_Italia

Los infravalorados de la Serie A

Joel Sierra @_JoeLSierra_ 07-11-2018

etiquetas:

El propio concepto infravalorado es difuso y muy subjetivo, pero este tipo de jugadores suelen ser perfiles bajos o medios extremadamente fiables, que no acaparan titulares, que podrían jugar en clubes de un escalón todavía superior y que tampoco presentan unos números que destaquen por su obviedad en los guarismos más visibles, como son los goles y las asistencias, pero que se han erigido en piezas absolutamente cruciales para el funcionamiento colectivo de sus respectivos equipos con su impacto, ascendencia y rendimiento sostenido en el tiempo. Sin tener en cuenta a los recién llegados a la Serie A este pasado verano, para así poder contar con un bagaje previo del nivel ya demostrado en el pasado como argumento, repasamos once de los futbolistas más infravalorados del campeonato italiano. No están todos los que son, pero sí son todos los que están.

Salvatore SIRIGU

No es la actual Serie A un campeonato que, en general, destaque especialmente por el alto nivel de sus porteros, pero sí cuenta con un puñado de guardametas de los que dan regularmente puntos a sus equipos. Uno de los más destacados en esa faceta en las últimas dos temporadas es el ya veterano Sirigu. Lejos de sus momentos de máxima valoración en las filas del PSG y como primer sustituto de Buffon en la selección, el portero del Torino ha sabido sobreponerse con su regreso al Calcio en el verano de 2017 a una etapa en La Liga en la que su caché se devaluó casi por completo. Cubre muy bien la portería con su envergadura, conserva una gran agilidad para ir abajo, transmite muchísima seguridad y liderazgo en su defensa y está siendo capaz de sacar dos o tres manos decisivas y de puros reflejos por partido, las cuales están manteniendo al Toro en los encuentros o le están permitiendo amarrar el botín anteriormente cosechado. Tras Alisson, fue el arquero más decisivo de la pasada campaña y en esta va camino de volver a ser uno de los dos o tres más fiables.

Paolo FARAGÒ

Italia ha ganado un futbolista muy interesante para el presente con la conversión definitiva de Faragò en lateral/carrilero, un jugador que bien ha merecido una llamada reciente de la selección como han obtenido otros de un rendimiento similar o incluso inferior en su puesto, como Lazzari. Una de las cosas que más destacan del hombre del Cagliari es su polivalencia: puede jugar por ambos costados, aunque preferiblemente por derecha, y también puede ejercer ocasionalmente de interior o incluso de extremo. Es un perfil de lateral muy actual, con mucha altura para dominar el juego aéreo defensivo, potente tanto en los uno para uno como para dar profundidad por la banda y, aunque no es especialmente fino en el juego asociativo en corto, sí posee un pie destacado para los centros al área. De hecho, la temporada pasada fue, solamente después de la zurda privilegiada de Kolarov, el defensor de toda la Serie A que más asistencias de gol repartió, con cinco en total. 

Nicolas N’KOULOU

Salió por la puerta de atrás del Olympique de Lyon para recalar en el Torino de cara a la temporada 2017/2018 y rápidamente se convirtió en uno de los centrales más finos y solventes de la Serie A. El camerunés es un zaguero que destaca especialmente en su ágil y pulida salida de pelota desde atrás, donde tiene una importancia capital dentro del engranaje del sistema de Walter Mazzarri. No es casualidad que sus porcentajes de acierto en el pase estén siempre entre los diez o quince mejores de todo el campeonato. Además de ello, como hombre más liberado en la línea de tres centrales de los granata, ha desarrollado una concentración sobresaliente en el juego puramente defensivo, hasta conformarse como uno de los centrales más difíciles de pasar en el cuerpo a cuerpo y en las inmediaciones del área si tomamos en cuenta a los equipos ajenos actualmente a los cuatro primeros puestos en liga. Grandes condiciones físico-técnicas en un momento de madurez perfecto.

