_Tenis

The Championships: semana de verde, blanco y rojo

Del 14 de julio de 2019 al 29 de junio de 2021 han pasado 714 días. Es el tiempo que ha transcurrido desde el último partido de 2019 hasta el primero de 2021. En el año de la pandemia, Wimbledon decidió cerrarse a cal y canto: cancelación del torneo. Fue el único Major que no se disputó el año pasado. Y quizás por eso, las ganas de que llegara The Championships 2021 eran mayores que cualquier otro grande.

El All England Lawn Tennis and Croquet Club ha reabierto sus puertas este año. Una gira de hierba que, si siempre es la parte de la temporada más breve, esta temporada más todavía. Tres semanas de gira previa (una de ellas coincidiendo con la segunda parte de Roland Garros) y a disputar el Grand Slam.

De París a Londres sin apenas solución de continuidad. De la superficie lenta por excelencia a la superficie más inestable. La ropa blanca, el césped impolutamente cortado (hasta que aguante y aparezca la tierra-barro) y las fresas con nata han tomado el protagonismo tras un año de ausencia.

Del torneo se espera todo. Llegamos a Wimbledon 2021 tras vivir el rotundo éxito de Novak Djokovic en Roland Garros conquistando su segundo título y 19º Major en casa de su principal rival. El serbio es el gran favorito para levantar el título el próximo día 11 y dar un paso más hacia la historia conquistando el 20º.

Federer, en la que quizás sea su última o penúltima función en su casa, puede ser la principal amenaza para Djokovic. El cuadro ha ‘querido’ que ambos vayan por lados opuestos del cuadro y solo se verían en la final. El tercero en discordia, Nadal, no estará en Londres.

En el cuadro femenino, salvo sorpresa, viviremos la incertidumbre a la que estamos acostumbrados. La baja antes de empezar de la defensora del título Simona Halep y la retirada en primera ronda de Serena Williams abre sobremanera las opciones de terceras, cuartas y quintas contendientes. Hace ya años que el tenis femenino no es un circuito estable. Cada semana destacan nuevos nombres que triunfan, pero no tienen continuidad.

El torneo ha empezado con algunas escenas que quedarán en la retina. En la primera jornada en la pista central, personal responsable del desarrollo de las vacunas en el Reino Unido estaban presentes en el palco. En la segunda jornada el estreno de la número uno WTA tuvo un ingrediente muy especial: Ashleigh Barty se enfrentaba a Carla Suárez en su última participación en el torneo. Ganó Barty (lo lógico) y Carla se despidió de The Championships con una larga y merecida ovación. Una despedida de uno de los templos del tenis al nivel que la tenista canaria merece.

Este 2021, además de la edición especial por la cancelación del torneo en 2020, tiene una peculiaridad más: será el último año en que viviremos el Middle Sunday (primer domingo de torneo, sin tenis para dar tiempo a la hierba a recuperarse) y, en consecuencia, el Mannic Monday (segundo lunes de torneo donde se juega todo lo que no se ha jugado en la víspera y lo propio del lunes).

El torneo esgrimió, en su momento, como razón para eliminar una de sus tradiciones, que la evolución en los cuidados de la hierba no hace tan necesario el descanso del primer domingo. El torneo se queda sin su comodín en caso de edición lluviosa que en el pasado ha obligado a ver tenis en este primer domingo. The Championships Wimbledon vuelve a ser protagonista. Días en verde, blanco y rojo.

Imagen de cabecera: Wimbeldon (@Wimbeldon)

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Del 14 de julio de 2019 al 29 de junio de 2021 han pasado 714 días. Es el tiempo que ha transcurrido desde el último partido de 2019 hasta el primero de 2021. En el año de la pandemia, Wimbledon decidió cerrarse a cal y canto: cancelación del torneo. Fue el único Major que no se disputó el año pasado. Y quizás por eso, las ganas de que llegara The Championships 2021 eran mayores que cualquier otro grande.

El All England Lawn Tennis and Croquet Club ha reabierto sus puertas este año. Una gira de hierba que, si siempre es la parte de la temporada más breve, esta temporada más todavía. Tres semanas de gira previa (una de ellas coincidiendo con la segunda parte de Roland Garros) y a disputar el Grand Slam.

De París a Londres sin apenas solución de continuidad. De la superficie lenta por excelencia a la superficie más inestable. La ropa blanca, el césped impolutamente cortado (hasta que aguante y aparezca la tierra-barro) y las fresas con nata han tomado el protagonismo tras un año de ausencia.

Del torneo se espera todo. Llegamos a Wimbledon 2021 tras vivir el rotundo éxito de Novak Djokovic en Roland Garros conquistando su segundo título y 19º Major en casa de su principal rival. El serbio es el gran favorito para levantar el título el próximo día 11 y dar un paso más hacia la historia conquistando el 20º.

Federer, en la que quizás sea su última o penúltima función en su casa, puede ser la principal amenaza para Djokovic. El cuadro ha ‘querido’ que ambos vayan por lados opuestos del cuadro y solo se verían en la final. El tercero en discordia, Nadal, no estará en Londres.

En el cuadro femenino, salvo sorpresa, viviremos la incertidumbre a la que estamos acostumbrados. La baja antes de empezar de la defensora del título Simona Halep y la retirada en primera ronda de Serena Williams abre sobremanera las opciones de terceras, cuartas y quintas contendientes. Hace ya años que el tenis femenino no es un circuito estable. Cada semana destacan nuevos nombres que triunfan, pero no tienen continuidad.

El torneo ha empezado con algunas escenas que quedarán en la retina. En la primera jornada en la pista central, personal responsable del desarrollo de las vacunas en el Reino Unido estaban presentes en el palco. En la segunda jornada el estreno de la número uno WTA tuvo un ingrediente muy especial: Ashleigh Barty se enfrentaba a Carla Suárez en su última participación en el torneo. Ganó Barty (lo lógico) y Carla se despidió de The Championships con una larga y merecida ovación. Una despedida de uno de los templos del tenis al nivel que la tenista canaria merece.

Este 2021, además de la edición especial por la cancelación del torneo en 2020, tiene una peculiaridad más: será el último año en que viviremos el Middle Sunday (primer domingo de torneo, sin tenis para dar tiempo a la hierba a recuperarse) y, en consecuencia, el Mannic Monday (segundo lunes de torneo donde se juega todo lo que no se ha jugado en la víspera y lo propio del lunes).

El torneo esgrimió, en su momento, como razón para eliminar una de sus tradiciones, que la evolución en los cuidados de la hierba no hace tan necesario el descanso del primer domingo. El torneo se queda sin su comodín en caso de edición lluviosa que en el pasado ha obligado a ver tenis en este primer domingo. The Championships Wimbledon vuelve a ser protagonista. Días en verde, blanco y rojo.

Imagen de cabecera: Wimbeldon (@Wimbeldon)

_Tenis

Nadal y una oportunidad inédita

David Sánchez @dasanchez__
20-01-2022

_Tenis

Responsabilidad

Alejandro Pérez @aperezgom
13-01-2022