_Polideportivo

El origen de los nombres de los equipos de la NFL

César Martín @CesarMrtn 14-04-2020

etiquetas:

NFL

Las franquicias de la NFL tienen nombres de lo más variopinto. Hayan sido elegidos por los fans o por los propietarios, ya sean animales intimidantes, homenajes a personas, industrias o colectivos, cada denominación tiene una historia detrás.

Arizona Cardinals

Son el equipo de football más antiguo de los Estados Unidos, ya que nacieron en 1898 como Morgan Athletic Club. El nombre de Cardinals (Cardenales) llegó en 1920 y se eligió por que usaban unas camisetas granates cuya decoloración dio como resultado el llamado rojo cardenal. La franquicia adoptó al cardenal norteño como emblema en la década de los cuarenta.

Atlanta Falcons

En las ligas norteamericanas es muy habitual que los nombres de los equipos salgan de concursos populares. Antes de que los georgianos echaran a volar en 1966, hubo unas quinientas propuestas para bautizar a la franquicia, entre ellas Peaches (Melocotones) o Confederates (Confederados). Sin embargo, la opción ganadora acabó siendo Falcons (Halcones) por ser aves “letales, orgullosas, dignas y que nunca sueltan a su presa”.

Baltimore Ravens

Art Modell trasladó a los Browns de Cleveland a Baltimore en 1996. Sin embargo, hubo un acuerdo entre Modell, la NFL y la ciudad de Cleveland para que la historia de los Browns permaneciese en Ohio a la espera de su resurrección en 1999. Por lo tanto, el de Modell está considerado un equipo de expansión, y como tal tenía que recibir un nuevo nombre. Este fue Ravens (Cuervos) en homenaje al famoso poema El Cuervo de Edgar Allan Poe, fallecido en Baltimore en 1849.

Buffalo Bills

Los Buffalo Bills actuales nacieron en la American Football League (AFL) en 1960. Su nombre fue tomado como muestra de respeto a los desaparecidos Buffalo Bisons/Bills de la también extinta AAFC. Este equipo adoptó esa última denominación en homenaje al famoso explorador y cazador de bisontes Buffalo Bill. Un nombre muy bien tirado.

Carolina Panthers

Jerry Richardson escogió Panthers (Panteras) como nombre para su equipo porque ese felino reunía lo que para él debían ser las características de un equipo de NFL: poderío, elegancia y fuerza. También hay que destacar que el topónimo de la franquicia no hace distinción entre las dos Carolinas, a pesar de que los Panthers juegan en Charlotte (Carolina del Norte).

Chicago Bears

En 1921 George Halas se hizo con el control de los Decatur Staleys y los trasladó a Chicago, donde jugaban a béisbol los Chicago Cubs (Cachorros de oso). Para Halas, los jugadores de football americano eran más grandes que los de béisbol, así que decidió que su equipo fuesen los Bears (Osos adultos).

Cincinnati Bengals

Mismo caso que los Bills. Los Cincinnati Bengals (Tigres de Bengala) de ahora tienen ese nombre porque entre 1937 y 1941 hubo un equipo de football llamado así en la ciudad del sur de Ohio. Dicho conjunto escogió Bengals porque en el zoo de Cincinnati había una raza rara de tigre de Bengala.

Cleveland Browns

Los Browns son el único equipo norteamericano cuyo nombre deriva directamente de una persona concreta. Aunque uno de sus colores es el marrón, los de Cleveland no deben su nombre al color, sino a Paul Brown, el primer entrenador y mánager general de la franquicia.

Dallas Cowboys

El de ahora fue el tercer nombre que tuvo el equipo antes de jugar siquiera un partido. Y es que el America’s Team primero fue los Steers (Cabestros) y después los Rangers, pero su primer presidente, Tex Schramm, los descartó porque tener como mascota a un buey era ridículo y para no copiar al del equipo de las Ligas Menores de Béisbol que había en Dallas, respectivamente. Al final, en 1960 nacieron los Cowboys (Vaqueros). Un guiño inmejorable a la historia de Texas.

