_NBA

El legado de los Splash Fathers

Juan Díaz @JuandiRgz 13-05-2020

Es curioso como el deporte deja en evidencia historias que parecen predestinadas. Que dos de los mejores tiradores de la historia del baloncesto coincidieran en la misma era y jueguen para el mismo equipo podría considerarse como uno de esos “caprichos del destino”. Por si fuese poco, la conexión de Stephen Curry con Klay Thompson va más allá, hay que remontarse unas décadas atrás.

Era el año 1986 cuando Dell Curry, padre de Stephen, ingresó en la liga. Los Utah Jazz le habían seleccionado en el número 15 del Draft de ese mismo año y ya en sus primeros partidos en la liga pudo demostrar su determinación en los lanzamientos de larga distancia. Precisamente esa fama de gran tirador fue la que puso en guardia a Mychal Thompson, padre de Klay, cuando se enfrentaron por primera vez en una fría noche de diciembre.

Mychal disputaba su novena temporada en la NBA. Su carrera atravesaba un pequeño bache, las altas expectativas que se habían generado después de haber sido elegido en la primera posición del Draft de 1978, por delante de jugadores como Larry Bird, no se estaban cumpliendo. Los Blazers le habían traspasado ese mismo año a San Antonio y, en los Spurs, ejercía de sexto hombre. Al ser el líder de la segunda unidad, esa noche de diciembre y a modo premonitorio, Mychal lo tenía claro y avisó a sus compañeros de que no podían dejarle ni un espacio al mejor tirador del banquillo de los Jazz: Dell Curry.

De poco sirvieron las ayudas de Mychal, que se acercaba como un resorte a puntear el tiro de Curry cada vez que éste encontraba hueco para lanzar. Esa noche Dell estaba jugando como si de su hijo Stephen se tratase. En los escasos 17 minutos que estuvo en pista pudo anotar 17 puntos con una efectividad superior al 50%, el mejor partido de su temporada rookie. La actuación de Thompson tampoco se quedó atrás, llegó a los 15 puntos saliendo del banquillo. Pero, algo realmente impresionante es que el único triple de la carrera de Mychal Thompson llegó la primera vez que compartió pista con Dell Curry. Ni Stephen, ni Klay habían nacido todavía, pero la conexión Curry y Thompson ya se podía intuir.

Mychal y Dell tuvieron la oportunidad de conocerse mejor una vez retirados, tras el paso de ambos por las retransmisiones televisivas. Una tarde de verano de 2009 sonó el teléfono de la casa de los Thompson. Julie contestó y al otro lado estaba su hijo, un emocionado Klay: “Mamá, ¿es verdad que papá conoce a Dell Curry?” El joven Klay había coincidido en la selección estadounidense sub-19 con el hermano de Stephen, Seth Curry, con el que había hecho buenas migas. Dos años más tarde los Warriors, que ya tenían en su plantilla a Stephen, se hicieron con los servicios de Klay. Comenzaba el legado de los splash brothers.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Es curioso como el deporte deja en evidencia historias que parecen predestinadas. Que dos de los mejores tiradores de la historia del baloncesto coincidieran en la misma era y jueguen para el mismo equipo podría considerarse como uno de esos “caprichos del destino”. Por si fuese poco, la conexión de Stephen Curry con Klay Thompson va más allá, hay que remontarse unas décadas atrás.

Era el año 1986 cuando Dell Curry, padre de Stephen, ingresó en la liga. Los Utah Jazz le habían seleccionado en el número 15 del Draft de ese mismo año y ya en sus primeros partidos en la liga pudo demostrar su determinación en los lanzamientos de larga distancia. Precisamente esa fama de gran tirador fue la que puso en guardia a Mychal Thompson, padre de Klay, cuando se enfrentaron por primera vez en una fría noche de diciembre.

Mychal disputaba su novena temporada en la NBA. Su carrera atravesaba un pequeño bache, las altas expectativas que se habían generado después de haber sido elegido en la primera posición del Draft de 1978, por delante de jugadores como Larry Bird, no se estaban cumpliendo. Los Blazers le habían traspasado ese mismo año a San Antonio y, en los Spurs, ejercía de sexto hombre. Al ser el líder de la segunda unidad, esa noche de diciembre y a modo premonitorio, Mychal lo tenía claro y avisó a sus compañeros de que no podían dejarle ni un espacio al mejor tirador del banquillo de los Jazz: Dell Curry.

De poco sirvieron las ayudas de Mychal, que se acercaba como un resorte a puntear el tiro de Curry cada vez que éste encontraba hueco para lanzar. Esa noche Dell estaba jugando como si de su hijo Stephen se tratase. En los escasos 17 minutos que estuvo en pista pudo anotar 17 puntos con una efectividad superior al 50%, el mejor partido de su temporada rookie. La actuación de Thompson tampoco se quedó atrás, llegó a los 15 puntos saliendo del banquillo. Pero, algo realmente impresionante es que el único triple de la carrera de Mychal Thompson llegó la primera vez que compartió pista con Dell Curry. Ni Stephen, ni Klay habían nacido todavía, pero la conexión Curry y Thompson ya se podía intuir.

Mychal y Dell tuvieron la oportunidad de conocerse mejor una vez retirados, tras el paso de ambos por las retransmisiones televisivas. Una tarde de verano de 2009 sonó el teléfono de la casa de los Thompson. Julie contestó y al otro lado estaba su hijo, un emocionado Klay: “Mamá, ¿es verdad que papá conoce a Dell Curry?” El joven Klay había coincidido en la selección estadounidense sub-19 con el hermano de Stephen, Seth Curry, con el que había hecho buenas migas. Dos años más tarde los Warriors, que ya tenían en su plantilla a Stephen, se hicieron con los servicios de Klay. Comenzaba el legado de los splash brothers.

_NBA

El legado de los Splash Fathers

Juan Díaz @JuandiRgz
13-05-2020