_Otros

Loco de remate

José Gavilán @futbol_internac 13-09-2018

etiquetas:

En las gradas del Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán se
suele escuchar un cántico al unísono en cada partido que el Sevilla Fútbol Club
disputa como local: “dicen que estamos locos de la cabeza…”. El fútbol es capaz
de todo. Hasta de volver majareta al más cuerdo. Este verano ha llegado a
Sevilla un perturbado más. Un loco del gol llamado André Silva.

La definición de “killer” en el ámbito futbolístico
está íntimamente ligada al delantero aunque con una connotación especial: la
obsesión. Un nueve nunca será un “killer” si no está obsesionado con la
portería rival, si no tiene el gol entre ceja y ceja cada vez que tiene el
balón en sus pies. Son auténticos locos del remate. Y el internacional portugués
es uno de ellos.

Sí, es cierto que André Silva tiene una gama de
cualidades más amplia en la que podríamos profundizar. Es cierto que siendo un
delantero centro, no tuvo un año fructífero en Milán. Tan cierto como que con
confianza, es un ariete excelso. En sus primeros partidos con el Sevilla ha
dejado claro cuál es su objetivo: el gol. No necesita una ocasión clara, con
media le basta. Si el balón cae en sus botas, André Silva arma la pierna y
dispara.

Se trata de un delantero directo. El futbolista
portugués de 22 años no necesita utilizar el recurso del regate. Si el balón le
llega, remata. Ataca con la cabeza los centros laterales –fundamentales en el
estilo de Machín-, juega de espaldas para oxigenar el juego, usa desmarques de
ruptura -normalmente por el carril central-, sirve como eje de apoyo en la
media luna o ejerce de creador de espacios, pero sobre todo, dispara. Si un
compañero lo ve, André solo utilizará dos toques para rematar una vez reciba el
esférico. Control y tiro. 

Sus destacadas cualidades físicas permiten que sus
disparos sean potentes sin necesidad de llegar en carrera. En estático, André
Silva carga la pistola mientras la defensa aún no se ha colocado el chaleco
anti-balas. Un asesino del gol como fueron Arza, Campanal, Polster, Suker, Luis
Fabiano o Kanouté. Un loco de (l) remate. Uno más para disfrutar en Nervión. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En las gradas del Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán se
suele escuchar un cántico al unísono en cada partido que el Sevilla Fútbol Club
disputa como local: “dicen que estamos locos de la cabeza…”. El fútbol es capaz
de todo. Hasta de volver majareta al más cuerdo. Este verano ha llegado a
Sevilla un perturbado más. Un loco del gol llamado André Silva.

La definición de “killer” en el ámbito futbolístico
está íntimamente ligada al delantero aunque con una connotación especial: la
obsesión. Un nueve nunca será un “killer” si no está obsesionado con la
portería rival, si no tiene el gol entre ceja y ceja cada vez que tiene el
balón en sus pies. Son auténticos locos del remate. Y el internacional portugués
es uno de ellos.

Sí, es cierto que André Silva tiene una gama de
cualidades más amplia en la que podríamos profundizar. Es cierto que siendo un
delantero centro, no tuvo un año fructífero en Milán. Tan cierto como que con
confianza, es un ariete excelso. En sus primeros partidos con el Sevilla ha
dejado claro cuál es su objetivo: el gol. No necesita una ocasión clara, con
media le basta. Si el balón cae en sus botas, André Silva arma la pierna y
dispara.

Se trata de un delantero directo. El futbolista
portugués de 22 años no necesita utilizar el recurso del regate. Si el balón le
llega, remata. Ataca con la cabeza los centros laterales –fundamentales en el
estilo de Machín-, juega de espaldas para oxigenar el juego, usa desmarques de
ruptura -normalmente por el carril central-, sirve como eje de apoyo en la
media luna o ejerce de creador de espacios, pero sobre todo, dispara. Si un
compañero lo ve, André solo utilizará dos toques para rematar una vez reciba el
esférico. Control y tiro. 

Sus destacadas cualidades físicas permiten que sus
disparos sean potentes sin necesidad de llegar en carrera. En estático, André
Silva carga la pistola mientras la defensa aún no se ha colocado el chaleco
anti-balas. Un asesino del gol como fueron Arza, Campanal, Polster, Suker, Luis
Fabiano o Kanouté. Un loco de (l) remate. Uno más para disfrutar en Nervión. 

etiquetas:

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021