_Alemania

Kai Havertz, en boca de todos

Juanma Perera @juanmaHumilAfic 02-06-2020

El de Kai Havertz es uno de los nombres propios del regreso de la Bundesliga a la competición tras el parón que provocó la pandemia. Pero ese interés no es nuevo, ya que hay muchos clubes tras él desde hace tiempo y, aunque probablemente su nombre no se desvincule de Leverkusen hasta 2021, ya son varios los destinos a los que se ha relacionado su nombre, con mayor o menor fundamento: Munich, Madrid, Barcelona, Manchester… Todas ellas ciudades importantes a nivel futbolístico. Pero, de momento, no hay prisa ni intención de vender.

La salida de Julian Brandt a Dortmund el pasado verano aceleró la madurez del joven Kai, que, con 20 años, ha cargado sobre sus hombros la responsabilidad de ser el líder de uno de los grandes de Alemania, con aspiraciones de ir a Champions League y luchar por una buena posición en una competición como la Europa League. Peter Bosz, su entrenador, aceptó el reto y le dejó ser ese número uno, yendo un poco más allá tras la vuelta a la competición dándole un nuevo rol. 

Kai Havertz atendiendo a los medios de comunicación tras un partido (STUART FRANKLIN/POOL/AFP via Getty Images)

Havertz es un mediocentro ofensivo, o mediapunta, el enlace entre centrocampistas y delanteros. Esa es, al menos, la posición que más veces ha desempeñado en su carrera. También ha jugado un poco más atrás, de interior o, incluso, de extremo. Pero su entrenador quiso ir más allá durante el parón y, aprovechando varios factores, le llevó a otro nivel. A un jugador de 1,89m, rápido, capaz de regatear en una baldosa y con facilidad para llegar al área contraria, ¿por qué no usarlo como ‘falso nueve’? El técnico lo tuvo fácil, porque Kevin Volland estaba lesionado y Lucas Alario no es que le haya dado tanta confianza como para ganarse la titularidad, aunque no suele faltar a su cita con el gol. 

Bosz arrancó tras este parón con la nueva posición de Kai, escoltado por jugadores rápidos por banda y otros con mucha calidad por el centro, y así la figura de Havertz se ‘borraba’ a la hora de iniciar las jugadas y tenía mayor protagonismo al finalizarlas. Los números no mienten. Si el Kai Havertz previo a la pandemia anotó seis goles, el que ejerce de ‘falso nueve’ lleva cinco goles en cuatro partidos, o seis, si contamos el día del Eintracht Frankfurt, el último antes de los dos meses de parón, día en el que el Leverkusen ganó 4-0 y donde el dorsal 29 marcó un gol y dio una asistencia. 

Con Volland ya recuperado, que volvió a una convocatoria en el encuentro ante el SC Freiburg, aunque no jugó, es difícil saber si Bosz va a seguir contando con Havertz como hombre referencia o Volland volverá a jugar en punta. Lo bueno es que la vuelta de uno no significa la salida de otro y que puede contar con ambos, alternando las posiciones o sacando a otros futbolistas de la ecuación. La posición de Kai ha sido la más adelantada y, por detrás, Demirbay, Diaby o Amiri han sido casi fijos, siendo la del extremo derecho, con Bellarabi o Florian Wirtz, la que más se ha cambiado. Y es ahí donde podría entrar Kevin Volland si se quiere aprovechar la buena racha del 29 como hombre más adelantado.

¿Cómo está ahora el futuro de Kai Havertz? Teniendo en cuenta la situación económica del fútbol, muchos clubes son reacios a realizar grandes operaciones de fichajes. Mientras tanto, el Bayer Leverkusen ha sido tajante: «Kai Havertz no sale este verano por menos de cien millones de euros«. Para él, quedarse un año más en Leverkusen es muy buena idea, porque así crecerá mucho más como futbolista y podrá salir con mejor cartel que el que ya tiene, porque en el BayArena es el ídolo, el heredero que nombró Julian Brandt. 

