_Otros

El español que aún puede ser campeón del mundo

José Gavilán @futbol_internac 05-07-2018

etiquetas:

Lejos de los focos que iluminan a los futbolistas, siempre a
la sombra del entrenador, emerge la figura del preparador físico. En un Mundial
tan igualado donde las grandes selecciones han mostrado un estado de forma
preocupante, Paulino Granero ha elevado las facultades futbolísticas de Rusia,
la anfitriona, gracias a su excelente preparación física.

Creció en Santa María del Águila o en ‘La Aldeilla’, que así
es como se conoce en Almería a esta pequeña localidad. Su trabajo en el fútbol comenzó
como preparador físico del Poli Ejido para después formar parte de Betis o
Málaga, entre otros. Su primera experiencia lejos de España fue en Arabia
Saudita, hasta que Marcos Álvarez –actual preparador físico del Betis-
recomendó sus servicios tras ser despedido del CSKA Moscú en 2010.

Cinco años más tarde, Fabio Capello le preguntó en Marbella
por la posibilidad de contar con sus servicios también para el combinado
nacional. Tras consultarlo, Paulino no dudó en aceptar el reto de ser la
persona encargada de preparar a los anfitriones de cara al Mundial 2018. Aunque
el técnico italiano fue su valedor para la selección, no llegaron a coincidir
durante mucho tiempo. El sucesor de Capello sería Leonid Slutski, precisamente
entrenador del CSKA y la persona que permitió a Paulino compatibilizar ambos
cargos.

En Rusia, la anfitriona está marcando las diferencias. Con
Alemania y España en un estado físico preocupante, con figuras como Messi o
Neymar mermados por una larga temporada, con selecciones teóricamente favoritas
por debajo de sus posibilidades, Rusia es una de esas selecciones que están
sorprendiendo al mostrar un nivel superior al esperado. Y gran parte de culpa
la tiene Paulino Granero.

Ya con Stanislav Cherchesov en el banquillo, el preparador
físico almeriense asegura que Rusia es el equipo que más kilómetros ha
recorrido en lo que llevamos de Mundial y, además, es la que más distancia ha
recorrido en alta intensidad y sprints. Con limitaciones técnicas, sacar
partido del físico es la forma más inteligente de llegar lo más lejos posible.
Marcar diferencias en ese sentido es mérito de Paulino Granero, un preparador
que, tras 8 años en Rusia, quiere dejar el país siendo el gran artífice de la
gran imagen que está dejando la anfitriona en su propio Mundial.

Tras Golovin, Cheryshev o Dzyuba está Paulino Granero, el
español que aún puede ser campeón del mundo. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Lejos de los focos que iluminan a los futbolistas, siempre a
la sombra del entrenador, emerge la figura del preparador físico. En un Mundial
tan igualado donde las grandes selecciones han mostrado un estado de forma
preocupante, Paulino Granero ha elevado las facultades futbolísticas de Rusia,
la anfitriona, gracias a su excelente preparación física.

Creció en Santa María del Águila o en ‘La Aldeilla’, que así
es como se conoce en Almería a esta pequeña localidad. Su trabajo en el fútbol comenzó
como preparador físico del Poli Ejido para después formar parte de Betis o
Málaga, entre otros. Su primera experiencia lejos de España fue en Arabia
Saudita, hasta que Marcos Álvarez –actual preparador físico del Betis-
recomendó sus servicios tras ser despedido del CSKA Moscú en 2010.

Cinco años más tarde, Fabio Capello le preguntó en Marbella
por la posibilidad de contar con sus servicios también para el combinado
nacional. Tras consultarlo, Paulino no dudó en aceptar el reto de ser la
persona encargada de preparar a los anfitriones de cara al Mundial 2018. Aunque
el técnico italiano fue su valedor para la selección, no llegaron a coincidir
durante mucho tiempo. El sucesor de Capello sería Leonid Slutski, precisamente
entrenador del CSKA y la persona que permitió a Paulino compatibilizar ambos
cargos.

En Rusia, la anfitriona está marcando las diferencias. Con
Alemania y España en un estado físico preocupante, con figuras como Messi o
Neymar mermados por una larga temporada, con selecciones teóricamente favoritas
por debajo de sus posibilidades, Rusia es una de esas selecciones que están
sorprendiendo al mostrar un nivel superior al esperado. Y gran parte de culpa
la tiene Paulino Granero.

Ya con Stanislav Cherchesov en el banquillo, el preparador
físico almeriense asegura que Rusia es el equipo que más kilómetros ha
recorrido en lo que llevamos de Mundial y, además, es la que más distancia ha
recorrido en alta intensidad y sprints. Con limitaciones técnicas, sacar
partido del físico es la forma más inteligente de llegar lo más lejos posible.
Marcar diferencias en ese sentido es mérito de Paulino Granero, un preparador
que, tras 8 años en Rusia, quiere dejar el país siendo el gran artífice de la
gran imagen que está dejando la anfitriona en su propio Mundial.

Tras Golovin, Cheryshev o Dzyuba está Paulino Granero, el
español que aún puede ser campeón del mundo. 

etiquetas: