_Tenis

La gira de tenis en silla analizada por sus protagonistas

Martín de la Puente, Daniel Caverzaschi, Francesc Tur ‘Quico’, Enrique Siscar ‘Kike’ y Francisco García ‘Cisco’ son cinco de los seis primeros tenistas españoles que formarán parte de la Liga de Tenis en Silla de Ruedas que ha creado la Federación Española de Tenis (RFET) para el mes de julio. Una gira de cuatro torneos como preparación para lo que debe venir después. Los cinco analizan en Sphera Sports esta iniciativa del organismo que rige el tenis español mientras el circuito internacional esté parado.

Lleida del 10 al 12 de julio, Madrid del 17 al 19 de julio, Valencia del 24 al 26 de julio y Avilés del 31 de julio al 1 de agosto. Son las cuatro fechas y clubes elegidos para la liga creada por la Federación. La competición incluye torneos en categoría masculina, femenina, silla y para jugadores de fuera del top100 de la clasificación. El cuadro de tenis en silla incluía inicialmente cuatro participantes, pero se ha ampliado a seis: Martín de la Puente (13), Daniel Caverzaschi (22), Francesc Tur (40), Enrique Siscar (43), Francisco García (64) y Juan Ramón Ortiz (160).

Los protagonistas celebran el retorno del tenis en silla

Martín de la Puente (Vigo, 1999), que admite dolor en las manos en su regreso a los entrenamientos, explica sus expectativas respecto a estos cuatro torneos: “Echábamos todos de menos esa sensación de competir, de los puntos y de los torneos”.

El tenista gallego, número 13 del mundo, es el único español que podrá acceder a las ayudas anunciadas por la ITF y los torneos del Grand Slam para las 20 mejores raquetas: “Es una buenísima noticia para ayudarnos a los tenistas que no hemos podido competir, confinados sin poder trabajar jugando por todo el mundo. Aún no sé cómo se van a repartir las ayudas”.

“La gira de torneos de la Federación es una iniciativa perfecta. Viene muy bien a todos los jugadores recuperar un poco la competición” 

Martín de la Puente

Para Dani Caverzaschi (Madrid, 1993), esta liga es la prueba de que el tenis en silla ocupa cada día un mayor sitio en la Federación. El madrileño es presidente de la comisión de tenis en silla: “[El tenis en silla] Está muy integrado desde que llegó Miguel Díaz y su equipo a la presidencia. Ha habido muchos avances, como que el campeonato de España se celebre junto al absoluto. Cada vez estamos más integrados y el tenis en silla es un muy buen complemento para el tenis a pie. Es un valor añadido para cualquier torneo”. Respecto a la gira de este julio, el pupilo de Ana Salas lo tiene muy claro: “Estaremos cuatro fines de semana dando guerra y, a nivel personal, estoy encantado de poder competir, aunque no sean torneos internacionales, pero nos servirá de preparación”.

Francesc ‘Quico’ Tur (Barcelona, 1977), tercero en discordia, reclama la relevancia de contar con la modalidad de tenis en silla: “Es muy importante incluir en la mayoría de torneos que se juegan de tenis convencional, el tenis en silla. Es otra modalidad igual bajo el paraguas del tenis. Está muy bien”. El tenista barcelonés va más allá y tira para casa: “La gente que no ha visto el tenis en silla no sabe lo que se está perdiendo. Tener la oportunidad de ver unos cuartos, unas semifinales o una final de tenis en silla en unos Juegos Olímpicos es espectacular. Son muchos años que el público se lleva perdiendo tenis en silla de ruedas porque no ha salido mucho en los medios de comunicación. Me parece muy bien que se incluya el tenis en silla en esta liga. Ojalá tenga la misma o más repercusión que el tenis nacional, barriendo para casa”.

El actual número 40 de la clasificación ITF no entiende demasiado que se amplíe de los cuatro jugadores iniciales a los seis actuales y no a ocho: “Iba a ser de cuatro, ahora seremos seis. No lo entiendo muy bien porque es un poco extraño. Si lo haces de seis, ya hazlo de ocho y como un Masters Nacional de silla de ruedas. Va a ir para adelante el cuadro de seis. No lo entiendo muy bien, pero que se haga”. Tur espera poder coger ritmo el casi mes que queda hasta que empiece la competición. Le quedan tres semanas.

Enrique ‘Kike’ Siscar (Torre Pacheco, Murcia, 1983) agradece sobremanera la iniciativa de la Federación, más si cabe considerando que el tenis internacional tardará en volver: “La gira nos hace mucha ilusión porque todo parece que se va calmando, pero los torneos a nivel internacional no sabemos nada. Creemos que, a priori, va a ser muy complicado, hasta que no haya vacuna, que podamos volver a competir internacionalmente. Si la ATP está pensando en jugar un Grand Slam o un Master 1000 sin público, creo que los torneos ITF de silla de ruedas va a estar todo parado”.

“La gira que organiza la Federación es una idea que nos viene estupenda. El ritmo bueno lo da la competición”

Enrique Siscar

El tenista murciano ve la nueva competición ideal para estar preparados y tiene ganas de ver a sus compañeros del equipo nacional: “Esta liga de cuatro torneos seguidos nos va a venir muy bien para estar preparados. Entendemos que de agosto a noviembre o diciembre también va a haber torneos nacionales. Creemos que la iniciativa también dará más visibilidad al tenis en silla compartiendo escenario con los torneos absolutos. Nos unimos todos los tenistas que formamos la selección y me parece una idea genial”.

Francisco García (Córdoba, 1982) es el quinto tenista en liza en esta nueva competición. En un primer momento, los torneos eran para los primeros cuatro clasificados. Días después se amplió a los seis primeros. “La iniciativa es muy importante y demuestra que en la Federación les preocupa y cuidan el tenis en silla. Necesitamos competir para estar al nivel cuando empiecen los torneos ITF. Entrenar es una cosa y competir es otra. Te pruebas y sabes lo que tienes que pulir y lo que no. Me parece muy importante”, analiza el tenista andaluz.

‘Cisco’ compara estos cuatro torneos con una gira futbolística de pretemporada veraniega: “Llevamos un mes entrenando en pista. No está mal teniendo en cuenta que, durante la cuarentena, si bien no hemos tocado la pista, hemos podido trabajar en casa para mantener mínimamente la forma. Y llevaremos otro mes más cuando empecemos a competir, es tiempo suficiente. Son torneos de preparación, como los torneos veraniegos de una pretemporada de fútbol. Para mejorar la preparación, competir y ver lo que hay que pulir para trabajar en esa línea después del torneo para cuando comience el tenis ITF y el calendario nacional también, que supongo que será en septiembre”.

Una liga de cuatro torneos para devolver la competición en julio a los seis primeros tenistas. Y la acogida no ha podido ser mejor por parte de sus protagonistas.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Martín de la Puente, Daniel Caverzaschi, Francesc Tur ‘Quico’, Enrique Siscar ‘Kike’ y Francisco García ‘Cisco’ son cinco de los seis primeros tenistas españoles que formarán parte de la Liga de Tenis en Silla de Ruedas que ha creado la Federación Española de Tenis (RFET) para el mes de julio. Una gira de cuatro torneos como preparación para lo que debe venir después. Los cinco analizan en Sphera Sports esta iniciativa del organismo que rige el tenis español mientras el circuito internacional esté parado.

Lleida del 10 al 12 de julio, Madrid del 17 al 19 de julio, Valencia del 24 al 26 de julio y Avilés del 31 de julio al 1 de agosto. Son las cuatro fechas y clubes elegidos para la liga creada por la Federación. La competición incluye torneos en categoría masculina, femenina, silla y para jugadores de fuera del top100 de la clasificación. El cuadro de tenis en silla incluía inicialmente cuatro participantes, pero se ha ampliado a seis: Martín de la Puente (13), Daniel Caverzaschi (22), Francesc Tur (40), Enrique Siscar (43), Francisco García (64) y Juan Ramón Ortiz (160).

Los protagonistas celebran el retorno del tenis en silla

Martín de la Puente (Vigo, 1999), que admite dolor en las manos en su regreso a los entrenamientos, explica sus expectativas respecto a estos cuatro torneos: “Echábamos todos de menos esa sensación de competir, de los puntos y de los torneos”.

El tenista gallego, número 13 del mundo, es el único español que podrá acceder a las ayudas anunciadas por la ITF y los torneos del Grand Slam para las 20 mejores raquetas: “Es una buenísima noticia para ayudarnos a los tenistas que no hemos podido competir, confinados sin poder trabajar jugando por todo el mundo. Aún no sé cómo se van a repartir las ayudas”.

“La gira de torneos de la Federación es una iniciativa perfecta. Viene muy bien a todos los jugadores recuperar un poco la competición” 

Martín de la Puente

Para Dani Caverzaschi (Madrid, 1993), esta liga es la prueba de que el tenis en silla ocupa cada día un mayor sitio en la Federación. El madrileño es presidente de la comisión de tenis en silla: “[El tenis en silla] Está muy integrado desde que llegó Miguel Díaz y su equipo a la presidencia. Ha habido muchos avances, como que el campeonato de España se celebre junto al absoluto. Cada vez estamos más integrados y el tenis en silla es un muy buen complemento para el tenis a pie. Es un valor añadido para cualquier torneo”. Respecto a la gira de este julio, el pupilo de Ana Salas lo tiene muy claro: “Estaremos cuatro fines de semana dando guerra y, a nivel personal, estoy encantado de poder competir, aunque no sean torneos internacionales, pero nos servirá de preparación”.

