_Tenis

Carla, te despedirás como tú decidas

Alejandro Pérez @aperezgom 27-05-2021

etiquetas:

Carla Suárez Tenis

Ocho meses y 25 días. Es el tiempo que ha transcurrido entre tres de los comunicados más trascendentes de la carrera tenística de Carla Suárez Navarro (Las Palmas de Gran Canaria, 1988). El primer día de septiembre (a 48 horas de cumplir 32 años), Carla anunciaba que padecía cáncer (linfoma de Hodgkin). 234 días después (22 de abril), la canaria comunicaba que había superado la enfermedad. Y 33 días después, la tenista confirmaba que disputará Roland Garros 2021.

Tras casi nueve meses de lucha, Carla podrá llevar a cabo sus planes de retirada de una forma muy parecida a lo que habría planeado inicialmente. Cuando el mundo aún desconocía la COVID-19, la pandemia y todas las limitaciones que nos llevan acompañando ya más de un año, Carla Suárez anunciaba que 2020 sería su último año como tenista profesional. Compartió sus intenciones un 3 de diciembre de 2019 en redes sociales. Un último baile en 2020 para despedirse en pista de todos los aficionados y torneos que han marcado su carrera.

Disputó con normalidad el Abierto de Australia (más dos torneos de preparación), la fase clasificatoria de la Fed Cup (ganando dos partidos, elegida la mejor por los aficionados) y los dos torneos en Dubái y Doha. El 25 de febrero de 2020 se despedía del torneo catarí tras ceder ante Kvitova en segunda ronda.

En abril, cuando el mundo ya se encontraba en plena primera ola (y en España las restricciones eran absolutas, con la excepción de las actividades esenciales), Carla analizaba la nueva situación en Sphera Sports, sin replantearse la decisión tomada cinco meses atrás. La alternativa, pensando en que la situación de parón se alargase, se centraba en despedirse en el Mutua Madrid Open 2021 en caso de no poder jugar más en 2020. Un único torneo para decir adiós.

En ese momento se sabía que el tenis no volvería hasta mediados de julio (la WTA reanudaría su actividad a principios de agosto) y del linfoma no había noticias. Por situar el contexto.

En agosto anunciaba que causaba baja de Cincinnati (15 de agosto) y el Abierto de Estados Unidos (24 de agosto). Y el primer día de septiembre llegó el comunicado sobre el linfoma. Tal como la propia Carla comenta, lo hizo público porque ya había dicho que se retiraría en 2020 y quería comunicar la razón por la que no había regresado al circuito desde su reanudación. Explicarse ante los aficionados.

Tres días después cumplió 32 años y durante aquellas jornadas trascendió un aluvión de mensajes de apoyo, cariño y fuerza para ella en la nueva lucha que afrontaba. La UD Las Palmas salió en un partido con una camiseta en apoyo a la tenista.

Desde ese septiembre y en las siguientes semanas, la propia tenista compartía mensajes del desarrollo del tratamiento. Siempre transmitiendo la misma mentalidad: esperanza, ilusión, valor, fuerza y ganas para afrontar el proceso.

Antes de acabar 2020, Carla publicó fotos de una sesión de entrenamiento con Garbiñe Muguruza y Conchita Martínez primero y con Sara Errani días más tarde. Su último mensaje en Twitter de 2020 fue éste: “Y a pesar de todo sigan manteniendo la fe, la esperanza, la ilusión y la alegría. La vida sigue siendo maravillosa a pesar de tener que vivir momentos malos o sufrir la pérdida de algún ser querido. Ojalá un mejor 2021, llegarán alegrías”. Un resumen en menos de 140 caracteres de su mentalidad y forma de afrontar los retos que se le ponían por delante.

A finales de enero llegaría uno de los mensajes más ilusionantes de los últimos meses. La tenista afrontaba su última sesión de quimioterapia. En abril otro paso más pensando en lo que podría venir: un bloque de entrenamientos superado para perseguir el sueño de superar el linfoma y volver a competir para despedirse en la pista.

El 22 de abril, hace ahora algo más de un mes, leímos lo que todos deseábamos: Carla Suárez anunciaba que había superado el linfoma de Hodgkin, que se cruzó en su camino en septiembre de 2020. La noticia. Desde entonces, con la vista puesta en el regreso a pista, entrenó en la Caja Mágica durante la disputa del torneo en Madrid.

Superado el cáncer y progresando en los entrenamientos, este martes la tenista anunciaba oficialmente que disputará Roland Garros. Vuelta a la pista tras 15 meses de ausencia. La segunda noticia más esperada, todo en un mes.

Muchísimas felicidades Carla, tendrás la despedida que te mereces.

