_Otros

¿Quién será el regista de Italia?

etiquetas:

En esta
nueva etapa de la selección italiana, uno de los grandes retos de Roberto
Mancini será encontrar un regista para la azzurra.

Tras el adiós
de Pirlo, uno de los mejores de la historia en ese rol, Italia tuvo que jugar
con Daniele De Rossi, más como mediocentro posicional que como
playmaker.
Un jugador que siempre dio el máximo en la selección pero que ahora hay que
apartar por cuestiones de edad y mirar hacia adelante.

Entre los
‘nuevos’, el favorito es Jorginho, titular en los tres primeros partidos de
Mancini al frente de Italia, además de indiscutible en el Napoli que esta
temporada le ha competido el Scudetto a la Juventus hasta el final. Hay buen
jugador, evidentemente, pero hay tres ‘peros’: podría acabar en el Manchester
City -se habla de una oferta de 45 millones- y no ser titular ante la
competencia de Fernandinho; no tiene el talento puro de Pirlo ni la capacidad
defensiva de De Rossi; y es un jugador de pura posesión en un equipo que aun no
tiene la mínima identidad: podría ser perfecto para aquella Italia de
Prandelli, pero… ¿en esta?

Sin embargo,
las alternativas disponibles posiblemente no están actualmente a la altura:

Marco
Verratti hizo con el Pescara en Serie B una gran temporada como regista, pero
en la élite se ha afirmado -y no completamente- como volante de posesión. Por
talento técnico es mejor que Jorginho, pero por delante de la defensa, por su
anarquía táctica, podría suponer un perjuicio.

Mandragora
es un joven que me gusta mucho. Le cuesta en velocidad, pero también es un buen
mediocentro con dotes técnicas notables. Sin embargo, actualmente no parece
tener todavía el nivel de juego necesario para ser el faro de Italia.

Y aquí se
vuelve a uno de los problemas estructurales del fútbol italiano: en otros
países, jugadores de estas características llegan a 21 años con un centenar de
partidos a la espalda, varios ya de alto nivel. En Italia, los jugadores
necesitan más confianza por parte de los clubes: parte todo de ahí.

Cristante
fue regista de joven, pero su transformación en volante y mediapunta parece
definitiva. Y honestamente, no le haría volver atrás: no me parece que tenga
las dotes de regista puro que podrían permitirlo imponerse en este rol. Mucho
mejor aprovechar su potencia y su llegada en otras zonas del campo. Un jugador
que ha anotado 12 goles esta temporada debe continuar jugando donde se está confirmando.

Luego, hay
una serie de jugadores que actualmente no se pueden tomar en consideración: en
el Sassuolo está Sensi, notable pero aun lejos de ser considerado para la
selección; en Ferrara, Viviani es un jugador que podr calidad técnica podría
estar cerca, pero nunca ha dado el salto definitivo. A parte… ¿Valdifiori?
¿Fossati? ¿Crisetig? ¿Cigarini?

Como mucho,
Locatelli, que tras un inicio de carrera impresionante se ha estancado: su
rendimiento ha descendido mucho desde que dejó atrás su despreocupación inicial
y tomó consciencia de dónde estaba, en un club como el Milan. No obstante, de
cara al futuro es uno de los mejores intérpretes que potencialmente pueden
rendir en este rol. En el último partido con la Sub21 rindió bien, con buenas
verticalizaciones entre líneas, pero necesitaría la personalidad de Pirlo para
ejercer de receptor de todos los balones que gravitan en la medular,
gestionándolo mejor que un simple pase atrás. Aun así, necesita buscar más las
jugadas, romper líneas de presión con una finta, un control…

¿Y para el
futuro? A la espera de que Giuseppe Leone, de la Juventus y subcampeón europeo
Sub17, pueda crecer, hay que seguir también a un jugador que por club de
pertenencia (Brescia) y posición puede tener algo en común con Pirlo: Sandro
Tonali, nacido en el 2000, que ya ha disputado 19 partidos (dos goles y dos
asistencias) en Serie B.

