_Alavés

El mejor de los mortales

Joel Sierra @_JoeLSierra_ 21-02-2019

etiquetas:

En su tercera temporada en Primera División y a tenor de su destacado nivel fin de semana tras fin de semana desde su aterrizaje en la élite del fútbol español, las dudas son cada vez más ínfimas: Fernando Pacheco es el portero de La Liga, tan solo por detrás de dos extraterrestres de la demarcación como son Jan Oblak y Marc-André ter Stegen, que ha sostenido un mejor rendimiento individual a lo largo de ese periodo. Y eso son palabras mayores.

Para un equipo como el Alavés que ha hecho del bloque bajo, la efusividad entre líneas y la negación del área sus señas de identidad cuando no tiene el balón; las actuaciones bajo los palos del pacense, uno de los porteros que más puntos da a su equipo de forma directa en el cómputo global del campeonato, son fundamentales dentro del fenomenal presente del conjunto babazorro. Un estatus al que Pacheco, tras dos meritorias y holgadas permanencias, ha contribuido enormemente hasta conducir al club a la plaza europea que ocupa actualmente, siendo precisamente esa la altura competitiva a la que él ha demostrado estar desde su llegada a Mendizorroza.

Pacheco es el guardameta español de La Liga que genera un mayor impacto para su equipo a través de una excelente capacidad para aparecer de manera decisiva en los momentos críticos dentro de los partidos, como volvió a demostrar con sus ocho paradas en el Benito Villamarín. Motivos por los que, seguramente, va mereciendo ya, después de todo este tiempo demostrando ser uno de los mejores porteros del país, una llamada a la selección española.  Además de las obvias sensaciones, la estadística también está de su lado: es el arquero titular de Primera que más paradas por encuentro realiza a disparos desde dentro del área (2.4) y el tercero que más intervenciones hace por cada gol recibido (3.28), solo por detrás de Oblak (3.52) y Neto (3.4).

Entre sus virtudes principales destacan por encima de las demás la permanente conexión al juego y la consecuente tremenda sensación de seguridad que siempre transmite a su defensa, conformando un trío muy difícil de expugnar en su zona junto a sus centrales, Víctor Laguardia y Guillermo Maripán. Pacheco es un tipo de portero muy completo y sobrio, que acostumbra a blocar los balones por abajo con gran técnica, sin problemas por alto, de una excelente colocación, que apenas concede rechaces innecesarios, que comete escasísimos errores propios que acaben costando goles en contra y con un saque en largo muy potente y certero para estirar rápidamente a su equipo, siendo en cambio el juego de pies en corto su mayor campo de mejora.

Si la constancia y la extrema fiabilidad son los atributos que le han consolidado, su excelente achique de metros al lanzador rival dentro del área y su perenne mano dura para repeler los disparos lejos de sus tres palos, siempre hacia fuera y sin conceder rechaces, son las características que le hacen brillar y las otras grandes señas de identidad con las que condiciona los partidos y los marcadores a favor de su equipo. A sus 26 años, su margen de crecimiento es todavía muy considerable y aún está lejos de alcanzar su madurez total como guardameta. Puede que otros porteros de su generación tengan más cartel que él (Perin, Areola, Rulli…), pero ninguno de los citados ha superado su vigente altísimo nivel en el último trienio.

Después de afianzarse como una de las certezas competitivas más seguras, convincentes e infalibles de las veinte porterías de La Liga, Fernando Pacheco está preparado para dar el salto adelante definitivo en su carrera, ya sea llevando el escudo del Alavés de nuevo de viaje por Europa o volando lejos de Vitoria cuatro años después hacia un contexto de máxima exigencia, hacia un equipo que juegue jueves y domingo cada semana. Su nivel, sin duda, lo merece. Haber sido y seguir siendo el portero más determinante de La Liga por detrás de dos referencias mundiales como son Oblak y ter Stegen, haber sido y seguir siendo por tanto el mejor de los “mortales” bajo los palos en el campeonato español, es el mejor de los avales posibles.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En su tercera temporada en Primera División y a tenor de su destacado nivel fin de semana tras fin de semana desde su aterrizaje en la élite del fútbol español, las dudas son cada vez más ínfimas: Fernando Pacheco es el portero de La Liga, tan solo por detrás de dos extraterrestres de la demarcación como son Jan Oblak y Marc-André ter Stegen, que ha sostenido un mejor rendimiento individual a lo largo de ese periodo. Y eso son palabras mayores.

