_Alemania

Resumen de la primera vuelta en la Bundesliga

Juanma Perera @juanmaHumilAfic 24-12-2019

etiquetas:

Bundesliga

Se acabó el fútbol por este 2019 en Alemania y ahora toca hacer balance de lo sucedido en la primera mitad de la competición en una temporada que está resultando más que interesante. En el transcurso de la competición ha habido hasta cuatro cambios de técnico, siendo el del Bayern el más reseñable, que sustituyó a Niko Kovac por Hans-Dieter Flick, a quien van a mantener hasta final de temporada si los resultados no se tuercen aún más. Otro cambio destacable es la vuelta de Jürgen Klinsmann, que tras cerrar su etapa como seleccionador, se decidió a coger el banquillo del Hertha BSC. No obstante, el más curioso no estuvo en esos dos. Achim Beierlorzer llegó a Colonia tras el ascenso y fue destituido en la undécima jornada. Hasta ahí todo normal. Lo extraño es que, días después, fue contratado por el Mainz 05, que estaba en una situación similar a su anterior club. 

En el apartado clasificatorio hay que destacar a dos equipos sobre el resto: el RB Leipzig de Julian Nagelsmann y el Borussia Mönchengladbach de Marco Rose. Ambos técnicos llegaron a su club en verano para iniciar proyectos ilusionantes y, de momento, están cumpliendo las expectativas, pues son los dos equipos más fiables en lo que va de campaña y se colocan por encima de Bayern y Dortmund que, al contrario que en otros años, están fallando en demasiados partidos. Toros Rojos y Potros han sido los mejores, respectivamente, de cara a la portería rival y defendiendo, aunque en el segundo apartado merezca mención, también, el Wolfsburg, muy fiable defensivamente, pero con recursos algo escasos de cara al campo rival. A los Lobos les ha tocado este año el papel del irregular, ese equipo que un día te la lía y, al otro, te deja los pasillos para que puedas definir. Algo similar le sucede al Eintracht Frankfurt, que este verano perdió a su ataque de ensueño y los sustitutos están siendo intermitentes de cara a afrontar tres competiciones. 

Para hablar de grandes sorpresas, podríamos destacar a dos clubes muy humildes, que están teniendo unos meses muy buenos, teniendo en cuenta sus posibilidades. Uno de ellos, el SC Freiburg, ha llegado a ocupar puestos de Champions League y varios de sus jugadores han debutado con la selección absoluta alemana, síntoma de que, los proyectos bien cuidados y con margen, como el de Christian Streich, al final obtienen recompensa. El otro es el debutante, el Union Berlin, el hermano pequeño del Hertha BSC, que ha conseguido buenísimos resultados ante clubes como Dortmund y Gladbach, imponiéndose a ambos en su estadio donde también cayeron SC Freiburg (al que también eliminaron en Copa) y el Hertha en el derbi berlinés. Dos de los tres clubes con los estadios más pequeños de la liga han plantado cara a grandes equipos.

Y ya que hablamos de grandes sorpresas, también hay que hablar de decepciones como, por ejemplo, la enésima del Werder Bremen que, a pesar de haber mostrado síntomas de mejoría, en estos meses se ha convertido en un equipo pobre, con piezas valiosas, pero que no sacan nada positivo. Tan solo la aportación de Milot Rashica o las decentes actuaciones de Pavlenka, al que el equipo necesita como el comer en su mejor versión, son pequeñas luces en un trayecto oscuro que está recorriendo el equipo del Weserstadion. Florian Kohfeldt, el que un día fue salvador, ahora parece que no encuentra con la clave y su futuro al frente del equipo es poco claro. El SC Paderborn, que está sufriendo igual que en su temporada de debut años atrás, al menos intenta asomar la cabeza sacando buenos resultados en los últimos encuentros. Incluso, algunos días como el del duelo ante el Dortmund, el premio pudo ser mayor, pero el poderío borusser fue mayor y pudo remontar los tres goles del ventaja que habían recibido. 

