_Fórmula 1

El día que Senna hizo magia bajo la lluvia

11 de abril de 1993, Gran Premio de Europa. Por primera y única vez en su historia, el circuito de Donington Park albergaba una cita del calendario oficial de la Fórmula 1, que sería la tercera de ese año. La temporada comenzaba con una clara superioridad de los Williams Renault, monoplazas que en clasificación sacaban hasta un segundo a sus rivales. En McLaren se vieron obligados a montar motores Ford Cosworth tras la retirada de Honda a finales de 1992. Esto dejaba un mal panorama a los británicos, ya que Senna exigió que su contrato para 1993 se fuera renovando carrera tras carrera, pudiendo abandonar el equipo en cualquier momento.

A pesar de la gran ventaja que tenían los Williams, pilotados por Alain Prost y Damon Hill, frente al resto de equipos, Senna llegó a Donington Park como líder del campeonato tras ganar en Brasil, donde el francés abandonó por un accidente en la vuelta 29. En el circuito inglés, los monoplazas del equipo de Frank Williams volvieron a demostrar su dominio en la clasificación. Le sacaron 1,5 segundos al tercer piloto en un circuito donde la vuelta dura unos 70.

Para el domingo, las primeras posiciones de salida la ocupaban Alain Prost, Damon Hill, Michael Schumacher, Ayrton Senna y Karl Wendlinger. Todo apuntaba a que la carrera iba a ser dominada de principio a fin por los Williams. Pero apareció un factor que hizo que este Gran Premio no quedara como uno más en la historia de la Fórmula 1: la lluvia. Ayrton Senna, especialista bajo el agua, debió sonreír al ver que la carrera se iba a disputar en condiciones de mojado.

Al apagarse el semáforo dio comienzo el único Gran Premio disputado en Donington Park. Los primeros metros de Senna no fueron muy buenos, ya que salió mal y fue adelantado por Karl Wendlinger. El piloto de Sauber también adelantó a Michael Schumacher, por lo que se colocó tercero. A partir de este momento, dio comienzo a lo que para muchos fue la mejor primera vuelta de la historia de la Fórmula 1. Ayrton inició una escalada desde la quinta posición bajo el aguacero.

En la segunda curva se colocó cuarto, por delante de Schumacher. Seguidamente, adelantó a Wendlinger por el exterior de la curva tres, escalando dos posiciones en tan solo un par de giros. Ya solo le quedaban por delante los poderosos Williams. Adelantarles sería mucho más complicado debido a que eran mucho más rápidos que el McLaren. El brasileño sacó ritmo de donde parecía imposible conseguirlo y sobrepasó a Damon Hill por el interior de la curva siete. Solo quedaba Prost.

Faltaban cinco curvas para completar la primera vuelta y, el que fuera su gran rival en su época como compañeros en McLaren Honda, le sacaba una ventaja más que considerable. En tan solo un par de giros, Ayrton se pegó al alerón del Williams y le atacó en la curva 10, saliendo por delante del francés al final de la misma.

En poco más de tres kilómetros, Senna escaló cuatro posiciones, poniéndose líder de carrera al término de la primera vuelta. Esta hazaña bajo la lluvia es una de las más recordadas de la historia de la categoría, ya que con un coche inferior consiguió ponerse líder de carrera bajo una intensa lluvia, demostrando su gran talento en estas condiciones. Te dejamos el vídeo para que puedas disfrutar de esta gran demostración de pilotaje.

 

La carrera fue una auténtica locura. La lluvia estuvo presente de forma intermitente, por lo que los pilotos entraron muchas veces para cambiar de neumáticos de lluvia a seco y de seco a lluvia. Alain Prost llegó a pasar siete veces por la calle de boxes, estableciendo el récord de más paradas de la historia de la categoría.

Senna no solo dejó para la historia su gran actuación en la primera vuelta. El piloto de McLaren pasó cinco veces por el pit lane, pero la última vez que el brasileño entró en boxes, sus mecánicos no estaban preparados, por lo que en realidad solo hizo cuatro cambios de gomas. Este quinto paso sin realizar parada habría quedado en nada de no ser porque marcó la vuelta rápida de carrera en ese giro. Ocurrió en la vuelta 57 de carrera.

La entrada al pit lane de Donington Park evitaba una curva del circuito, haciendo que la distancia recorrida fuera menor. Al no detenerse a cambiar neumáticos, el tiempo que marcó fue menor de lo habitual al pasar por boxes, tanto que consiguió la vuelta rápida. Esta ha sido la única vuelta rápida de carrera que se ha conseguido habiendo pasado por boxes. Fue la 19ª y última de la carrera deportiva del brasileño.

Finalmente, el ganador de la carrera fue Senna. Damon Hill cruzó la meta a más de 80 segundos del piloto de McLaren. El tercer clasificado fue Alain Prost, que terminó doblado. Tras lo realizado por Ayrton en carrera, Donington Park tiene un lugar especial en la Fórmula 1, a pesar de haber albergado solo un Gran Premio.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

11 de abril de 1993, Gran Premio de Europa. Por primera y única vez en su historia, el circuito de Donington Park albergaba una cita del calendario oficial de la Fórmula 1, que sería la tercera de ese año. La temporada comenzaba con una clara superioridad de los Williams Renault, monoplazas que en clasificación sacaban hasta un segundo a sus rivales. En McLaren se vieron obligados a montar motores Ford Cosworth tras la retirada de Honda a finales de 1992. Esto dejaba un mal panorama a los británicos, ya que Senna exigió que su contrato para 1993 se fuera renovando carrera tras carrera, pudiendo abandonar el equipo en cualquier momento.

A pesar de la gran ventaja que tenían los Williams, pilotados por Alain Prost y Damon Hill, frente al resto de equipos, Senna llegó a Donington Park como líder del campeonato tras ganar en Brasil, donde el francés abandonó por un accidente en la vuelta 29. En el circuito inglés, los monoplazas del equipo de Frank Williams volvieron a demostrar su dominio en la clasificación. Le sacaron 1,5 segundos al tercer piloto en un circuito donde la vuelta dura unos 70.

Para el domingo, las primeras posiciones de salida la ocupaban Alain Prost, Damon Hill, Michael Schumacher, Ayrton Senna y Karl Wendlinger. Todo apuntaba a que la carrera iba a ser dominada de principio a fin por los Williams. Pero apareció un factor que hizo que este Gran Premio no quedara como uno más en la historia de la Fórmula 1: la lluvia. Ayrton Senna, especialista bajo el agua, debió sonreír al ver que la carrera se iba a disputar en condiciones de mojado.

Al apagarse el semáforo dio comienzo el único Gran Premio disputado en Donington Park. Los primeros metros de Senna no fueron muy buenos, ya que salió mal y fue adelantado por Karl Wendlinger. El piloto de Sauber también adelantó a Michael Schumacher, por lo que se colocó tercero. A partir de este momento, dio comienzo a lo que para muchos fue la mejor primera vuelta de la historia de la Fórmula 1. Ayrton inició una escalada desde la quinta posición bajo el aguacero.

En la segunda curva se colocó cuarto, por delante de Schumacher. Seguidamente, adelantó a Wendlinger por el exterior de la curva tres, escalando dos posiciones en tan solo un par de giros. Ya solo le quedaban por delante los poderosos Williams. Adelantarles sería mucho más complicado debido a que eran mucho más rápidos que el McLaren. El brasileño sacó ritmo de donde parecía imposible conseguirlo y sobrepasó a Damon Hill por el interior de la curva siete. Solo quedaba Prost.

Faltaban cinco curvas para completar la primera vuelta y, el que fuera su gran rival en su época como compañeros en McLaren Honda, le sacaba una ventaja más que considerable. En tan solo un par de giros, Ayrton se pegó al alerón del Williams y le atacó en la curva 10, saliendo por delante del francés al final de la misma.

En poco más de tres kilómetros, Senna escaló cuatro posiciones, poniéndose líder de carrera al término de la primera vuelta. Esta hazaña bajo la lluvia es una de las más recordadas de la historia de la categoría, ya que con un coche inferior consiguió ponerse líder de carrera bajo una intensa lluvia, demostrando su gran talento en estas condiciones. Te dejamos el vídeo para que puedas disfrutar de esta gran demostración de pilotaje.

 

La carrera fue una auténtica locura. La lluvia estuvo presente de forma intermitente, por lo que los pilotos entraron muchas veces para cambiar de neumáticos de lluvia a seco y de seco a lluvia. Alain Prost llegó a pasar siete veces por la calle de boxes, estableciendo el récord de más paradas de la historia de la categoría.

Senna no solo dejó para la historia su gran actuación en la primera vuelta. El piloto de McLaren pasó cinco veces por el pit lane, pero la última vez que el brasileño entró en boxes, sus mecánicos no estaban preparados, por lo que en realidad solo hizo cuatro cambios de gomas. Este quinto paso sin realizar parada habría quedado en nada de no ser porque marcó la vuelta rápida de carrera en ese giro. Ocurrió en la vuelta 57 de carrera.

La entrada al pit lane de Donington Park evitaba una curva del circuito, haciendo que la distancia recorrida fuera menor. Al no detenerse a cambiar neumáticos, el tiempo que marcó fue menor de lo habitual al pasar por boxes, tanto que consiguió la vuelta rápida. Esta ha sido la única vuelta rápida de carrera que se ha conseguido habiendo pasado por boxes. Fue la 19ª y última de la carrera deportiva del brasileño.

Finalmente, el ganador de la carrera fue Senna. Damon Hill cruzó la meta a más de 80 segundos del piloto de McLaren. El tercer clasificado fue Alain Prost, que terminó doblado. Tras lo realizado por Ayrton en carrera, Donington Park tiene un lugar especial en la Fórmula 1, a pesar de haber albergado solo un Gran Premio.

_Fórmula 1

Octacampeón o nuevo triunfador

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
18-10-2021

_Fórmula 1

Parc Fermé: GP Turquía

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
11-10-2021