_Tenis

Un comienzo inmejorable

Alejandro Pérez @aperezgom 04-10-2018

etiquetas:

Paula Badosa es la primera campeona del ITF $60.000+H de Valencia (BBVA Open Ciudad de Valencia por motivos de patrocinio). Un torneo que en 2018 ha celebrado su tercera edición, la primera como $60.000+H. Y por primera vez, corona a una campeona nacional.

Es el tercer torneo en importancia que se disputa en suelo español tras el WTA Premier Mandatory de Madrid y el WTA International de Mallorca. A nivel ITF, el torneo dirigido por Anabel Medina es el principal que se disputa en España. Para poner en contexto la importancia del torneo valenciano.

La final de 2018 no sólo ha proclamado una campeona española. El partido por el título ha sido 100% nacional con Paula Badosa y Aliona Bolsova buscando el triunfo final. Ambas en su primera final de la categoría.

El título de Badosa estrena de la mejor manera posible el camino profesional de Paula y Xavier Budó. Anunciaron el comienzo de su andadura en las pistas el pasado 6 de septiembre y menos de un mes después ha llegado el mayor título hasta ahora en el circuito profesional de Paula.

El triunfo en Valencia deja a Paula al borde de las 150 mejores del mundo. Concretamente, a tres puntos. Incluso por resultados ajenos esta semana puede entrar en el top150.

La unión entre Paula y Xavi ha llegado en el momento oportuno. Como la propia tenista indicó en la presentación de Budó a través de las redes sociales, siempre quiso que fuese su entrenador, pero los caminos profesionales no han podido juntarse hasta ahora. Y quizás sea porque ahora era el momento adecuado.

Pese a los apenas 20 años que tiene (cumple 21 en noviembre), Paula lleva ya varias temporadas en el circuito. Ha conocido lo mejor y lo peor. La victoria y la derrota. Y las lesiones. Y las retiradas. En 2015 con apenas 17 años, Badosa ganó Roland Garros Junior. Un éxito tremendo a una edad muy temprana. Y gestionar eso es muy complicado. Fue su último torneo en el circuito junior. Desde ese momento se centró en el circuito profesional en el que había debutado en 2012 con 14 años. Su primer WTA llegó en Palermo jugando la previa con invitación.

En 2015 llegó su primer gran torneo profesional. Con invitación en el WTA Premier Mandatory de Miami, llegó a tercera ronda ante la checa Karolina Pliskova. Unas semanas después superó la previa en Madrid, pero los problemas físicos la obligaron a retirarse en primera ronda. Acabó 2015 jugando el USOpen, Tokyo, Seúl y Moscú en el circuito WTA.

2016 fue un año complicado. Las lesiones frenaron a la tenista y la obligaron a acabar su temporada en septiembre en Barcelona. En 2017 el mejor momento de Paula llegó en Segovia donde ganó el torneo $25.000. Jugó la final en el $25.000 de Caserta y las semifinales en el $25.000 de Figueira da Foz. El resto del año no pasó de cuartos de final.

Y llegamos a 2018. Un año que empezó de la mejor forma posible. Título en Glasgow ($25.000). En verano sumó su segundo $25.000 del año en Les Franqueses del Valles y hace unos días ha conseguido el mayor éxito como profesional, el $60.000+H de Valencia.

La fórmula (si es que puede existir alguna fórmula) es trabajo y sacrificio. Haber conocido las dos caras del tenis a una edad tan temprana da tablas, experiencia y veteranía. Ha jugado Grand Slam, torneos Mandatory y partidos en los principales escenarios del circuito. Y recordemos, sólo tiene 20 años.

Ahora su camino va de la mano de Xavi Budó. Talento, experiencia y trabajo. Es la forma de llegar a lo más alto. Y ese es el objetivo. El comienzo ha sido inmejorable. Lo mejor está por venir.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Paula Badosa es la primera campeona del ITF $60.000+H de Valencia (BBVA Open Ciudad de Valencia por motivos de patrocinio). Un torneo que en 2018 ha celebrado su tercera edición, la primera como $60.000+H. Y por primera vez, corona a una campeona nacional.