En el plano individual sería difícil hacer un balance sin nombrar la bestialidad de Robert Lewandowski, que consiguió marcar gol, de manera consecutiva, en las primeras once jornadas de liga. El polaco, como de costumbre, lidera la tabla de máximos goleadores. Pero no es el único que destaca en este apartado. Como viene sucediendo en los últimos años, Timo Werner le sigue muy de cerca. Es el líder del ataque del RB Leipzig y sigue estando en el escaparate para abandonar el club, perose mantiene en la estructura del conjunto del este, ahora de la mano de Nagelsmann. Werner es, con mucha diferencia, el futbolista que ha participado en más goles en esta primera vuelta, tanto marcando como asistiendo, con un total de 24. 

Otros nombres como por ejemplo Marcel Sabitzer, Marcus Thuram, Amine Harit, sin ser jugadores de talla mundial o jugar en los dos grandes, son nombres a destacar en esta primera parte de la competición, pero, por suerte, no son los únicos. La 2019-20 está siendo la temporada de la Bundesliga más igualada en mucho tiempo. En unos meses puede que acabe como de costumbre, con Bayern y Dortmund ocupando los dos primeros puestos, pero lo que está claro es que ahora no lo están y, los que están por encima, no se lo pondrán nada fácil, además del resto.  

Difícil es ver que el Bayern, a estas alturas, haya perdido ya cuatro partidos; que el Dortmund, con menos derrotas, se haya dejado varios empates por el camino, ante rivales a los que, sobre el papel, hubiera ganado. Pero la historia y los datos no ganan partidos. Ambos clubes están donde están por sus errores en ciertos momentos. La competición está mucho más reñida. Los clubes que forman el segundo escalón, los Schalke 04 -de vuelta tras una travesía llena de penurias-, Leverkusen, Gladbach, Leipzig, Wolfsburg, han mejorado y eso se ve. 

Ahora toca parón invernal, varias semanas en las que los equipos se toman un pequeño descanso y vuelven para concentrarse en sitios con buen clima y buenas condiciones para afrontar la segunda parte de la temporada. Habrá fichajes, salidas, amistosos. Y, a partir del 17 de enero, volverá a rodar el balón por los campos de la Bundesliga, con un duelo entre un mejorado -pero sin gol- Schalke 04 y Gladbach. Un buen partido para engancharse, de nuevo, a una competición que está pasando por ser la más igualada en muchos años. Ya no hay monopolio de uno o dos clubes y eso lo engrandece más. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Se acabó el fútbol por este 2019 en Alemania y ahora toca hacer balance de lo sucedido en la primera mitad de la competición en una temporada que está resultando más que interesante. En el transcurso de la competición ha habido hasta cuatro cambios de técnico, siendo el del Bayern el más reseñable, que sustituyó a Niko Kovac por Hans-Dieter Flick, a quien van a mantener hasta final de temporada si los resultados no se tuercen aún más. Otro cambio destacable es la vuelta de Jürgen Klinsmann, que tras cerrar su etapa como seleccionador, se decidió a coger el banquillo del Hertha BSC. No obstante, el más curioso no estuvo en esos dos. Achim Beierlorzer llegó a Colonia tras el ascenso y fue destituido en la undécima jornada. Hasta ahí todo normal. Lo extraño es que, días después, fue contratado por el Mainz 05, que estaba en una situación similar a su anterior club. 

En el apartado clasificatorio hay que destacar a dos equipos sobre el resto: el RB Leipzig de Julian Nagelsmann y el Borussia Mönchengladbach de Marco Rose. Ambos técnicos llegaron a su club en verano para iniciar proyectos ilusionantes y, de momento, están cumpliendo las expectativas, pues son los dos equipos más fiables en lo que va de campaña y se colocan por encima de Bayern y Dortmund que, al contrario que en otros años, están fallando en demasiados partidos. Toros Rojos y Potros han sido los mejores, respectivamente, de cara a la portería rival y defendiendo, aunque en el segundo apartado merezca mención, también, el Wolfsburg, muy fiable defensivamente, pero con recursos algo escasos de cara al campo rival. A los Lobos les ha tocado este año el papel del irregular, ese equipo que un día te la lía y, al otro, te deja los pasillos para que puedas definir. Algo similar le sucede al Eintracht Frankfurt, que este verano perdió a su ataque de ensueño y los sustitutos están siendo intermitentes de cara a afrontar tres competiciones. 

Para hablar de grandes sorpresas, podríamos destacar a dos clubes muy humildes, que están teniendo unos meses muy buenos, teniendo en cuenta sus posibilidades. Uno de ellos, el SC Freiburg, ha llegado a ocupar puestos de Champions League y varios de sus jugadores han debutado con la selección absoluta alemana, síntoma de que, los proyectos bien cuidados y con margen, como el de Christian Streich, al final obtienen recompensa. El otro es el debutante, el Union Berlin, el hermano pequeño del Hertha BSC, que ha conseguido buenísimos resultados ante clubes como Dortmund y Gladbach, imponiéndose a ambos en su estadio donde también cayeron SC Freiburg (al que también eliminaron en Copa) y el Hertha en el derbi berlinés. Dos de los tres clubes con los estadios más pequeños de la liga han plantado cara a grandes equipos.

Y ya que hablamos de grandes sorpresas, también hay que hablar de decepciones como, por ejemplo, la enésima del Werder Bremen que, a pesar de haber mostrado síntomas de mejoría, en estos meses se ha convertido en un equipo pobre, con piezas valiosas, pero que no sacan nada positivo. Tan solo la aportación de Milot Rashica o las decentes actuaciones de Pavlenka, al que el equipo necesita como el comer en su mejor versión, son pequeñas luces en un trayecto oscuro que está recorriendo el equipo del Weserstadion. Florian Kohfeldt, el que un día fue salvador, ahora parece que no encuentra con la clave y su futuro al frente del equipo es poco claro. El SC Paderborn, que está sufriendo igual que en su temporada de debut años atrás, al menos intenta asomar la cabeza sacando buenos resultados en los últimos encuentros. Incluso, algunos días como el del duelo ante el Dortmund, el premio pudo ser mayor, pero el poderío borusser fue mayor y pudo remontar los tres goles del ventaja que habían recibido. 

En el plano individual sería difícil hacer un balance sin nombrar la bestialidad de Robert Lewandowski, que consiguió marcar gol, de manera consecutiva, en las primeras once jornadas de liga. El polaco, como de costumbre, lidera la tabla de máximos goleadores. Pero no es el único que destaca en este apartado. Como viene sucediendo en los últimos años, Timo Werner le sigue muy de cerca. Es el líder del ataque del RB Leipzig y sigue estando en el escaparate para abandonar el club, perose mantiene en la estructura del conjunto del este, ahora de la mano de Nagelsmann. Werner es, con mucha diferencia, el futbolista que ha participado en más goles en esta primera vuelta, tanto marcando como asistiendo, con un total de 24. 

Otros nombres como por ejemplo Marcel Sabitzer, Marcus Thuram, Amine Harit, sin ser jugadores de talla mundial o jugar en los dos grandes, son nombres a destacar en esta primera parte de la competición, pero, por suerte, no son los únicos. La 2019-20 está siendo la temporada de la Bundesliga más igualada en mucho tiempo. En unos meses puede que acabe como de costumbre, con Bayern y Dortmund ocupando los dos primeros puestos, pero lo que está claro es que ahora no lo están y, los que están por encima, no se lo pondrán nada fácil, además del resto.  

Difícil es ver que el Bayern, a estas alturas, haya perdido ya cuatro partidos; que el Dortmund, con menos derrotas, se haya dejado varios empates por el camino, ante rivales a los que, sobre el papel, hubiera ganado. Pero la historia y los datos no ganan partidos. Ambos clubes están donde están por sus errores en ciertos momentos. La competición está mucho más reñida. Los clubes que forman el segundo escalón, los Schalke 04 -de vuelta tras una travesía llena de penurias-, Leverkusen, Gladbach, Leipzig, Wolfsburg, han mejorado y eso se ve. 

Ahora toca parón invernal, varias semanas en las que los equipos se toman un pequeño descanso y vuelven para concentrarse en sitios con buen clima y buenas condiciones para afrontar la segunda parte de la temporada. Habrá fichajes, salidas, amistosos. Y, a partir del 17 de enero, volverá a rodar el balón por los campos de la Bundesliga, con un duelo entre un mejorado -pero sin gol- Schalke 04 y Gladbach. Un buen partido para engancharse, de nuevo, a una competición que está pasando por ser la más igualada en muchos años. Ya no hay monopolio de uno o dos clubes y eso lo engrandece más. 

etiquetas:

Bundesliga

_Alemania

El armario de Flick

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
21-01-2020

_Alemania

Erling Braut Haaland elige Dortmund

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
30-12-2019