_Tenis

De Renshaw a Federer

Fue el primero. En julio de 1877 en el All England Lawn Tennis and Croquet Club de Londres se celebró el primer torneo de Grand Slam de todos los tiempos. Un cuadro masculino individual. 22 tenistas aficionados británicos. El primer campeón, Spencer Gore, disputó y ganó cinco partidos. Este último fin de semana tendríamos que haber conocido los nuevos campeones. A falta de tenis, repasamos la historia del pionero de los Grand Slam.

De esa primera edición a lo que conocemos ahora como The Championships el torneo ha forjado leyendas y mantenido una tradición reacia a los cambios. Dentro de la Era Amateur, el torneo se puede dividir en dos partes. La primera hasta 1921 incluido. En los primeros 46 años, el cuadro de Wimbledon era como la Copa Davis. Un cuadro y el campeón retaba al campeón defensor en un partido por el título.

El primer gran nombre fue el de William Renshaw que conquistó seis de sus siete títulos de forma consecutiva entre 1881 y 1886. En 1889 cerró su cuenta en Londres dejando su nombre en lo más alto del palmarés. Antes, en 1880, John Hartley fue el primero en repetir título.

Wimbledon, en 1883.

El cambio de siglo lo dominaron los hermanos Doherty. Reginald fue tetracampeón y Laurence pentacampeón. En 1907 Wimbledon coronó al primer campeón extranjero en la 31ª edición del torneo. El australiano Norman Brookes, quien no tuvo que medirse al campeón anterior Laurence Doherty por la ausencia del mismo. Antes del primer parón en la historia del torneo, por la Primera Guerra Mundial, el neozelandés Anthony Wilding enlazó cuatro títulos consecutivos para poner su nombre entre los mejores del torneo londinense.

Tras la contienda, las tres últimas ediciones con el formato inicial. El estadounidense Bill Tilden se convirtió en el primer americano en ganar en la hierba británica conquistando dos de sus 10 Grand Slams en Londres.

Una nueva época

En 1922 comienza una nueva época en The Championships dentro de la Era Amateur. El torneo cambio de formato. Un cuadro y su ganador, es coronado. El campeón defensor debe jugar todo el torneo. El primer campeón en esta nueva etapa fue el australiano Gerald Patterson.

Esta modificación provocó variedad de campeones. En los primeros 46 años de torneo (42 ediciones) se acumularon cinco tenistas con tres o más títulos. Desde 1922 hasta la Era Abierta (46 años) sólo Fred Perry (tres títulos seguidos), Don Budge (dos), Lew Hoad (dos), Rod Laver (dos) y Roy Emerson (dos) fueron capaces de ganar años seguidos.

Antes del segundo parón en la historia del torneo, por la Segunda Guerra Mundial, se produjeron dos hechos históricos. El tricampeonato de Fred Perry (1934-1936) supuso el primer título británico desde 1909, 26 años después. Y, a la vez, sería el último título que se quedaría en la isla hasta 2013.

Fred Perry, en 1936.

Dos años después, en 1938, Don Budge defendió su corona con éxito y, junto al título en Nueva York semanas después, se convirtió en el primer tenista hombre o mujer, individual o dobles, en ganar los cuatro Majors en el mismo año. Dentro de una racha de seis títulos consecutivos.

Pasada la contienda y hasta la Era Abierta, se disputaron 22 ediciones y con varios apuntes a destacar. Ningún tenista vivió un dominio importante (Hoad, Laver y Emerson con dos títulos consecutivos cada uno fueron los más dominantes). Laver, en 1962, se convirtió en el segundo tenista masculino individual en ganar los cuatro grandes el mismo año. En 1966, en la penúltima edición amateur del torneo. Manolo Santana alcanzó la gloria en la hierba. Ningún tenista español había llegado a la final hasta entonces y Santana se coronó antes de acabar la Era Amateur. Fue el último de sus cuatro Grand Slam.

Wimbledon 1968 fue la primera edición Abierta del torneo. El gran punto de inflexión de la historia del tenis. Si Laver ya era bicampeón y ganador del Grand Slam, en 1969 el tenista australiano dobló su palmarés: tetracampeón y el único tenista en ganar dos veces los cuatro Majors en la misma temporada.

Los años 70 fueron para el sueco Björn Borg. Cinco de sus 11 Grand Slams fueron los reyes de la hierba británica durante ediciones consecutivas. A este mérito hay que añadir que durante tres años acompañó el éxito en Londres con el título en París.

12 tenistas en la historia han ganado Roland Garros-Wimbledon el mismo año. Nueve lo han hecho una vez, dos lo han conseguido dos veces y Björn Borg es el único en hacerlo tres veces y, además, consecutivas. Un hito excelso.

La final de 1980 pasó a la historia entonces como el mejor partido jamás visto. Fue la primera de las dos consecutivas entre Björn Borg y John McEnroe. En 1980 ganó el sueco y un año después el americano, que protagonizaría las siguientes cuatro finales ganando tres de ellas.