Denver Broncos

En Norteamérica usan el término bronco para referirse a los caballos salvajes o poco domesticados con tendencia a corcovear (por ejemplo, los que se ven en los rodeos). Estos son muy populares en la zona de Denver, por lo que no extrañó que Broncos fuese el ganador del concurso popular que dio nombre a uno de los fundadores de la American Football League.

Detroit Lions

Mecanismo similar al de los Bears. La franquicia hoy radicada en Detroit nació en 1930 como Portsmouth Spartans pero se mudó a la Motor City cuatro años después. Como allí ya había unos felinos (los Detroit Tigers de la MLB), el equipo se convirtió en los Detroit Lions (Leones) porque además querían ser los reyes de la NFL, así que qué felino mejor que el rey de la selva.

Green Bay Packers

La Indian Packing Company fue una empresa dedicada al enlatado de carne que tenía una de sus fábricas en la pequeña localidad de Green Bay (Wisconsin). Uno de sus repartidores, Curly Lambeau, fundó los Green Bay Packers en 1919. El nombre (Empacadores) fue una muestra de agradecimiento al dueño de la compañía por darle el dinero necesario para comprar los primeros uniformes del equipo.

Houston Texans

La franquicia más joven de la NFL nació en 1999 para llenar el vacío dejado en Houston por la marcha de los Oilers a Tennessee y para equilibrar el número de equipos en la liga. A Bob McNair quiso llamar a su equipo Stallions (Sementales), pero consideró que ya había muchos caballos (Broncos y Colts y el logo secundario de los Chargers). Al final se decantó por Texans (Texanos) para representar la bravura de la gente de Texas.

Indianapolis Colts

Antes de los actuales, hubo unos Colts que aterrizaron en la NFL en 1950 procedentes de la AAFC, pero desaparecieron ese año. Jugaban en Baltimore. Cuando la NFL volvió allí con una nueva franquicia de expansión en 1953, los aficionados pudieron votar el nombre y el ganador fue Colts (Potros). La ciudad de Maryland es conocida por su cría de caballos y en ella se celebra la Preakness Stakes, una de tres las carreras de hípica más importantes de los Estados Unidos. El equipo mantuvo su denominación tras su huida (literal) a Indianápolis en la noche del 28 al 29 de marzo de 1984.

Jacksonville Jaguars

El equipo del norte de Florida recibió el nombre de Jaguars (Jaguares) en un concurso popular porque en el zoo de Jacksonville, famoso por sus felinos, vivía el jaguar más viejo de los Estados Unidos.

Kansas City Chiefs

La NFL tenía a los Dallas Cowboys y la AFL, a los Dallas Texans. Ambos equipos nacieron en 1960, pero Lamar Hunt decidió trasladar a sus Texans a Kansas City, donde no tenía mucho sentido mantener ese nombre. Como la ciudad de Misuri tiene una amplia población amerindia, Hunt convirtió a su franquicia en los Chiefs (Jefes, de tribu).

Las Vegas Raiders

Oriundos de Oakland, originalmente iban a llamarse Señors en alusión a los antiguos navegantes españoles del norte de California. El nombre fue elegido en un concurso popular, pero las malas lenguas dicen que estuvo amañado. Entre eso y que el término no terminó de convencer, se decantaron por Raiders (Asaltantes) porque también eran buenos combatientes.

Los Angeles Chargers

Al primer dueño del equipo, Barron Hilton (el abuelo de Paris Hilton), le gustaba tanto el grito “Charge!” (“¡Carga!”) que se oía tras una fanfarria de cornetas en los partidos de los USC Trojans que cuando el mánager general Frank Leahy le propuso el nombre de Chargers (Cargadores) para su recién creado equipo en la AFL, no dudó un instante en aceptarlo.

Los Angeles Rams

Hoy están en Los Ángeles, pero nacieron en 1936 en Cleveland. Su primer mánager general fue Damon Wetzel y su equipo universitario favorito eran los Rams (Carneros) de la Universidad de Fordham, así que decidió tomar ese nombre. Fácil y sencillo.

