_Tenis

Novak Djokovic y Carlos Alcaraz dan lustre al fin de semana

Novak Djokovic levantó el sábado su 35º Masters 1000 en Cincinnati. Carlos Alcaraz alzó el domingo su primer torneo Challenger, en Trieste, a sus 17 años. Los dos tenistas, a sus respectivos niveles, han sido los grandes protagonistas del fin de semana tenístico. Los focos se los ha llevado Djokovic, lógico. Pero el triunfo de Alcaraz es una prueba más del talento que atesora.

Cincinnati, en la burbuja de Nueva York, ha sido la primera cita del circuito ATP en la reanudación. Un Masters 1000 como preámbulo de un Grand Slam para volver a la competición. Djokovic, que ha sido uno de los protagonistas negativos durante el parón por organizar un torneo de exhibición (Adria Tour) donde se puso de manifiesto la falta de medidas de precaución contra el virus, ha vuelto como se fue: ganando.

Así estaba la pista del torneo organizado por Djokovic en pleno apogeo de la pandemia (Srdjan Stevanovic/Getty Images)

Berankis, Sandgren, Struff, Bautista y Raonic. Cinco tenistas, cinco rondas y cinco victorias de Djokovic para mantenerse invicto, ganar su tercer título del año (Open de Australia, Dubai y Cincinnati) además de la ATP Cup y sumar 23 victorias en otros tantos partidos.

El título en Cincinnati le supone a Djokovic ganar su trigésimo quinto Masters 1000. De esta forma iguala la cifra de títulos en la categoría de Rafael Nadal y ambos tenistas ostentan el récord histórico. El serbio ha ganado cinco de los últimos 13 Masters 1000. Precisamente hace 13 torneos, en Cincinnati 2018, Djokovic se convirtió en el primer tenista en ganar el ‘Career Golden Masters’, como se conoce a ser campeón al menos una vez de los nueve Masters 1000 que conforman el circuito (Indian Wells, Miami, Montecarlo, Madrid, Roma, Canadá, Cincinnati, Shanghái y París).

Este fin de semana, dos años después, el tenista de Belgrado ha aumentado su logro y ha duplicado. Ya tiene dos ‘Career Golden Slam’ y sabe que ningún otro tenista tiene ni uno. Federer nunca ha ganado en Roma, Nadal en Shanghái y son los que más cerca lo tienen.

Sus tres primeros meses de temporada (títulos en ATP Cup, Open de Australia, Dubái) y su regreso en Cincinnati le hacen el principal favorito para ganar el Open de EEUU. Conseguir acabar el año sin perder un partido aún queda lejos, pero no es una locura pensar que lo pueda conseguir.

Carlos Alcaraz asoma la cabeza

De Cincinnati a Trieste. De un Masters 1000 al circuito Challenger, la antesala de la ATP. Menos focos y menos difusión, pero méritos por igual. Carlos Alcaraz, de 17 años, ha conquistado su primer título Challenger. Si bien no ha roto todos los récords de precocidad, se ha quedado cerca.

Para empezar, se ha convertido en el primer tenista de 2003 en campeonar en el Challenger. Un circuito en el que debutó en abril de 2019, hace 16 meses, y del que ha disputado ocho torneos. Apenas había pisado unos cuartos de final, en Sevilla el año pasado.

Carlos Alcaraz en acción en el Challenger de Trieste (Imagen: @alcarazcarlos03)

Para ser campeón, Alcaraz ha ganado siete partidos en nueve días (dos previas y cinco partidos de fase final). Y sólo un set cedido en el camino. Para contextualizar el éxito de Alcaraz en el tenis español, sólo Rafael Nadal había ganado un Challenger más joven que ahora Carlos. El balear lo hizo con 16 años y con dos meses menos de edad que ahora Alcaraz. Además de Nadal y el murciano, sólo Nicola Kuhn y Nicolás Almagro pueden presumir de tener un Challenger antes de la mayoría de edad.

Ampliando la mirada a la última década, sólo hay dos tenistas más precoces en esto de levantar un Challenger: Félix Auger-Aliassime se lleva el oro y la plata al ser campeón con 16 años y 10 meses y con 17 años y un mes en Lyon y Sevilla en 2017. El bronce es para Alexander Zverev, que ganó con 17 años y dos meses en Braunschweig en 2014. Alcaraz ha triunfado con 17 años tres meses y 25 días. Precocidad por los cuatro costados.

El título de Alcaraz le ha permitido dar un salto en la clasificación importante. Si llegó a Trieste como número 310º, salió del torneo italiano como 217º ATP. Del 22º español en la clasificación al 18º y a dos puntos del 17º (Robredo). El tenista ya está en Cordeons en su siguiente torneo y tiene plaza para la fase previa de Roland Garros.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Novak Djokovic levantó el sábado su 35º Masters 1000 en Cincinnati. Carlos Alcaraz alzó el domingo su primer torneo Challenger, en Trieste, a sus 17 años. Los dos tenistas, a sus respectivos niveles, han sido los grandes protagonistas del fin de semana tenístico. Los focos se los ha llevado Djokovic, lógico. Pero el triunfo de Alcaraz es una prueba más del talento que atesora.