El siguiente gran nombre de Wimbledon, Pete Sampras, compareció en el verde a mediados de la década de 1990. Entre medias, Boris Becker ganó tres títulos y alcanzó otras tres finales. De los 14 títulos de Sampras, la mitad llegaron en Londres. Su dominio se extendió durante ocho años (1993 a 2000) ganando siete ediciones. En 2000 se convirtió en el tenista individual masculino con más éxito en Wimbledon de la Era Abierta y compartiendo el honor con William Renshaw, el heptacampeón de los inicios del torneo.

De Sampras a Federer. De un dominio de siete títulos en ocho años a un dominio de ocho títulos en 15 años y cinco consecutivos. Entre el último título de Pete y el primero de Roger pasaron dos años: 2001 y 2002. Y en 2001 se simbolizó el “traspaso de poderes”. En octavos, un Federer de 19 años y 15º favorito frente a un Sampras de 30 años y primer favorito. Tras tres horas y 41 minutos, el suizo se impuso en cinco mangas en el único partido entre ambos.

Pete Sampras y Roger Federer en 2001.

Dos años después, en su quinta participación, Federer se coronó en su jardín. A ese título le siguieron cuatro consecutivos en Londres, acompañándolos de éxitos en Melbourne y Nueva York. Solo se le resistía París para ganarlo todo. Y ese momento llegó en 2009.

Un año antes, en 2008, Federer y Nadal protagonizaron una final que es considerada por muchos como el mejor partido de la historia. Fue la final más larga de Wimbledon hasta la fecha, superada en 2019. Cuatro horas y 49 minutos que acabaron en el quinto set con el triunfo de Nadal y su primer Grand Slam fuera de Roland Garros. Federer recuperó su trono un año después y completó sus hasta ahora ocho títulos con las coronas de 2012 y 2017. Récord absoluto.

El 2013 fue inolvidable. 77 años después del último título británico (Fred Perry en 1936), Andy Murray recuperó la gloria para Gran Bretaña en su casa. Repitió en 2016. Novak Djokovic apareció en 2011 en Londres y, junto a Federer, son los únicos tenistas en el siglo XXI capaces de defender con éxito un título en el AELTC. El serbio suma cinco coronas, el cuarto tenista más laureado en The Championships de todos los tiempos y el tercero en la Era Abierta. Entre Federer, Djokovic, Nadal y Murray han dominado el verde desde 2003 (sólo ocho finalistas ‘externos’) y entre suizo, español y serbio han ganado 15 de los últimos 17 títulos.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Fue el primero. En julio de 1877 en el All England Lawn Tennis and Croquet Club de Londres se celebró el primer torneo de Grand Slam de todos los tiempos. Un cuadro masculino individual. 22 tenistas aficionados británicos. El primer campeón, Spencer Gore, disputó y ganó cinco partidos. Este último fin de semana tendríamos que haber conocido los nuevos campeones. A falta de tenis, repasamos la historia del pionero de los Grand Slam.

De esa primera edición a lo que conocemos ahora como The Championships el torneo ha forjado leyendas y mantenido una tradición reacia a los cambios. Dentro de la Era Amateur, el torneo se puede dividir en dos partes. La primera hasta 1921 incluido. En los primeros 46 años, el cuadro de Wimbledon era como la Copa Davis. Un cuadro y el campeón retaba al campeón defensor en un partido por el título.

El primer gran nombre fue el de William Renshaw que conquistó seis de sus siete títulos de forma consecutiva entre 1881 y 1886. En 1889 cerró su cuenta en Londres dejando su nombre en lo más alto del palmarés. Antes, en 1880, John Hartley fue el primero en repetir título.

Wimbledon, en 1883.

El cambio de siglo lo dominaron los hermanos Doherty. Reginald fue tetracampeón y Laurence pentacampeón. En 1907 Wimbledon coronó al primer campeón extranjero en la 31ª edición del torneo. El australiano Norman Brookes, quien no tuvo que medirse al campeón anterior Laurence Doherty por la ausencia del mismo. Antes del primer parón en la historia del torneo, por la Primera Guerra Mundial, el neozelandés Anthony Wilding enlazó cuatro títulos consecutivos para poner su nombre entre los mejores del torneo londinense.

Tras la contienda, las tres últimas ediciones con el formato inicial. El estadounidense Bill Tilden se convirtió en el primer americano en ganar en la hierba británica conquistando dos de sus 10 Grand Slams en Londres.

Una nueva época

En 1922 comienza una nueva época en The Championships dentro de la Era Amateur. El torneo cambio de formato. Un cuadro y su ganador, es coronado. El campeón defensor debe jugar todo el torneo. El primer campeón en esta nueva etapa fue el australiano Gerald Patterson.

Esta modificación provocó variedad de campeones. En los primeros 46 años de torneo (42 ediciones) se acumularon cinco tenistas con tres o más títulos. Desde 1922 hasta la Era Abierta (46 años) sólo Fred Perry (tres títulos seguidos), Don Budge (dos), Lew Hoad (dos), Rod Laver (dos) y Roy Emerson (dos) fueron capaces de ganar años seguidos.

