_Otros

Los supervivientes del descenso

Aldo Vázquez @ 27-05-2018

etiquetas:

Un descenso es duro de asimilar. Suele poner fin a una temporada de pesadilla. Un año en el que nada salió bien: los jugadores no cumplieron las expectativas, continuos entrenadores, problemas en el vestuario o dimisiones de directivos. La consecuencia, una afición crispada y un viaje de vuelta al infierno. 

Descender a Segunda siempre tiene varias consecuencias en un equipo. Bajar significa que no has cumplido el objetivo marcado, la permanencia, y, por ello, se suelen producir una serie de factores que afectan al equipo. El primero es el lógico: a menos ingresos, los gastos tienen que ser menores. Los sueldos bajan y por lo tanto, el compromiso, también. Hay jugadores que, bien porque estaban cedidos, por edad o expectativas de futuro, no continúan en el club. 

Aunque la actual plantilla no diera el nivel, la realidad es que, manteniendo un bloque en la división de plata, las posibilidades de ascender son mayores. Muchos de los futbolistas, jugadores con cartel o internacionales con sus respectivas selecciones, son jugadores que marcan la diferencia en la Liga 123. En los últimos descensos del Deportivo, como veremos, se logró mantener un buen número de jugadores. El resultado: dos ascensos. Pero, ¿qué ocurrió con los equipos descendidos de las últimas dos temporadas?

Empezaremos hablando del caso del Deportivo. Tras el descenso de la temporada 2010/2011 el equipo consiguió mantener a piezas clave como Aranzubia, Valerón o Guardado. Futbolistas top en Segunda. Pero no so solo fueron ellos, hasta 16 futbolistas siguieron en la plantilla del equipo herculino. Además de los ya citados, Colotto, Aythami, Zé Castro, Rochela, Morel, Manuel Pablo, Seoane, Laure, Juan Domínguez, Saúl, Pablo Álvarez, Riki y Lassad continuaron en el equipo. A eso, había que sumarle la vuelta de cedidos como Álex Bergantiños.

El equipo consiguió su cometido. Los que se quedaron mostraron compromiso y calidad como para ascender al equipo. Contando con gente de la casa, se consiguió recuperar la esencia y ser un club campeón. 

De todas formas, pese a la alegría de esa temporada, la historia del Deportivo es ya por todos conocida y a la temporada siguiente, el equipo volvió a caer al pozo. Tras el descenso del 2013, el objetivo era el mismo, hacer bloque y subir. 

Esta vez se quedaron menos pero siguieron jugadores que acabarían marcando la diferencia como fueron Lux, Insua o Juan Domínguez, elegidos mejor portero, mejor defensa y mejor centrocampista en los premios otorgados por la LFP de la temporada 2013/14. Incluso otros de los jugadores que siguió, Manuel Pablo, también fue galardonado con otro premio, aunque menos importante, el del juego limpio. Marc Martinez, Marchena, Kaká, Ayoze Díaz, Laure, Diego Seoane, Bergantiños y Salomao fueron los jugadores que también repitieron esa temporada. En total, doce. Objetivo cumplido y el club volvía al lugar que se merece, primera división. 

En los últimos años son varios los equipos que ha descendido a Segunda y todos ellos han conseguido mantener, en mayor o menor medida, un bloque en segunda. 

Hace dos temporadas, el Getafe, el Levante y el Rayo, vivieron una temporada trágica y acabaron cayendo a la Liga123. Allí también consiguieron mantener a varios futbolistas.  El resultado, dos ascensos esa misma temporada y otro, el Rayo, tiene el ascenso a punto este año. En el Getafe se quedaron ocho futbolistas, algunos de la talla de Juan Cala, Guaita o Damián Suarez. Otros, como Karim Yoda, Gorosito, Buendía o Scepovic también decidieron quedarse. 

El otro ascendido ese año, el Levante, se quedó con menos jugadores pero con todo piezas claves en el ascenso. Toño, Pedro López, Iván López, Verza, Morales, Rubén García y su máximo goleador, Roger Martí, defendieron el escudo en el categoría de plata del fútbol español. 

