_Femenino

Málaga, Primera os espera

Patricia Muñoz @patrims 29-05-2018

etiquetas:

El verano se acerca y eso quiere decir que la temporada
futbolística (si no se tiene en cuenta el Mundial) toca a su fin. Se definen
los vencedores de las competiciones internacionales, los equipos comienzan a
hacer las maletas para disfrutar de las vacaciones y, cómo no, las ligas de
cada país echan el cierre. Unos equipos, los descendidos, dicen adiós al
escenario de Primera División mientras que otros se dejan el alma en el esprín
final, la ya famosa fase de ascenso, para lograr deslizarse por debajo del
telón antes de que este toque el suelo. Porque ahora, más que nunca, toca
gritar a los cuatro vientos aquello de: ¡Somos de Primera!

Así lo hizo el Málaga Femenino el pasado fin de semana y así se
verá reflejado durante la temporada 2018/2019 en la Liga Iberdrola. El equipo
andaluz certificó su promoción tras un curso resuelto con matrícula de honor y
una fase de ascenso que únicamente se puede definir con una palabra: impecable.
De este modo, tras una larga campaña, el Málaga Femenino se convierte en el
primer equipo que se hace con uno de los dos puestos vacantes de Primera
División (los dejados por Zaragoza y Santa Teresa).

Los recién ascendidos. Bocanada de aire fresco. Sangre nueva,
rivales nuevos, objetivos nuevos. Así, en esta situación, se encuentra el
Málaga Femenino, al cual, sin embargo, no le es extraño ni le resuelta en
absoluto novedoso estar en Primera División. Porque el conjunto malagueño sabe
lo que es estar en lo más alto. Porque las boqueronas tocaron el cielo de
Primera años atrás y eso, sin lugar a dudas, queda marcado a fuego. Lo único
que necesitaban hacer era recordar el camino. Volver. Volver tras seis años.
Volver a la máxima categoría cuando se cumplen 20 años del histórico y aclamado
triplete (campeonas de Liga, Copa de la Reina y Supercopa de España). La
temporada 1997/1998. Una maravilla. Un espectáculo pintado de blanco y azul.
Una hazaña nunca antes lograda por un equipo femenino de fútbol.

Dos décadas después, el Málaga vuelve a la palestra y lo hace de
la mano de un ascenso a Primera División. Lo hace, además, tras haber logrado
un título de Liga, el del Grupo IV de la Segunda División Femenina, que sabe a
gloria después de todo el trabajo y esfuerzo realizados. Un temporada más que
redonda en la que las andaluzas lograron un total de 22 victorias, dos empates
y una sola derrota. Un curso en el que marcaron 123 goles (42 de ellos de su
capitana, Adriana Martín, pichichi del campeonato) y únicamente seis en contra.
Una competición domestica en la que, definitivamente, no encontraron rival. Como
tampoco lo encontraron en los playoffs de ascenso. Tres encuentros y tres
victorias (Fermarguín 1-0; SPA Alicante 0-2 y Fermarguín 0-1). Tres batallas
para, por fin, certificar el ansiado ascenso.

De este modo, sin recibir ni un solo gol y aún con un partido por
disputar (ante el SPA Alicante), las malacitanas ya celebran su vuelta a Primera
División. No es para menos. Seis años en el ‘infierno’ le han servido al Málaga
para curtirse en mil batallas, aprender a ser pacientes y, sin lugar a dudas,
saber lo que es dejarse el alma en cada minuto de juego con el objetivo de
poder volver al lugar del que nunca debieron salir. ¡Bienvenidas de nuevo a la
Liga Iberdrola, boqueronas! Primera os espera.

Imagen de cabecera: Málaga

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El verano se acerca y eso quiere decir que la temporada
futbolística (si no se tiene en cuenta el Mundial) toca a su fin. Se definen
los vencedores de las competiciones internacionales, los equipos comienzan a
hacer las maletas para disfrutar de las vacaciones y, cómo no, las ligas de
cada país echan el cierre. Unos equipos, los descendidos, dicen adiós al
escenario de Primera División mientras que otros se dejan el alma en el esprín
final, la ya famosa fase de ascenso, para lograr deslizarse por debajo del
telón antes de que este toque el suelo. Porque ahora, más que nunca, toca
gritar a los cuatro vientos aquello de: ¡Somos de Primera!

Así lo hizo el Málaga Femenino el pasado fin de semana y así se
verá reflejado durante la temporada 2018/2019 en la Liga Iberdrola. El equipo
andaluz certificó su promoción tras un curso resuelto con matrícula de honor y
una fase de ascenso que únicamente se puede definir con una palabra: impecable.
De este modo, tras una larga campaña, el Málaga Femenino se convierte en el
primer equipo que se hace con uno de los dos puestos vacantes de Primera
División (los dejados por Zaragoza y Santa Teresa).

Los recién ascendidos. Bocanada de aire fresco. Sangre nueva,
rivales nuevos, objetivos nuevos. Así, en esta situación, se encuentra el
Málaga Femenino, al cual, sin embargo, no le es extraño ni le resuelta en
absoluto novedoso estar en Primera División. Porque el conjunto malagueño sabe
lo que es estar en lo más alto. Porque las boqueronas tocaron el cielo de
Primera años atrás y eso, sin lugar a dudas, queda marcado a fuego. Lo único
que necesitaban hacer era recordar el camino. Volver. Volver tras seis años.
Volver a la máxima categoría cuando se cumplen 20 años del histórico y aclamado
triplete (campeonas de Liga, Copa de la Reina y Supercopa de España). La
temporada 1997/1998. Una maravilla. Un espectáculo pintado de blanco y azul.
Una hazaña nunca antes lograda por un equipo femenino de fútbol.

Dos décadas después, el Málaga vuelve a la palestra y lo hace de
la mano de un ascenso a Primera División. Lo hace, además, tras haber logrado
un título de Liga, el del Grupo IV de la Segunda División Femenina, que sabe a
gloria después de todo el trabajo y esfuerzo realizados. Un temporada más que
redonda en la que las andaluzas lograron un total de 22 victorias, dos empates
y una sola derrota. Un curso en el que marcaron 123 goles (42 de ellos de su
capitana, Adriana Martín, pichichi del campeonato) y únicamente seis en contra.
Una competición domestica en la que, definitivamente, no encontraron rival. Como
tampoco lo encontraron en los playoffs de ascenso. Tres encuentros y tres
victorias (Fermarguín 1-0; SPA Alicante 0-2 y Fermarguín 0-1). Tres batallas
para, por fin, certificar el ansiado ascenso.

De este modo, sin recibir ni un solo gol y aún con un partido por
disputar (ante el SPA Alicante), las malacitanas ya celebran su vuelta a Primera
División. No es para menos. Seis años en el ‘infierno’ le han servido al Málaga
para curtirse en mil batallas, aprender a ser pacientes y, sin lugar a dudas,
saber lo que es dejarse el alma en cada minuto de juego con el objetivo de
poder volver al lugar del que nunca debieron salir. ¡Bienvenidas de nuevo a la
Liga Iberdrola, boqueronas! Primera os espera.

Imagen de cabecera: Málaga

etiquetas:

_Femenino

Eva Moral, una vida maravillosa

David Orenes @david_lrl
10-09-2021

_Femenino

Ons Jabeur ya tiene el primero

Alejandro Pérez @aperezgom
23-06-2021