_Femenino

El femenino da la cara en Francia

Diego G. Argota @DiegoGArgota21 11-06-2019

etiquetas:

La temporada del Atlético de Madrid Femenino se puede
considerar de éxito. La matrícula de honor se escapó en Granada, en aquella
final de Copa de la Reina que se esfumó por los pelos y que privó a las
colchoneras de alzarse con el doblete tras haber revalidado el título de Liga
Iberdrola y sumar tres entorchados domésticos seguidos.

Tras eso, las miras de la afición rojiblanca se han centrado
en el Mundial femenino, que arrancó el viernes en Francia y que tiene marcado
acento rojiblanco. La ausencia de Ángela Sosa, elegida mejor jugadora de la
Liga Iberdrola, ha hecho mucho daño. Una baja inexplicable para el centro del
campo de las chicas dirigidas por Jorge Vilda.

Pero más allá de decisiones controvertidas, lo cierto es que
hasta ocho jugadoras rojiblancas están ya disfrutando de la cita mundialista en
tierras galas y con una participación que se antoja importante. El grueso, como
es lógico, está en la selección española, que el sábado arrancó con victoria (3-1)
en el torneo con Jenni Hermoso y Amanda como titulares y con doblete de la
primera, que ya fue máxima goleadora de la Liga y se antoja pieza fundamental
para la selección.

Jenni, ante Sudáfrica, fue un deleite para la vista.
Trasladó su fútbol de la calle al césped, como acostumbra. Pisadita por aquí,
taconazo por allá. Se atrevió con dos penas máximas y se quitó el peso de
encima para seguir con su habitual repertorio de highlights. Además, Lola
Gallardo, Silvia Meseguer y Andrea Falcón vieron el partido desde el banquillo
y seguro que tendrán sus oportunidades con el correr de los partidos. Más
difícil lo tendrá la portera, salvo lesión de Paños o en caso de que España
llegue al tercer partido con la clasificación en el bolsillo.

La primera en ponerse en liza fue Tounkara, que estuvo en el
partido inaugural, aunque se tuvo que conformar con ver los toros desde la
barrera con el equipo anfitrión. Su posición, la de central, hace pensar que
tenga muy complicado jugar minutos de importancia en el torneo salvo sorpresa,
y que sus oportunidades estarían en un hipotético tercer partido en el que
Francia ya estuviera clasificada o en minutos finales para amarrar el resultado
de partidos abiertos.

Además, Italia cuenta con Elena Linari, que no ha sido
titular indiscutible durante la temporada, pero a quien sus buenas actuaciones
previas con la Fiorentina y la experiencia ganada en una Liga Española, que es
superior a la transalpina, le hacen ser una de las jugadoras con más galones en
la azzurra. Linari, con una fuerza desmedida, es un bastión para la zaga
italiana.

Puede que quien más opciones tenga de levantar el trofeo
final sea Ludmila. La brasileña, que terminó el año renqueante de una lesión de
rodilla, no ha llegado al torneo al 100%. Quizás por eso se quedó fuera del
once en el primer partido de la canarinha. Aunque sí que tuvo minutos al final
y bien pudo anotar en un par de ocasiones, pero le falló la puntería, su único
aspecto a limar para acabar siendo una jugadora imparable. Su explosividad,
además, puede que la haga más diferencial en los momentos finales en torneos
tan cortos como este y en partidos a eliminatorias que se suelen decidir por
detalles puntuales. La ausencia de Marta, lesionada, le hacía ganar enteros en
el primer partido. Pero ni así. Mucho tendrá que revertir la situación en los
minutos que disponga para acabar siendo titular pero, en cualquier caso, seguro
que siempre tendrá oportunidades como agitadora.

Otras jugadoras, como Viola Calligaris o Dolores Silva,
habrían estado con casi total seguridad en el Mundial de haberse clasificado
Suiza y Portugal. Mismo caso de Kenti Robles con México. La otra cara de la
moneda la ponen Kaci y Chidiac, cuyas selecciones sí están en la cita pero
ellas no. La gala no acude con el combinado nacional desde que abandonara la
Liga Francesa y su ausencia estaba cantada, mientras que Chidiac, con un buen
currículum en las categorías inferiores de Australia, soñaba con estar en una
cita que al final se ha perdido. Las ocho rojiblancas sueñan con volver el año
que viene al Atlético con el título de campeonas del mundo. Solo hay diez
clubes que aporten más jugadoras a la cita que el club rojiblanco. Las cosas se
están haciendo muy bien. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La temporada del Atlético de Madrid Femenino se puede
considerar de éxito. La matrícula de honor se escapó en Granada, en aquella
final de Copa de la Reina que se esfumó por los pelos y que privó a las
colchoneras de alzarse con el doblete tras haber revalidado el título de Liga
Iberdrola y sumar tres entorchados domésticos seguidos.

