_Tenis

Carla Suárez: “No tengo intención de jugar el año que viene”

Alejandro Pérez @aperezgom 09-04-2020

etiquetas:

Carla Suárez Tenis

Desde principios de marzo hasta (de momento) el 12 de julio, casi cinco meses. Este tiempo estará parado el tenis ATP, WTA e ITF. Y probablemente el periodo de parón se alargue más por la crisis global provocada por el virus COVID-19. El tenis, como el resto de estamentos de la vida y el deporte se han visto paralizados.

Si bien todos los tenistas están afectados por el parón, hay algunos que lo están más. Es el caso de la tenista canaria Carla Suárez, quien el pasado diciembre anunciaba que 2020 sería su última temporada y esta crisis ha modificado completamente la planificación del año.

“Sinceramente no me estoy replanteando nada, aún quedan meses de competición, aunque cierto es que no sabemos si vamos a poder competir o no”, explica Carla a Sphera Sports, sobre la posibilidad de modificar sus planes de retirada dada la situación excepcional actual.

Desde su casa en Las Palmas, Carla analiza cómo vive esta situación: “Con algo de pena y tristeza porque muchas familias se han visto afectadas y a la misma vez está falleciendo gente sin poder controlar la situación aún para que eso no ocurra. Estoy en casa de mis padres y estamos todos bien y sanos por suerte, intentando pasar los días de la mejor manera posible”.

Como cualquier deportista de élite, necesita mantener en lo posible el ritmo de entrenamientos y actividad, pero es complicado: “Tenísticamente no estoy haciendo nada porque no tengo espacio al estar confinada en un piso. Físicamente voy haciendo clases de spinning, movilidad de cadera o gomas para tronco superior. Tengo una pauta de mi preparador físico que me la manda semanalmente y que implica un poco de todo, algo de fuerza, cardio… A veces se hace difícil cumplirlo todo, pero intento gastar energía durante el día”.

Para Carla, el tenis se detuvo en Indian Wells, los primeros días de marzo: “Llevábamos cinco días entrenando. Todo parecía normal hasta el mismo día de la cancelación. Me mandaron un mail diciendo que se cancelaba el torneo porque habían anunciado un caso de positivo en Coronavirus cerca de la zona donde jugábamos. Por seguridad decidieron cancelar el torneo.”

A partir de ese momento, Carla reaccionó sin esperar. De California a Barcelona y a Las Palmas: “Al día siguiente viajé de vuelta a Barcelona sin pensármelo. Ya en Barcelona nos llegaron rumores de que Miami se iba a cancelar y decidí viajar a Gran Canaria. A las pocas horas de llegar decretaron el Estado de Alarma en nuestro país. A los pocos días de estar aquí ya nos dijeron que se cancelaba toda la gira de tierra batida y la gira de hierba. Desde que estaba volviendo a Barcelona ya sabía que la situación iba a ser bastante crítica y por eso me vine a Gran Canaria. No es muy normal en mí dado que mi residencia está en Barcelona”.

Teniendo en cuenta el contexto de la temporada para Carla y sus planes, la cuestión clave es si el parón de la actividad en 2020 cambiará sus intenciones de retirada al acabar el año: “No tengo intención de jugar el año que viene. Todo dependerá de lo que pase a partir de ahora pero sólo me plantearía poder despedirme de Madrid en 2021 si no conseguimos jugar más en este 2020”.

Y añade: “Es cierto que no he podido despedirme de escenarios importantes y bonitos para mí, sobre todo de Madrid y de las Finales de la Fed Cup. Pero a día de hoy no he pensado en lo que haré si todo esto acaba sin poder competir más en 2020. Lo que sí tengo claro es que la posibilidad de unos cuartos Juegos Olímpicos (en Tokio) queda a día de hoy descartada porque se necesita una clasificación que me quedará lejos”.

La canaria deja claro que desea volver a jugar, pero también que no lo quiere hacer a toda costa: “Es una situación difícil para todos. De momento tenemos en el horizonte el USOpen y ya veremos qué pasa con Roland Garros. Los jugadores somos los primeros a los que nos gustaría estar en Nueva York en septiembre, pero siempre y cuando todo esto termine y sea seguro al 100% para todos”.