Es el tercer torneo en importancia que se disputa en suelo español tras el WTA Premier Mandatory de Madrid y el WTA International de Mallorca. A nivel ITF, el torneo dirigido por Anabel Medina es el principal que se disputa en España. Para poner en contexto la importancia del torneo valenciano.

La final de 2018 no sólo ha proclamado una campeona española. El partido por el título ha sido 100% nacional con Paula Badosa y Aliona Bolsova buscando el triunfo final. Ambas en su primera final de la categoría.

El título de Badosa estrena de la mejor manera posible el camino profesional de Paula y Xavier Budó. Anunciaron el comienzo de su andadura en las pistas el pasado 6 de septiembre y menos de un mes después ha llegado el mayor título hasta ahora en el circuito profesional de Paula.

El triunfo en Valencia deja a Paula al borde de las 150 mejores del mundo. Concretamente, a tres puntos. Incluso por resultados ajenos esta semana puede entrar en el top150.

La unión entre Paula y Xavi ha llegado en el momento oportuno. Como la propia tenista indicó en la presentación de Budó a través de las redes sociales, siempre quiso que fuese su entrenador, pero los caminos profesionales no han podido juntarse hasta ahora. Y quizás sea porque ahora era el momento adecuado.

Pese a los apenas 20 años que tiene (cumple 21 en noviembre), Paula lleva ya varias temporadas en el circuito. Ha conocido lo mejor y lo peor. La victoria y la derrota. Y las lesiones. Y las retiradas. En 2015 con apenas 17 años, Badosa ganó Roland Garros Junior. Un éxito tremendo a una edad muy temprana. Y gestionar eso es muy complicado. Fue su último torneo en el circuito junior. Desde ese momento se centró en el circuito profesional en el que había debutado en 2012 con 14 años. Su primer WTA llegó en Palermo jugando la previa con invitación.

En 2015 llegó su primer gran torneo profesional. Con invitación en el WTA Premier Mandatory de Miami, llegó a tercera ronda ante la checa Karolina Pliskova. Unas semanas después superó la previa en Madrid, pero los problemas físicos la obligaron a retirarse en primera ronda. Acabó 2015 jugando el USOpen, Tokyo, Seúl y Moscú en el circuito WTA.

2016 fue un año complicado. Las lesiones frenaron a la tenista y la obligaron a acabar su temporada en septiembre en Barcelona. En 2017 el mejor momento de Paula llegó en Segovia donde ganó el torneo $25.000. Jugó la final en el $25.000 de Caserta y las semifinales en el $25.000 de Figueira da Foz. El resto del año no pasó de cuartos de final.

Y llegamos a 2018. Un año que empezó de la mejor forma posible. Título en Glasgow ($25.000). En verano sumó su segundo $25.000 del año en Les Franqueses del Valles y hace unos días ha conseguido el mayor éxito como profesional, el $60.000+H de Valencia.

La fórmula (si es que puede existir alguna fórmula) es trabajo y sacrificio. Haber conocido las dos caras del tenis a una edad tan temprana da tablas, experiencia y veteranía. Ha jugado Grand Slam, torneos Mandatory y partidos en los principales escenarios del circuito. Y recordemos, sólo tiene 20 años.

Ahora su camino va de la mano de Xavi Budó. Talento, experiencia y trabajo. Es la forma de llegar a lo más alto. Y ese es el objetivo. El comienzo ha sido inmejorable. Lo mejor está por venir.

etiquetas:

_Tenis

Nadal y una oportunidad inédita

David Sánchez @dasanchez__
20-01-2022

_Tenis

Responsabilidad

Alejandro Pérez @aperezgom
13-01-2022