Quién sabe si el futuro gran regista de Italia podría
volver a salir del Brescia… 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En esta
nueva etapa de la selección italiana, uno de los grandes retos de Roberto
Mancini será encontrar un regista para la azzurra.

Tras el adiós
de Pirlo, uno de los mejores de la historia en ese rol, Italia tuvo que jugar
con Daniele De Rossi, más como mediocentro posicional que como
playmaker.
Un jugador que siempre dio el máximo en la selección pero que ahora hay que
apartar por cuestiones de edad y mirar hacia adelante.

Entre los
‘nuevos’, el favorito es Jorginho, titular en los tres primeros partidos de
Mancini al frente de Italia, además de indiscutible en el Napoli que esta
temporada le ha competido el Scudetto a la Juventus hasta el final. Hay buen
jugador, evidentemente, pero hay tres ‘peros’: podría acabar en el Manchester
City -se habla de una oferta de 45 millones- y no ser titular ante la
competencia de Fernandinho; no tiene el talento puro de Pirlo ni la capacidad
defensiva de De Rossi; y es un jugador de pura posesión en un equipo que aun no
tiene la mínima identidad: podría ser perfecto para aquella Italia de
Prandelli, pero… ¿en esta?

Sin embargo,
las alternativas disponibles posiblemente no están actualmente a la altura:

Marco
Verratti hizo con el Pescara en Serie B una gran temporada como regista, pero
en la élite se ha afirmado -y no completamente- como volante de posesión. Por
talento técnico es mejor que Jorginho, pero por delante de la defensa, por su
anarquía táctica, podría suponer un perjuicio.

Mandragora
es un joven que me gusta mucho. Le cuesta en velocidad, pero también es un buen
mediocentro con dotes técnicas notables. Sin embargo, actualmente no parece
tener todavía el nivel de juego necesario para ser el faro de Italia.

Y aquí se
vuelve a uno de los problemas estructurales del fútbol italiano: en otros
países, jugadores de estas características llegan a 21 años con un centenar de
partidos a la espalda, varios ya de alto nivel. En Italia, los jugadores
necesitan más confianza por parte de los clubes: parte todo de ahí.

Cristante
fue regista de joven, pero su transformación en volante y mediapunta parece
definitiva. Y honestamente, no le haría volver atrás: no me parece que tenga
las dotes de regista puro que podrían permitirlo imponerse en este rol. Mucho
mejor aprovechar su potencia y su llegada en otras zonas del campo. Un jugador
que ha anotado 12 goles esta temporada debe continuar jugando donde se está confirmando.

Luego, hay
una serie de jugadores que actualmente no se pueden tomar en consideración: en
el Sassuolo está Sensi, notable pero aun lejos de ser considerado para la
selección; en Ferrara, Viviani es un jugador que podr calidad técnica podría
estar cerca, pero nunca ha dado el salto definitivo. A parte… ¿Valdifiori?
¿Fossati? ¿Crisetig? ¿Cigarini?

Como mucho,
Locatelli, que tras un inicio de carrera impresionante se ha estancado: su
rendimiento ha descendido mucho desde que dejó atrás su despreocupación inicial
y tomó consciencia de dónde estaba, en un club como el Milan. No obstante, de
cara al futuro es uno de los mejores intérpretes que potencialmente pueden
rendir en este rol. En el último partido con la Sub21 rindió bien, con buenas
verticalizaciones entre líneas, pero necesitaría la personalidad de Pirlo para
ejercer de receptor de todos los balones que gravitan en la medular,
gestionándolo mejor que un simple pase atrás. Aun así, necesita buscar más las
jugadas, romper líneas de presión con una finta, un control…

¿Y para el
futuro? A la espera de que Giuseppe Leone, de la Juventus y subcampeón europeo
Sub17, pueda crecer, hay que seguir también a un jugador que por club de
pertenencia (Brescia) y posición puede tener algo en común con Pirlo: Sandro
Tonali, nacido en el 2000, que ya ha disputado 19 partidos (dos goles y dos
asistencias) en Serie B.

Quién sabe si el futuro gran regista de Italia podría
volver a salir del Brescia… 

etiquetas: