_

Los cuatro trampolines: origen, tradición y detalles

Alessandra Roversi @http://www.twitter.com/aleroversi 03-01-2014

etiquetas:

David FERNÁNDEZ

David FERNÁNDEZ – Los saltos de esquí, deporte olímpico desde la primera edición de los Juegos invernales, no vio nacer la Copa del Mundo hasta 1979. Pero 26 años antes ya existía una gran competición que sigue en la actualidad, el torneo de los cuatro trampolines.

FORMATO
Puntuable para la Copa del Mundo de la especialidad, el torneo se disputa en dos localidades alemanas (Oberstdorf y Garmisch-Partenkirchen) y dos austriacas (Innsbruck y Bischofshofen) en un estricto orden desde 1971/1972 (aunque en 2008 se canceló la prueba de Innsbruck celebrándose dos en Bishofschofen). La clasificación se establece sumando los puntos conseguidos en cada competición, es decir, el puesto en cada trampolín es irrelevante para la clasificación final.

PRIMERA EDICIÓN
Celebrada enteramente en el año 1953 (desde el 1 hasta el 11 de Enero), única vez que se ha dado esta circunstancia, tuvo como ganadores parciales a tres noruegos y a un austriaco. El primer vencedor de la historia fue el noruego Asgeir Dølplads el día de año nuevo, en Garmisch como no. Y se dio la circunstancia que ninguno de los tres noruegos volvió a obtener una victoria y que al austriaco Sepp Bradl le bastó ganar en Innsbruck para ser el primer campeón del torneo. Bradl, con 34 años y 363 días sigue siendo el más veterano en ganar el torneo y, con exactamente un año más, el más veterano en conseguir un triunfo parcial.

RECKNAGEL SLAM
La primera gran racha de victorias seguidas la protagonizó el alemán, de la RDA, Helmut Recknagel que venció en cinco pruebas seguidas, las dos últimas de la temporada 1957/1958 y las tres primeras de 1958/1959, convirtiéndose además en el primero en lograr títulos consecutivos.

EL TRIPLETE
La siguiente gran hazaña la hizo Bjørn Wirkola. El noruego, que tiene el record de 10 triunfos parciales en total, fue el primer saltador que venció tres veces seguidas una misma prueba (en Garmisch entre 1967 y 1969) y también el único que ha conquistado el torneo en tres ediciones consecutivas (1967-1969), registro que Gregor Schlierenzauer intentará emular en la actual edición.

UNO POR PAÍS
Es habitual ver a un vencedor distinto en cada prueba. Lo que es más raro es que cada uno sea de un país diferente. Tan solo ha ocurrido ocho veces, la primera en 1967/1968 (RDA, Noruega, URSS y Checoslovaquia) y la última en 2002/2003 (Alemania, Eslovenia, Finlandia y Noruega).

EL ÚLTIMO DEMÓCRATA
Hubo que esperar 24 años para que alguien igualase el record de 10 victorias de Wirkola. El responsable fue Jens Weissflog que consiguió la mitad de sus triunfos representando a la RDA y la otra mitad compitiendo por la Alemania unificada. Weissflog tiene otro record, el de más victorias en un mismo trampolín al haber ganado cuatro veces en Garmisch.

TRIUNFOS COMPARTIDOS
Teniendo en cuenta que en cada prueba se hacen dos saltos, que el ganador de la misma es el que sume más puntos teniendo en cuenta la distancia y la nota técnica y que el resultado final es la suma de todo lo anterior en cada trampolín parece imposible que haya habido empates. Pues los hay, aunque pocos. En 1982 Manfred Deckert y Per Bergerud fueron los ganadores en Innsbruck, en 1991 Jens Weissflog y Andreas Felder compartieron la victoria en Garmisch y en 2006 Janne Ahonen y Jakub Janda ganaron ex-aecquo el torneo tras quedar igualados a 1081,5 puntos.

ESPECIALISTAS
Si eres bueno en un trampolín puedes serlo en cualquier otro pero ha habido saltadores que rindieron mucho mejor en casa, en especial dos. El germano Martin Schmitt tiene el record de más triunfos consiguiéndolos todos en Alemania con cuatro (tres en Oberstdorf y uno en Garmisch) y el austriaco Andreas Goldberger ganó cinco veces pero todas en su país (tres en Innsbruck y dos en Bishofschofen).

EL GRAND SLAM
Año tras año era el reto imposible: ganar el torneo venciendo en los cuatro trampolines. Hasta que Sven Hannawald completó la temporada perfecta en 2001/2002. El alemán ganó con 23, 10, 2,5 y 1,7 puntos de ventaja y la temporada siguiente también la empezó con victoria igualando el record de victorias seguidas de su compatriota Recknagel.

EL FINLANDÉS VOLADOR
Janne Ahonen logró su primer triunfo parcial con apenas 17 años en Garmisch.
Tardó más de ocho años en volver a hacerse con un triunfo pero le dio tiempo a acumular nueve en total (es, junto a Schilierenzauer, el único que ha vencido al menos dos veces en cada trampolín) y a conseguir el record de cinco victorias en la general final.

Una de esas victorias, la de 1998/1999, la obtuvo sin ganar en ninguno de los trampolines. Es por el momento el último en lograr algo así pero antes ya lo hicieron otros siete saltadores, el primero de ellos su compatriota Hemmo Silvennoinen en 1954/1955.

Lo contrario, o casi, también ha ocurrido. Hasta cuatro saltadores vencieron en tres de los trampolines de la temporada pero se quedaron sin título: Mork (1971), Kasaya (1972), Schnabel (1975) y Toni Innauer (1976).

