monoplazas se quedaron fuera de la Q3 por primera vez en 2020. El Gran Premio estaba muy negro para los de Woking, ya que no conseguían encontrar las condiciones óptimas para rodar en el resbaladizo trazado. Por si esto fuera poco, sancionaron a sus dos pilotos con puestos en parrilla.

A pesar de todas las adversidades, Sainz se bajó la visera el domingo y culminó una remontada de 10. En la salida, ganó seis posiciones para pasar de 15º a 9º. Estuvo muy constante durante toda la carrera, sin cometer errores. Esto le permitió ir escalando puestos poco a poco hasta llegar al 5º.

Cruzó la meta a solo 3 segundos de Sergio Pérez, el piloto que terminó en segunda posición. El español dio lo mejor de sí y llevó al McLaren a posiciones mucho más altas de las que le correspondían en Turquía. Él, junto con Norris, salvó una importante bola de partido para McLaren en el mundial de constructores.

Verstappen no tuvo el día

El sábado era el favorito para la pole. Fue el más rápido durante toda la sesión, pero en el momento clave los Racing Point dieron un golpe sobre la mesa y se tuvo que conformar con el segundo. A pesar de ello, tenía una muy buena posición para la carrera. Con los Mercedes muy atrás en la parrilla era uno de los favoritos para la victoria.

Su carrera comenzó con una mala salida en la que perdió varias posiciones. No tardó mucho en recuperar parte de lo perdido.

Max arriesgó al máximo como nos tiene acostumbrados y esta vez le salió mal. Intentó un adelantamiento realmente complicado a Pérez para recuperar el segundo puesto y terminó trompeando. Ha conseguido realizar muchas maniobras imposibles, pero esta vez no la tuvo. A partir de este momento, se desvanecieron todas sus opciones de victoria.

El neerlandés es uno de los pilotos que más espectáculo dan en la categoría. Es digno de aplaudir el adelantamiento que intentó al mexicano de Racing Point. En esta ocasión no le salió y perdió una gran oportunidad de victoria en un fin de semana en el que Mercedes parecía que no estaba.

Notas

-Mercedes (8): Hamilton (10), Bottas (4)

-Ferrari (9): Vettel (10), Leclerc (9)

-Red Bull (8): Verstappen (7), Albon (7)

-McLaren (8): Sainz (10), Norris (8)

-Renault (7): Ricciardo (7), Ocon (7)

-Alpha Tauri (6): Gasly (6), Kvyat (6)

-Racing Point (10): Pérez (10), Stroll (7)

-Alfa Romeo (8): Raikkonen (8), Giovinazzi (7)

-Haas (6): Grosjean (6), Magnussen (8)

-Williams (6): Russell (6), Latifi (6)

Imagen de cabecera: Clive Mason/Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El Gran Premio de Turquía ha sido uno de los más impredecibles de los últimos años. Los organizadores decidieron reasfaltar la pista semanas antes de la llegada de la Fórmula 1 y convirtieron el trazado en una auténtica pista de hielo. A esto le tenemos que sumar que la meteorología era cambiante. Lewis Hamilton se proclamó heptacampeón ganando el Gran Premio tras realizar una carrera espectacular. Estas son las cinco reflexiones que hago sobre el fin de semana.

Hamilton demuestra su grandeza

Como todo piloto ganador, tiene su club de detractores. El principal argumento que se usa contra Hamilton para disminuir su grandeza es que pilota en el mejor monoplaza y sin rival. En parte, es cierto, pero en Turquía demostró que es uno de los mejores de la historia.

Mercedes no tenía ritmo en el resbaladizo asfalto del Istanbul Park. Lo pudimos ver el sábado, cuando firmaron su peor clasificación de toda la era híbrida. El domingo, Hamilton comenzó poco a poco una remontada que culminaría en la segunda mitad de la carrera.

La clave estuvo en la gestión de los neumáticos y en no cometer errores. Las carreras con clima cambiante las ganan normalmente los que menos cambios de gomas realizan. Cuando todos sus rivales, salvo Pérez, optaron por una segunda parada para montar otro juego de intermedios, él decidió mantenerse en pista. Aquí estuvo la mitad de la victoria.

La otra mitad estuvo en su ritmo a final de carrera y en que no cometió errores. Los dos pilotos de Red Bull, que mostraron en ocasiones ser los más rápidos en pista, cometieron fallos que condenaron sus neumáticos. Hamilton adelantó a Pérez cuando era líder y fue directo a por la victoria. Al final, aventajó en medio minuto a sus rivales.

La carrera de Hamilton en Turquía demuestra que la mayoría podrían ganar con este Mercedes, pero que muy pocos podrían ganar siempre con este Mercedes. Me atrevo a decir que ningún otro piloto de la actual parrilla, o solo alguno, habría colocado hoy a ese monoplaza 1º. Independientemente de los números, esta es la grandeza de Hamilton.

