_Otros

Los grandes estrenos de Rusia

Carlos Mateos @cmateosgil 22-06-2018

etiquetas:

Estrenarse en un Mundial supone un gran reto para cualquier
futbolista. La mayoría no llegan a disfrutar de ese privilegio pero hay otros
que podrán retirarse presumiendo de ello. Más pronto o más tarde, poco le
importa a quienes disputan su primer partido en el gran evento. Y cuando esa
oportunidad llega, los hay que lucen más que otros. Estos son los once
jugadores que vivieron su puesta de largo en Rusia y han dejado mejores
sensaciones por orden de aparición.

Aleksandr Golovin: A cualquier jugador le hubiera
temblado el pulso jugando el partido inaugural con la selección anfitriona y
sabiendo la gran expectación que se agolpaba en torno a él. Y si bien es cierto
que Arabia Saudí no fue el rival más correoso, no lo es menos que el
centrocampista brilló con luz propia eclipsando incluso el gran doblete de
Cheryshev. Después de influir directamente en tres de los cuatro primeros
tantos de su equipo, puso el cinco con un excelente lanzamiento de falta.

Isco: Después de sus sonadas ausencias en el pasado
Mundial de Brasil y en la Eurocopa de Francia, el futbolista del Real Madrid
tenía por fin la oportunidad de mostrarse en la gran cita. Y como era de
esperar en un jugador de sus características, demostró que el escenario no era
intimidante para él. España afrontaba un partido complicado, por el rival y por
el contexto. Pese a ello brilló entre el colectivo firmando una excelente actuación.

Alireza Beiranvand: Solo dos victorias ha conseguido
Irán en la historia de los Mundiales y una de ellas es la sumada ante Marruecos
de manera agónica, en el tiempo de descuento y con un tanto en propia puerta.
Para llegar a ello antes tuvo que dejar su portería a cero y ahí fue donde puso
de su parte Beiranvand, especialmente dejando para la posteridad una de las
mejores intervenciones en lo que va de campeonato a disparo de Ziyech.

Hannes Halldorson: El portero islandés tuvo menos
influencia de la que cabría esperar ante un equipo con el potencial ofensivo de
Argentina pero eso no quita para que no se mostrara solvente cuando tuvo opción
para ello. Y eso incluye el lanzamiento desde los once metros ejecutado por Leo
Messi y que él se encargó de despejar. Solo por eso y por lo que supuso, ya
merece tener un reconocimiento en esta lista.

Cristian Pavón: En un partido, el empatado a uno
contra Islandia, que ha despertado las iras de la afición argentina su
presencia fue una de las noticias más positivas. El atacante de Boca Juniors
dispuso apenas de veinte minutos pero en ellos demostró estar capacitado para
tener una oportunidad como titular. Su presencia generó incertidumbre a los
nórdicos e incluso fue víctima de un penalti no señalado por el árbitro.

André Carrillo: Su selección cayó derrotada pero
entre el público quedó la sensación de que hizo méritos más que suficientes
para llevarse los tres puntos. Y mucho tuvo que ver en ello el extremo del
Sporting de Portugal, eléctrico por su banda y una pesadilla constante para la
zaga. Atrevido y vertical, no dudó en sacar a relucir sus virtudes.

Kasper Schmeichel: Quizás el principal responsable de
que Perú se quedara a las puertas de sumar un triunfo en su retorno
mundialista. El guardameta del Leicester no logró clasificarse con Dinamarca
para la cita en Brasil hace cuatro años, lo que seguramente le hubiera
permitido superar en participaciones a su padre Peter. Con su presencia en
Rusia ha logrado, al menos igualarle. Y para celebrarlo nada mejor que una
brillante actuación personal, sacando todas y cada una de las acciones de
peligro en las que le tocó intervenir. No fueron pocas.

Sergej Milinkovic-Savic: Son muchos los que creen que
el serbio cambiará este verano de club por una cifra de tres dígitos y
pretendientes no van a faltar para ello. Escrutado en su debut mundialista, más
después de que las desavenencias con el anterior seleccionador fueran una de
las causas principales para destituir a este segundo, el espigado futbolista se
echó a los suyos a la espalda mostrándose omnipresente mientras dejaba muestras
de su gran calidad.

Hirving Lozano: Su gol ante Alemania que sirvió para
tumbar a la actual campeona provocó un ligero seísmo en su país, algo
comprensible si se tiene en cuenta que es uno de los más importantes marcados
por el ‘Tri’ en la historia de los Mundiales. Su velocidad y capacidad para
ocupar los espacios fueron claves ante un contrario desmembrado. Ahora, con la
clasificación para octavos bien encarrilada, se abren ante él nuevas oportunidades
para seguir luciendo con algo menos de presión.

Harry Keane: Está llamado a ser uno de los grandes
nombres del Mundial y ante Túnez lo demostró con creces anotando dos goles, el
segundo de ellos cuando el partido agonizaba, para evitar un descalabro que
hubiese sido histórico. Por sus botas pasan gran parte de las esperanzas de su
combinado nacional y en el Tottenham ya se felicitan por haber cerrado su
renovación a tiempo.