Miami Dolphins

Los de Florida fueron la primera franquicia de expansión de la AFL, allá por el año 1966. Hubo más de seiscientas peticiones para que esta se llamase Dolphins (Delfines), ya que los consideraban las criaturas más veloces e inteligentes del océano. El nombre gustó tanto que durante los dos primeros años de existencia del equipo hubo un delfín de verdad llamado Flipper dentro de una piscina en el Estadio Orange Bowl de Miami.

Minnesota Vikings

Bert Rose, el primer mánager general de la franquicia, recomendó bautizar al equipo como Vikings (Vikingos) estos porque eran un pueblo agresivo y muy difícil de derrotar. De paso homenajeaba a la tradición nórdica, una de las más arraigadas en el Estado de Minesota. Como dato curioso, fueron los primeros que apostaron por su región en vez de por su ciudad para dar nombre al equipo.

New England Patriots

Boston fue la cuna de la Revolución Estadounidense que trajo consigo el nacimiento de los Estados Unidos de América. En 1960 la AFL estableció uno de sus equipos originales en la capital de Massachusetts y el nombre elegido no podía ser otro que un homenaje a aquella época: Patriots (Patriotas). La localización New England sustituyó a Boston en 1971, con la mudanza del equipo a Foxborough.

New Orleans Saints

Nueva Orleans fue agraciada con un equipo de NFL el 1 de noviembre de 1966, el Día de Todos los Santos. Si al enorme peso de la religión católica en la ciudad de Luisiana le sumas que la canción When the Saints Go Marching In de Louis Armstrong (nacido en NOLA) es poco menos que un himno allí, el nombre de la franquicia no podía ser otro que Saints (Santos).

New York Giants

En los primeros años de vida de la NFL era muy habitual que sus equipos copiasen los nombres de los equipos la MLB aun no teniendo relación alguna con ellos. Así, cuando la familia Mara fundó su equipo de fútbol americano en Nueva York en 1925, decidió que este se llamara como el que de aquella todavía era el gran equipo de béisbol de la Gran Manzana: los Giants (Gigantes). También se dice que está inspirado en los rascacielos de la ciudad. Como curiosidad, el nombre completo de la franquicia es New York Football Giants para evitar confusiones con el equipo de la MLB, aunque este se trasladara a San Francisco en 1958.

New York Jets

Otro de los originales de la AFL. Primero se llamaron Titans of New York a modo de némesis de sus vecinos y rivales de la NFL, los Giants. Decidieron cambiar de nombre en 1963 y tras barajar opciones como Dodgers, Gothams o Borros, se decantaron por Jets (como el tipo de avión) porque la que era su casa, el Shea Stadium, estaba cerca del Aeropuerto LaGuardia.

Philadelphia Eagles

Los Eagles (Águilas) nacieron en julio de 1933. Un mes antes, en el contexto del New Deal, el presidente Franklin D. Roosevelt y su gobierno crearon la National Recovery Administration (NRA). El logo de ese organismo era un águila azul y el nuevo equipo lo usó como fuente de inspiración para su nombre y para su primer escudo.

Pittsburgh Steelers

Art Rooney no se estrujó mucho los sesos pensando un nombre para el equipo que fundó en 1933. En Pittsburgh estaban los Pirates de la MLB, así que el nuevo equipo de football se llamó Pittsburgh Pirates. En 1940 Rooney buscó una nueva denominación a través de un concurso en un periódico local y la ganadora fue Steelers (Acereros). Un bonito homenaje a la industria del acero, pilar económico de la ciudad de Pittsburgh durante años.

San Francisco 49ers

A mediados del siglo XIX se desató la fiebre del oro en California. Los buscadores de oro llegaron en masa al norte del Estado Dorado en 1849, motivo por el que se les empezó a llamar forty-niners. San Francisco comenzó a crecer gracias a ese fenómeno, por lo que cuando la NFL se estableció allí un siglo después, el nombre escogido para el equipo fue 49ers (Los del 49).