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

David FERNÁNDEZ – Los saltos de esquí, deporte olímpico desde la primera edición de los Juegos invernales, no vio nacer la Copa del Mundo hasta 1979. Pero 26 años antes ya existía una gran competición que sigue en la actualidad, el torneo de los cuatro trampolines.

FORMATO
Puntuable para la Copa del Mundo de la especialidad, el torneo se disputa en dos localidades alemanas (Oberstdorf y Garmisch-Partenkirchen) y dos austriacas (Innsbruck y Bischofshofen) en un estricto orden desde 1971/1972 (aunque en 2008 se canceló la prueba de Innsbruck celebrándose dos en Bishofschofen). La clasificación se establece sumando los puntos conseguidos en cada competición, es decir, el puesto en cada trampolín es irrelevante para la clasificación final.

PRIMERA EDICIÓN
Celebrada enteramente en el año 1953 (desde el 1 hasta el 11 de Enero), única vez que se ha dado esta circunstancia, tuvo como ganadores parciales a tres noruegos y a un austriaco. El primer vencedor de la historia fue el noruego Asgeir Dølplads el día de año nuevo, en Garmisch como no. Y se dio la circunstancia que ninguno de los tres noruegos volvió a obtener una victoria y que al austriaco Sepp Bradl le bastó ganar en Innsbruck para ser el primer campeón del torneo. Bradl, con 34 años y 363 días sigue siendo el más veterano en ganar el torneo y, con exactamente un año más, el más veterano en conseguir un triunfo parcial.

RECKNAGEL SLAM
La primera gran racha de victorias seguidas la protagonizó el alemán, de la RDA, Helmut Recknagel que venció en cinco pruebas seguidas, las dos últimas de la temporada 1957/1958 y las tres primeras de 1958/1959, convirtiéndose además en el primero en lograr títulos consecutivos.

EL TRIPLETE
La siguiente gran hazaña la hizo Bjørn Wirkola. El noruego, que tiene el record de 10 triunfos parciales en total, fue el primer saltador que venció tres veces seguidas una misma prueba (en Garmisch entre 1967 y 1969) y también el único que ha conquistado el torneo en tres ediciones consecutivas (1967-1969), registro que Gregor Schlierenzauer intentará emular en la actual edición.

UNO POR PAÍS
Es habitual ver a un vencedor distinto en cada prueba. Lo que es más raro es que cada uno sea de un país diferente. Tan solo ha ocurrido ocho veces, la primera en 1967/1968 (RDA, Noruega, URSS y Checoslovaquia) y la última en 2002/2003 (Alemania, Eslovenia, Finlandia y Noruega).

EL ÚLTIMO DEMÓCRATA
Hubo que esperar 24 años para que alguien igualase el record de 10 victorias de Wirkola. El responsable fue Jens Weissflog que consiguió la mitad de sus triunfos representando a la RDA y la otra mitad compitiendo por la Alemania unificada. Weissflog tiene otro record, el de más victorias en un mismo trampolín al haber ganado cuatro veces en Garmisch.

TRIUNFOS COMPARTIDOS
Teniendo en cuenta que en cada prueba se hacen dos saltos, que el ganador de la misma es el que sume más puntos teniendo en cuenta la distancia y la nota técnica y que el resultado final es la suma de todo lo anterior en cada trampolín parece imposible que haya habido empates. Pues los hay, aunque pocos. En 1982 Manfred Deckert y Per Bergerud fueron los ganadores en Innsbruck, en 1991 Jens Weissflog y Andreas Felder compartieron la victoria en Garmisch y en 2006 Janne Ahonen y Jakub Janda ganaron ex-aecquo el torneo tras quedar igualados a 1081,5 puntos.

ESPECIALISTAS
Si eres bueno en un trampolín puedes serlo en cualquier otro pero ha habido saltadores que rindieron mucho mejor en casa, en especial dos. El germano Martin Schmitt tiene el record de más triunfos consiguiéndolos todos en Alemania con cuatro (tres en Oberstdorf y uno en Garmisch) y el austriaco Andreas Goldberger ganó cinco veces pero todas en su país (tres en Innsbruck y dos en Bishofschofen).

EL GRAND SLAM
Año tras año era el reto imposible: ganar el torneo venciendo en los cuatro trampolines. Hasta que Sven Hannawald completó la temporada perfecta en 2001/2002. El alemán ganó con 23, 10, 2,5 y 1,7 puntos de ventaja y la temporada siguiente también la empezó con victoria igualando el record de victorias seguidas de su compatriota Recknagel.

EL FINLANDÉS VOLADOR
Janne Ahonen logró su primer triunfo parcial con apenas 17 años en Garmisch.
Tardó más de ocho años en volver a hacerse con un triunfo pero le dio tiempo a acumular nueve en total (es, junto a Schilierenzauer, el único que ha vencido al menos dos veces en cada trampolín) y a conseguir el record de cinco victorias en la general final.

Una de esas victorias, la de 1998/1999, la obtuvo sin ganar en ninguno de los trampolines. Es por el momento el último en lograr algo así pero antes ya lo hicieron otros siete saltadores, el primero de ellos su compatriota Hemmo Silvennoinen en 1954/1955.

Lo contrario, o casi, también ha ocurrido. Hasta cuatro saltadores vencieron en tres de los trampolines de la temporada pero se quedaron sin título: Mork (1971), Kasaya (1972), Schnabel (1975) y Toni Innauer (1976).

etiquetas:

David FERNÁNDEZ