Justamente el que más jugadores mantuvo, hasta 16, fue el Rayo, equipo que no logró subir pero que, una temporada más tarde, está cerca de lograrlo. Toño, Amaya, Zé Castro, Dorado, Rat, Quini,, Raúl Baena, Pablo Clavería, Trashorras, Piti, Ebert, Lass, Embarba, Manucho, Javi Guerra o  Miku fueron los que siguieron. Muchos dejaron el equipo a la temporada siguiente al no conseguir el objetivo. 

Finalmente hablaremos de los casos de los descendidos de la temporada 2016/17: Sporting de Gijón, Osasuna y Granada. Todos mantuvieron a gente pero, aunque pueden acabar  jugándose el ascenso en el playoff, no acabó siendo la temporada que todos esperaban. 

En el Granada, justamente el peor clasificado, solo se quedaron tres: Saunier, Rui Silva y Adrián Ramos, además de la vuelta de Darwin Machis. En cambio, los mejor clasificados, el Sporting y el Osasuna, son los que más jugadores tienen. El conjunto asturiano cuenta Mariño, Isma López, Canella, Lora, Sergio Álvarez, Carmona, Carlos Castro y Viguera. Además volvió Jony, lo que aumenta con creces el compromiso e identidad del equipo. Mientras, el club rojillo mantuvo a Oier, Unai García, Tano Bonnin, Miguel Flaño, Clerc, Javier Flaño, Mérida, Roberto Torres y Miguel de las Cuevas.

Ahora, tras cuatro temporadas seguidas en primera, el equipo gallego vuelve de nuevo a una categoría que cada día parece más competida y compleja. Buscará hacer de nuevo un proyecto, al que ya se ha incorporado Dani Giménez, y, de la mano de Carmelo del Pozo lograr el porcentaje perfecto entre incorporaciones y jugadores de la actual plantilla comprometidos con la causa. Aunque muchos saldrán, de momento, parece que algunos, ya han comunicado al equipo que no se bajan del barco. Tendremos que esperar hasta el uno de septiembre para saber la realidad. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Un descenso es duro de asimilar. Suele poner fin a una temporada de pesadilla. Un año en el que nada salió bien: los jugadores no cumplieron las expectativas, continuos entrenadores, problemas en el vestuario o dimisiones de directivos. La consecuencia, una afición crispada y un viaje de vuelta al infierno. 

Descender a Segunda siempre tiene varias consecuencias en un equipo. Bajar significa que no has cumplido el objetivo marcado, la permanencia, y, por ello, se suelen producir una serie de factores que afectan al equipo. El primero es el lógico: a menos ingresos, los gastos tienen que ser menores. Los sueldos bajan y por lo tanto, el compromiso, también. Hay jugadores que, bien porque estaban cedidos, por edad o expectativas de futuro, no continúan en el club. 

Aunque la actual plantilla no diera el nivel, la realidad es que, manteniendo un bloque en la división de plata, las posibilidades de ascender son mayores. Muchos de los futbolistas, jugadores con cartel o internacionales con sus respectivas selecciones, son jugadores que marcan la diferencia en la Liga 123. En los últimos descensos del Deportivo, como veremos, se logró mantener un buen número de jugadores. El resultado: dos ascensos. Pero, ¿qué ocurrió con los equipos descendidos de las últimas dos temporadas?

Empezaremos hablando del caso del Deportivo. Tras el descenso de la temporada 2010/2011 el equipo consiguió mantener a piezas clave como Aranzubia, Valerón o Guardado. Futbolistas top en Segunda. Pero no so solo fueron ellos, hasta 16 futbolistas siguieron en la plantilla del equipo herculino. Además de los ya citados, Colotto, Aythami, Zé Castro, Rochela, Morel, Manuel Pablo, Seoane, Laure, Juan Domínguez, Saúl, Pablo Álvarez, Riki y Lassad continuaron en el equipo. A eso, había que sumarle la vuelta de cedidos como Álex Bergantiños.