Seattle Seahawks

Los fans propusieron nombres como Lumberjacks (Leñadores), Seagulls (Gaviotas) o Pioneers (Pioneros), pero John Thompson, el primer mánager general de la franquicia, eligió Seahawks (Halcones Marinos) por ser un ave agresiva y además prominente del noroeste de los Estados Unidos.

Tampa Bay Buccaneers

Las costas de Florida fueron uno de los principales asentamientos de los piratas en los siglos XVII y XVIII. Así, cuando el football profesional llegó a Tampa en 1976 y hubo que elegir un nombre para su equipo, se impuso Buccaneers (Bucaneros) en referencia a ese periodo histórico y al popular supuesto bucanero José Gaspar, quien da nombre al famoso Festival Pirata Gasparilla que se celebra en Tampa.

Tennessee Titans

Es otro de los ocho fundadores de la AFL. El equipo nació en 1959 como Houston Oilers (Petroleros), por los pozos petrolíferos de Texas. Bob Adams se los llevó a Tennessee, donde mantuvieron como Oilers dos años hasta la construcción de su nuevo estadio en Nashville. Buscando un nombre que conectara mejor con La Atenas del Sur, rebautizó a su equipo como Titans (Titanes) porque esos seres mitológicos representaban la fuerza, el liderazgo y otras cualidades heroicas.

Washington Redskins

El nombre más controvertido del deporte profesional norteamericano. El equipo lleva en la capital de los Estados Unidos desde 1937, pero fue fundado en Boston en 1932 con el nombre de Boston Braves. Otra copia del béisbol, ya que de aquella la ciudad de Massachusetts contaba con dos franquicias en la MLB: los Red Sox… y los Braves (hoy en Atlanta). Sólo un año después de su fundación, George Preston Marshall decidió rebautizar a su equipo.

Para mantener el vínculo con la comunidad nativa americana, Marshall se decantó por Redskins (Pieles rojas) a modo de homenaje al entrenador William Henry Dietz, quien decía ser de la tribu siux. A pesar de ello, el naming del equipo capitalino sigue siendo motivo de debate y no son pocas las peticiones de que se cambie.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Las franquicias de la NFL tienen nombres de lo más variopinto. Hayan sido elegidos por los fans o por los propietarios, ya sean animales intimidantes, homenajes a personas, industrias o colectivos, cada denominación tiene una historia detrás.

Arizona Cardinals

Son el equipo de football más antiguo de los Estados Unidos, ya que nacieron en 1898 como Morgan Athletic Club. El nombre de Cardinals (Cardenales) llegó en 1920 y se eligió por que usaban unas camisetas granates cuya decoloración dio como resultado el llamado rojo cardenal. La franquicia adoptó al cardenal norteño como emblema en la década de los cuarenta.

Atlanta Falcons

En las ligas norteamericanas es muy habitual que los nombres de los equipos salgan de concursos populares. Antes de que los georgianos echaran a volar en 1966, hubo unas quinientas propuestas para bautizar a la franquicia, entre ellas Peaches (Melocotones) o Confederates (Confederados). Sin embargo, la opción ganadora acabó siendo Falcons (Halcones) por ser aves “letales, orgullosas, dignas y que nunca sueltan a su presa”.

Baltimore Ravens

Art Modell trasladó a los Browns de Cleveland a Baltimore en 1996. Sin embargo, hubo un acuerdo entre Modell, la NFL y la ciudad de Cleveland para que la historia de los Browns permaneciese en Ohio a la espera de su resurrección en 1999. Por lo tanto, el de Modell está considerado un equipo de expansión, y como tal tenía que recibir un nuevo nombre. Este fue Ravens (Cuervos) en homenaje al famoso poema El Cuervo de Edgar Allan Poe, fallecido en Baltimore en 1849.

Buffalo Bills

Los Buffalo Bills actuales nacieron en la American Football League (AFL) en 1960. Su nombre fue tomado como muestra de respeto a los desaparecidos Buffalo Bisons/Bills de la también extinta AAFC. Este equipo adoptó esa última denominación en homenaje al famoso explorador y cazador de bisontes Buffalo Bill. Un nombre muy bien tirado.