Antes del segundo parón en la historia del torneo, por la Segunda Guerra Mundial, se produjeron dos hechos históricos. El tricampeonato de Fred Perry (1934-1936) supuso el primer título británico desde 1909, 26 años después. Y, a la vez, sería el último título que se quedaría en la isla hasta 2013.

Fred Perry, en 1936.

Dos años después, en 1938, Don Budge defendió su corona con éxito y, junto al título en Nueva York semanas después, se convirtió en el primer tenista hombre o mujer, individual o dobles, en ganar los cuatro Majors en el mismo año. Dentro de una racha de seis títulos consecutivos.

Pasada la contienda y hasta la Era Abierta, se disputaron 22 ediciones y con varios apuntes a destacar. Ningún tenista vivió un dominio importante (Hoad, Laver y Emerson con dos títulos consecutivos cada uno fueron los más dominantes). Laver, en 1962, se convirtió en el segundo tenista masculino individual en ganar los cuatro grandes el mismo año. En 1966, en la penúltima edición amateur del torneo. Manolo Santana alcanzó la gloria en la hierba. Ningún tenista español había llegado a la final hasta entonces y Santana se coronó antes de acabar la Era Amateur. Fue el último de sus cuatro Grand Slam.

Wimbledon 1968 fue la primera edición Abierta del torneo. El gran punto de inflexión de la historia del tenis. Si Laver ya era bicampeón y ganador del Grand Slam, en 1969 el tenista australiano dobló su palmarés: tetracampeón y el único tenista en ganar dos veces los cuatro Majors en la misma temporada.

Los años 70 fueron para el sueco Björn Borg. Cinco de sus 11 Grand Slams fueron los reyes de la hierba británica durante ediciones consecutivas. A este mérito hay que añadir que durante tres años acompañó el éxito en Londres con el título en París.

12 tenistas en la historia han ganado Roland Garros-Wimbledon el mismo año. Nueve lo han hecho una vez, dos lo han conseguido dos veces y Björn Borg es el único en hacerlo tres veces y, además, consecutivas. Un hito excelso.

La final de 1980 pasó a la historia entonces como el mejor partido jamás visto. Fue la primera de las dos consecutivas entre Björn Borg y John McEnroe. En 1980 ganó el sueco y un año después el americano, que protagonizaría las siguientes cuatro finales ganando tres de ellas.

El siguiente gran nombre de Wimbledon, Pete Sampras, compareció en el verde a mediados de la década de 1990. Entre medias, Boris Becker ganó tres títulos y alcanzó otras tres finales. De los 14 títulos de Sampras, la mitad llegaron en Londres. Su dominio se extendió durante ocho años (1993 a 2000) ganando siete ediciones. En 2000 se convirtió en el tenista individual masculino con más éxito en Wimbledon de la Era Abierta y compartiendo el honor con William Renshaw, el heptacampeón de los inicios del torneo.

De Sampras a Federer. De un dominio de siete títulos en ocho años a un dominio de ocho títulos en 15 años y cinco consecutivos. Entre el último título de Pete y el primero de Roger pasaron dos años: 2001 y 2002. Y en 2001 se simbolizó el “traspaso de poderes”. En octavos, un Federer de 19 años y 15º favorito frente a un Sampras de 30 años y primer favorito. Tras tres horas y 41 minutos, el suizo se impuso en cinco mangas en el único partido entre ambos.

Pete Sampras y Roger Federer en 2001.

Dos años después, en su quinta participación, Federer se coronó en su jardín. A ese título le siguieron cuatro consecutivos en Londres, acompañándolos de éxitos en Melbourne y Nueva York. Solo se le resistía París para ganarlo todo. Y ese momento llegó en 2009.

Un año antes, en 2008, Federer y Nadal protagonizaron una final que es considerada por muchos como el mejor partido de la historia. Fue la final más larga de Wimbledon hasta la fecha, superada en 2019. Cuatro horas y 49 minutos que acabaron en el quinto set con el triunfo de Nadal y su primer Grand Slam fuera de Roland Garros. Federer recuperó su trono un año después y completó sus hasta ahora ocho títulos con las coronas de 2012 y 2017. Récord absoluto.

El 2013 fue inolvidable. 77 años después del último título británico (Fred Perry en 1936), Andy Murray recuperó la gloria para Gran Bretaña en su casa. Repitió en 2016. Novak Djokovic apareció en 2011 en Londres y, junto a Federer, son los únicos tenistas en el siglo XXI capaces de defender con éxito un título en el AELTC. El serbio suma cinco coronas, el cuarto tenista más laureado en The Championships de todos los tiempos y el tercero en la Era Abierta. Entre Federer, Djokovic, Nadal y Murray han dominado el verde desde 2003 (sólo ocho finalistas ‘externos’) y entre suizo, español y serbio han ganado 15 de los últimos 17 títulos.

_Tenis

Víctor Marcén: cinco años de resistencia

Alejandro Pérez @aperezgom
29-10-2020

_Tenis

Carlos Alcaraz, un futuro extraordinario

Alejandro Pérez @aperezgom
22-10-2020