Salif Sané: El defensa ya tenía protagonismo en los partidos clasificatorios para Brasil 2014 pero Senegal no logró colarse en el cuadro final. Por eso el choque frente a Polonia era su primera oportunidad. Ante sí la difícil tarea de secar a otro primerizo, este de gran prestigio, como era Lewandowski. No solo no lo consiguió sino que además dejó una solvente actuación.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Estrenarse en un Mundial supone un gran reto para cualquier
futbolista. La mayoría no llegan a disfrutar de ese privilegio pero hay otros
que podrán retirarse presumiendo de ello. Más pronto o más tarde, poco le
importa a quienes disputan su primer partido en el gran evento. Y cuando esa
oportunidad llega, los hay que lucen más que otros. Estos son los once
jugadores que vivieron su puesta de largo en Rusia y han dejado mejores
sensaciones por orden de aparición.

Aleksandr Golovin: A cualquier jugador le hubiera
temblado el pulso jugando el partido inaugural con la selección anfitriona y
sabiendo la gran expectación que se agolpaba en torno a él. Y si bien es cierto
que Arabia Saudí no fue el rival más correoso, no lo es menos que el
centrocampista brilló con luz propia eclipsando incluso el gran doblete de
Cheryshev. Después de influir directamente en tres de los cuatro primeros
tantos de su equipo, puso el cinco con un excelente lanzamiento de falta.

Isco: Después de sus sonadas ausencias en el pasado
Mundial de Brasil y en la Eurocopa de Francia, el futbolista del Real Madrid
tenía por fin la oportunidad de mostrarse en la gran cita. Y como era de
esperar en un jugador de sus características, demostró que el escenario no era
intimidante para él. España afrontaba un partido complicado, por el rival y por
el contexto. Pese a ello brilló entre el colectivo firmando una excelente actuación.

Alireza Beiranvand: Solo dos victorias ha conseguido
Irán en la historia de los Mundiales y una de ellas es la sumada ante Marruecos
de manera agónica, en el tiempo de descuento y con un tanto en propia puerta.
Para llegar a ello antes tuvo que dejar su portería a cero y ahí fue donde puso
de su parte Beiranvand, especialmente dejando para la posteridad una de las
mejores intervenciones en lo que va de campeonato a disparo de Ziyech.

Hannes Halldorson: El portero islandés tuvo menos
influencia de la que cabría esperar ante un equipo con el potencial ofensivo de
Argentina pero eso no quita para que no se mostrara solvente cuando tuvo opción
para ello. Y eso incluye el lanzamiento desde los once metros ejecutado por Leo
Messi y que él se encargó de despejar. Solo por eso y por lo que supuso, ya
merece tener un reconocimiento en esta lista.

Cristian Pavón: En un partido, el empatado a uno
contra Islandia, que ha despertado las iras de la afición argentina su
presencia fue una de las noticias más positivas. El atacante de Boca Juniors
dispuso apenas de veinte minutos pero en ellos demostró estar capacitado para
tener una oportunidad como titular. Su presencia generó incertidumbre a los
nórdicos e incluso fue víctima de un penalti no señalado por el árbitro.

André Carrillo: Su selección cayó derrotada pero
entre el público quedó la sensación de que hizo méritos más que suficientes
para llevarse los tres puntos. Y mucho tuvo que ver en ello el extremo del
Sporting de Portugal, eléctrico por su banda y una pesadilla constante para la
zaga. Atrevido y vertical, no dudó en sacar a relucir sus virtudes.

Kasper Schmeichel: Quizás el principal responsable de
que Perú se quedara a las puertas de sumar un triunfo en su retorno
mundialista. El guardameta del Leicester no logró clasificarse con Dinamarca
para la cita en Brasil hace cuatro años, lo que seguramente le hubiera
permitido superar en participaciones a su padre Peter. Con su presencia en
Rusia ha logrado, al menos igualarle. Y para celebrarlo nada mejor que una
brillante actuación personal, sacando todas y cada una de las acciones de
peligro en las que le tocó intervenir. No fueron pocas.

Sergej Milinkovic-Savic: Son muchos los que creen que
el serbio cambiará este verano de club por una cifra de tres dígitos y
pretendientes no van a faltar para ello. Escrutado en su debut mundialista, más
después de que las desavenencias con el anterior seleccionador fueran una de
las causas principales para destituir a este segundo, el espigado futbolista se
echó a los suyos a la espalda mostrándose omnipresente mientras dejaba muestras
de su gran calidad.

Hirving Lozano: Su gol ante Alemania que sirvió para
tumbar a la actual campeona provocó un ligero seísmo en su país, algo
comprensible si se tiene en cuenta que es uno de los más importantes marcados
por el ‘Tri’ en la historia de los Mundiales. Su velocidad y capacidad para
ocupar los espacios fueron claves ante un contrario desmembrado. Ahora, con la
clasificación para octavos bien encarrilada, se abren ante él nuevas oportunidades
para seguir luciendo con algo menos de presión.

Harry Keane: Está llamado a ser uno de los grandes
nombres del Mundial y ante Túnez lo demostró con creces anotando dos goles, el
segundo de ellos cuando el partido agonizaba, para evitar un descalabro que
hubiese sido histórico. Por sus botas pasan gran parte de las esperanzas de su
combinado nacional y en el Tottenham ya se felicitan por haber cerrado su
renovación a tiempo.

Salif Sané: El defensa ya tenía protagonismo en los partidos clasificatorios para Brasil 2014 pero Senegal no logró colarse en el cuadro final. Por eso el choque frente a Polonia era su primera oportunidad. Ante sí la difícil tarea de secar a otro primerizo, este de gran prestigio, como era Lewandowski. No solo no lo consiguió sino que además dejó una solvente actuación.

etiquetas:

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021