Carolina Panthers

Jerry Richardson escogió Panthers (Panteras) como nombre para su equipo porque ese felino reunía lo que para él debían ser las características de un equipo de NFL: poderío, elegancia y fuerza. También hay que destacar que el topónimo de la franquicia no hace distinción entre las dos Carolinas, a pesar de que los Panthers juegan en Charlotte (Carolina del Norte).

Chicago Bears

En 1921 George Halas se hizo con el control de los Decatur Staleys y los trasladó a Chicago, donde jugaban a béisbol los Chicago Cubs (Cachorros de oso). Para Halas, los jugadores de football americano eran más grandes que los de béisbol, así que decidió que su equipo fuesen los Bears (Osos adultos).

Cincinnati Bengals

Mismo caso que los Bills. Los Cincinnati Bengals (Tigres de Bengala) de ahora tienen ese nombre porque entre 1937 y 1941 hubo un equipo de football llamado así en la ciudad del sur de Ohio. Dicho conjunto escogió Bengals porque en el zoo de Cincinnati había una raza rara de tigre de Bengala.

Cleveland Browns

Los Browns son el único equipo norteamericano cuyo nombre deriva directamente de una persona concreta. Aunque uno de sus colores es el marrón, los de Cleveland no deben su nombre al color, sino a Paul Brown, el primer entrenador y mánager general de la franquicia.

Dallas Cowboys

El de ahora fue el tercer nombre que tuvo el equipo antes de jugar siquiera un partido. Y es que el America’s Team primero fue los Steers (Cabestros) y después los Rangers, pero su primer presidente, Tex Schramm, los descartó porque tener como mascota a un buey era ridículo y para no copiar al del equipo de las Ligas Menores de Béisbol que había en Dallas, respectivamente. Al final, en 1960 nacieron los Cowboys (Vaqueros). Un guiño inmejorable a la historia de Texas.

Denver Broncos

En Norteamérica usan el término bronco para referirse a los caballos salvajes o poco domesticados con tendencia a corcovear (por ejemplo, los que se ven en los rodeos). Estos son muy populares en la zona de Denver, por lo que no extrañó que Broncos fuese el ganador del concurso popular que dio nombre a uno de los fundadores de la American Football League.

Detroit Lions

Mecanismo similar al de los Bears. La franquicia hoy radicada en Detroit nació en 1930 como Portsmouth Spartans pero se mudó a la Motor City cuatro años después. Como allí ya había unos felinos (los Detroit Tigers de la MLB), el equipo se convirtió en los Detroit Lions (Leones) porque además querían ser los reyes de la NFL, así que qué felino mejor que el rey de la selva.

Green Bay Packers

La Indian Packing Company fue una empresa dedicada al enlatado de carne que tenía una de sus fábricas en la pequeña localidad de Green Bay (Wisconsin). Uno de sus repartidores, Curly Lambeau, fundó los Green Bay Packers en 1919. El nombre (Empacadores) fue una muestra de agradecimiento al dueño de la compañía por darle el dinero necesario para comprar los primeros uniformes del equipo.

Houston Texans

La franquicia más joven de la NFL nació en 1999 para llenar el vacío dejado en Houston por la marcha de los Oilers a Tennessee y para equilibrar el número de equipos en la liga. A Bob McNair quiso llamar a su equipo Stallions (Sementales), pero consideró que ya había muchos caballos (Broncos y Colts y el logo secundario de los Chargers). Al final se decantó por Texans (Texanos) para representar la bravura de la gente de Texas.

Indianapolis Colts

Antes de los actuales, hubo unos Colts que aterrizaron en la NFL en 1950 procedentes de la AAFC, pero desaparecieron ese año. Jugaban en Baltimore. Cuando la NFL volvió allí con una nueva franquicia de expansión en 1953, los aficionados pudieron votar el nombre y el ganador fue Colts (Potros). La ciudad de Maryland es conocida por su cría de caballos y en ella se celebra la Preakness Stakes, una de tres las carreras de hípica más importantes de los Estados Unidos. El equipo mantuvo su denominación tras su huida (literal) a Indianápolis en la noche del 28 al 29 de marzo de 1984.

