_Otros

El potencial ofensivo de Costa de Marfil

Aldo Vázquez @ 15-03-2019

etiquetas:

Es una tarde tranquila en
la ciudad de Abiyán, en Costa de Marfil. Varios niños corren por las calles con
un destino claro: el campo de fútbol de su barrio. Allí, un grupo de jóvenes
disputan un partido con camisetas de diferentes equipos del fútbol europeo. Un
colorido collage. Barcelona, United, Milan, Real Madrid, Dortmund o Juventus
decoran el cuadro. Pero, de entre todas ellas, hay una que resalta por encima
del resto. Su color naranja no pasa desapercibido. El nombre que tiene grabado
en la espalda, tampoco. No es un futbolista cualquiera. Es una leyenda y,
probablemente, el mejor jugador de la historia del país.

Si hablamos de gol y de
Costa de Marfil solo se nos puede venir a la cabeza un nombre: Didier Drogba. Leyenda
y hombre gol del Chelsea. Con casi 400 partidos en el equipo londinense y 164
goles con la camiseta blue, el delantero africano es todo un héroe en su país.
Intentar cubrir el vacío que dejó su retirada de la selección, todo un reto.

El fútbol africano ha ido
creciendo exponencialmente en los últimos años. Marruecos, Senegal, Nigeria o Egipto
han disputado el último Mundial pero, sin llamar mucho la atención, Les Éléphants se ha destapado como uno
de los mayores potenciales ofensivos a nivel mundial. Son muchos los delanteros
con un rendimiento más que notable en las grandes ligas de Europa. Algunos de
ellos ya muestran su calidad en la selección nacional mientras que otros, con
doble nacionalidad, todavía tienen la oportunidad de debutar en el conjunto de
Ibrahim Kamara. Estos son algunos de ellos.  

Empezaremos por
Inglaterra, donde tenemos a dos de los estandartes de la selección costamarfileña.
En la Premier resalta un jugador: Wilfried Zaha. La estrella del Crystal Palace
lleva 50 goles y 60 asistencias en los cerca de 320 partidos en el club de
Selhurst Park. Esta temporada lleva ocho tantos y cinco asistencias,
convirtiéndolo en el jugador más determinante de su equipo. Nueve partidos y
dos goles, sus números con los elefantes. Velocidad, descaro, regate y potencia
son algunas de sus cualidades.

En la Championship
contamos con Jonathan Kodjia, delantero de 29 años del Aston Villa, con los que
lleva seis goles y tres asistencias esta temporada. Nacido en Francia, es un delantero
distinto al resto, ya que, a diferencia de otros como Zaha o Cornet, no resalta
por su velocidad, si no por su envergadura y juego aéreo. Sus casi 1.90
permiten al entrenador de Costa de Marfil contar con un as en la manga que descoloque
a la defensa rival. Y así lo demuestran sus números: siete goles en quince
partidos.

En Italia resalta uno de
los jugadores que, desde hace años, va pisándole los talones a Drogba. Otra de
las grandes leyendas del combinado nacional: Gervinho. Cerca de un centenar de
partidos y más de una veintena de goles con su país le avalan. A sus 31 años
vive una segunda juventud en el Parma, donde lleva nueve goles y dos
asistencias. Pese a todo, su mejor rendimiento fue en Francia, donde en las
filas de un Lille que acabaría ganando la liga y la copa, dejó casi 30 goles y 20
asistencias en dos temporadas consecutivas. Números de escándalo. Arsenal o
Roma, algunos de los grandes equipos que completan su currículum.  

De la madurez a la
juventud. Este año y bajo la sombra de Piatek durante gran parte de la temporada,
emergió un joven delantero de 21 años: Christian Kouamé. Procedente de la Serie
B, donde se destapó en el AS Cittadella, se trata de un delantero de gran
futuro. Cuatro goles y cinco asistencias en el equipo griffone en su debut en la Serie A.

En Francia es donde más
material hay. En Lyon, Maxwel Cornet, de 22 años, aporta velocidad en la banda
derecha. Pese a jugar en todas las inferiores de Francia, ya ha debutado con el
combinado africano, con el que lleva ocho partidos y dos goles. Futbolista muy
versátil que puede jugar en todas las posiciones de ataque.

Otro extremo que se está
saliendo en Francia es Nicolás Pépé. Sus números con Costa de Marfil,
comparados con los que lleva este año en el Lille, son bastantes discretos. Con
el combinado nacional lleva tres goles y cinco asistencias en diez partidos. En
cambio, este año lleva 17 goles y 10 asistencias en los 28 partidos que lleva
disputados. Aporta un gol por partido para su equipo. El año pasado ya se había
destapado en el Angers con trece goles, pero ha superado todas las expectativas.
Tiene pinta de que será uno de los grandes traspasos del verano, más aún
teniendo en cuenta su juventud. 23 años y toda una carrera por delante.