En esta temporada, la vuelta a la competición le ha servido para superar un nuevo récord: ser el primer futbolista en llegar a los 35 goles en la Bundesliga sin haber cumplido aún los 21 años. Hito que consiguió a dos semanas de su cumpleaños. Otro motivo más para hablar de él y convertir a Kai Havertz, el 29 del Leverkusen, en el jugador del que todo el mundo habla, el futbolista que está en boca de todos. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El de Kai Havertz es uno de los nombres propios del regreso de la Bundesliga a la competición tras el parón que provocó la pandemia. Pero ese interés no es nuevo, ya que hay muchos clubes tras él desde hace tiempo y, aunque probablemente su nombre no se desvincule de Leverkusen hasta 2021, ya son varios los destinos a los que se ha relacionado su nombre, con mayor o menor fundamento: Munich, Madrid, Barcelona, Manchester… Todas ellas ciudades importantes a nivel futbolístico. Pero, de momento, no hay prisa ni intención de vender.

La salida de Julian Brandt a Dortmund el pasado verano aceleró la madurez del joven Kai, que, con 20 años, ha cargado sobre sus hombros la responsabilidad de ser el líder de uno de los grandes de Alemania, con aspiraciones de ir a Champions League y luchar por una buena posición en una competición como la Europa League. Peter Bosz, su entrenador, aceptó el reto y le dejó ser ese número uno, yendo un poco más allá tras la vuelta a la competición dándole un nuevo rol. 

Kai Havertz atendiendo a los medios de comunicación tras un partido (STUART FRANKLIN/POOL/AFP via Getty Images)

Havertz es un mediocentro ofensivo, o mediapunta, el enlace entre centrocampistas y delanteros. Esa es, al menos, la posición que más veces ha desempeñado en su carrera. También ha jugado un poco más atrás, de interior o, incluso, de extremo. Pero su entrenador quiso ir más allá durante el parón y, aprovechando varios factores, le llevó a otro nivel. A un jugador de 1,89m, rápido, capaz de regatear en una baldosa y con facilidad para llegar al área contraria, ¿por qué no usarlo como ‘falso nueve’? El técnico lo tuvo fácil, porque Kevin Volland estaba lesionado y Lucas Alario no es que le haya dado tanta confianza como para ganarse la titularidad, aunque no suele faltar a su cita con el gol. 

Bosz arrancó tras este parón con la nueva posición de Kai, escoltado por jugadores rápidos por banda y otros con mucha calidad por el centro, y así la figura de Havertz se ‘borraba’ a la hora de iniciar las jugadas y tenía mayor protagonismo al finalizarlas. Los números no mienten. Si el Kai Havertz previo a la pandemia anotó seis goles, el que ejerce de ‘falso nueve’ lleva cinco goles en cuatro partidos, o seis, si contamos el día del Eintracht Frankfurt, el último antes de los dos meses de parón, día en el que el Leverkusen ganó 4-0 y donde el dorsal 29 marcó un gol y dio una asistencia. 

Con Volland ya recuperado, que volvió a una convocatoria en el encuentro ante el SC Freiburg, aunque no jugó, es difícil saber si Bosz va a seguir contando con Havertz como hombre referencia o Volland volverá a jugar en punta. Lo bueno es que la vuelta de uno no significa la salida de otro y que puede contar con ambos, alternando las posiciones o sacando a otros futbolistas de la ecuación. La posición de Kai ha sido la más adelantada y, por detrás, Demirbay, Diaby o Amiri han sido casi fijos, siendo la del extremo derecho, con Bellarabi o Florian Wirtz, la que más se ha cambiado. Y es ahí donde podría entrar Kevin Volland si se quiere aprovechar la buena racha del 29 como hombre más adelantado.

¿Cómo está ahora el futuro de Kai Havertz? Teniendo en cuenta la situación económica del fútbol, muchos clubes son reacios a realizar grandes operaciones de fichajes. Mientras tanto, el Bayer Leverkusen ha sido tajante: «Kai Havertz no sale este verano por menos de cien millones de euros«. Para él, quedarse un año más en Leverkusen es muy buena idea, porque así crecerá mucho más como futbolista y podrá salir con mejor cartel que el que ya tiene, porque en el BayArena es el ídolo, el heredero que nombró Julian Brandt. 

En esta temporada, la vuelta a la competición le ha servido para superar un nuevo récord: ser el primer futbolista en llegar a los 35 goles en la Bundesliga sin haber cumplido aún los 21 años. Hito que consiguió a dos semanas de su cumpleaños. Otro motivo más para hablar de él y convertir a Kai Havertz, el 29 del Leverkusen, en el jugador del que todo el mundo habla, el futbolista que está en boca de todos.