Jacksonville Jaguars

El equipo del norte de Florida recibió el nombre de Jaguars (Jaguares) en un concurso popular porque en el zoo de Jacksonville, famoso por sus felinos, vivía el jaguar más viejo de los Estados Unidos.

Kansas City Chiefs

La NFL tenía a los Dallas Cowboys y la AFL, a los Dallas Texans. Ambos equipos nacieron en 1960, pero Lamar Hunt decidió trasladar a sus Texans a Kansas City, donde no tenía mucho sentido mantener ese nombre. Como la ciudad de Misuri tiene una amplia población amerindia, Hunt convirtió a su franquicia en los Chiefs (Jefes, de tribu).

Las Vegas Raiders

Oriundos de Oakland, originalmente iban a llamarse Señors en alusión a los antiguos navegantes españoles del norte de California. El nombre fue elegido en un concurso popular, pero las malas lenguas dicen que estuvo amañado. Entre eso y que el término no terminó de convencer, se decantaron por Raiders (Asaltantes) porque también eran buenos combatientes.

Los Angeles Chargers

Al primer dueño del equipo, Barron Hilton (el abuelo de Paris Hilton), le gustaba tanto el grito “Charge!” (“¡Carga!”) que se oía tras una fanfarria de cornetas en los partidos de los USC Trojans que cuando el mánager general Frank Leahy le propuso el nombre de Chargers (Cargadores) para su recién creado equipo en la AFL, no dudó un instante en aceptarlo.

Los Angeles Rams

Hoy están en Los Ángeles, pero nacieron en 1936 en Cleveland. Su primer mánager general fue Damon Wetzel y su equipo universitario favorito eran los Rams (Carneros) de la Universidad de Fordham, así que decidió tomar ese nombre. Fácil y sencillo.

Miami Dolphins

Los de Florida fueron la primera franquicia de expansión de la AFL, allá por el año 1966. Hubo más de seiscientas peticiones para que esta se llamase Dolphins (Delfines), ya que los consideraban las criaturas más veloces e inteligentes del océano. El nombre gustó tanto que durante los dos primeros años de existencia del equipo hubo un delfín de verdad llamado Flipper dentro de una piscina en el Estadio Orange Bowl de Miami.

Minnesota Vikings

Bert Rose, el primer mánager general de la franquicia, recomendó bautizar al equipo como Vikings (Vikingos) estos porque eran un pueblo agresivo y muy difícil de derrotar. De paso homenajeaba a la tradición nórdica, una de las más arraigadas en el Estado de Minesota. Como dato curioso, fueron los primeros que apostaron por su región en vez de por su ciudad para dar nombre al equipo.

New England Patriots

Boston fue la cuna de la Revolución Estadounidense que trajo consigo el nacimiento de los Estados Unidos de América. En 1960 la AFL estableció uno de sus equipos originales en la capital de Massachusetts y el nombre elegido no podía ser otro que un homenaje a aquella época: Patriots (Patriotas). La localización New England sustituyó a Boston en 1971, con la mudanza del equipo a Foxborough.

New Orleans Saints

Nueva Orleans fue agraciada con un equipo de NFL el 1 de noviembre de 1966, el Día de Todos los Santos. Si al enorme peso de la religión católica en la ciudad de Luisiana le sumas que la canción When the Saints Go Marching In de Louis Armstrong (nacido en NOLA) es poco menos que un himno allí, el nombre de la franquicia no podía ser otro que Saints (Santos).

New York Giants

En los primeros años de vida de la NFL era muy habitual que sus equipos copiasen los nombres de los equipos la MLB aun no teniendo relación alguna con ellos. Así, cuando la familia Mara fundó su equipo de fútbol americano en Nueva York en 1925, decidió que este se llamara como el que de aquella todavía era el gran equipo de béisbol de la Gran Manzana: los Giants (Gigantes). También se dice que está inspirado en los rascacielos de la ciudad. Como curiosidad, el nombre completo de la franquicia es New York Football Giants para evitar confusiones con el equipo de la MLB, aunque este se trasladara a San Francisco en 1958.

