_Otros

Julen, madridista

David Orenes @david_lrl 14-09-2018

etiquetas:

Recibió a 25 metros de la portería. Tenía un defensa rival justo delante,
pero con un toque sutil se deshizo de él al tiempo que acomodó su pierna
izquierda. Sin pensárselo dos veces, le pegó al balón con una fuerza impropia
de alguien de su estatura y lo introdujo en la red con violencia.

Julen Jon Guerrero, hijo de la mítica leyenda del Athletic, marcó un golazo
el pasado mes de mayo en el Infantil A del Real Madrid que dejó boquiabiertos a
propios y extraños. A otros les provocó urticaria. En Bilbao, muchos no
entienden que el hijo de un jugador que pasó toda su carrera deportiva en San
Mamés y que cuenta con un futuro más que prometedor esté entrenando en
Valdebebas y no en Lezama.

El chaval inició su formación en el Málaga CF, donde su padre ocupó el
cargo de director de tecnificación de la cantera, en la temporada 2011-12. En
la primavera de 2017, José María Amorrortu sondeó a Julen para que fichara por
el Athletic. “Le dijo que no tenía de intención de mover a la familia y de
trasladarse a Bilbao a corto plazo”, explicó Josu Urrutia, presidente del club
bilbaíno. Sin embargo, tan solo unos meses después se hace oficial su fichaje
por el Real Madrid. La razón: La familia Guerrero decidió trasladarse a la
capital para estar cerca de la hija mayor, que inició allí sus estudios
universitarios.

El pequeño Julen, de 13 años, ha maravillado desde el principio. Su golazo
ante el Atlético solo fue uno de los treinta que anotó en el Infantil A en
apenas medio curso. Esta temporada ya milita en el Cadete B, a las órdenes de
un tal Raúl González Blanco, con quien su padre libró numerosas batallas en los
Real Madrid-Athletic, además de compartir vestuario en la Selección española.
Si no hicieron lo propio en el club merengue fue porque Guerrero rechazó una
oferta astronómica en 1995 (se rumorea que fue un cheque en blanco) a manos de
Ramón Mendoza, que llegó a reunirse con Julián Guerrero (su padre) para tratar
de llegar a un acuerdo. Jorge Valdano, técnico madridista, insistió con fervor
en su fichaje de cara a apuntalar un equipo que no ganaba la Champions desde
1966.

Julen no solo rechazó la propuesta del Real Madrid, si no que amplió su
contrato… ¡Diez años más! Finalizaba en 1997 y renovó hasta 2007, cuando
tenía prevista su retirada. Aquel nuevo contrato, además, no supuso un aumento
de sueldo para el futbolista de Portugalete, como bien explica Santiago
Segurola en
este artículo publicado en El País en junio de 1995.

23 años después, el menor de los Julen aspira a ser tan buen futbolista
como lo fue su padre, pero con una camiseta que él se negó a vestir.
Curiosamente, la leyenda del Athletic es ahora técnico de la selección española
sub-16, y en su primera lista ha contado con mayoría madridista (Ferrán Ruiz,
Nestor Lucas, David de la Víbora e Israel Salazar), todos del Cadete A que
dirige Tristán Celador en la misma División que Raúl dirige a su hijo.
¿Acabará Julen dirigiendo a su hijo en la Selección? ¿O Julen jr jugando en
el primer equipo del Real Madrid, algo que nunca hizo su padre? ¿Será Raúl,
compañero y rival, clave en su formación futura? Todavía es pronto, pero qué
bello es imaginarlo.

Imagen de cabecera: Julen Guerrero

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Recibió a 25 metros de la portería. Tenía un defensa rival justo delante,
pero con un toque sutil se deshizo de él al tiempo que acomodó su pierna
izquierda. Sin pensárselo dos veces, le pegó al balón con una fuerza impropia
de alguien de su estatura y lo introdujo en la red con violencia.

Julen Jon Guerrero, hijo de la mítica leyenda del Athletic, marcó un golazo
el pasado mes de mayo en el Infantil A del Real Madrid que dejó boquiabiertos a
propios y extraños. A otros les provocó urticaria. En Bilbao, muchos no
entienden que el hijo de un jugador que pasó toda su carrera deportiva en San
Mamés y que cuenta con un futuro más que prometedor esté entrenando en
Valdebebas y no en Lezama.

El chaval inició su formación en el Málaga CF, donde su padre ocupó el
cargo de director de tecnificación de la cantera, en la temporada 2011-12. En
la primavera de 2017, José María Amorrortu sondeó a Julen para que fichara por
el Athletic. “Le dijo que no tenía de intención de mover a la familia y de
trasladarse a Bilbao a corto plazo”, explicó Josu Urrutia, presidente del club
bilbaíno. Sin embargo, tan solo unos meses después se hace oficial su fichaje
por el Real Madrid. La razón: La familia Guerrero decidió trasladarse a la
capital para estar cerca de la hija mayor, que inició allí sus estudios
universitarios.

El pequeño Julen, de 13 años, ha maravillado desde el principio. Su golazo
ante el Atlético solo fue uno de los treinta que anotó en el Infantil A en
apenas medio curso. Esta temporada ya milita en el Cadete B, a las órdenes de
un tal Raúl González Blanco, con quien su padre libró numerosas batallas en los
Real Madrid-Athletic, además de compartir vestuario en la Selección española.
Si no hicieron lo propio en el club merengue fue porque Guerrero rechazó una
oferta astronómica en 1995 (se rumorea que fue un cheque en blanco) a manos de
Ramón Mendoza, que llegó a reunirse con Julián Guerrero (su padre) para tratar
de llegar a un acuerdo. Jorge Valdano, técnico madridista, insistió con fervor
en su fichaje de cara a apuntalar un equipo que no ganaba la Champions desde
1966.

Julen no solo rechazó la propuesta del Real Madrid, si no que amplió su
contrato… ¡Diez años más! Finalizaba en 1997 y renovó hasta 2007, cuando
tenía prevista su retirada. Aquel nuevo contrato, además, no supuso un aumento
de sueldo para el futbolista de Portugalete, como bien explica Santiago
Segurola en
este artículo publicado en El País en junio de 1995.

23 años después, el menor de los Julen aspira a ser tan buen futbolista
como lo fue su padre, pero con una camiseta que él se negó a vestir.
Curiosamente, la leyenda del Athletic es ahora técnico de la selección española
sub-16, y en su primera lista ha contado con mayoría madridista (Ferrán Ruiz,
Nestor Lucas, David de la Víbora e Israel Salazar), todos del Cadete A que
dirige Tristán Celador en la misma División que Raúl dirige a su hijo.
¿Acabará Julen dirigiendo a su hijo en la Selección? ¿O Julen jr jugando en
el primer equipo del Real Madrid, algo que nunca hizo su padre? ¿Será Raúl,
compañero y rival, clave en su formación futura? Todavía es pronto, pero qué
bello es imaginarlo.

Imagen de cabecera: Julen Guerrero

etiquetas:

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021