_Femenino

Alharilla, una superviviente

El Levante ha sido una montaña rusa en los tres últimos años, fruto de una renovación constante con el objetivo de competir y estar entre los mejores equipos de la Primera Iberdrola. En el primer año, el trasvase fue de hasta 18 futbolistas (nueve incorporaciones y nueve salidas) que propiciaron un subidón tal en el equipo que pasó a sumar 19 pts más y ascender del octavo al tercer puesto. Un año después el club tuvo que volver a reinventarse con la salida de Charlyn Corral, llegando jugadoras importantes como Alba Redondo o Esther González.

Y este verano se ha vivido una transformación parecida a raíz de la salida de jugadoras importantes como Sonia Bermúdez, Marta Corredera, Ivana Andrés, Ona Batlle y Maitane. La plantilla es otra respecto a la de hace tres temporadas, donde solo sobreviven tres futbolistas y solo una es titular indiscutible: Andrea Palacios, Lucía Gómez y María Alharilla. Y sí, es esta última, la habilidosa extremo de Jaén, quien se mantiene como una pieza importante en el engranaje granota.

Capitana tras ocho temporadas en el club, es precisamente en esta última cuando le ha llegado una llamada tan deseada como inesperada: la de la Selección. María ha sido convocada por Jorge Vilda para el compromiso de clasificación para la Eurocopa en La Cartuja de Sevilla. Sin duda, un premio para una jugadora que cumplirá 30 años el próximo mes de noviembre y que ha demostrado una continuidad en Primera Iberdrola al alcance de muy pocas.

Alharilla llega con ganas a una convocatoria casi tres años después de la última. Fue a principios de 2018, cuando el propio Vilda la convocó para el amistoso ante la que se trataba en ese momento de la campeona de Europa, Países Bajos. España ganó 2-0 pero la jugadora del Levante no salió al césped. Un año antes, una lesión privó a la jienense de acudir a la concentración. ¿A la tercera llega la vencida?

“Es la competitividad que hay en el fútbol español. Se ha dado un salto de calidad, hay jugadoras de muchísimo nivel y está muy difícil entrar. Con trabajo y esfuerzo la oportunidad llega. Estaba mucho tiempo sin venir y al final todo trabajo tiene su recompensa”, declaró Alharilla en rueda de prensa. En plena transición, donde el seleccionador español suele apostar por la juventud, la convocatoria de la jugadora granota aporta un perfil diferente no solo en cuanto a experiencia, también en fortaleza física y velocidad. Como el propio José Luis Morales en la sección masculina, Alharilla cruza el campo de lado a lado con una potencia endiablada, que combina con su desequilibrio y capacidad de desborde (además de gol, mucho gol). Una futbolista que siempre se ha demandado en la Roja, que ha pecado en ocasiones de falta de verticalidad y excesivo pragmatismo.

Además, el hecho de ser una jugadora incansable le ha llevado a jugar en los dos últimos partidos de Primera Iberdrola (Éibar y Real Sociedad) como lateral, dejando tan buenas sensaciones que todo indica a que Vilda la utilizará en esa posición si llega el caso.

Las cosas han cambiado y mucho en el Levante en los tres últimos años, hasta el punto que suele aportar un número importante de futbolistas a la Selección en cada lista. Esta vez, también Irene Guerrero, Esther González y Eva Navarro, todos fichajes de los últimos veranos. Alharilla es la única representante granota que se lo ha ganado con una trayectoria regular, de muchos años en un mismo equipo al que ahora lidera brazalete mediante. Ojalá la veamos en el verde.

Imagen de cabecera: Imago

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El Levante ha sido una montaña rusa en los tres últimos años, fruto de una renovación constante con el objetivo de competir y estar entre los mejores equipos de la Primera Iberdrola. En el primer año, el trasvase fue de hasta 18 futbolistas (nueve incorporaciones y nueve salidas) que propiciaron un subidón tal en el equipo que pasó a sumar 19 pts más y ascender del octavo al tercer puesto. Un año después el club tuvo que volver a reinventarse con la salida de Charlyn Corral, llegando jugadoras importantes como Alba Redondo o Esther González.

Y este verano se ha vivido una transformación parecida a raíz de la salida de jugadoras importantes como Sonia Bermúdez, Marta Corredera, Ivana Andrés, Ona Batlle y Maitane. La plantilla es otra respecto a la de hace tres temporadas, donde solo sobreviven tres futbolistas y solo una es titular indiscutible: Andrea Palacios, Lucía Gómez y María Alharilla. Y sí, es esta última, la habilidosa extremo de Jaén, quien se mantiene como una pieza importante en el engranaje granota.

Capitana tras ocho temporadas en el club, es precisamente en esta última cuando le ha llegado una llamada tan deseada como inesperada: la de la Selección. María ha sido convocada por Jorge Vilda para el compromiso de clasificación para la Eurocopa en La Cartuja de Sevilla. Sin duda, un premio para una jugadora que cumplirá 30 años el próximo mes de noviembre y que ha demostrado una continuidad en Primera Iberdrola al alcance de muy pocas.

Alharilla llega con ganas a una convocatoria casi tres años después de la última. Fue a principios de 2018, cuando el propio Vilda la convocó para el amistoso ante la que se trataba en ese momento de la campeona de Europa, Países Bajos. España ganó 2-0 pero la jugadora del Levante no salió al césped. Un año antes, una lesión privó a la jienense de acudir a la concentración. ¿A la tercera llega la vencida?

“Es la competitividad que hay en el fútbol español. Se ha dado un salto de calidad, hay jugadoras de muchísimo nivel y está muy difícil entrar. Con trabajo y esfuerzo la oportunidad llega. Estaba mucho tiempo sin venir y al final todo trabajo tiene su recompensa”, declaró Alharilla en rueda de prensa. En plena transición, donde el seleccionador español suele apostar por la juventud, la convocatoria de la jugadora granota aporta un perfil diferente no solo en cuanto a experiencia, también en fortaleza física y velocidad. Como el propio José Luis Morales en la sección masculina, Alharilla cruza el campo de lado a lado con una potencia endiablada, que combina con su desequilibrio y capacidad de desborde (además de gol, mucho gol). Una futbolista que siempre se ha demandado en la Roja, que ha pecado en ocasiones de falta de verticalidad y excesivo pragmatismo.

Además, el hecho de ser una jugadora incansable le ha llevado a jugar en los dos últimos partidos de Primera Iberdrola (Éibar y Real Sociedad) como lateral, dejando tan buenas sensaciones que todo indica a que Vilda la utilizará en esa posición si llega el caso.

Las cosas han cambiado y mucho en el Levante en los tres últimos años, hasta el punto que suele aportar un número importante de futbolistas a la Selección en cada lista. Esta vez, también Irene Guerrero, Esther González y Eva Navarro, todos fichajes de los últimos veranos. Alharilla es la única representante granota que se lo ha ganado con una trayectoria regular, de muchos años en un mismo equipo al que ahora lidera brazalete mediante. Ojalá la veamos en el verde.

Imagen de cabecera: Imago