Francesco ACERBI

Año a año, en sus seis cursos en el Sassuolo, el espigado central zurdo ha ido creciendo paulatinamente y siempre constante hasta erigirse en uno de los centrales italianos más sólidos, aunque es cierto que los intocables de la Juventus y la irrupción de Romagnoli le han cerrado el paso para un mayor protagonismo con la Nazionale, con la que solo suma dos internacionalidades. Uno de los motivos por los que quizá le haya faltado el reconocimiento más global que su rendimiento ha merecido. A sus 30 años y en un equipo de permanentes aspiraciones europeas como la Lazio, Acerbi está mostrando su gran madurez en el centro de la zaga de tres de Simone Inzaghi. Central muy contundente por arriba, pero también técnico para sacar el balón jugado en corto y en largo. Destaca especialmente en la defensa del área y de los centros laterales, donde es uno de los mejores de la Serie A, y también para salir a anticipar al rival cuando asoma en conducción por la frontal.

Robin GOSENS

El enésimo proyecto de buen futbolista desconocido antes de su llegada a la Atalanta y que acaba ofreciendo un rendimiento enorme en el conjunto bergamasco antes de ser vendido a un club de mayor enjundia por un buen pellizco. Un modus operandi, sumado a la excelente cantera de la Dea, que se ha repetido más aún en los últimos años con la figura de todo un maestro de fútbol como Gasperini, especialista como pocos en mejorar a sus jugadores. Y uno de los que más lo ha hecho es sin duda el alemán Gosens, que llegó a Bérgamo desde el Heracles neerlandés en el verano de 2017. El carrilero zurdo, que podría jugar también de lateral, interior o extremo como todos los perfiles de Gasperini en esa demarcación, es muy intenso y solidario defensivamente, potente en lo físico y se incorpora de maravilla al ataque, tanto en velocidad para poner el centro al área como en ataques más posicionales, donde es capaz de triangular y filtrar pases de un modo muy destacable. A sus 24 años, es un jugador a seguir muy, muy de cerca.

Seko FOFANA

El interior marfileño del Udinese es el clásico perfil africano de enorme poderío físico, de gran recorrido en ambos sentidos del juego y con capacidad para ser muy pegajoso en la presión al rival en la zona ancha del terreno de juego. Un futbolista similar en sus condiciones y en su fisonomía al rossonero Franck Kessié, aunque en su caso todavía tiene que limar bastante ese notable potencial futbolístico en los aspectos más puramente tácticos y posicionales, ya que a veces es un futbolista que puede descuidar su zona y ser un poco desordenado. A pesar de ello, es un futbolista que se ha convertido en un indiscutible para Julio Velázquez y que a sus dotes de todoterreno suma una valiosa capacidad para salir de la marca mediante el dribbling y los dos o tres pasos de arrancada posteriores que permite muchas veces a su equipo despegarse y encontrar espacios en campo contrario de una forma muy sencilla. Muy interesante también su llegada a la frontal en transición.

Remo FREULER

Gasperini siempre se ha caracterizado por prescindir e incluso repudiar la figura del regista que tiene que tocar cada balón para construir los ataques, pero sí hay un armador de juego en la Atalanta ese es indudablemente Remo Freuler. El mediocentro suizo de 26 años, en su tercer curso al completo en Bérgamo, está empezando a dejar claro que un equipo tan interesante y atractivo como la Dea se le está empezando a quedar pequeño, ya que es, jornada tras jornada, uno de los organizadores a través de la pelota más dominantes de la Serie A después de los Pjanic, Brozovic o Veretout. Constante habilitador de líneas de pase interiores y exteriores para activar a sus compañeros, muy inteligente a nivel táctico para saber cuándo esperar y cuándo incorporarse bien arriba a la maniobra ofensiva, casi siempre bien colocado para la recuperación… Si el Papu e Ilicic son la imaginación determinante en el último tercio, el helvético es el más importante del equipo a nivel estructural.