Tras eso, las miras de la afición rojiblanca se han centrado
en el Mundial femenino, que arrancó el viernes en Francia y que tiene marcado
acento rojiblanco. La ausencia de Ángela Sosa, elegida mejor jugadora de la
Liga Iberdrola, ha hecho mucho daño. Una baja inexplicable para el centro del
campo de las chicas dirigidas por Jorge Vilda.

Pero más allá de decisiones controvertidas, lo cierto es que
hasta ocho jugadoras rojiblancas están ya disfrutando de la cita mundialista en
tierras galas y con una participación que se antoja importante. El grueso, como
es lógico, está en la selección española, que el sábado arrancó con victoria (3-1)
en el torneo con Jenni Hermoso y Amanda como titulares y con doblete de la
primera, que ya fue máxima goleadora de la Liga y se antoja pieza fundamental
para la selección.

Jenni, ante Sudáfrica, fue un deleite para la vista.
Trasladó su fútbol de la calle al césped, como acostumbra. Pisadita por aquí,
taconazo por allá. Se atrevió con dos penas máximas y se quitó el peso de
encima para seguir con su habitual repertorio de highlights. Además, Lola
Gallardo, Silvia Meseguer y Andrea Falcón vieron el partido desde el banquillo
y seguro que tendrán sus oportunidades con el correr de los partidos. Más
difícil lo tendrá la portera, salvo lesión de Paños o en caso de que España
llegue al tercer partido con la clasificación en el bolsillo.

La primera en ponerse en liza fue Tounkara, que estuvo en el
partido inaugural, aunque se tuvo que conformar con ver los toros desde la
barrera con el equipo anfitrión. Su posición, la de central, hace pensar que
tenga muy complicado jugar minutos de importancia en el torneo salvo sorpresa,
y que sus oportunidades estarían en un hipotético tercer partido en el que
Francia ya estuviera clasificada o en minutos finales para amarrar el resultado
de partidos abiertos.

Además, Italia cuenta con Elena Linari, que no ha sido
titular indiscutible durante la temporada, pero a quien sus buenas actuaciones
previas con la Fiorentina y la experiencia ganada en una Liga Española, que es
superior a la transalpina, le hacen ser una de las jugadoras con más galones en
la azzurra. Linari, con una fuerza desmedida, es un bastión para la zaga
italiana.

Puede que quien más opciones tenga de levantar el trofeo
final sea Ludmila. La brasileña, que terminó el año renqueante de una lesión de
rodilla, no ha llegado al torneo al 100%. Quizás por eso se quedó fuera del
once en el primer partido de la canarinha. Aunque sí que tuvo minutos al final
y bien pudo anotar en un par de ocasiones, pero le falló la puntería, su único
aspecto a limar para acabar siendo una jugadora imparable. Su explosividad,
además, puede que la haga más diferencial en los momentos finales en torneos
tan cortos como este y en partidos a eliminatorias que se suelen decidir por
detalles puntuales. La ausencia de Marta, lesionada, le hacía ganar enteros en
el primer partido. Pero ni así. Mucho tendrá que revertir la situación en los
minutos que disponga para acabar siendo titular pero, en cualquier caso, seguro
que siempre tendrá oportunidades como agitadora.

Otras jugadoras, como Viola Calligaris o Dolores Silva,
habrían estado con casi total seguridad en el Mundial de haberse clasificado
Suiza y Portugal. Mismo caso de Kenti Robles con México. La otra cara de la
moneda la ponen Kaci y Chidiac, cuyas selecciones sí están en la cita pero
ellas no. La gala no acude con el combinado nacional desde que abandonara la
Liga Francesa y su ausencia estaba cantada, mientras que Chidiac, con un buen
currículum en las categorías inferiores de Australia, soñaba con estar en una
cita que al final se ha perdido. Las ocho rojiblancas sueñan con volver el año
que viene al Atlético con el título de campeonas del mundo. Solo hay diez
clubes que aporten más jugadoras a la cita que el club rojiblanco. Las cosas se
están haciendo muy bien. 

etiquetas:

_Femenino

Eva Moral, una vida maravillosa

David Orenes @david_lrl
10-09-2021

_Femenino

Ons Jabeur ya tiene el primero

Alejandro Pérez @aperezgom
23-06-2021