_Tenis

Sabalenka también gana en tierra

Alejandro Pérez @aperezgom 10-05-2021

La primera edición del torneo WTA de Madrid bajo la denominación WTA 1000 ha tenido una final inédita entre dos de las principales raquetas de la temporada. La raqueta número uno del circuito Ashleigh Barty imbatida en finales hasta Madrid este 2021 (3-0) y una Aryna Sabalenka en su tercera final (1-1) de la temporada y que llegó a la capital española séptima mejor del año.

El torneo comenzó, además de con la novedad del cambio de nombre de Premier Mandatory a WTA 1000, con la ampliación del cuadro femenino tres días de duración. De un viernes a un martes. Dos días de previa y 10 jornadas de cuadro final.

Las tres primeras rondas a doble jornada. Cuartos y semifinales en días consecutivos y, tras un día de descanso, la final en el segundo sábado de torneo. Antes de comenzar la acción vino el primer revés: la primera raqueta local, Garbiñe Muguruza, causaba baja por problemas físicos. La hispano-venezolana nunca ha tenido buenos resultados en Madrid (siete cuadros finales y solo en 2018 alcanzó los octavos) pero las condiciones del torneo dan lugar a sorpresas.

La cuarta favorita Elina Svitolina fue la primera ‘grande’ en caer, ya en la primera jornada. Le siguieron, en tercera ronda, tres derrotas de renombre: la segunda favorita Osaka, la sexta cabeza de serie Pliskova y la séptima preclasificada Bertens. Probablemente la neerlandesa fuese la más sorprendente, dada su condición de defensora del título.

En los octavos de final, la noticia estuvo en la Manolo Santana con Simona Halep. La única bicampeona junto a Serena Williams y la mujer que más finales ha jugado en Madrid (cuatro), caía derrotada ante la belga Elise Mertens tras haber ganado el primer set.

Ya era sorpresa en octavos y lo fue más en cuartos cuando Paula Badosa, invitada por la organización a su quinta presencia al torneo, remontó a la letona Sevastova para ser la tercera tenista española en jugar los cuartos de final femeninos en Madrid: (Anabel Medina en 2013 y Carla Suárez en 2015 y 2018).

En esos cuartos de final, por la parte alta un duelo de altos vuelos entre la primera tenista WTA Barty y la raqueta más laureada en Madrid Kvitova. Ganó la australiana. El segundo partido de la mitad alta, Paula Badosa hizo historia ganando por segunda vez a Belinda Bencic en un mes y siendo la primera española en semifinales de la historia del torneo.

Por la mitad baja, Sabalenka accedía a semifinales tras la retirada de Mertens cuando la bielorrusa dominaba 6-1 4-0. El último partido acabó con un triunfo en dos desempates de la rusa Pavlyuchenkova ante la checa Muchova.

Al igual que los cuartos de final el miércoles, las semifinales se disputaron en el mismo día, el jueves. El objetivo es aprovechar los tres días extra para dar una jornada entera de descanso a las dos finalistas.

En la primera semifinal, Ashleigh Barty y Paula Badosa se enfrentaban de nuevo tras hacerlo un mes antes en Charleston (con triunfo de la española). En su segundo enfrentamiento, fue la mejor raqueta WTA por clasificación la que se llevó el triunfo para garantizarse su cuarta final del año (3-0). Para Badosa supuso su sexta semifinal WTA cedida pero la más importante por nivel de torneo (WTA 1000).

En la segunda entrega, el jueves por la noche, entre Sabalenka y Pavlyuchenkova, el partido no tuvo mucha intriga por el extraordinario nivel de la bielorrusa: 6-2 6-3 y final.

En el enfrentamiento directo, dominio australiano (4-3). Barty con pleno de triunfos en finales este año (3-0). Sabalenka con un triunfo (Abu Dabi) y una derrota (Stuttgart, ante Barty). Se habían enfrentado hace un mes en la final de Stuttgart con triunfo australiano 3-6 6-0 6-3.

La final en Madrid tuvo todo lo que se le puede pedir. Sabalenka comenzó como toda la semana, lanzada. 6-0 a Barty, devolviéndole el set en blanco de la final en el torneo alemán. En la segunda manga, Barty subió el nivel y Sabalenka falló algo más (lo normal, en realidad) y en el intercambio de roturas salió beneficiada la tenista australiana: 0-6 6-3 y el título en el tercero.

La manga definitiva iba camino del desempate (4-4) cuando Sabalenka encadenó ocho puntos seguidos para primero romper saque y después confirmar la rotura y cerrar juego, set, partido y campeonato: 6-0 3-6 6-4. Primer WTA 1000 de la bielorrusa, primer título profesional en tierra (incluyendo ITFs) y nueva raqueta número cuatro WTA.


Imagen de cabecera: ImagoImages

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La primera edición del torneo WTA de Madrid bajo la denominación WTA 1000 ha tenido una final inédita entre dos de las principales raquetas de la temporada. La raqueta número uno del circuito Ashleigh Barty imbatida en finales hasta Madrid este 2021 (3-0) y una Aryna Sabalenka en su tercera final (1-1) de la temporada y que llegó a la capital española séptima mejor del año.

El torneo comenzó, además de con la novedad del cambio de nombre de Premier Mandatory a WTA 1000, con la ampliación del cuadro femenino tres días de duración. De un viernes a un martes. Dos días de previa y 10 jornadas de cuadro final.

Las tres primeras rondas a doble jornada. Cuartos y semifinales en días consecutivos y, tras un día de descanso, la final en el segundo sábado de torneo. Antes de comenzar la acción vino el primer revés: la primera raqueta local, Garbiñe Muguruza, causaba baja por problemas físicos. La hispano-venezolana nunca ha tenido buenos resultados en Madrid (siete cuadros finales y solo en 2018 alcanzó los octavos) pero las condiciones del torneo dan lugar a sorpresas.

La cuarta favorita Elina Svitolina fue la primera ‘grande’ en caer, ya en la primera jornada. Le siguieron, en tercera ronda, tres derrotas de renombre: la segunda favorita Osaka, la sexta cabeza de serie Pliskova y la séptima preclasificada Bertens. Probablemente la neerlandesa fuese la más sorprendente, dada su condición de defensora del título.

En los octavos de final, la noticia estuvo en la Manolo Santana con Simona Halep. La única bicampeona junto a Serena Williams y la mujer que más finales ha jugado en Madrid (cuatro), caía derrotada ante la belga Elise Mertens tras haber ganado el primer set.

Ya era sorpresa en octavos y lo fue más en cuartos cuando Paula Badosa, invitada por la organización a su quinta presencia al torneo, remontó a la letona Sevastova para ser la tercera tenista española en jugar los cuartos de final femeninos en Madrid: (Anabel Medina en 2013 y Carla Suárez en 2015 y 2018).

En esos cuartos de final, por la parte alta un duelo de altos vuelos entre la primera tenista WTA Barty y la raqueta más laureada en Madrid Kvitova. Ganó la australiana. El segundo partido de la mitad alta, Paula Badosa hizo historia ganando por segunda vez a Belinda Bencic en un mes y siendo la primera española en semifinales de la historia del torneo.

Por la mitad baja, Sabalenka accedía a semifinales tras la retirada de Mertens cuando la bielorrusa dominaba 6-1 4-0. El último partido acabó con un triunfo en dos desempates de la rusa Pavlyuchenkova ante la checa Muchova.

Al igual que los cuartos de final el miércoles, las semifinales se disputaron en el mismo día, el jueves. El objetivo es aprovechar los tres días extra para dar una jornada entera de descanso a las dos finalistas.

En la primera semifinal, Ashleigh Barty y Paula Badosa se enfrentaban de nuevo tras hacerlo un mes antes en Charleston (con triunfo de la española). En su segundo enfrentamiento, fue la mejor raqueta WTA por clasificación la que se llevó el triunfo para garantizarse su cuarta final del año (3-0). Para Badosa supuso su sexta semifinal WTA cedida pero la más importante por nivel de torneo (WTA 1000).

En la segunda entrega, el jueves por la noche, entre Sabalenka y Pavlyuchenkova, el partido no tuvo mucha intriga por el extraordinario nivel de la bielorrusa: 6-2 6-3 y final.

En el enfrentamiento directo, dominio australiano (4-3). Barty con pleno de triunfos en finales este año (3-0). Sabalenka con un triunfo (Abu Dabi) y una derrota (Stuttgart, ante Barty). Se habían enfrentado hace un mes en la final de Stuttgart con triunfo australiano 3-6 6-0 6-3.

La final en Madrid tuvo todo lo que se le puede pedir. Sabalenka comenzó como toda la semana, lanzada. 6-0 a Barty, devolviéndole el set en blanco de la final en el torneo alemán. En la segunda manga, Barty subió el nivel y Sabalenka falló algo más (lo normal, en realidad) y en el intercambio de roturas salió beneficiada la tenista australiana: 0-6 6-3 y el título en el tercero.

La manga definitiva iba camino del desempate (4-4) cuando Sabalenka encadenó ocho puntos seguidos para primero romper saque y después confirmar la rotura y cerrar juego, set, partido y campeonato: 6-0 3-6 6-4. Primer WTA 1000 de la bielorrusa, primer título profesional en tierra (incluyendo ITFs) y nueva raqueta número cuatro WTA.


Imagen de cabecera: ImagoImages

_Tenis

Nadal y una oportunidad inédita

David Sánchez @dasanchez__
20-01-2022

_Tenis

Responsabilidad

Alejandro Pérez @aperezgom
13-01-2022