_Otros

La etiqueta de Arana

José Gavilán @futbol_internac 11-10-2018

etiquetas:

Cuando una mentira se repite 1000 veces corre el peligro de transformarse en verdad absoluta. Dicen que más vale caer en gracia que ser gracioso y que las comparaciones son odiosas. Guilherme Arana necesita demostrar más que nadie de qué jugador se trata. El lateral brasileño empieza a convencer a los agnósticos que no confiaban en su talento.

La baja de Sergio Escudero en el flanco izquierdo del Sevilla Fútbol Club abrió el camino al ex del Corinthians. Las dudas sobre su rendimiento lo convertían en tercera opción para muchos, aun siendo el segundo lateral zurdo de la plantilla. Retrasar a Pablo Sarabia o jugar con Aleix Vidal a pierna cambiada parecían opciones más seguras que usar a la alternativa de Escudero en la planificación inicial de la temporada. ¿Por qué? Sobre Arana ha recaído una etiqueta difícil de quitar. Lateral y brasileño: “jugador con recorrido al que le cuesta defender”. Sin ver al futbolista, la definición resulta sencilla.

Es cierto, y no lo obviaré, que Arana no llegó en el mejor estado físico a Sevilla. La primera temporada de los futbolistas sudamericanos en Europa suele ser complicada. El campeonato brasileiro tiene un formato diferente al español, y cuando los futbolistas aquí comienzan la temporada, los que juegan en Brasil, por ejemplo, se encuentran en la fase final de la misma. Le llaman adaptación, pero se trata de un ‘jet lag’ deportivo que acarrea consecuencias a veces irreparables para algunos futbolistas. Le pasó a Arana. Mientras sus compañeros estaban en plenitud física, a él se le notaba cansado, fuera de forma. Jugó en su contra y a partir de ahí, el ‘nuevo Roberto Carlos’, el ‘sustituto de Marcelo’ se transformó en una auténtica decepción para todos. 

La segunda temporada se antoja definitiva para el devenir de la joven promesa brasileña. Todo o nada. La llegada de Pablo Machín al banquillo del Sevilla Fútbol Club le abre un camino esperanzador. Como carrilero, Arana puede potenciar sus cualidades y sentirse más respaldado y menos exigido en tareas defensivas. La desafortunada lesión de un compañero le permite ganar confianza por obligación, mientras su entrenador se la otorga con minutos. Desde dentro han decidido realizar una terapia de choque con el futbolista poniéndole vídeos de su etapa en el Corinthians. Están convencidos de que es capaz de hacer lo mismo en Nervión. Este año, el brasileño ha disputado 11 encuentros y su balance no puede ser mejor. 9 victorias y tan solo 2 derrotas con él sobre el terreno de juego. 27 goles a favor y 6 en contra. Su flanco, el más seguro en defensa y una solución más en ataque. Arana se muestra fuerte en los duelos individuales, abre el campo y siempre se ofrece como una opción ofensiva pegado a la cal, sus centros al área –ya sean llegando a línea de fondo o como desplazamiento lateral-, cada vez son más peligrosos. Trabajador, constante y en contínua progresión. 

Cuando vean al Sevilla no comparen a su lateral zurdo con nadie. Si lo ven defender, olvídese de que es brasileño y que en su primer año no estuvo a la altura. Cuando ponga una pelota dentro del área rival, no le quite mérito al pase para dárselo exclusivamente al rematador. Simplemente contemple, confíe y disfrute. El talento está a punto de explotar.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Cuando una mentira se repite 1000 veces corre el peligro de transformarse en verdad absoluta. Dicen que más vale caer en gracia que ser gracioso y que las comparaciones son odiosas. Guilherme Arana necesita demostrar más que nadie de qué jugador se trata. El lateral brasileño empieza a convencer a los agnósticos que no confiaban en su talento.

La baja de Sergio Escudero en el flanco izquierdo del Sevilla Fútbol Club abrió el camino al ex del Corinthians. Las dudas sobre su rendimiento lo convertían en tercera opción para muchos, aun siendo el segundo lateral zurdo de la plantilla. Retrasar a Pablo Sarabia o jugar con Aleix Vidal a pierna cambiada parecían opciones más seguras que usar a la alternativa de Escudero en la planificación inicial de la temporada. ¿Por qué? Sobre Arana ha recaído una etiqueta difícil de quitar. Lateral y brasileño: “jugador con recorrido al que le cuesta defender”. Sin ver al futbolista, la definición resulta sencilla.

Es cierto, y no lo obviaré, que Arana no llegó en el mejor estado físico a Sevilla. La primera temporada de los futbolistas sudamericanos en Europa suele ser complicada. El campeonato brasileiro tiene un formato diferente al español, y cuando los futbolistas aquí comienzan la temporada, los que juegan en Brasil, por ejemplo, se encuentran en la fase final de la misma. Le llaman adaptación, pero se trata de un ‘jet lag’ deportivo que acarrea consecuencias a veces irreparables para algunos futbolistas. Le pasó a Arana. Mientras sus compañeros estaban en plenitud física, a él se le notaba cansado, fuera de forma. Jugó en su contra y a partir de ahí, el ‘nuevo Roberto Carlos’, el ‘sustituto de Marcelo’ se transformó en una auténtica decepción para todos. 

La segunda temporada se antoja definitiva para el devenir de la joven promesa brasileña. Todo o nada. La llegada de Pablo Machín al banquillo del Sevilla Fútbol Club le abre un camino esperanzador. Como carrilero, Arana puede potenciar sus cualidades y sentirse más respaldado y menos exigido en tareas defensivas. La desafortunada lesión de un compañero le permite ganar confianza por obligación, mientras su entrenador se la otorga con minutos. Desde dentro han decidido realizar una terapia de choque con el futbolista poniéndole vídeos de su etapa en el Corinthians. Están convencidos de que es capaz de hacer lo mismo en Nervión. Este año, el brasileño ha disputado 11 encuentros y su balance no puede ser mejor. 9 victorias y tan solo 2 derrotas con él sobre el terreno de juego. 27 goles a favor y 6 en contra. Su flanco, el más seguro en defensa y una solución más en ataque. Arana se muestra fuerte en los duelos individuales, abre el campo y siempre se ofrece como una opción ofensiva pegado a la cal, sus centros al área –ya sean llegando a línea de fondo o como desplazamiento lateral-, cada vez son más peligrosos. Trabajador, constante y en contínua progresión. 

Cuando vean al Sevilla no comparen a su lateral zurdo con nadie. Si lo ven defender, olvídese de que es brasileño y que en su primer año no estuvo a la altura. Cuando ponga una pelota dentro del área rival, no le quite mérito al pase para dárselo exclusivamente al rematador. Simplemente contemple, confíe y disfrute. El talento está a punto de explotar.

etiquetas:

_NBA

Un jugador para dominarlos a todos

Gonzalo de Melo @gonzalodemelo
01-08-2022

_Fútbol

Reconciliarse

Cristina Caparrós @criscaparros
29-07-2022