_Otros

El arrebato del Sevilla

José Gavilán @futbol_internac 11-04-2018

etiquetas:

En noches como las de hoy, tirar de tópicos es lo más fácil.
Francisco Javier Labandón regaló al sevillismo un himno cuya letra emociona a
cualquier aficionado al fútbol. Desde 2005, para definir al Sevilla, solo hay
que tirar de la pluma del Arrebato. Sus sentimientos
expresados en forma de canción se han convertido en tópicos de fácil recurso
para todos.

En noches como la de hoy, en citas como las de Múnich, en
momentos históricos como el que vivirá el Sevilla FC en Alemania, buscar en el
himno una frase motivadora es bien fácil. Con sólo empezar a escucharlo, El
Arrebato ya nos habla de ilusión, de ejemplo, de familia y de corazón. Nada de
esto faltará jamás en Nervión.

“Sevillista seré hasta la muerte…”. Pase lo que pase, se
gane o se pierda. Una frase grabada en rojo y blanco. Eso sí, si hay que morir,
que sea con la cabeza alta para que “la giralda presuma orgullosa…”.

Pero hablar del himno del Sevilla y hablar del club más
laureado de Andalucía, es hablar del “Dicen que nunca se rinde”. Siempre
funciona. Y funciona porque es la verdad más absoluta. El Sevilla nunca se da
por vencido. Saca fuerzas de donde no las hay. Lucha y nunca se rinde. Suda
hasta la última gota. De ahí el orgullo. La pasión es un ingrediente que nunca
falta. Como la ilusión, que nunca se pierde.

Y hoy, además, adquiere más sentido si cabe una de las
estrofas más cantadas del famoso himno.

“Aquí estamos contigo, Sevilla

compartiendo la gloria en tu escudo

orgullo del fútbol de nuestra ciudad

y es por eso, que hoy vengo a verte…”

Cerca de 3000 espectadores han viajado a Múnich a ver a su
equipo en cuartos de final de Champions. La derrota por 1-2 hace una semana no
evita el enésimo desplazamiento de una de las aficiones que más aficionados
mueve en Europa. Están porque confían en su equipo. No han volado a Alemania
para vivir una experiencia, lo hacen para estar presente en la que puede ser una
noche histórica para el club. Otra más. No están para quedar impresionados por
el Allianz Arena, están para dejar asombrado al rival.

Tiremos de
tópicos, porque nunca fallan. Porque es complicado no encontrar en la letra del
Arrebato una frase que no encaje con el sentimiento que vive una afición que no
se cansa de soñar. Porque el Sevilla es grande en Europa también gracias a su
himno. Porque desde entonces, el equipo solo sabe crecer. Tiremos de
‘Arrebato’, Sevilla.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En noches como las de hoy, tirar de tópicos es lo más fácil.
Francisco Javier Labandón regaló al sevillismo un himno cuya letra emociona a
cualquier aficionado al fútbol. Desde 2005, para definir al Sevilla, solo hay
que tirar de la pluma del Arrebato. Sus sentimientos
expresados en forma de canción se han convertido en tópicos de fácil recurso
para todos.

En noches como la de hoy, en citas como las de Múnich, en
momentos históricos como el que vivirá el Sevilla FC en Alemania, buscar en el
himno una frase motivadora es bien fácil. Con sólo empezar a escucharlo, El
Arrebato ya nos habla de ilusión, de ejemplo, de familia y de corazón. Nada de
esto faltará jamás en Nervión.

“Sevillista seré hasta la muerte…”. Pase lo que pase, se
gane o se pierda. Una frase grabada en rojo y blanco. Eso sí, si hay que morir,
que sea con la cabeza alta para que “la giralda presuma orgullosa…”.

Pero hablar del himno del Sevilla y hablar del club más
laureado de Andalucía, es hablar del “Dicen que nunca se rinde”. Siempre
funciona. Y funciona porque es la verdad más absoluta. El Sevilla nunca se da
por vencido. Saca fuerzas de donde no las hay. Lucha y nunca se rinde. Suda
hasta la última gota. De ahí el orgullo. La pasión es un ingrediente que nunca
falta. Como la ilusión, que nunca se pierde.

Y hoy, además, adquiere más sentido si cabe una de las
estrofas más cantadas del famoso himno.

“Aquí estamos contigo, Sevilla

compartiendo la gloria en tu escudo

orgullo del fútbol de nuestra ciudad

y es por eso, que hoy vengo a verte…”

Cerca de 3000 espectadores han viajado a Múnich a ver a su
equipo en cuartos de final de Champions. La derrota por 1-2 hace una semana no
evita el enésimo desplazamiento de una de las aficiones que más aficionados
mueve en Europa. Están porque confían en su equipo. No han volado a Alemania
para vivir una experiencia, lo hacen para estar presente en la que puede ser una
noche histórica para el club. Otra más. No están para quedar impresionados por
el Allianz Arena, están para dejar asombrado al rival.

Tiremos de
tópicos, porque nunca fallan. Porque es complicado no encontrar en la letra del
Arrebato una frase que no encaje con el sentimiento que vive una afición que no
se cansa de soñar. Porque el Sevilla es grande en Europa también gracias a su
himno. Porque desde entonces, el equipo solo sabe crecer. Tiremos de
‘Arrebato’, Sevilla.

etiquetas:

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021