_Fútbol Español

Momento Rivaldo

¿Naciste en el siglo XXI y no sabes lo que hizo Rivaldo en la noche del 17 de junio de 2001? Ven, dame la mano que te acompaño como si fuéramos por una de esas puertas que tenía el Ministerio del Tiempo. Ojalá pudiéramos hacerlo de verdad. De momento, solo nos queda hacer esto: revivir encuentros a través de las líneas que nos deja esta web. Mientras, no te asustes por la cara del gran Rubén Baraja. Simplemente, sabía lo que se venía. El panorama culé era horrible ya que solo un triunfo les podía clasificar para la Champions League. Su rival, precisamente, era un Valencia que ocupaba el lugar de tronío que los catalanes querían recuperar.

Lo del cuadro de Rexach -sí, era Rexach el entrenador- era una montaña de emociones que ni lo del Juego del Calamar. La eliminación en Champions League llevó al cuadro de la ciudad condal a tener que jugar la UEFA, siendo eliminados por el Liverpool en las semifinales. Tampoco tuvieron suerte en Copa del Rey ya que posteriormente el Celta iba a noquear a los anfitriones. Tan solo quedaba salvar la temporada ganando a un Valencia en estado de shock: habían perdido otra final de la Champions League. Esta vez en los penaltis. Cúper empezaba a ganarse la leyenda de gafe.

El caso es que el Camp Nou se vistió de gala. Rivaldo animó al “soci” con su primer tanto a los tres minutos, con un golpeo espectacular a balón parado, pero Baraja no estaba dispuesto a que el Camp Nou vibrara. De hecho, volvió a marcar tras la respuesta del brasileño, anulándose el uno al otro como si fuera un gran duelo entre esgrimistas de enjundia. Con el 2-2 en el luminoso, los locales sudaban la gota gorda. Para la entidad barcelonesa quedarse fuera de la competición de las estrellas es lo más cercano a un navajazo a sangre fría. Solo quedaba rezar. Un balón colgado a la desesperada, que los amantes de Cruyff dejen de leer aquí, se convirtió en una obra de arte del brasileño. Adormeció la pelota en su pecho e hizo una chilena que daba el billete a su equipo para la máxima competición continental. Rexach respiraba, Gaspart perdía los papeles y la gente invadía el campo. Otros tiempos.

Imagen de cabecera: @FCB

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

¿Naciste en el siglo XXI y no sabes lo que hizo Rivaldo en la noche del 17 de junio de 2001? Ven, dame la mano que te acompaño como si fuéramos por una de esas puertas que tenía el Ministerio del Tiempo. Ojalá pudiéramos hacerlo de verdad. De momento, solo nos queda hacer esto: revivir encuentros a través de las líneas que nos deja esta web. Mientras, no te asustes por la cara del gran Rubén Baraja. Simplemente, sabía lo que se venía. El panorama culé era horrible ya que solo un triunfo les podía clasificar para la Champions League. Su rival, precisamente, era un Valencia que ocupaba el lugar de tronío que los catalanes querían recuperar.

Lo del cuadro de Rexach -sí, era Rexach el entrenador- era una montaña de emociones que ni lo del Juego del Calamar. La eliminación en Champions League llevó al cuadro de la ciudad condal a tener que jugar la UEFA, siendo eliminados por el Liverpool en las semifinales. Tampoco tuvieron suerte en Copa del Rey ya que posteriormente el Celta iba a noquear a los anfitriones. Tan solo quedaba salvar la temporada ganando a un Valencia en estado de shock: habían perdido otra final de la Champions League. Esta vez en los penaltis. Cúper empezaba a ganarse la leyenda de gafe.

El caso es que el Camp Nou se vistió de gala. Rivaldo animó al “soci” con su primer tanto a los tres minutos, con un golpeo espectacular a balón parado, pero Baraja no estaba dispuesto a que el Camp Nou vibrara. De hecho, volvió a marcar tras la respuesta del brasileño, anulándose el uno al otro como si fuera un gran duelo entre esgrimistas de enjundia. Con el 2-2 en el luminoso, los locales sudaban la gota gorda. Para la entidad barcelonesa quedarse fuera de la competición de las estrellas es lo más cercano a un navajazo a sangre fría. Solo quedaba rezar. Un balón colgado a la desesperada, que los amantes de Cruyff dejen de leer aquí, se convirtió en una obra de arte del brasileño. Adormeció la pelota en su pecho e hizo una chilena que daba el billete a su equipo para la máxima competición continental. Rexach respiraba, Gaspart perdía los papeles y la gente invadía el campo. Otros tiempos.

Imagen de cabecera: @FCB

_Destacado

Licencia para soñar

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
26-01-2022

_Betis

Un equipo

Joel Sierra @_JoeLSierra_
26-01-2022