Síguenos de cerca

Champions League

Una Champions divertida

Suena raro, pero Real Madrid y Liverpool se miran, uno al lado del otro, y puede que se hayan percatado de que están en una fiesta con muchos desconocidos. No es normal a estas alturas de la Champions League. Es probable que haya más de una sorpresa inesperada en los cuartos de final de la máxima competición continental. Por ello estos dos clásicos saben que si progresan serán uno de los grandes favoritos para tocar la orejona. Qué importante es el día de hoy.

Hay historias muy comunes en esta competición. Una de ellas es la de los fuegos artificiales en la ciudad de los Beatles. Estoy hablando en sentido literal. Algunos aficionados reds, según los vídeos en redes sociales, se desplazaron al hotel de concentración de los hombres de Carlo Ancelotti y trataron de hacer mucho ruido para despertar a los futbolistas. Veremos si los jugadores lo comentan al terminar el envite. El tono, evidentemente, será muy diferente dependiendo del resultado.

Es una noche para disfrutar. Los dos mejores conjuntos de la pasada edición se vuelven a citar, pero esta vez entre los dieciséis mejores. El azar también es importante en este torneo. «Sabemos lo que nos espera: no tener tiempo para respirar. El Liverpool te aprieta, aprieta y aprieta. Pero estamos preparados», aseguró el preparador italiano. Sabe perfectamente lo que es enfrentarse a la entidad de Anfield. Siempre le recordarán aquella final que perdió ante los ingleses tras ir ganando 3-0 con el Milan. También ha entrenado al otro cuadro de la ciudad: el Everton.

La otra eliminatoria la protagonizan dos de las sorpresas comentadas previamente. Bueno, no pongo comillas en la palabra porque no soy el protagonista de ‘Vota Juan’ ya que lo del Napoli empieza a ser un escándalo. Los de Spalletti se han convertido, probablemente, en el conjunto más en forma de Europa. Hoy hay que ponerse el traje: debuta en la fase final Khvicha Kvaratskhelia. El georgiano está jugando tan bien que ya merece que no busquemos más su nombre. Deberíamos aprender su apellido a la perfección, con todas sus consonantes. Lo leo una y otra vez y ya me suena hasta bien.

El Eintracht, un histórico, tendrá que estar muy atento a la calidad del extremo. El mal curso del Bayern en la Bundesliga ha provocado que los de Oliver Glasner estén compitiendo por el campeonato doméstico. Cabe recordar que están aquí por levantar la Europa League. Poca broma.

Imagen de cabecera: @ChampionsLeague

Martorell (Barcelona), 1996. Periodista freelance. Amante del fútbol y loco por la Premier League. En mis ratos libres intento practicarlo.

Comparte la notícia

No te lo pierdas

Más sobre Champions League

  • 120 segundos

    Dos minutos. 120 segundos. Treinta parpadeos. Las embestidas del PSG pueden durar lo mismo...

  • Ni mucho ni poco

    El Atlético de Madrid salió vencedor de su primer duelo de cuartos de final...

  • Regalo anticipado

    Como cumplir años en junio y recibir el regalo anticipado en abril. Dos grandes...

  • Tarea pendiente

    Era una noche europea de mucha relevancia en Londres. El Arsenal, en su Emirates,...