Esta situación excepcional nos ha privado de todo lo que considerábamos normal y habitual en el estilo de vida. Y a una tenista de la talla de Carla Suárez, de su última temporada completa para cerrar su gran carrera tenística.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Desde principios de marzo hasta (de momento) el 12 de julio, casi cinco meses. Este tiempo estará parado el tenis ATP, WTA e ITF. Y probablemente el periodo de parón se alargue más por la crisis global provocada por el virus COVID-19. El tenis, como el resto de estamentos de la vida y el deporte se han visto paralizados.

Si bien todos los tenistas están afectados por el parón, hay algunos que lo están más. Es el caso de la tenista canaria Carla Suárez, quien el pasado diciembre anunciaba que 2020 sería su última temporada y esta crisis ha modificado completamente la planificación del año.

“Sinceramente no me estoy replanteando nada, aún quedan meses de competición, aunque cierto es que no sabemos si vamos a poder competir o no”, explica Carla a Sphera Sports, sobre la posibilidad de modificar sus planes de retirada dada la situación excepcional actual.

Desde su casa en Las Palmas, Carla analiza cómo vive esta situación: “Con algo de pena y tristeza porque muchas familias se han visto afectadas y a la misma vez está falleciendo gente sin poder controlar la situación aún para que eso no ocurra. Estoy en casa de mis padres y estamos todos bien y sanos por suerte, intentando pasar los días de la mejor manera posible”.

Como cualquier deportista de élite, necesita mantener en lo posible el ritmo de entrenamientos y actividad, pero es complicado: “Tenísticamente no estoy haciendo nada porque no tengo espacio al estar confinada en un piso. Físicamente voy haciendo clases de spinning, movilidad de cadera o gomas para tronco superior. Tengo una pauta de mi preparador físico que me la manda semanalmente y que implica un poco de todo, algo de fuerza, cardio… A veces se hace difícil cumplirlo todo, pero intento gastar energía durante el día”.

Para Carla, el tenis se detuvo en Indian Wells, los primeros días de marzo: “Llevábamos cinco días entrenando. Todo parecía normal hasta el mismo día de la cancelación. Me mandaron un mail diciendo que se cancelaba el torneo porque habían anunciado un caso de positivo en Coronavirus cerca de la zona donde jugábamos. Por seguridad decidieron cancelar el torneo.”

A partir de ese momento, Carla reaccionó sin esperar. De California a Barcelona y a Las Palmas: “Al día siguiente viajé de vuelta a Barcelona sin pensármelo. Ya en Barcelona nos llegaron rumores de que Miami se iba a cancelar y decidí viajar a Gran Canaria. A las pocas horas de llegar decretaron el Estado de Alarma en nuestro país. A los pocos días de estar aquí ya nos dijeron que se cancelaba toda la gira de tierra batida y la gira de hierba. Desde que estaba volviendo a Barcelona ya sabía que la situación iba a ser bastante crítica y por eso me vine a Gran Canaria. No es muy normal en mí dado que mi residencia está en Barcelona”.

Teniendo en cuenta el contexto de la temporada para Carla y sus planes, la cuestión clave es si el parón de la actividad en 2020 cambiará sus intenciones de retirada al acabar el año: “No tengo intención de jugar el año que viene. Todo dependerá de lo que pase a partir de ahora pero sólo me plantearía poder despedirme de Madrid en 2021 si no conseguimos jugar más en este 2020”.

Y añade: “Es cierto que no he podido despedirme de escenarios importantes y bonitos para mí, sobre todo de Madrid y de las Finales de la Fed Cup. Pero a día de hoy no he pensado en lo que haré si todo esto acaba sin poder competir más en 2020. Lo que sí tengo claro es que la posibilidad de unos cuartos Juegos Olímpicos (en Tokio) queda a día de hoy descartada porque se necesita una clasificación que me quedará lejos”.

La canaria deja claro que desea volver a jugar, pero también que no lo quiere hacer a toda costa: “Es una situación difícil para todos. De momento tenemos en el horizonte el USOpen y ya veremos qué pasa con Roland Garros. Los jugadores somos los primeros a los que nos gustaría estar en Nueva York en septiembre, pero siempre y cuando todo esto termine y sea seguro al 100% para todos”.

Esta situación excepcional nos ha privado de todo lo que considerábamos normal y habitual en el estilo de vida. Y a una tenista de la talla de Carla Suárez, de su última temporada completa para cerrar su gran carrera tenística.

etiquetas:

Carla Suárez Tenis