El equipo consiguió su cometido. Los que se quedaron mostraron compromiso y calidad como para ascender al equipo. Contando con gente de la casa, se consiguió recuperar la esencia y ser un club campeón. 

De todas formas, pese a la alegría de esa temporada, la historia del Deportivo es ya por todos conocida y a la temporada siguiente, el equipo volvió a caer al pozo. Tras el descenso del 2013, el objetivo era el mismo, hacer bloque y subir. 

Esta vez se quedaron menos pero siguieron jugadores que acabarían marcando la diferencia como fueron Lux, Insua o Juan Domínguez, elegidos mejor portero, mejor defensa y mejor centrocampista en los premios otorgados por la LFP de la temporada 2013/14. Incluso otros de los jugadores que siguió, Manuel Pablo, también fue galardonado con otro premio, aunque menos importante, el del juego limpio. Marc Martinez, Marchena, Kaká, Ayoze Díaz, Laure, Diego Seoane, Bergantiños y Salomao fueron los jugadores que también repitieron esa temporada. En total, doce. Objetivo cumplido y el club volvía al lugar que se merece, primera división. 

En los últimos años son varios los equipos que ha descendido a Segunda y todos ellos han conseguido mantener, en mayor o menor medida, un bloque en segunda. 

Hace dos temporadas, el Getafe, el Levante y el Rayo, vivieron una temporada trágica y acabaron cayendo a la Liga123. Allí también consiguieron mantener a varios futbolistas.  El resultado, dos ascensos esa misma temporada y otro, el Rayo, tiene el ascenso a punto este año. En el Getafe se quedaron ocho futbolistas, algunos de la talla de Juan Cala, Guaita o Damián Suarez. Otros, como Karim Yoda, Gorosito, Buendía o Scepovic también decidieron quedarse. 

El otro ascendido ese año, el Levante, se quedó con menos jugadores pero con todo piezas claves en el ascenso. Toño, Pedro López, Iván López, Verza, Morales, Rubén García y su máximo goleador, Roger Martí, defendieron el escudo en el categoría de plata del fútbol español. 

Justamente el que más jugadores mantuvo, hasta 16, fue el Rayo, equipo que no logró subir pero que, una temporada más tarde, está cerca de lograrlo. Toño, Amaya, Zé Castro, Dorado, Rat, Quini,, Raúl Baena, Pablo Clavería, Trashorras, Piti, Ebert, Lass, Embarba, Manucho, Javi Guerra o  Miku fueron los que siguieron. Muchos dejaron el equipo a la temporada siguiente al no conseguir el objetivo. 

Finalmente hablaremos de los casos de los descendidos de la temporada 2016/17: Sporting de Gijón, Osasuna y Granada. Todos mantuvieron a gente pero, aunque pueden acabar  jugándose el ascenso en el playoff, no acabó siendo la temporada que todos esperaban. 

En el Granada, justamente el peor clasificado, solo se quedaron tres: Saunier, Rui Silva y Adrián Ramos, además de la vuelta de Darwin Machis. En cambio, los mejor clasificados, el Sporting y el Osasuna, son los que más jugadores tienen. El conjunto asturiano cuenta Mariño, Isma López, Canella, Lora, Sergio Álvarez, Carmona, Carlos Castro y Viguera. Además volvió Jony, lo que aumenta con creces el compromiso e identidad del equipo. Mientras, el club rojillo mantuvo a Oier, Unai García, Tano Bonnin, Miguel Flaño, Clerc, Javier Flaño, Mérida, Roberto Torres y Miguel de las Cuevas.

Ahora, tras cuatro temporadas seguidas en primera, el equipo gallego vuelve de nuevo a una categoría que cada día parece más competida y compleja. Buscará hacer de nuevo un proyecto, al que ya se ha incorporado Dani Giménez, y, de la mano de Carmelo del Pozo lograr el porcentaje perfecto entre incorporaciones y jugadores de la actual plantilla comprometidos con la causa. Aunque muchos saldrán, de momento, parece que algunos, ya han comunicado al equipo que no se bajan del barco. Tendremos que esperar hasta el uno de septiembre para saber la realidad. 

etiquetas: