_Femenino

Las Nereidas doradas del Mediterráneo

Patricia Muñoz @patrims 03-07-2018

etiquetas:

Cuenta
la mitología griega que en las profundidades del Mar Mediterráneo habitan las
hijas de Nereo, dios y protector de las olas del mar. Según la leyenda, las
Nereidas, llamadas así en honor a su padre, tenían por costumbre emerger a la
superficie para guiar a los marineros desorientados. Caracterizadas en
infinidad de escritos griegos como seres amables y bondadosos, las consideradas
ninfas del Mar Mediterráneo fueron las encargadas de socorrer a los famosos
‘Argonautas’ en su viaje en busca del bien conocido por todos ‘vellocino de
oro’.

Fuera de
toda leyenda pero sí con ciertos tintes mitológicos, los Juegos Mediterráneos,
celebrados en este 2018 en Tarragona, fueron testigos de la emersión de un
grupo de Nereidas, nuestra selección femenina de Waterpolo, en busca de su
propia presea dorada. Un oro que se hizo esperar pero que, por fin, cuelga del cuello
de las pupilas de Miki Oca. Así pues, las ‘guerreras’ españolas se hicieron,
por primera vez en la historia de esta selección, con la medalla de oro en este
meeting de cariz internacional.

Poco se
puede reprochar a un equipo que, perdón por la perogrullada y por el manido
dicho, “se mueve como pez en el agua”. Y es que son ya seis los años que han
transcurrido desde aquel primer metal (plata) en los Juegos Olímpicos de
Londres 2012 que abrió la lata y se convirtió en punto de inflexión en el exitoso
devenir de este maravilloso grupo de atletas. Desde aquella primera plata, no
ha habido prácticamente año o campeonato en el que las españolas no se hayan
llevado medalla. Oro en el Campeonato del Mundo de Barcelona 2013, oro en el
Europeo de Budapest 2014, plata en los Mundiales de Budapest 2017 y, ahora, en
este 2018, oro en los Juegos Mediterráneos de Tarragona.

Una
victoria final en un encuentro de infarto ante una correosa Italia (9-8) que,
no obstante, sucumbió ante los encantos y el grácil movimiento de estas
Nereidas de sangre española. Las de Miki Oca supieron medir los tiempos y
capear el temporal transalpino para hacerse dueñas del partido, especialmente a
partir del segundo período. Cierto es que las italianas tendrían una última
posesión a escasos segundos de finalizar el encuentro para forzar la prórroga.
Sin embargo, un magnífico robo de Bea Ortiz desbarataría toda opción de gol
para las italianas y daría, de esta forma, la victoria a un conjunto español
que termina los Juegos Mediterráneos de la mejor manera posible, invicto.

Un oro
que se suma al logrado la semana anterior en el Torneo Internacional de Portugalete
en el que, igualmente, salieron sin conocer la derrota. De esta forma, tras
encadenar victorias en los dos últimos torneos internacionales disputados y
hacerlo, además, de manera sobresaliente, las españolas se plantan a escasos
días del Europeo de Barcelona (del 14 al 18 de julio) con la moral por las
nubes. Cinco años después del gran resultado obtenido en los Mundiales de
Barcelona 2013 (oro), las nuestras vuelven a casa para afrontar un nuevo desafío
a domicilio. Un objetivo, un nuevo oro, un nuevo reto para estas divinidades
del agua que, sin duda, ya son leyenda viva del waterpolo español.

Imagen de cabecera: Real Federación Española de Natación

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Cuenta
la mitología griega que en las profundidades del Mar Mediterráneo habitan las
hijas de Nereo, dios y protector de las olas del mar. Según la leyenda, las
Nereidas, llamadas así en honor a su padre, tenían por costumbre emerger a la
superficie para guiar a los marineros desorientados. Caracterizadas en
infinidad de escritos griegos como seres amables y bondadosos, las consideradas
ninfas del Mar Mediterráneo fueron las encargadas de socorrer a los famosos
‘Argonautas’ en su viaje en busca del bien conocido por todos ‘vellocino de
oro’.

Fuera de
toda leyenda pero sí con ciertos tintes mitológicos, los Juegos Mediterráneos,
celebrados en este 2018 en Tarragona, fueron testigos de la emersión de un
grupo de Nereidas, nuestra selección femenina de Waterpolo, en busca de su
propia presea dorada. Un oro que se hizo esperar pero que, por fin, cuelga del cuello
de las pupilas de Miki Oca. Así pues, las ‘guerreras’ españolas se hicieron,
por primera vez en la historia de esta selección, con la medalla de oro en este
meeting de cariz internacional.

Poco se
puede reprochar a un equipo que, perdón por la perogrullada y por el manido
dicho, “se mueve como pez en el agua”. Y es que son ya seis los años que han
transcurrido desde aquel primer metal (plata) en los Juegos Olímpicos de
Londres 2012 que abrió la lata y se convirtió en punto de inflexión en el exitoso
devenir de este maravilloso grupo de atletas. Desde aquella primera plata, no
ha habido prácticamente año o campeonato en el que las españolas no se hayan
llevado medalla. Oro en el Campeonato del Mundo de Barcelona 2013, oro en el
Europeo de Budapest 2014, plata en los Mundiales de Budapest 2017 y, ahora, en
este 2018, oro en los Juegos Mediterráneos de Tarragona.

Una
victoria final en un encuentro de infarto ante una correosa Italia (9-8) que,
no obstante, sucumbió ante los encantos y el grácil movimiento de estas
Nereidas de sangre española. Las de Miki Oca supieron medir los tiempos y
capear el temporal transalpino para hacerse dueñas del partido, especialmente a
partir del segundo período. Cierto es que las italianas tendrían una última
posesión a escasos segundos de finalizar el encuentro para forzar la prórroga.
Sin embargo, un magnífico robo de Bea Ortiz desbarataría toda opción de gol
para las italianas y daría, de esta forma, la victoria a un conjunto español
que termina los Juegos Mediterráneos de la mejor manera posible, invicto.

Un oro
que se suma al logrado la semana anterior en el Torneo Internacional de Portugalete
en el que, igualmente, salieron sin conocer la derrota. De esta forma, tras
encadenar victorias en los dos últimos torneos internacionales disputados y
hacerlo, además, de manera sobresaliente, las españolas se plantan a escasos
días del Europeo de Barcelona (del 14 al 18 de julio) con la moral por las
nubes. Cinco años después del gran resultado obtenido en los Mundiales de
Barcelona 2013 (oro), las nuestras vuelven a casa para afrontar un nuevo desafío
a domicilio. Un objetivo, un nuevo oro, un nuevo reto para estas divinidades
del agua que, sin duda, ya son leyenda viva del waterpolo español.

Imagen de cabecera: Real Federación Española de Natación

etiquetas:

_Femenino

Eva Moral, una vida maravillosa

David Orenes @david_lrl
10-09-2021

_Femenino

Ons Jabeur ya tiene el primero

Alejandro Pérez @aperezgom
23-06-2021