Para un equipo como el Alavés que ha hecho del bloque bajo, la efusividad entre líneas y la negación del área sus señas de identidad cuando no tiene el balón; las actuaciones bajo los palos del pacense, uno de los porteros que más puntos da a su equipo de forma directa en el cómputo global del campeonato, son fundamentales dentro del fenomenal presente del conjunto babazorro. Un estatus al que Pacheco, tras dos meritorias y holgadas permanencias, ha contribuido enormemente hasta conducir al club a la plaza europea que ocupa actualmente, siendo precisamente esa la altura competitiva a la que él ha demostrado estar desde su llegada a Mendizorroza.

Pacheco es el guardameta español de La Liga que genera un mayor impacto para su equipo a través de una excelente capacidad para aparecer de manera decisiva en los momentos críticos dentro de los partidos, como volvió a demostrar con sus ocho paradas en el Benito Villamarín. Motivos por los que, seguramente, va mereciendo ya, después de todo este tiempo demostrando ser uno de los mejores porteros del país, una llamada a la selección española.  Además de las obvias sensaciones, la estadística también está de su lado: es el arquero titular de Primera que más paradas por encuentro realiza a disparos desde dentro del área (2.4) y el tercero que más intervenciones hace por cada gol recibido (3.28), solo por detrás de Oblak (3.52) y Neto (3.4).

Entre sus virtudes principales destacan por encima de las demás la permanente conexión al juego y la consecuente tremenda sensación de seguridad que siempre transmite a su defensa, conformando un trío muy difícil de expugnar en su zona junto a sus centrales, Víctor Laguardia y Guillermo Maripán. Pacheco es un tipo de portero muy completo y sobrio, que acostumbra a blocar los balones por abajo con gran técnica, sin problemas por alto, de una excelente colocación, que apenas concede rechaces innecesarios, que comete escasísimos errores propios que acaben costando goles en contra y con un saque en largo muy potente y certero para estirar rápidamente a su equipo, siendo en cambio el juego de pies en corto su mayor campo de mejora.

Si la constancia y la extrema fiabilidad son los atributos que le han consolidado, su excelente achique de metros al lanzador rival dentro del área y su perenne mano dura para repeler los disparos lejos de sus tres palos, siempre hacia fuera y sin conceder rechaces, son las características que le hacen brillar y las otras grandes señas de identidad con las que condiciona los partidos y los marcadores a favor de su equipo. A sus 26 años, su margen de crecimiento es todavía muy considerable y aún está lejos de alcanzar su madurez total como guardameta. Puede que otros porteros de su generación tengan más cartel que él (Perin, Areola, Rulli…), pero ninguno de los citados ha superado su vigente altísimo nivel en el último trienio.

Después de afianzarse como una de las certezas competitivas más seguras, convincentes e infalibles de las veinte porterías de La Liga, Fernando Pacheco está preparado para dar el salto adelante definitivo en su carrera, ya sea llevando el escudo del Alavés de nuevo de viaje por Europa o volando lejos de Vitoria cuatro años después hacia un contexto de máxima exigencia, hacia un equipo que juegue jueves y domingo cada semana. Su nivel, sin duda, lo merece. Haber sido y seguir siendo el portero más determinante de La Liga por detrás de dos referencias mundiales como son Oblak y ter Stegen, haber sido y seguir siendo por tanto el mejor de los “mortales” bajo los palos en el campeonato español, es el mejor de los avales posibles.

etiquetas:

_Alavés

Lucas, la mano derecha de Garitano

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
09-11-2019

_Alavés

El mejor de los mortales

Joel Sierra @_JoeLSierra_
21-02-2019