Racing Point dio la sorpresa

El equipo de Lawrence Stroll firmó un fin de semana realmente bueno. Stroll sorprendió a propios y a extraños consiguiendo una pole que todos pensaban que era para Verstappen. Pérez completó el gran sábado con un tercer puesto.

Durante la carrera, siguieron con el gran ritmo mostrado en clasificación y durante gran parte de la carrera un doblete de Racing Point fue una opción muy real. Pérez realizó una gestión magnífica de los neumáticos finalizando segundo la carrera, solo por detrás del intratable Hamilton. En cambio, Stroll se diluyó.

El canadiense lideró más de la mitad de la carrera, pero su ritmo empezó a desaparecer al final de la vida de sus primeros intermedios. El excelente rendimiento de Stroll se esfumó por completo cuando montó el segundo juego de gomas intermedias. Pasó de líder a líder a octavo en tan solo seis vueltas. Lo tenía todo de cara para conseguir un gran resultado, incluso la victoria, y finalmente solo pudo ser noveno.

Redención para Ferrari

Los italianos necesitaban un fin de semana como este. Han sido uno de los que mejor partido han sacado a las condiciones adversas de esta pista. La mayor prueba de ello es que son el equipo que más puntos han sumado.

Ninguno de sus dos monoplazas consiguió clasificarse entre los diez primeros. El domingo cambiaron las tornas y firmaron dos grandes remontadas. Vettel volvió a subir al podio tras arrebatarle a Leclerc el tercer puesto en las últimas curvas de la carrera. El monegasco luchaba por ser segundo y terminó siendo cuarto. Los italianos tuvieron, por unos instantes, a uno de sus monoplazas en segunda posición.

Salir de Turquía con un tercer y cuarto puesto es una perfecta inyección de moral. Además, le permite a Vettel salir de Ferrari con buen sabor de boca tras una temporada para olvidar. Tras muchos fines de semana de agobio, pueden disfrutar de un buen resultado en Maranello.

Sainz se hizo grande el domingo

Durante la clasificación pudimos ver cómo los McLaren no tenían ritmo en el Istanbul Park. Ambos monoplazas se quedaron fuera de la Q3 por primera vez en 2020. El Gran Premio estaba muy negro para los de Woking, ya que no conseguían encontrar las condiciones óptimas para rodar en el resbaladizo trazado. Por si esto fuera poco, sancionaron a sus dos pilotos con puestos en parrilla.

A pesar de todas las adversidades, Sainz se bajó la visera el domingo y culminó una remontada de 10. En la salida, ganó seis posiciones para pasar de 15º a 9º. Estuvo muy constante durante toda la carrera, sin cometer errores. Esto le permitió ir escalando puestos poco a poco hasta llegar al 5º.

Cruzó la meta a solo 3 segundos de Sergio Pérez, el piloto que terminó en segunda posición. El español dio lo mejor de sí y llevó al McLaren a posiciones mucho más altas de las que le correspondían en Turquía. Él, junto con Norris, salvó una importante bola de partido para McLaren en el mundial de constructores.

Verstappen no tuvo el día

El sábado era el favorito para la pole. Fue el más rápido durante toda la sesión, pero en el momento clave los Racing Point dieron un golpe sobre la mesa y se tuvo que conformar con el segundo. A pesar de ello, tenía una muy buena posición para la carrera. Con los Mercedes muy atrás en la parrilla era uno de los favoritos para la victoria.

Su carrera comenzó con una mala salida en la que perdió varias posiciones. No tardó mucho en recuperar parte de lo perdido.

Max arriesgó al máximo como nos tiene acostumbrados y esta vez le salió mal. Intentó un adelantamiento realmente complicado a Pérez para recuperar el segundo puesto y terminó trompeando. Ha conseguido realizar muchas maniobras imposibles, pero esta vez no la tuvo. A partir de este momento, se desvanecieron todas sus opciones de victoria.

El neerlandés es uno de los pilotos que más espectáculo dan en la categoría. Es digno de aplaudir el adelantamiento que intentó al mexicano de Racing Point. En esta ocasión no le salió y perdió una gran oportunidad de victoria en un fin de semana en el que Mercedes parecía que no estaba.

Notas

-Mercedes (8): Hamilton (10), Bottas (4)

-Ferrari (9): Vettel (10), Leclerc (9)

-Red Bull (8): Verstappen (7), Albon (7)

-McLaren (8): Sainz (10), Norris (8)

-Renault (7): Ricciardo (7), Ocon (7)

-Alpha Tauri (6): Gasly (6), Kvyat (6)

-Racing Point (10): Pérez (10), Stroll (7)

-Alfa Romeo (8): Raikkonen (8), Giovinazzi (7)

-Haas (6): Grosjean (6), Magnussen (8)

-Williams (6): Russell (6), Latifi (6)

Imagen de cabecera: Clive Mason/Getty Images

_Fórmula 1

Sueño cumplido

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
17-01-2022

_Fórmula 1

El trabajador silencioso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
10-01-2022