LUCAS CASTRO

El argentino representa el paradigma del jugador infravalorado del Calcio. Después de tres años en Catania y otros tres en el Chievo, donde quizá pasó demasiado tiempo, Lucas Castro estaba totalmente preparado para un escalón superior al del Cagliari (Torino, Sampdoria, Fiorentina…), pero prefirió seguir a Rolando Maran hasta Cerdeña con la seguridad de que iba a ser crucial en el nuevo e interesante proyecto del conjunto sardo, como así está siendo. El platense es la extensión de su técnico en el campo. Muy disciplinado, de muchísimo recorrido para aportar consistencia a ambas fases del juego sin que el equipo se sienta nunca desprotegido hacia atrás ni falto de recursos hacia delante por el carril central, con una capacidad de trabajo brutal y una llegada para pisar área muy preciada, que le permite actuar muchas veces, sobre todo en transiciones ofensivas, en posiciones de segundo delantero de cara a rellenar la zona de gol o para dividir con su conducción.

Camillo CIANO

Es cierto que el particular atacante casertano de 28 años no había debutado en la máxima categoría hasta la presente temporada, sin embargo, su bagaje en la Serie B le permite entrar de lleno en esta lista. En la segunda división italiana, el canterano del Napoli llevaba años siendo uno de los jugadores más determinantes, sin ser en absoluto un delantero centro ni tampoco un perfil ofensivo desde la banda con demasiadas características decisivas, sin embargo, ha registrado una quincena de goles en cada una de sus últimas cuatro temporadas en las filas de Crotone, Cesena y Frosinone, con quien ascendió a la élite el curso pasado. Lo que más destaca de Ciano es, sin duda, su exquisito golpeo de pelota con la pierna zurda para el remate lejano y el centro al área, a la altura de muy pocos futbolistas de Serie A, lo que le conduce, sin suponer un gran diferencial en el juego colectivo en el resto de tareas para su equipo, a una alta producción sin muchos esfuerzos. En un Frosinone tan pobre como el que hemos visto hasta ahora, Camillo Ciano ya suma tres goles y una asistencia.

Roberto INGLESE

A pesar de que lo compró el Napoli, que quizá sí le quede un poco grande ya que no es un perfil que encaje con el rol de revulsivo que ejercería en San Paolo, y lo cedió inmediatamente al Parma sin llegar a debutar, parece increíble que Inglese, a sus 26 años, aún no esté jugando en un equipo de mitad de tabla hacia arriba. El nueve pugliese, que sacó petróleo lo que le llegaba en sus dos últimos años en el Chievo con 22 goles entre ambos cursos, es uno de los delanteros más estéticos a la hora de definir y de generarse el hueco para disparar en espacios muy reducidos, además de ser un buen cabeceador. Y todo ello sin ser un dechado de virtudes técnicas con el balón en los pies en el resto de facetas. Al Parma le está costando mucho generar juego ofensivo y está fiando casi todo al bloque bajo y las carreras de Gervinho, pero que nadie tenga duda de que Inglese, a final de temporada, volverá a ser uno de los atacantes más determinantes de la zona baja de la Serie A. Uno de los que marca la diferencia entre salvarse y descender.

Mirco ANTENUCCI

El caso del veteranísimo delantero de la SPAL –tiene 34 años- es muy similar al de Inglese en cuanto a su relevancia ofensiva determinante entre los equipos de la parte baja del campeonato, como ya demostró la pasada campaña en la sufrida salvación de los biancazzurri, a la que contribuyó de forma totalmente decisiva con once goles y siete asistencias. Y también por su falta de fortuna, en su caso para asentarse mucho antes en la máxima categoría del Calcio como el delantero de Serie A que siempre había demostrado ser. Algo que, sin embargo, no sucedió hasta el curso pasado. Las virtudes de Antenucci como atacante son muy similares a las de un compañero de generación como Quagliarella. Un punta que no se piensa dos veces el remate en cuanto ve la ocasión de armar la pierna, que se mueve mucho mejor entre líneas por detrás de un nueve de referencia, que sabe venir al apoyo de forma exquisita para poner de cara al equipo, que lee muy bien cómo y cuándo insertarse en zona de gol, creativo en sus definiciones y con un carácter y un liderazgo contagiosos.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El propio concepto infravalorado es difuso y muy subjetivo, pero este tipo de jugadores suelen ser perfiles bajos o medios extremadamente fiables, que no acaparan titulares, que podrían jugar en clubes de un escalón todavía superior y que tampoco presentan unos números que destaquen por su obviedad en los guarismos más visibles, como son los goles y las asistencias, pero que se han erigido en piezas absolutamente cruciales para el funcionamiento colectivo de sus respectivos equipos con su impacto, ascendencia y rendimiento sostenido en el tiempo. Sin tener en cuenta a los recién llegados a la Serie A este pasado verano, para así poder contar con un bagaje previo del nivel ya demostrado en el pasado como argumento, repasamos once de los futbolistas más infravalorados del campeonato italiano. No están todos los que son, pero sí son todos los que están.