Cincinnati, en la burbuja de Nueva York, ha sido la primera cita del circuito ATP en la reanudación. Un Masters 1000 como preámbulo de un Grand Slam para volver a la competición. Djokovic, que ha sido uno de los protagonistas negativos durante el parón por organizar un torneo de exhibición (Adria Tour) donde se puso de manifiesto la falta de medidas de precaución contra el virus, ha vuelto como se fue: ganando.

Así estaba la pista del torneo organizado por Djokovic en pleno apogeo de la pandemia (Srdjan Stevanovic/Getty Images)

Berankis, Sandgren, Struff, Bautista y Raonic. Cinco tenistas, cinco rondas y cinco victorias de Djokovic para mantenerse invicto, ganar su tercer título del año (Open de Australia, Dubai y Cincinnati) además de la ATP Cup y sumar 23 victorias en otros tantos partidos.

El título en Cincinnati le supone a Djokovic ganar su trigésimo quinto Masters 1000. De esta forma iguala la cifra de títulos en la categoría de Rafael Nadal y ambos tenistas ostentan el récord histórico. El serbio ha ganado cinco de los últimos 13 Masters 1000. Precisamente hace 13 torneos, en Cincinnati 2018, Djokovic se convirtió en el primer tenista en ganar el ‘Career Golden Masters’, como se conoce a ser campeón al menos una vez de los nueve Masters 1000 que conforman el circuito (Indian Wells, Miami, Montecarlo, Madrid, Roma, Canadá, Cincinnati, Shanghái y París).

Este fin de semana, dos años después, el tenista de Belgrado ha aumentado su logro y ha duplicado. Ya tiene dos ‘Career Golden Slam’ y sabe que ningún otro tenista tiene ni uno. Federer nunca ha ganado en Roma, Nadal en Shanghái y son los que más cerca lo tienen.

Sus tres primeros meses de temporada (títulos en ATP Cup, Open de Australia, Dubái) y su regreso en Cincinnati le hacen el principal favorito para ganar el Open de EEUU. Conseguir acabar el año sin perder un partido aún queda lejos, pero no es una locura pensar que lo pueda conseguir.

Carlos Alcaraz asoma la cabeza

De Cincinnati a Trieste. De un Masters 1000 al circuito Challenger, la antesala de la ATP. Menos focos y menos difusión, pero méritos por igual. Carlos Alcaraz, de 17 años, ha conquistado su primer título Challenger. Si bien no ha roto todos los récords de precocidad, se ha quedado cerca.

Para empezar, se ha convertido en el primer tenista de 2003 en campeonar en el Challenger. Un circuito en el que debutó en abril de 2019, hace 16 meses, y del que ha disputado ocho torneos. Apenas había pisado unos cuartos de final, en Sevilla el año pasado.

Carlos Alcaraz en acción en el Challenger de Trieste (Imagen: @alcarazcarlos03)

Para ser campeón, Alcaraz ha ganado siete partidos en nueve días (dos previas y cinco partidos de fase final). Y sólo un set cedido en el camino. Para contextualizar el éxito de Alcaraz en el tenis español, sólo Rafael Nadal había ganado un Challenger más joven que ahora Carlos. El balear lo hizo con 16 años y con dos meses menos de edad que ahora Alcaraz. Además de Nadal y el murciano, sólo Nicola Kuhn y Nicolás Almagro pueden presumir de tener un Challenger antes de la mayoría de edad.

Ampliando la mirada a la última década, sólo hay dos tenistas más precoces en esto de levantar un Challenger: Félix Auger-Aliassime se lleva el oro y la plata al ser campeón con 16 años y 10 meses y con 17 años y un mes en Lyon y Sevilla en 2017. El bronce es para Alexander Zverev, que ganó con 17 años y dos meses en Braunschweig en 2014. Alcaraz ha triunfado con 17 años tres meses y 25 días. Precocidad por los cuatro costados.

El título de Alcaraz le ha permitido dar un salto en la clasificación importante. Si llegó a Trieste como número 310º, salió del torneo italiano como 217º ATP. Del 22º español en la clasificación al 18º y a dos puntos del 17º (Robredo). El tenista ya está en Cordeons en su siguiente torneo y tiene plaza para la fase previa de Roland Garros.

_Destacado

Larga vida a los cinco sets

Alejandro Pérez @aperezgom
27-01-2022

_Tenis

Nadal y una oportunidad inédita

David Sánchez @dasanchez__
20-01-2022