New York Jets

Otro de los originales de la AFL. Primero se llamaron Titans of New York a modo de némesis de sus vecinos y rivales de la NFL, los Giants. Decidieron cambiar de nombre en 1963 y tras barajar opciones como Dodgers, Gothams o Borros, se decantaron por Jets (como el tipo de avión) porque la que era su casa, el Shea Stadium, estaba cerca del Aeropuerto LaGuardia.

Philadelphia Eagles

Los Eagles (Águilas) nacieron en julio de 1933. Un mes antes, en el contexto del New Deal, el presidente Franklin D. Roosevelt y su gobierno crearon la National Recovery Administration (NRA). El logo de ese organismo era un águila azul y el nuevo equipo lo usó como fuente de inspiración para su nombre y para su primer escudo.

Pittsburgh Steelers

Art Rooney no se estrujó mucho los sesos pensando un nombre para el equipo que fundó en 1933. En Pittsburgh estaban los Pirates de la MLB, así que el nuevo equipo de football se llamó Pittsburgh Pirates. En 1940 Rooney buscó una nueva denominación a través de un concurso en un periódico local y la ganadora fue Steelers (Acereros). Un bonito homenaje a la industria del acero, pilar económico de la ciudad de Pittsburgh durante años.

San Francisco 49ers

A mediados del siglo XIX se desató la fiebre del oro en California. Los buscadores de oro llegaron en masa al norte del Estado Dorado en 1849, motivo por el que se les empezó a llamar forty-niners. San Francisco comenzó a crecer gracias a ese fenómeno, por lo que cuando la NFL se estableció allí un siglo después, el nombre escogido para el equipo fue 49ers (Los del 49).

Seattle Seahawks

Los fans propusieron nombres como Lumberjacks (Leñadores), Seagulls (Gaviotas) o Pioneers (Pioneros), pero John Thompson, el primer mánager general de la franquicia, eligió Seahawks (Halcones Marinos) por ser un ave agresiva y además prominente del noroeste de los Estados Unidos.

Tampa Bay Buccaneers

Las costas de Florida fueron uno de los principales asentamientos de los piratas en los siglos XVII y XVIII. Así, cuando el football profesional llegó a Tampa en 1976 y hubo que elegir un nombre para su equipo, se impuso Buccaneers (Bucaneros) en referencia a ese periodo histórico y al popular supuesto bucanero José Gaspar, quien da nombre al famoso Festival Pirata Gasparilla que se celebra en Tampa.

Tennessee Titans

Es otro de los ocho fundadores de la AFL. El equipo nació en 1959 como Houston Oilers (Petroleros), por los pozos petrolíferos de Texas. Bob Adams se los llevó a Tennessee, donde mantuvieron como Oilers dos años hasta la construcción de su nuevo estadio en Nashville. Buscando un nombre que conectara mejor con La Atenas del Sur, rebautizó a su equipo como Titans (Titanes) porque esos seres mitológicos representaban la fuerza, el liderazgo y otras cualidades heroicas.

Washington Redskins

El nombre más controvertido del deporte profesional norteamericano. El equipo lleva en la capital de los Estados Unidos desde 1937, pero fue fundado en Boston en 1932 con el nombre de Boston Braves. Otra copia del béisbol, ya que de aquella la ciudad de Massachusetts contaba con dos franquicias en la MLB: los Red Sox… y los Braves (hoy en Atlanta). Sólo un año después de su fundación, George Preston Marshall decidió rebautizar a su equipo.

Para mantener el vínculo con la comunidad nativa americana, Marshall se decantó por Redskins (Pieles rojas) a modo de homenaje al entrenador William Henry Dietz, quien decía ser de la tribu siux. A pesar de ello, el naming del equipo capitalino sigue siendo motivo de debate y no son pocas las peticiones de que se cambie.

etiquetas:

NFL