Salvatore SIRIGU

No es la actual Serie A un campeonato que, en general, destaque especialmente por el alto nivel de sus porteros, pero sí cuenta con un puñado de guardametas de los que dan regularmente puntos a sus equipos. Uno de los más destacados en esa faceta en las últimas dos temporadas es el ya veterano Sirigu. Lejos de sus momentos de máxima valoración en las filas del PSG y como primer sustituto de Buffon en la selección, el portero del Torino ha sabido sobreponerse con su regreso al Calcio en el verano de 2017 a una etapa en La Liga en la que su caché se devaluó casi por completo. Cubre muy bien la portería con su envergadura, conserva una gran agilidad para ir abajo, transmite muchísima seguridad y liderazgo en su defensa y está siendo capaz de sacar dos o tres manos decisivas y de puros reflejos por partido, las cuales están manteniendo al Toro en los encuentros o le están permitiendo amarrar el botín anteriormente cosechado. Tras Alisson, fue el arquero más decisivo de la pasada campaña y en esta va camino de volver a ser uno de los dos o tres más fiables.

Paolo FARAGÒ

Italia ha ganado un futbolista muy interesante para el presente con la conversión definitiva de Faragò en lateral/carrilero, un jugador que bien ha merecido una llamada reciente de la selección como han obtenido otros de un rendimiento similar o incluso inferior en su puesto, como Lazzari. Una de las cosas que más destacan del hombre del Cagliari es su polivalencia: puede jugar por ambos costados, aunque preferiblemente por derecha, y también puede ejercer ocasionalmente de interior o incluso de extremo. Es un perfil de lateral muy actual, con mucha altura para dominar el juego aéreo defensivo, potente tanto en los uno para uno como para dar profundidad por la banda y, aunque no es especialmente fino en el juego asociativo en corto, sí posee un pie destacado para los centros al área. De hecho, la temporada pasada fue, solamente después de la zurda privilegiada de Kolarov, el defensor de toda la Serie A que más asistencias de gol repartió, con cinco en total. 

Nicolas N’KOULOU

Salió por la puerta de atrás del Olympique de Lyon para recalar en el Torino de cara a la temporada 2017/2018 y rápidamente se convirtió en uno de los centrales más finos y solventes de la Serie A. El camerunés es un zaguero que destaca especialmente en su ágil y pulida salida de pelota desde atrás, donde tiene una importancia capital dentro del engranaje del sistema de Walter Mazzarri. No es casualidad que sus porcentajes de acierto en el pase estén siempre entre los diez o quince mejores de todo el campeonato. Además de ello, como hombre más liberado en la línea de tres centrales de los granata, ha desarrollado una concentración sobresaliente en el juego puramente defensivo, hasta conformarse como uno de los centrales más difíciles de pasar en el cuerpo a cuerpo y en las inmediaciones del área si tomamos en cuenta a los equipos ajenos actualmente a los cuatro primeros puestos en liga. Grandes condiciones físico-técnicas en un momento de madurez perfecto.

