_

Episodio VI: el retorno del triplete (versión bávara)

Lenda Kosowski @lendakosowski 07-03-2014

etiquetas:

Lenda KOSOWSKI

Lenda KOSOWSKIMuchas veces es difícil encontrarse a uno mismo, como persona, como individuo, y se divaga entre lo bueno y lo malo de sí. Empieza la ardua lucha por encontrar una entidad clara, algo con lo que identificarse. Así lo relató George Lucas con la historia de Anakin; un joven jedi perdido en el camino, buscándose a sí mismo, luchando contra el dolor, quedándose a la sombra de lo que era o pudo llegar a ser. Ese poder que llegó a un máximo esplendor y se perdió en la oscuridad quedando a la sombra de la magnificencia y que todos dieron por perdido. Siempre visto como el malo y el cruel, mientras sus heridas curaban lentamente. El dolor sana lento, para convertirse en un orgullo que se alza más fuerte, más sólido, para continuar una historia de poder.

La historia de Skywalker se publicó en 1977, sólo un año después de las tres copas de Europa consecutivas del equipo alemán que dominó al continente, y que volvió a las andadas el año pasado. Los bávaros nunca han estado mejor, esta temporada podría acabar para los de Guardiola con pleno, como cantaban en Barcelona en el 2009: Copa, Liga y Champions. Superando todo lo que el año pasado consiguieron.

El equipo tiene una plantilla amplia, con varias posiciones superpobladas, un desgaste físico inferior al de la mayoría de sus oponentes, corre menos tras el balón, domina, toca y obliga al contrario a perseguirle allí a donde quiere. Tiene el control del partido y se hace dueño y señor del esférico. Apenas nota las bajas de jugadores como Ribéry, Müller y compañía. Como un lego, tiene piezas intercambiables que encajan casi a la perfección, engranajes que trabajan duramente por mantener el juego que el jefe les encomienda y mientras tanto salen datos como el de 185 contactos con la pelota en un partido de liga Alemana establecido por Thiago ante el Eintracht Frankfurt el pasado 2 de Febrero.


Guardiola, abrazado por sus jugadores, es el nuevo eje del Bayern | Getty Images

Y es que el Bayern München tiene ya medio nombre grabado en la "ensaladera" alemana. Imbatidos en todo lo que va de temporada, con solo 10 goles encajados, el equipo debería al menos perder seis partidos o más de los restantes para perder el campeonato, algo que no parece posible tras la exhibición de fútbol que se vio en la primera parte del partido en la pasada jornada de Bundesliga en el Allianz. Jupp Heynckes construyó algo que fue vencido en todo en la temporada 2011/12 y usó eso como escudo. Vistió las derrotas y con la cabeza bien alta dio un golpe en la mesa para avisar que el jedi bávaro había vuelto para dominar Europa de nuevo.

Guardiola ha cogido una máquina que funcionaba perfectamente y la ha mejorado, ha tocado los puntos que creía convenientes y ha resultado que la máquina ha aumentado el rendimiento de sí misma. Lahm en el medio del campo, repartiendo el juego, el capitán ahora dueño y señor de las jugadas; Martínez atrás como central, la posesión de la pelota… Pep ha dado la clave al conjunto no sólo para ganar, sino para arrasar al contrario, dejándole creer que tiene una oportunidad pero sin dejarle siquiera oler la pelota. El de Santpedor lleva por el camino de la fuerza a un Bayern München que está re-escribiendo los libros de la historia. Conquistando Europa como hicieron Gerd Müller y los suyos en el 74. Porque como diría Yoda: "No. No lo intentes. Hazlo, o no lo hagas, pero no lo intentes".

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Lenda KOSOWSKIMuchas veces es difícil encontrarse a uno mismo, como persona, como individuo, y se divaga entre lo bueno y lo malo de sí. Empieza la ardua lucha por encontrar una entidad clara, algo con lo que identificarse. Así lo relató George Lucas con la historia de Anakin; un joven jedi perdido en el camino, buscándose a sí mismo, luchando contra el dolor, quedándose a la sombra de lo que era o pudo llegar a ser. Ese poder que llegó a un máximo esplendor y se perdió en la oscuridad quedando a la sombra de la magnificencia y que todos dieron por perdido. Siempre visto como el malo y el cruel, mientras sus heridas curaban lentamente. El dolor sana lento, para convertirse en un orgullo que se alza más fuerte, más sólido, para continuar una historia de poder.

La historia de Skywalker se publicó en 1977, sólo un año después de las tres copas de Europa consecutivas del equipo alemán que dominó al continente, y que volvió a las andadas el año pasado. Los bávaros nunca han estado mejor, esta temporada podría acabar para los de Guardiola con pleno, como cantaban en Barcelona en el 2009: Copa, Liga y Champions. Superando todo lo que el año pasado consiguieron.

El equipo tiene una plantilla amplia, con varias posiciones superpobladas, un desgaste físico inferior al de la mayoría de sus oponentes, corre menos tras el balón, domina, toca y obliga al contrario a perseguirle allí a donde quiere. Tiene el control del partido y se hace dueño y señor del esférico. Apenas nota las bajas de jugadores como Ribéry, Müller y compañía. Como un lego, tiene piezas intercambiables que encajan casi a la perfección, engranajes que trabajan duramente por mantener el juego que el jefe les encomienda y mientras tanto salen datos como el de 185 contactos con la pelota en un partido de liga Alemana establecido por Thiago ante el Eintracht Frankfurt el pasado 2 de Febrero.


Guardiola, abrazado por sus jugadores, es el nuevo eje del Bayern | Getty Images

Y es que el Bayern München tiene ya medio nombre grabado en la "ensaladera" alemana. Imbatidos en todo lo que va de temporada, con solo 10 goles encajados, el equipo debería al menos perder seis partidos o más de los restantes para perder el campeonato, algo que no parece posible tras la exhibición de fútbol que se vio en la primera parte del partido en la pasada jornada de Bundesliga en el Allianz. Jupp Heynckes construyó algo que fue vencido en todo en la temporada 2011/12 y usó eso como escudo. Vistió las derrotas y con la cabeza bien alta dio un golpe en la mesa para avisar que el jedi bávaro había vuelto para dominar Europa de nuevo.

Guardiola ha cogido una máquina que funcionaba perfectamente y la ha mejorado, ha tocado los puntos que creía convenientes y ha resultado que la máquina ha aumentado el rendimiento de sí misma. Lahm en el medio del campo, repartiendo el juego, el capitán ahora dueño y señor de las jugadas; Martínez atrás como central, la posesión de la pelota… Pep ha dado la clave al conjunto no sólo para ganar, sino para arrasar al contrario, dejándole creer que tiene una oportunidad pero sin dejarle siquiera oler la pelota. El de Santpedor lleva por el camino de la fuerza a un Bayern München que está re-escribiendo los libros de la historia. Conquistando Europa como hicieron Gerd Müller y los suyos en el 74. Porque como diría Yoda: "No. No lo intentes. Hazlo, o no lo hagas, pero no lo intentes".

etiquetas:

Lenda KOSOWSKI

_Destacado

Arrancaron los Juegos Olímpicos

Redacción @SpheraSports
23-07-2021

_Destacado

El arte de la gimnasia española

David Orenes @david_lrl
23-07-2021