Imagen de cabecera: Imago

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Ocho meses y 25 días. Es el tiempo que ha transcurrido entre tres de los comunicados más trascendentes de la carrera tenística de Carla Suárez Navarro (Las Palmas de Gran Canaria, 1988). El primer día de septiembre (a 48 horas de cumplir 32 años), Carla anunciaba que padecía cáncer (linfoma de Hodgkin). 234 días después (22 de abril), la canaria comunicaba que había superado la enfermedad. Y 33 días después, la tenista confirmaba que disputará Roland Garros 2021.

Tras casi nueve meses de lucha, Carla podrá llevar a cabo sus planes de retirada de una forma muy parecida a lo que habría planeado inicialmente. Cuando el mundo aún desconocía la COVID-19, la pandemia y todas las limitaciones que nos llevan acompañando ya más de un año, Carla Suárez anunciaba que 2020 sería su último año como tenista profesional. Compartió sus intenciones un 3 de diciembre de 2019 en redes sociales. Un último baile en 2020 para despedirse en pista de todos los aficionados y torneos que han marcado su carrera.

Disputó con normalidad el Abierto de Australia (más dos torneos de preparación), la fase clasificatoria de la Fed Cup (ganando dos partidos, elegida la mejor por los aficionados) y los dos torneos en Dubái y Doha. El 25 de febrero de 2020 se despedía del torneo catarí tras ceder ante Kvitova en segunda ronda.

En abril, cuando el mundo ya se encontraba en plena primera ola (y en España las restricciones eran absolutas, con la excepción de las actividades esenciales), Carla analizaba la nueva situación en Sphera Sports, sin replantearse la decisión tomada cinco meses atrás. La alternativa, pensando en que la situación de parón se alargase, se centraba en despedirse en el Mutua Madrid Open 2021 en caso de no poder jugar más en 2020. Un único torneo para decir adiós.

En ese momento se sabía que el tenis no volvería hasta mediados de julio (la WTA reanudaría su actividad a principios de agosto) y del linfoma no había noticias. Por situar el contexto.

En agosto anunciaba que causaba baja de Cincinnati (15 de agosto) y el Abierto de Estados Unidos (24 de agosto). Y el primer día de septiembre llegó el comunicado sobre el linfoma. Tal como la propia Carla comenta, lo hizo público porque ya había dicho que se retiraría en 2020 y quería comunicar la razón por la que no había regresado al circuito desde su reanudación. Explicarse ante los aficionados.

Tres días después cumplió 32 años y durante aquellas jornadas trascendió un aluvión de mensajes de apoyo, cariño y fuerza para ella en la nueva lucha que afrontaba. La UD Las Palmas salió en un partido con una camiseta en apoyo a la tenista.

Desde ese septiembre y en las siguientes semanas, la propia tenista compartía mensajes del desarrollo del tratamiento. Siempre transmitiendo la misma mentalidad: esperanza, ilusión, valor, fuerza y ganas para afrontar el proceso.

Antes de acabar 2020, Carla publicó fotos de una sesión de entrenamiento con Garbiñe Muguruza y Conchita Martínez primero y con Sara Errani días más tarde. Su último mensaje en Twitter de 2020 fue éste: “Y a pesar de todo sigan manteniendo la fe, la esperanza, la ilusión y la alegría. La vida sigue siendo maravillosa a pesar de tener que vivir momentos malos o sufrir la pérdida de algún ser querido. Ojalá un mejor 2021, llegarán alegrías”. Un resumen en menos de 140 caracteres de su mentalidad y forma de afrontar los retos que se le ponían por delante.

A finales de enero llegaría uno de los mensajes más ilusionantes de los últimos meses. La tenista afrontaba su última sesión de quimioterapia. En abril otro paso más pensando en lo que podría venir: un bloque de entrenamientos superado para perseguir el sueño de superar el linfoma y volver a competir para despedirse en la pista.

El 22 de abril, hace ahora algo más de un mes, leímos lo que todos deseábamos: Carla Suárez anunciaba que había superado el linfoma de Hodgkin, que se cruzó en su camino en septiembre de 2020. La noticia. Desde entonces, con la vista puesta en el regreso a pista, entrenó en la Caja Mágica durante la disputa del torneo en Madrid.

Superado el cáncer y progresando en los entrenamientos, este martes la tenista anunciaba oficialmente que disputará Roland Garros. Vuelta a la pista tras 15 meses de ausencia. La segunda noticia más esperada, todo en un mes.

Muchísimas felicidades Carla, tendrás la despedida que te mereces.

Imagen de cabecera: Imago

etiquetas:

Carla Suárez Tenis

_Tenis

Nadal y una oportunidad inédita

David Sánchez @dasanchez__
20-01-2022

_Tenis

Responsabilidad

Alejandro Pérez @aperezgom
13-01-2022