Francesco ACERBI

Año a año, en sus seis cursos en el Sassuolo, el espigado central zurdo ha ido creciendo paulatinamente y siempre constante hasta erigirse en uno de los centrales italianos más sólidos, aunque es cierto que los intocables de la Juventus y la irrupción de Romagnoli le han cerrado el paso para un mayor protagonismo con la Nazionale, con la que solo suma dos internacionalidades. Uno de los motivos por los que quizá le haya faltado el reconocimiento más global que su rendimiento ha merecido. A sus 30 años y en un equipo de permanentes aspiraciones europeas como la Lazio, Acerbi está mostrando su gran madurez en el centro de la zaga de tres de Simone Inzaghi. Central muy contundente por arriba, pero también técnico para sacar el balón jugado en corto y en largo. Destaca especialmente en la defensa del área y de los centros laterales, donde es uno de los mejores de la Serie A, y también para salir a anticipar al rival cuando asoma en conducción por la frontal.

Robin GOSENS

El enésimo proyecto de buen futbolista desconocido antes de su llegada a la Atalanta y que acaba ofreciendo un rendimiento enorme en el conjunto bergamasco antes de ser vendido a un club de mayor enjundia por un buen pellizco. Un modus operandi, sumado a la excelente cantera de la Dea, que se ha repetido más aún en los últimos años con la figura de todo un maestro de fútbol como Gasperini, especialista como pocos en mejorar a sus jugadores. Y uno de los que más lo ha hecho es sin duda el alemán Gosens, que llegó a Bérgamo desde el Heracles neerlandés en el verano de 2017. El carrilero zurdo, que podría jugar también de lateral, interior o extremo como todos los perfiles de Gasperini en esa demarcación, es muy intenso y solidario defensivamente, potente en lo físico y se incorpora de maravilla al ataque, tanto en velocidad para poner el centro al área como en ataques más posicionales, donde es capaz de triangular y filtrar pases de un modo muy destacable. A sus 24 años, es un jugador a seguir muy, muy de cerca.

Seko FOFANA

El interior marfileño del Udinese es el clásico perfil africano de enorme poderío físico, de gran recorrido en ambos sentidos del juego y con capacidad para ser muy pegajoso en la presión al rival en la zona ancha del terreno de juego. Un futbolista similar en sus condiciones y en su fisonomía al rossonero Franck Kessié, aunque en su caso todavía tiene que limar bastante ese notable potencial futbolístico en los aspectos más puramente tácticos y posicionales, ya que a veces es un futbolista que puede descuidar su zona y ser un poco desordenado. A pesar de ello, es un futbolista que se ha convertido en un indiscutible para Julio Velázquez y que a sus dotes de todoterreno suma una valiosa capacidad para salir de la marca mediante el dribbling y los dos o tres pasos de arrancada posteriores que permite muchas veces a su equipo despegarse y encontrar espacios en campo contrario de una forma muy sencilla. Muy interesante también su llegada a la frontal en transición.

Remo FREULER

Gasperini siempre se ha caracterizado por prescindir e incluso repudiar la figura del regista que tiene que tocar cada balón para construir los ataques, pero sí hay un armador de juego en la Atalanta ese es indudablemente Remo Freuler. El mediocentro suizo de 26 años, en su tercer curso al completo en Bérgamo, está empezando a dejar claro que un equipo tan interesante y atractivo como la Dea se le está empezando a quedar pequeño, ya que es, jornada tras jornada, uno de los organizadores a través de la pelota más dominantes de la Serie A después de los Pjanic, Brozovic o Veretout. Constante habilitador de líneas de pase interiores y exteriores para activar a sus compañeros, muy inteligente a nivel táctico para saber cuándo esperar y cuándo incorporarse bien arriba a la maniobra ofensiva, casi siempre bien colocado para la recuperación… Si el Papu e Ilicic son la imaginación determinante en el último tercio, el helvético es el más importante del equipo a nivel estructural.

