_FC Barcelona

El problema de Íñigo Ruiz de Galarreta

Cualquiera que se acerque un día al Mini Estadi a ver un partido del Barça B, se dará cuenta del potencial del equipo. Es indudable que la nueva camada de cachorros competirá, en un futuro no muy lejano, con los leones azulgranas. Pese a que los resultados no están acompañando –una sola victoria en los últimos doce encuentros– estamos ante una de las generaciones más ilusionantes.

Desde los laterales Sergi PalenciaMarc Cucurella, pasando por el centro del campo con Carles AleñáOriol Busquets hasta la delantera con José Arnaiz Marc Cardona, entre otros muchos.

Las primeras rondas de la Copa del Rey sirven para estos jóvenes como el salto al mundo laboral. Tras mucho prepararte, llega la hora de la verdad al enfrentarte a tu posible jefe en una entrevista. Intentas hacerlo lo mejor posible causando la mejor de las sensaciones. Esperas que el «ya te llamaremos» acabe cumpliéndose y no sea una simple muletilla de despedida.

Muchos de ellos han avanzado diferentes fases del proceso de selección de personal. Sin embargo, hay un centrocampista que no recibe la llamada del jefe Valverde pese a su gran visión de juego y calidad con el balón. Y sí, me estoy refiriendo al dorsal 17 del filial azulgrana: Íñigo Ruiz de Galarreta.

Ernesto Valverde dirigió a Galarreta en el Athletic

Entre ida y vuelta de los dieciseisavos de la Copa ante el Murcia, Valverde llamó a seis jugadores del filial. Todos –CostasCucurellaBusquetsAleñá Arnáiz– han contado con minutos, a excepción del guardameta Ortolá.

No obstante, no ha habido ni rastro de Ruiz de Galarreta  en las convocatorias. ¿Por qué? Para empezar, la ida no pudo jugar por una una fractura en el maléolo tibial del tobillo derecho. De no haber estado en la enfermería, dificilmente habría podido ir convocado. ¿El motivo? Puramente normativo. Cualquier jugador de un filial, mayor de 23 años, que dispute un partido con el primer equipo; no puede volver al filial. Ruiz de Galarreta cumplió los 24 años el pasado 6 de agosto. Por lo tanto, si hubiese jugado ante el Murcia en la Copa del Rey, no podría volver a competir con el Barça B. Esta normativa entró en vigor en la temporada 13/14 aboliendo, así, la libre transmisión de jugadores entre filiales y primeros equipos.

El guipuzcoano le gusta mucho al ‘txingurri’, le ve nivel como para jugar esporádicamente en el primer equipo. De todos modos, se antoja prácticamente imposible ver al ’17’ del filial compartiendo titularidad con BusquetsIniesta y compañía. Privar al Barça B de una pieza tan importante como Ruiz de Galarreta, debilitaría mucho al conjunto de Gerard López.

 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Cualquiera que se acerque un día al Mini Estadi a ver un partido del Barça B, se dará cuenta del potencial del equipo. Es indudable que la nueva camada de cachorros competirá, en un futuro no muy lejano, con los leones azulgranas. Pese a que los resultados no están acompañando –una sola victoria en los últimos doce encuentros– estamos ante una de las generaciones más ilusionantes.

Desde los laterales Sergi PalenciaMarc Cucurella, pasando por el centro del campo con Carles AleñáOriol Busquets hasta la delantera con José Arnaiz Marc Cardona, entre otros muchos.

Las primeras rondas de la Copa del Rey sirven para estos jóvenes como el salto al mundo laboral. Tras mucho prepararte, llega la hora de la verdad al enfrentarte a tu posible jefe en una entrevista. Intentas hacerlo lo mejor posible causando la mejor de las sensaciones. Esperas que el «ya te llamaremos» acabe cumpliéndose y no sea una simple muletilla de despedida.

Muchos de ellos han avanzado diferentes fases del proceso de selección de personal. Sin embargo, hay un centrocampista que no recibe la llamada del jefe Valverde pese a su gran visión de juego y calidad con el balón. Y sí, me estoy refiriendo al dorsal 17 del filial azulgrana: Íñigo Ruiz de Galarreta.

Ernesto Valverde dirigió a Galarreta en el Athletic

Entre ida y vuelta de los dieciseisavos de la Copa ante el Murcia, Valverde llamó a seis jugadores del filial. Todos –CostasCucurellaBusquetsAleñá Arnáiz– han contado con minutos, a excepción del guardameta Ortolá.

No obstante, no ha habido ni rastro de Ruiz de Galarreta  en las convocatorias. ¿Por qué? Para empezar, la ida no pudo jugar por una una fractura en el maléolo tibial del tobillo derecho. De no haber estado en la enfermería, dificilmente habría podido ir convocado. ¿El motivo? Puramente normativo. Cualquier jugador de un filial, mayor de 23 años, que dispute un partido con el primer equipo; no puede volver al filial. Ruiz de Galarreta cumplió los 24 años el pasado 6 de agosto. Por lo tanto, si hubiese jugado ante el Murcia en la Copa del Rey, no podría volver a competir con el Barça B. Esta normativa entró en vigor en la temporada 13/14 aboliendo, así, la libre transmisión de jugadores entre filiales y primeros equipos.

El guipuzcoano le gusta mucho al ‘txingurri’, le ve nivel como para jugar esporádicamente en el primer equipo. De todos modos, se antoja prácticamente imposible ver al ’17’ del filial compartiendo titularidad con BusquetsIniesta y compañía. Privar al Barça B de una pieza tan importante como Ruiz de Galarreta, debilitaría mucho al conjunto de Gerard López.

 

_FC Barcelona

Sin complejos

Cristina Caparrós @criscaparros
24-11-2021

_FC Barcelona

El ADN Barça

Alberto López Frau @alberlopezfrau
22-11-2021