_Otros

Lucha de gigantes españoles en MotoGP 2014

Swinxy @Swinxy 08-03-2014

etiquetas:

Nacho GONZÁLEZ

“Lucha de gigantes… / Convierten el aire en gas natural; / Un duelo salvaje advierte… / Lo cerca que ando de entrar… / En un mundo descomunal; / Siento mi fragilidad”. 

Nacho GONZÁLEZ – En 1987, el que quizás fuese el grupo más icónico de la Movida madrileña, Nacha Pop, publicaba su disco ‘El Momento’; el cual encerraba el tema ‘Lucha de gigantes’, una de las mejores creaciones del añorado Antonio Vega, indiscutiblemente uno de los mejores compositores que ha dado este país.

Ha pasado más de un cuarto de siglo, pero estas líneas siguen sonando tan actuales como entonces. Y para movida, la de MotoGP 2014. El retorno de Movistar a la escena mundialista convierte la temporada que está a punto de comenzar en una lucha de gigantes españoles: Movistar vs Repsol.

Dos multinacionales que, junto a ciertas entidades bancarias y una popular marca de ropa nacida en Galicia, llevan décadas dando a conocer la ‘marca España’ a lo largo y ancho del globo. Y en este 2014, el retorno de la compañía telefónica recupera una rivalidad que vivió su último capítulo en la clase reina en 2005, cuando Movistar decoraba las Honda de Sete Gibernau y Marco Melandri.
Casi una década después, Movistar ha regresado a la élite del motociclismo como un elefante en una cacharrería; entrando además por dos puertas a la vez. Por un lado, se ha convertido en el brazo ejecutor de la polémica llegada del ‘pay per view’ (levantando un sinfín de protestas cuyo análisis escapa por completo del objeto de este artículo). Por el otro, vistiendo las motos del equipo oficial de Yamaha, desnudas de publicidad desde que Fiat retirase su patrocinio al acabar 2010.

La realidad es que el Mundial de motociclismo es cada vez más español. Lo era ya en materia de pilotos, clara mayoría por delante de los italianos. También en circuitos, donde los cuatro trazados españoles presentes en el calendario (Jerez, Montmeló, Motorland y Ricardo Tormo) superan claramente a los demás países, en los que solamente repiten Italia (Mugello y Misano) y Estados Unidos (COTA e Indianápolis).

Ahora, también lo es en materia empresarial. Pese a que la temporada no ha comenzado, ya se puede concluir que el campeón de MotoGP 2014 llevará el nombre de una empresa patria en su moto. Petrolera o compañía telefónica, un gigante español ganará la lucha.

De acuerdo. No es precisamente natural el gas en el que estas bestias convierten el aire; pero sí es un duelo salvaje el que se avecina entre las Honda y las Yamaha. De naranja, Marc Márquez y Dani Pedrosa. De azul, Jorge Lorenzo y Valentino Rossi. Cuatro prodigios de la velocidad sobre dos ruedas cuya presencia nos advierte lo cerca que estamos de entrar en un nuevo capítulo de ese mundo descomunal llamado MotoGP.

Un universo con entidad propia donde el gran miedo volverá a ser la fragilidad de sus protagonistas. Son demasiados los casos recientes en los que el luto ha teñido los corazones del ‘paddock’, por lo que conviene no olvidar nunca el peligro que subyace bajo este espectáculo único que el 23 de marzo vivirá su primera batalla.

Luchen, gigantes. Luchen con todas sus fuerzas. Pero no se hagan daño.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

“Lucha de gigantes… / Convierten el aire en gas natural; / Un duelo salvaje advierte… / Lo cerca que ando de entrar… / En un mundo descomunal; / Siento mi fragilidad”. 

Nacho GONZÁLEZ – En 1987, el que quizás fuese el grupo más icónico de la Movida madrileña, Nacha Pop, publicaba su disco ‘El Momento’; el cual encerraba el tema ‘Lucha de gigantes’, una de las mejores creaciones del añorado Antonio Vega, indiscutiblemente uno de los mejores compositores que ha dado este país.

Ha pasado más de un cuarto de siglo, pero estas líneas siguen sonando tan actuales como entonces. Y para movida, la de MotoGP 2014. El retorno de Movistar a la escena mundialista convierte la temporada que está a punto de comenzar en una lucha de gigantes españoles: Movistar vs Repsol.

Dos multinacionales que, junto a ciertas entidades bancarias y una popular marca de ropa nacida en Galicia, llevan décadas dando a conocer la ‘marca España’ a lo largo y ancho del globo. Y en este 2014, el retorno de la compañía telefónica recupera una rivalidad que vivió su último capítulo en la clase reina en 2005, cuando Movistar decoraba las Honda de Sete Gibernau y Marco Melandri.
Casi una década después, Movistar ha regresado a la élite del motociclismo como un elefante en una cacharrería; entrando además por dos puertas a la vez. Por un lado, se ha convertido en el brazo ejecutor de la polémica llegada del ‘pay per view’ (levantando un sinfín de protestas cuyo análisis escapa por completo del objeto de este artículo). Por el otro, vistiendo las motos del equipo oficial de Yamaha, desnudas de publicidad desde que Fiat retirase su patrocinio al acabar 2010.

La realidad es que el Mundial de motociclismo es cada vez más español. Lo era ya en materia de pilotos, clara mayoría por delante de los italianos. También en circuitos, donde los cuatro trazados españoles presentes en el calendario (Jerez, Montmeló, Motorland y Ricardo Tormo) superan claramente a los demás países, en los que solamente repiten Italia (Mugello y Misano) y Estados Unidos (COTA e Indianápolis).

Ahora, también lo es en materia empresarial. Pese a que la temporada no ha comenzado, ya se puede concluir que el campeón de MotoGP 2014 llevará el nombre de una empresa patria en su moto. Petrolera o compañía telefónica, un gigante español ganará la lucha.

De acuerdo. No es precisamente natural el gas en el que estas bestias convierten el aire; pero sí es un duelo salvaje el que se avecina entre las Honda y las Yamaha. De naranja, Marc Márquez y Dani Pedrosa. De azul, Jorge Lorenzo y Valentino Rossi. Cuatro prodigios de la velocidad sobre dos ruedas cuya presencia nos advierte lo cerca que estamos de entrar en un nuevo capítulo de ese mundo descomunal llamado MotoGP.

Un universo con entidad propia donde el gran miedo volverá a ser la fragilidad de sus protagonistas. Son demasiados los casos recientes en los que el luto ha teñido los corazones del ‘paddock’, por lo que conviene no olvidar nunca el peligro que subyace bajo este espectáculo único que el 23 de marzo vivirá su primera batalla.

Luchen, gigantes. Luchen con todas sus fuerzas. Pero no se hagan daño.

etiquetas:

Nacho GONZÁLEZ

_Otros

Jordan Larsson, el hijo del Rey de Reyes

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
28-05-2021

_Otros

The Breakfast

Redacción @SpheraSports
18-05-2021