LUCAS CASTRO

El argentino representa el paradigma del jugador infravalorado del Calcio. Después de tres años en Catania y otros tres en el Chievo, donde quizá pasó demasiado tiempo, Lucas Castro estaba totalmente preparado para un escalón superior al del Cagliari (Torino, Sampdoria, Fiorentina…), pero prefirió seguir a Rolando Maran hasta Cerdeña con la seguridad de que iba a ser crucial en el nuevo e interesante proyecto del conjunto sardo, como así está siendo. El platense es la extensión de su técnico en el campo. Muy disciplinado, de muchísimo recorrido para aportar consistencia a ambas fases del juego sin que el equipo se sienta nunca desprotegido hacia atrás ni falto de recursos hacia delante por el carril central, con una capacidad de trabajo brutal y una llegada para pisar área muy preciada, que le permite actuar muchas veces, sobre todo en transiciones ofensivas, en posiciones de segundo delantero de cara a rellenar la zona de gol o para dividir con su conducción.

Camillo CIANO

Es cierto que el particular atacante casertano de 28 años no había debutado en la máxima categoría hasta la presente temporada, sin embargo, su bagaje en la Serie B le permite entrar de lleno en esta lista. En la segunda división italiana, el canterano del Napoli llevaba años siendo uno de los jugadores más determinantes, sin ser en absoluto un delantero centro ni tampoco un perfil ofensivo desde la banda con demasiadas características decisivas, sin embargo, ha registrado una quincena de goles en cada una de sus últimas cuatro temporadas en las filas de Crotone, Cesena y Frosinone, con quien ascendió a la élite el curso pasado. Lo que más destaca de Ciano es, sin duda, su exquisito golpeo de pelota con la pierna zurda para el remate lejano y el centro al área, a la altura de muy pocos futbolistas de Serie A, lo que le conduce, sin suponer un gran diferencial en el juego colectivo en el resto de tareas para su equipo, a una alta producción sin muchos esfuerzos. En un Frosinone tan pobre como el que hemos visto hasta ahora, Camillo Ciano ya suma tres goles y una asistencia.

Roberto INGLESE

A pesar de que lo compró el Napoli, que quizá sí le quede un poco grande ya que no es un perfil que encaje con el rol de revulsivo que ejercería en San Paolo, y lo cedió inmediatamente al Parma sin llegar a debutar, parece increíble que Inglese, a sus 26 años, aún no esté jugando en un equipo de mitad de tabla hacia arriba. El nueve pugliese, que sacó petróleo lo que le llegaba en sus dos últimos años en el Chievo con 22 goles entre ambos cursos, es uno de los delanteros más estéticos a la hora de definir y de generarse el hueco para disparar en espacios muy reducidos, además de ser un buen cabeceador. Y todo ello sin ser un dechado de virtudes técnicas con el balón en los pies en el resto de facetas. Al Parma le está costando mucho generar juego ofensivo y está fiando casi todo al bloque bajo y las carreras de Gervinho, pero que nadie tenga duda de que Inglese, a final de temporada, volverá a ser uno de los atacantes más determinantes de la zona baja de la Serie A. Uno de los que marca la diferencia entre salvarse y descender.

Mirco ANTENUCCI

El caso del veteranísimo delantero de la SPAL –tiene 34 años- es muy similar al de Inglese en cuanto a su relevancia ofensiva determinante entre los equipos de la parte baja del campeonato, como ya demostró la pasada campaña en la sufrida salvación de los biancazzurri, a la que contribuyó de forma totalmente decisiva con once goles y siete asistencias. Y también por su falta de fortuna, en su caso para asentarse mucho antes en la máxima categoría del Calcio como el delantero de Serie A que siempre había demostrado ser. Algo que, sin embargo, no sucedió hasta el curso pasado. Las virtudes de Antenucci como atacante son muy similares a las de un compañero de generación como Quagliarella. Un punta que no se piensa dos veces el remate en cuanto ve la ocasión de armar la pierna, que se mueve mucho mejor entre líneas por detrás de un nueve de referencia, que sabe venir al apoyo de forma exquisita para poner de cara al equipo, que lee muy bien cómo y cuándo insertarse en zona de gol, creativo en sus definiciones y con un carácter y un liderazgo contagiosos.

etiquetas:

_Destacado

Opiniones

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
21-01-2022