Francesc ‘Quico’ Tur (Barcelona, 1977), tercero en discordia, reclama la relevancia de contar con la modalidad de tenis en silla: “Es muy importante incluir en la mayoría de torneos que se juegan de tenis convencional, el tenis en silla. Es otra modalidad igual bajo el paraguas del tenis. Está muy bien”. El tenista barcelonés va más allá y tira para casa: “La gente que no ha visto el tenis en silla no sabe lo que se está perdiendo. Tener la oportunidad de ver unos cuartos, unas semifinales o una final de tenis en silla en unos Juegos Olímpicos es espectacular. Son muchos años que el público se lleva perdiendo tenis en silla de ruedas porque no ha salido mucho en los medios de comunicación. Me parece muy bien que se incluya el tenis en silla en esta liga. Ojalá tenga la misma o más repercusión que el tenis nacional, barriendo para casa”.

El actual número 40 de la clasificación ITF no entiende demasiado que se amplíe de los cuatro jugadores iniciales a los seis actuales y no a ocho: “Iba a ser de cuatro, ahora seremos seis. No lo entiendo muy bien porque es un poco extraño. Si lo haces de seis, ya hazlo de ocho y como un Masters Nacional de silla de ruedas. Va a ir para adelante el cuadro de seis. No lo entiendo muy bien, pero que se haga”. Tur espera poder coger ritmo el casi mes que queda hasta que empiece la competición. Le quedan tres semanas.

Enrique ‘Kike’ Siscar (Torre Pacheco, Murcia, 1983) agradece sobremanera la iniciativa de la Federación, más si cabe considerando que el tenis internacional tardará en volver: “La gira nos hace mucha ilusión porque todo parece que se va calmando, pero los torneos a nivel internacional no sabemos nada. Creemos que, a priori, va a ser muy complicado, hasta que no haya vacuna, que podamos volver a competir internacionalmente. Si la ATP está pensando en jugar un Grand Slam o un Master 1000 sin público, creo que los torneos ITF de silla de ruedas va a estar todo parado”.

“La gira que organiza la Federación es una idea que nos viene estupenda. El ritmo bueno lo da la competición”

Enrique Siscar

El tenista murciano ve la nueva competición ideal para estar preparados y tiene ganas de ver a sus compañeros del equipo nacional: “Esta liga de cuatro torneos seguidos nos va a venir muy bien para estar preparados. Entendemos que de agosto a noviembre o diciembre también va a haber torneos nacionales. Creemos que la iniciativa también dará más visibilidad al tenis en silla compartiendo escenario con los torneos absolutos. Nos unimos todos los tenistas que formamos la selección y me parece una idea genial”.

Francisco García (Córdoba, 1982) es el quinto tenista en liza en esta nueva competición. En un primer momento, los torneos eran para los primeros cuatro clasificados. Días después se amplió a los seis primeros. “La iniciativa es muy importante y demuestra que en la Federación les preocupa y cuidan el tenis en silla. Necesitamos competir para estar al nivel cuando empiecen los torneos ITF. Entrenar es una cosa y competir es otra. Te pruebas y sabes lo que tienes que pulir y lo que no. Me parece muy importante”, analiza el tenista andaluz.

‘Cisco’ compara estos cuatro torneos con una gira futbolística de pretemporada veraniega: “Llevamos un mes entrenando en pista. No está mal teniendo en cuenta que, durante la cuarentena, si bien no hemos tocado la pista, hemos podido trabajar en casa para mantener mínimamente la forma. Y llevaremos otro mes más cuando empecemos a competir, es tiempo suficiente. Son torneos de preparación, como los torneos veraniegos de una pretemporada de fútbol. Para mejorar la preparación, competir y ver lo que hay que pulir para trabajar en esa línea después del torneo para cuando comience el tenis ITF y el calendario nacional también, que supongo que será en septiembre”.

Una liga de cuatro torneos para devolver la competición en julio a los seis primeros tenistas. Y la acogida no ha podido ser mejor por parte de sus protagonistas.

_Destacado

Una reflexión con la radiografía completa

Alejandro Pérez @aperezgom
02-12-2021

_Tenis

Un año histórico para Paula Badosa

Redacción @SpheraSports
30-11-2021