Finalmente, si antes
hablamos de Gervinho, ahora había que hacerlo de otro futbolista de la vieja
guardia. Todo un campeón de África en el año 2015: Max Gradel. El capitán del
Toulouse lleva doce goles y siete asistencias esta temporada. Con Costa de
Marfil, 64 partidos y once goles. Historia viva del Saint-Étienne, donde se
destapó como un gran jugador con más de un centenar de partidos, donde dejó la
friolera de 31 goles y 16 asistencias.

Finalmente, acabaremos
con el fútbol alemán. Allí, pese a su discreta temporada, se encuentra otro de
los jugadores que a todos nos suenan: Salomon Kalou. Pero no hablaremos hoy de
él. En Alemania resaltaremos a dos jugadores, uno que pudo jugar pero que ya no
puede, al debutar con Alemania, y otro, Sebastian Haller, que aún podría
hacerlo.

Serge Gnabry fue durante
años la eterna promesa del Arsenal pero nunca llegó a despuntar. Hasta que,
llegado un momento, se fue cedido a Alemania, a equipos como el Werder Bremen o
el Hoffenheim, marcando más de diez goles por temporada. Hoy busca ser una
estrella del Bayern de Munich y es una de los futbolistas con más futuro de la
selección germana.

Por último, hablaremos de
Haller, delantero del Eintracht, uno de los equipos más goleadores de Europa
este año. El bueno de Sebastian lleva once goles y nueve asistencias esta
campaña, superando los nueve tantos de la temporada pasada. Eso si, los nombres
de sus compañeros de ataque asustan: Jovic, Kostic, Rebic y Gacinovic forman
una delantera de película. En el Utrecht, donde marcó más de cincuenta goles,
aún lo echan de menos. Jugó en todas las categorías inferiores de Francia y, al
no haber debutado todavía con la absoluta, podría hacerlo debido a su doble
nacionalidad. Eso sí, por edad y potencial, dudo que Francia lo dejé escapar. 

El fútbol africano sigue
creciendo. Y Costa de Marfil tiene pinta de que viene con ganas de mostrarle al
mundo que puede volver a ser grande. Como en la época de Drogba. De momento,
goles, parece que no le van a faltar.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Es una tarde tranquila en
la ciudad de Abiyán, en Costa de Marfil. Varios niños corren por las calles con
un destino claro: el campo de fútbol de su barrio. Allí, un grupo de jóvenes
disputan un partido con camisetas de diferentes equipos del fútbol europeo. Un
colorido collage. Barcelona, United, Milan, Real Madrid, Dortmund o Juventus
decoran el cuadro. Pero, de entre todas ellas, hay una que resalta por encima
del resto. Su color naranja no pasa desapercibido. El nombre que tiene grabado
en la espalda, tampoco. No es un futbolista cualquiera. Es una leyenda y,
probablemente, el mejor jugador de la historia del país.

Si hablamos de gol y de
Costa de Marfil solo se nos puede venir a la cabeza un nombre: Didier Drogba. Leyenda
y hombre gol del Chelsea. Con casi 400 partidos en el equipo londinense y 164
goles con la camiseta blue, el delantero africano es todo un héroe en su país.
Intentar cubrir el vacío que dejó su retirada de la selección, todo un reto.

El fútbol africano ha ido
creciendo exponencialmente en los últimos años. Marruecos, Senegal, Nigeria o Egipto
han disputado el último Mundial pero, sin llamar mucho la atención, Les Éléphants se ha destapado como uno
de los mayores potenciales ofensivos a nivel mundial. Son muchos los delanteros
con un rendimiento más que notable en las grandes ligas de Europa. Algunos de
ellos ya muestran su calidad en la selección nacional mientras que otros, con
doble nacionalidad, todavía tienen la oportunidad de debutar en el conjunto de
Ibrahim Kamara. Estos son algunos de ellos.  

Empezaremos por
Inglaterra, donde tenemos a dos de los estandartes de la selección costamarfileña.
En la Premier resalta un jugador: Wilfried Zaha. La estrella del Crystal Palace
lleva 50 goles y 60 asistencias en los cerca de 320 partidos en el club de
Selhurst Park. Esta temporada lleva ocho tantos y cinco asistencias,
convirtiéndolo en el jugador más determinante de su equipo. Nueve partidos y
dos goles, sus números con los elefantes. Velocidad, descaro, regate y potencia
son algunas de sus cualidades.

En la Championship
contamos con Jonathan Kodjia, delantero de 29 años del Aston Villa, con los que
lleva seis goles y tres asistencias esta temporada. Nacido en Francia, es un delantero
distinto al resto, ya que, a diferencia de otros como Zaha o Cornet, no resalta
por su velocidad, si no por su envergadura y juego aéreo. Sus casi 1.90
permiten al entrenador de Costa de Marfil contar con un as en la manga que descoloque
a la defensa rival. Y así lo demuestran sus números: siete goles en quince
partidos.

En Italia resalta uno de
los jugadores que, desde hace años, va pisándole los talones a Drogba. Otra de
las grandes leyendas del combinado nacional: Gervinho. Cerca de un centenar de
partidos y más de una veintena de goles con su país le avalan. A sus 31 años
vive una segunda juventud en el Parma, donde lleva nueve goles y dos
asistencias. Pese a todo, su mejor rendimiento fue en Francia, donde en las
filas de un Lille que acabaría ganando la liga y la copa, dejó casi 30 goles y 20
asistencias en dos temporadas consecutivas. Números de escándalo. Arsenal o
Roma, algunos de los grandes equipos que completan su currículum.  

De la madurez a la
juventud. Este año y bajo la sombra de Piatek durante gran parte de la temporada,
emergió un joven delantero de 21 años: Christian Kouamé. Procedente de la Serie
B, donde se destapó en el AS Cittadella, se trata de un delantero de gran
futuro. Cuatro goles y cinco asistencias en el equipo griffone en su debut en la Serie A.

En Francia es donde más
material hay. En Lyon, Maxwel Cornet, de 22 años, aporta velocidad en la banda
derecha. Pese a jugar en todas las inferiores de Francia, ya ha debutado con el
combinado africano, con el que lleva ocho partidos y dos goles. Futbolista muy
versátil que puede jugar en todas las posiciones de ataque.

Otro extremo que se está
saliendo en Francia es Nicolás Pépé. Sus números con Costa de Marfil,
comparados con los que lleva este año en el Lille, son bastantes discretos. Con
el combinado nacional lleva tres goles y cinco asistencias en diez partidos. En
cambio, este año lleva 17 goles y 10 asistencias en los 28 partidos que lleva
disputados. Aporta un gol por partido para su equipo. El año pasado ya se había
destapado en el Angers con trece goles, pero ha superado todas las expectativas.
Tiene pinta de que será uno de los grandes traspasos del verano, más aún
teniendo en cuenta su juventud. 23 años y toda una carrera por delante.

Finalmente, si antes
hablamos de Gervinho, ahora había que hacerlo de otro futbolista de la vieja
guardia. Todo un campeón de África en el año 2015: Max Gradel. El capitán del
Toulouse lleva doce goles y siete asistencias esta temporada. Con Costa de
Marfil, 64 partidos y once goles. Historia viva del Saint-Étienne, donde se
destapó como un gran jugador con más de un centenar de partidos, donde dejó la
friolera de 31 goles y 16 asistencias.

Finalmente, acabaremos
con el fútbol alemán. Allí, pese a su discreta temporada, se encuentra otro de
los jugadores que a todos nos suenan: Salomon Kalou. Pero no hablaremos hoy de
él. En Alemania resaltaremos a dos jugadores, uno que pudo jugar pero que ya no
puede, al debutar con Alemania, y otro, Sebastian Haller, que aún podría
hacerlo.

Serge Gnabry fue durante
años la eterna promesa del Arsenal pero nunca llegó a despuntar. Hasta que,
llegado un momento, se fue cedido a Alemania, a equipos como el Werder Bremen o
el Hoffenheim, marcando más de diez goles por temporada. Hoy busca ser una
estrella del Bayern de Munich y es una de los futbolistas con más futuro de la
selección germana.

Por último, hablaremos de
Haller, delantero del Eintracht, uno de los equipos más goleadores de Europa
este año. El bueno de Sebastian lleva once goles y nueve asistencias esta
campaña, superando los nueve tantos de la temporada pasada. Eso si, los nombres
de sus compañeros de ataque asustan: Jovic, Kostic, Rebic y Gacinovic forman
una delantera de película. En el Utrecht, donde marcó más de cincuenta goles,
aún lo echan de menos. Jugó en todas las categorías inferiores de Francia y, al
no haber debutado todavía con la absoluta, podría hacerlo debido a su doble
nacionalidad. Eso sí, por edad y potencial, dudo que Francia lo dejé escapar. 

El fútbol africano sigue
creciendo. Y Costa de Marfil tiene pinta de que viene con ganas de mostrarle al
mundo que puede volver a ser grande. Como en la época de Drogba. De momento,
goles, parece que no le van a faltar.

etiquetas: